Archivos para el tag ‘provincia’

Urgen costaleros

José Antonio Martín Pereira | 20 de marzo de 2017 a las 11:22

Hemos de comenzar advirtiendo que el anuncio nada tiene que ver con la realidad que habitualmente nos ocupa. Basta echar un ojo por cualquiera de las decenas de ensayos que cada noche recorren las calles de Sevilla en las jornadas centrales de la Cuaresma para corroborar esta certeza, no sólo porque las parihuelas van completas, sino también por la expectación que por lo general levanta este tipo de acontecimientos, algunos de los cuales concentra a su alrededor más cantidad de público del que se da cita en muchos actos de culto interno y externo de cuantos celebran las hermandades.

Ni que decir tiene, que si las cuadrillas de costaleros en Sevilla van dobladas, algunas incluso completadas con los que se denominan picos, es porque en las igualás el número de aspirantes supera siempre las previsiones más optimistas. Se habla de modas, del creciente interés por todo lo que conlleva el mundo del costal, lo cierto es que el recorrido histórico de las cuadrillas de capataces y costaleros en Sevilla es prolongado, y de que sea como fuere los pasos a día de hoy (no siempre fue así) salen a la calle con este tipo de necesidades perfectamente cubiertas.

Todo lo contrario ocurre si extendemos el radio fuera de la capital, y nos fijamos en la Semana Santa de otras localidades de la provincia o del resto de Andalucía. En este caso son numerosas las cofradías que manifiestan públicamente problemas a la hora de completar sus respectivas cuadrillas de costaleros, circunstancia que durante las últimas décadas se ha logrado subsanar con la incorporación de la mujer a las trabajaderas, o mediante el pago de salarios por cumplir con la estación de penitencia, medidas que ahora en concretas ocasiones están siendo insuficientes. Es por ello que desde hace algunos días se han hecho virales las campañas de llamamiento emitidas por dos corporaciones sevillanas, la de la Buena Muerte de Villanueva del Río y Minas, y la de la Amargura de Constantina, sin embargo las dificultades afectan a otras tantas que también trabajan con premura para garantizar que un año más sus titulares acudan a la llamada de la primavera.

Lo verdaderamente triste es comprobar como determinadas de esas cofradías que hoy reclaman apoyo guardan siglos de historia, inclusive son valedoras de auténticos tesoros patrimoniales, a la altura de los que acostumbramos a contemplar aquí, y el no poder sacar a sus titulares a la calle puede suponer un perjuicio de dimensiones que casi es mejor no imaginar. La balanza entonces aparenta inclinarse más del lado de la moda, que del devocional, sino difícil resulta comprender cómo el exceso y la carencia conviven bajo una línea tan delgada.

costaleros

Foto: Diario de Sevilla

Las distintas apreciaciones de Palacio

José Antonio Martín Pereira | 11 de octubre de 2011 a las 11:46

Después de varios giros sobre el tema, la rotundidad acerca del mismo a la que en el día de ayer hacía referencia sirve de motivación de cara a regresar nuevamente, intentando descifrar la respuesta al por qué desde Palacio permiten el continuo crecimiento de la maleza, con los correspondientes enredos entre la opinión pública. Flaco favor a sus propios intereses, precisamente en una época en la que lo necesario pasa por permanecer en unión.

Y todo esto viene en relación a la contundente negativa con la que desde el Arzobispado han frenado cualquier atisbo de esperanza en la Hermandad de Las Siete Palabras encaminada, si usted recuerda o está al tanto, a poner en la calle su paso de Misterio en alguna jornada de este mes, y así conmemorar la efeméride de los cinco siglos que cumple la Corporación del Miércoles Santo. Negación justificada con el argumento, ya referido en este espacio, concerniente a que quién cumplía años era la hermandad del Santísimo Sacramento que fundara Teresa Enríquez y que el paso de Misterio de las Siete Palabras poco o nada tiene que ver con eso. Hasta ahí bien, puesto que pondrían de manifiesto las intenciones del Delegado Episcopal, Teodoro León, en las que aseguraba, antes de la pasada Cuaresma, que uno de sus objetivos en el cargo pasaba por regular los motivos y las razones por las que las hermandades puedan efectuar salidas extraordinarias. Un alivio dicho sea de paso para aquellos, entre los que un servidor se incluye, que hemos dejado de creer en todo evento extraordinario que signifique atravesar dinteles.

Lo sorprendente sin embargo es que en la Plaza Virgen de los Reyes estén utilizando la otra cara de la pirámide a la hora de manifestar las intenciones reduccionistas, en tanto en cuanto dicha mengua no solo está dejando de aplicarse sobre la provincia, sino incluso alza el efecto contrario, con multitud de salidas extraordinarias las cuales pueblan un calendario paralelo permanente. De este modo, durante la presente estación hubo y habrá procesiones extraordinarias dentro de la Archidiócesis de Sevilla en Salteras, Mairena del Alcor, La Rinconada, Benacazón, Castilleja, Herrera y Alcalá del Río, entre otros. El último caso, tan paradigmático como increíble, puesto que lo que se conmemora es el 25 aniversario de la cuadrilla de hermanos costaleros, motivo casi irrisorio. Algo existe y no se está contando.

Yendo más lejos, desde que se anunciara la citada política austera destinada a corregir la preocupante moda surgida en el seno de las hermandades, el Arzobispo Monseñor Asenjo ha aprobado la coronación canónica de la Virgen de los Dolores, de la localidad vecina de Camas, y para colmo no en su pueblo sino con más parafernalia que ninguna otra, puesto que el evento se celebrará en la Seo metropolitana llegado 2012, con lo que ello implica. Pero es que recientemente se daba vía libre a la coronación canónica de la Inmaculada Concepción del municipio de Castilleja de la Cuesta, localidad en la que además el propio Arzobispo tentaba a los hermanos de la otra devoción, la Soledad, a iniciar similares trámites. ¿Cuál es entonces la vara de medir?

Más valdría que algún responsable de la institución diera parte de la postura de la Mitra en este tipo de asuntos, bien Teodoro León, bien Manuel Soria, o bien el propio Juan José Asenjo… antes de que la situación desembocara por otros derroteros.

Semana agitada

José Antonio Martín Pereira | 10 de octubre de 2011 a las 12:26

Quién lo diría, con el primer tercio de octubre consumido, y despegando aún en un impropio otoño dominado por las altas temperaturas, copiosos e interesantes asuntos vinculados a las cofradías se suceden alterando cualquier indicio de pausa o letargo. Semana agitada, contrapunto y signo evidente del ritmo tomado por la actualidad.

De este modo, y siendo fieles a la manida (y lo que queda) alusión a los nuevos Estatutos del Consejo, hacerles saber que desde mediados de la pasada semana todas y cada una de las hermandades disponen del borrador al respecto. Como se preveía, uno de los principales debates seguirá centrado en el punto del multivoto o voto doble o triple de determinadas corporaciones en función a si pertenecen a más de una sección. Según las estimaciones, la aceptación del mismo permitiría a las penitencias ejercer el control absoluto de la institución, con lo cual parece que las propuestas irán encaminadas a la enmienda del sistema de mayorías, algo ciertamente difícil de prosperar.

De otro lado, el secreto a voces que colea por San Vicente, las Siete Palabras no pondrá en la calle este mes de octubre su paso de Misterio para conmemorar cinco siglos de existencia de la primitiva sacramental. Nada nuevo, ya que en Palacio se reafirman argumentando que quién cumplía años era la hermandad del Santísimo Sacramento que fundara Teresa Enríquez y que el paso de Misterio de las Siete Palabras poco o nada tiene que ver con eso. La frustración viene del lado de la permisividad del Arzobispado en la provincia.

Y por último, una noticia hecha pública en la jornada de ayer, a primeros de año o incluso antes podría llegar a San José Obrero el decreto arzobispal aprobando las reglas que la reconocerían como nueva hermandad de penitencia. De hacerse efectivo, estaríamos ante la número setenta de la sección y la décima de las de vísperas. La duda ahora será conocer cuántos años pasarán para que desde la misma soliciten los trámites de inclusión en la nómina de las que realizan estación de penitencia a La Campana (o a la Magdalena si las obras del metro por Plaza Nueva comenzarán en un futuro cercano), porque lo innegable aquí es que cualquier hermandad que ingresa en la sección de penitencia busca tal fin. Al menos, queda la particularidad de ahí  no tienen como titular a un Cautivo.