Archivos para el tag ‘Semana Santa 2012’

2012: de la lluvia al relevo en el Consejo

José Antonio Martín Pereira | 26 de diciembre de 2012 a las 18:13

La hora de los balances. El desenlace de diciembre edita infinidad páginas a modo de registro de lo que ha sido, no cabe duda, un año que quedará marcado por la delicada situación económica que asola a la inmensa mayoría del globo. En ésa misma línea, las cofradías de penitencia de la ciudad de Sevilla, articulan las vertientes de la subjetividad dentro en un esquema general del que sobresalen, por razones obvias, la lluvia, el ineperado relevo en la presidencia del Consejo de Hermandades y los primeros compases del denominado y conocido a estas alturas Año de la Fe.

Efemérides

Atendiendo a este capítulo, dos fueron las hermandades protagonistas. De un lado la Corporación de San Julián, que en este 2012 cumplía 600 años de existencia, desde que en 1412 se fundara la Hermandad de luz de Nuestra Señora de la Hiniesta. De otro, la Hermandad del Calvario, la cual iniciara en noviembre de 2011 un extenso programa de actos para conmemorar los cuatro siglos de la hechura del Cristo del Calvario por Francisco de Ocampo (1612). Precisamente por ello, desde el pasado domingo 8 de enero, la corporación que radica en la parroquia de la Magdalena ha venido celebrando el Año Jubilar que concediera el Santo Padre a través de la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede.

El robo en Las Siete Palabras

La Cuaresma vino precedida del importante desvalijo que sufriera la Hermandad de Las Siete Palabras, concretamente el día 19 de enero. Fueron sustraídas las bambalinas del antiguo paso de palio de la Virgen de la Cabeza y otros enseres del paso del nazareno de la Divina Misericordia, como dos de las águilas bicéfalas de las esquinas del canasto y el óvalo de una de las cartelas. El saqueo tuvo lugar alrededor de las dos de la madrugada en el almacén que la cofradía del Miércoles Santo tenía alquilado en la calle Medalla Milagrosa, en la zona de la Cruz Roja. Las piezas sustraídas no estaban aseguradas, y de ellas a día de hoy no ha trascendido ninguna noticia pública al respecto.

Cartel, Vía Crucis y pregón

El triunvirato pórtico y anuncio a la Semana Mayor, como es costumbre, añadió nombres propios a los anales de Sevilla según sus cofradías. De este modo, el segundo sábado de febrero fue testigo de excepción en la presentación de un cartel que será recordado por sus brillantes trazos, pero no por su capacidad de innovación. Dubé de Luque, reconocido cofrade y figura insigne para la cofradía de Los Servitas, no obtuvo el agrado generalizado de la crítica, tal vez porque los sevillanos esperaban más de sus pinceles.

Cosa distinta sería lo que ocurriera con el Vía Crucis del Consejo, que presidiera en esta ocasión el Nazareno de la Salud de La Candelaria. Excelente temperatura, más propia de la primavera, y ausencia de celaje, acompañaron una jornada víspera de festivo en Andalucía convirtiendo las calles del centro en un hervidero de gente.

La nota en lo referente al pregón la pondría la excepcional coincidencia con las elecciones autonómicas andaluzas. Por lo demás, Ignacio Pérez Franco, ex hermano mayor del Baratillo, expuso una pieza de oratoria inacabable. Pocos cambios en el ejercicio retórico, evidente compromiso en lo que a la ciudad y la Iglesia respecta, y pare de contar.

La Semana Santa

La de 2012, en consonancia a las últimas a la que la memoria alcanza, volvió a ser una Semana Santa marcada por la inestabilidad meteorológica. A modo general, solo treinta y una de las sesenta cofradías pudieron realizar sus estaciones de penitencia, si bien las de San Gonzalo y La Redención, ambas del Lunes Santo, no solo no completaron sus recorridos sino que además ofrecieron imágenes de ingrato recuerdo. La diferencia con la de 2011 (donde fueron veintisiete), estuvo en la Macarena y el Señor del Gran Poder, devociones siempre referentes, así como en la singular y ejemplarizante estación de penitencia que brindara la señera Cofradía de la Vera-Cruz, que decidió, respondiendo a la lluvia, salir a la calle con su Lignum Crucis dejando los pasos en su templo.

El Año de la Fe

El pasado 11 de octubre daba comienzo, siguiendo la Carta apostólica Porta fidei del 11 de octubre de 2011, el Año de la Fe, que concluirá el próximo 24 de noviembre de 2013. Distinguido por el propio Benedicto XVI como «impulso a la misión de toda la Iglesia, para conducir a los hombres lejos del desierto en el cual muy a menudo se encuentran en sus vidas a la amistad con Cristo que nos da su vida plenamente». Año de la Fe que llega como balón de oxígeno al Concilio Vaticano II (coincidiendo con su cincuenta aniversario), que fuera promulgado por el beato Juan Pablo II «con la intención de ilustrar a todos los fieles la fuerza y la belleza de la fe».

Sevilla no podía faltar, y es por ello que desde la Archidiócesis se está desarrollando un extenso programa de actividades, algunas de las cuales especialmente significativas, por su contenido y por los lugares en los que han sido desarrolladas hasta el momento. En este sentido, caben destacarse tres acontecidas recientemente, entre los días 17 y 18 del pasado mes de noviembre: la Muesta La Fe es Vida, celebrada en la Plaza de San Francisco; la exposición dedicada al Santoral sevillano, en el Salón del Apeadero del Ayuntamiento; y la exposición Biblia y Cultura, que hizo lo propio en el cercano patio de la Fundación Cajasol.

Con respecto al Año de la Fe, en lo que a las cofradías propiamente concierne, el próximo día 17 de febrero, a primera a primera hora de la tarde, está prevista la celebración de un Vía Crucis en la Avenida de la Constitución, preparado con la colaboración del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla. Las Hermandades que participarán de dicho acto piadoso, elegidas por el órgano de gestión cofradiero, serán las siguientes: Montesión, Beso de Judas, San Gonzalo, Carmen Doloroso, Torreblanca, San Esteban, Los Gitanos, Pasión, Gran Poder, La Estrella, Montserrat, Las Siete Palabras, El Cachorro y el Santo Entierro. A ellas se añaden otras dos, El Silencio, que abrirá el cortejo con su cruz de Guía, y la Vera Cruz, justo después portando su Lignum Crucis.

La dimisión de Adolfo Arenas

Al mediodía del pasado 30 de octubre saltó la noticia: Adolfo Arenas, presidente del Consejo de Cofradías, presentaba su dimisión irrevocable en el arzobispado,después de que varios consejeros airearan públicamente los pormenores acerca del desarrollo de la votación celebrada el sábado anterior para designar al pregonero de la próxima Semana Santa, así como de los detalles (que aún eran pocos) entorno al mencionado Vía Crucis del primer domingo de cuaresma de 2013. Un día más tarde, Palacio hacía oficial la designación de Carlos Bourrellier como presidente en funciones del Consejo General, hecho consumado el pasado 15 de diciembre tras el pleno extraordinario de hermanos mayores. Fruto de esta remodelación, el entonces Secretario, Manuel Nieto Pérez, ha pasado a Vicepresidente, y el Delegado de la Madrugada, Carlos López Bravo, a Secretario.

Los nuevos estatutos

El mismo sábado 15 de diciembre, los hermanos mayores reunidos en Asamblea General Extraordinaria, aprobaban la puesta en práctica de los nuevos estatutos del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, toda vez la Autoridad Eclasiástica había ratificado la validez del texto. El resultado final de la votación fue de 82 votos a favor, 24 en contra, 5 abstenciones y 1 nulo.

Semana Santa 2012: fueron protagonista (II)

José Antonio Martín Pereira | 13 de abril de 2012 a las 16:07

Montserrat en el Molviedro

Máximo exponente del buen gusto. Repertorio acorde, luminosidad adecuada y un público que elige estar ahí, acomodando comportamientos a uno de los momentos de soberana intensidad de cuantos posee la Semana Santa de Sevilla. La tenue brisa desprendida por el azahar contribuyó sobremanera.

 

San Gonzalo, y su regreso

Conocida la imponente mojada que sufrió la cofradía del Barrio León camino de la Catedral, que obligó a refugiar los pasos y parte del cortejo entre la Margadalena y la Capilla de La Estrella, sorprendió el regreso de los pasos, llegado el Domingo de Resurrección, escoltado exclusivamente por cuarenta pareja de cirios. Llamativa fue la ausencia de acompañamiento musical, atendiendo a las recomendaciones incluidas en la normativa que elaborara el vicario para esta Semana Santa, en un intento de éste por frenar el deseo de toda aquella junta de gobierno en afán de protagonismo.

 

La Borriquita y el Amor

Las inclemencias meteorológicas del Domingo de Ramos a pesar de todo otorgaron una de las estampas más bellas de la pretérita Semana. Padres e hijos de la mano, vistiendo túnica y antifaces diferentes, encontrados en la mirada de la Virgen del Socorro. Presente y futuro…

 

Meteorología y meteorólogos

En definitiva todo ha girado entorno a la presencia del líquido elemento. Y la lluvia es sinónimo de predicciones, frentes, anticiclones, probabilidad, tormentas, dispersión, coordenadas y demás términos propios de esta ciencia que Sevilla populariza al menos durante cuarenta y siete días al año. Arduo trabajo el de los meteorólogos, desbordados ante la avalancha de solicitudes registradas por parte de hermanos mayores y medios de comunicación. Por cierto que nadie hable de cabañuelas en un futuro, después de lo vivido ha quedado suficientemente claro cual es su validez.

Semana Santa 2012: fueron protagonista (I)

José Antonio Martín Pereira | 12 de abril de 2012 a las 11:35

El Twitter

Como se esperaba, la que tal vez sea (junto a Facebook) la Red Social más populosa de cuantas existen en Internet fue protagonista de principio a fin durante la pasada Semana Santa. Elevado a tal en parte por las ya archiconocidas inclemencias meteorológicas, y no menos por el ferviente interés que suscita la Semana Grande de Sevilla, avivado desde los lugares más insospechados del globo, Twitter se alzó como ingrediente esencial en todos y cada uno de los asuntos y debates que fueron surgiendo. Algunas de nuestras cofradías coparon incluso los primeros puestos como temas del momento (tendring topic) a nivel mundial, sirviendo el hashtag #SSanta12 (del inglés hash, almohadilla y tag, etiqueta) para aglutinar comentarios, respondiendo así a las intenciones de las diferentes aplicaciones creadas para el uso en dispositivos móviles.

 

Los medios de comunicación

En parte en estrecha vinculación con lo anterior. Información en tiempo real, desde infinidad de puntos y mediante el uso de despliegues técnicos y humanos nunca vistos. Es de recibo felicitar el trabajo de aquellos profesionales que dedicaron innumerable número de horas durante estos días. No obstante, la lluvia sacó a relucir los defectos propios del sobreexceso de información, y así por ejemplo el Martes Santo a media tarde (sin que hubiese caído aún ni una sola gota) se pudieron oir ciertos comentarios tachando de ilógica la postura de los hermanos mayores que habían decidido dejar sus cofradías en el templo, a los que poco después las nubes otorgarían la razón.

 

El público

La siempre difícil tarea de cuantificar las fluctuaciones de público. Según el número de viajeros en el Metro de Sevilla, éstos aumentaron con respecto al año pasado. Para Lipasam, la jornada en la que se recogió mayor volumen de residuos fue el Viernes Santo. Los hosteleros sin embargo dicen que la ocupación no estuvo al nivel deseado, Y sobre las calles, la percepción de un Domingo de Ramos deslucido al paso de la lluvia, una Madrugá muy escasa en aglomeraciones y un Sábado Santo en el que costaba bastante andar. Dicen que éste último se consagró como el día de las bullas.

 

La plaza Cristo de Burgos

El enclave de la Semana Santa. Una cofradía agotando los últimos compases de su regreso al templo confluye con la multitud que aguarda en silencio. Luces apagadas, cielo azafranado y varias saetas que rompen al viento. La cofradía pasa llevándose consigo buena parte de la Semana Santa añorada. Tras ella se recibe al Jueves Santo…

Foto: Juanma García

Semana Santa 2012: los debates

José Antonio Martín Pereira | 11 de abril de 2012 a las 11:22

Los Panaderos, y el exceso

Una cortejo desmembrado desde la Plaza del Salvador hasta la calle Orfila, objetivando el regusto de aquel sector que poco o nada tiene que ver con las cofradías, pero que aprovecha la más mínima para exhibir el lastimoso comportamiento del que habitualmente hace gala. El efecto atracción de una puesta en escena cuestionable, unido a la ruptura total de horarios (el palio de la Virgen de Regla entró por encima de las 4 de la madrugada), volvió a poner de manifiesto la cara más amarga que ostenta el capricho por estar más horas en la calle. Lo ideal sería hallar el protagonismo por medio de la caridad, aunque ello no suene tan rimbombante. Y a todo esto disponiendo de los cuerpos y fuerzas de seguridad como si la ciudad fuera nuestra.

 

Vera-Cruz y la reliquia del Lignum Crucis

Empezando porque la mayoría se enteraba el pasado Lunes Santo de qué era eso de un Lignum Crucis, y por qué la Hermandad de la Vera-Cruz le tributa honores como Titular de su cofradía. Hasta la fecha sin duda la cuestión más llamativa de cuantas se sucedieron en la Semana Santa de 2012. Dos corrientes, una a favor, que estima como válida la salida de una cofradía sin pasos para celebrar manifestación pública de fe sin necesidad de poner en riesgo el patrimonio material; y otra en contra, considerando que la estación de penitencia solo debe realizarse con la presencia de todos los titulares. Lo cierto es que aprovechando las inclemencias meteorológicas, no ha estado de más volver a los orígenes para poner sobre la mesa el verdadero sentido de aquello que celebramos.

 

Tiempos de espera

Hasta dónde es lícito alargar el tiempo de espera utilizado por las juntas de gobierno para decidir si ponen o no sus cofradías en la calle. Esta Semana Santa hemos sido testigos de prórrogas interminables solapadas a la emisión de partes meteorológicos. Pérdidas de mesura obviando el cansancio de los hermanos que agotan inquietudes en los templos, así como la propia dinámica de la ciudad, que no puede ni debe estar sujeta a determinadas acciones de las cofradías.

 

Las sillitas

No es nuevo, pero están ahí. Interminable hilera, o más bien muralla, en el tramo final de la calle Trajano esquina Plaza del Duque, paradigma de otras tantas zonas del centro de la ciudad. Ocupar un sitio y hacerse dueño de la calle imponiendo peaje a base de malas actitudes. Al final, y ya se ha comentado en ocasiones anteriores, es una cuestión que atañe solamente a la educación. No obstante existen alternativas que podrían regular el embrollo, por ejemplo, sancionar a los vendedores ambulantes.

Semana Santa 2012: balance general

José Antonio Martín Pereira | 10 de abril de 2012 a las 11:45

Quién lo diría a la vista del sol y el ascenso de temperaturas con el que el primer capítulo de la Pascua ha tomado cuerpo sobre la ciudad de Sevilla. Suena incluso irreverente hacer mención a la lluvia a estas alturas, conocido que ésta, como ya ocurriera el año pasado, ha copado gran parte del apartado dedicado al protagonismo en pretéritos días. Semana Santa (vulgo #SSanta en Twitter) pues diagnosticada por la presencia del líquido elemento, que hizo acto de presencia en mayor o menor medida a lo largo y ancho de la práctica totalidad de las jornadas, a excepción eso sí del Miércoles y el Sábado Santo. Por consiguiente, únicamente 31 de las 60 cofradías lograron realizar sus estaciones de penitencia (San Gonzalo y La Redención a medias), cifra ligeramente superior a la de 2011, donde fueron solo 27, y que ha hecho de la pasada una de las más atípicas a las que la memoria alcanza. En este sentido, la principal diferencia entre ambas estuvo en la presencia en las calles de la Macarena y el Gran Poder, devociones siempre referentes.

Vinculada a esta circunstancia la eficiencia de los cuerpos y fuerzas de seguridad, en cualquiera de sus acepciones, así como el papel de los expertos en Meteorología, cuyos pronósticos fueron trascendentales. Mismamente, gran labor la de parte de los medios de comunicación, con despliegues informativos nunca vistos e incluso ofreciendo a sus usuarios el acceso a determinadas aplicaciones para teléfonos móviles de apreciada utilidad.

Desde tal perspectiva, cabe mencionar lo relativo a los vaivenes de público en las calles. Salvo el Sábado Santo, y sin datos fehacientes hasta el momento (salvo los aportados por Lipasam), tal vez hayamos asistido a la Semana Santa menos concurrida de los últimos años.

En definitiva, habiéndose cebado (en exceso) la lluvia sobre la ilusión de los cofrades de Sevilla, cualquier análisis de la Semana Santa que se precie convergerá en terminos similares a los citados. Bastaría hacer un recuento exhaustivo acerca de la repercusión que la misma ha dictaminado en la ciudad desde la óptica humana, cultural, religiosa y por supuesto económica, para acercar el envite real del infausto capricho de la naturaleza, poco o nada benevolente con las aspiraciones de la ciudad.

Acabas de irte…

José Antonio Martín Pereira | 9 de abril de 2012 a las 11:37

Acabas de irte, y ya se te extraña. No por repetirse la historia acierta a comprender la conciencia aquello que pasó por delante del sinfín de miradas, y que ahora no habita más que en lo recóndito de cada interior. Diciendo adiós los fulgores mediante los cuales la barroca imperfección de los mil y un rasgos sesgó a las nubes, la contradictoria percepción del recuerdo toma de nuevo el pulso sobre una realidad que exhibe deseos a base de instrumentos que traspasan la empalizada cerco de la visceral Semana.

Acabas de irte dejando atrás las decepciones que hoy encuentran refugio en el regazo de la Palabra, habiendo consumado el ciclo que brotara de pequeñas manos por medio de las cuales descubriera el camino del Señor en su Entrada Triunfal, en un Domingo de Ramos atípico. Semilla que ya busca raíces en el delicado huerto que Sevilla reserva al anhelo, a la espera de que el futuro depare provechosas tardes de sol.

Acabas de irte, y ya se te espera…

Viernes Santo 2012: El Cachorro

José Antonio Martín Pereira | 7 de abril de 2012 a las 19:55

El Viernes Santo adjuntó una etapa distinta a la soñada en el particular vademécum de la cofradía de Triana. Seña inequívoca de ello, el impreciso regato de capirotes negros poblando las postrimerías de la calle Castilla tras el comunicado irrevocable de la junta de oficiales. Desde ese instante la brújula de ilusiones marcaría rumbo distinto al experimentado por la Hermandad en los últimos meses, y el templo que espera consagración oficial como Basílica Menor se impregnó de la habitual madurez con la que los hermanos del Cachorro acogen todo tipo de salvedades. Tal vez la luz cegadora de media tarde, flanqueada eso sí por el constante transitar de atezados presagios, invitara a deshacer la razón en medio de desatinados pensamientos, no obstante la lógica impone en estos casos que arriesgar con un patrimonio humano de tales dimensiones significa acercarse al borde del precipicio. Mirando más allá de la superficialidad barroca que inspira el paso de una Cofradía en la calle, existe un esfuerzo diario equilibrio de intenciones en la senda de la formación y la caridad, amén de una devoción, la que inspiran el Cachorro y su Bendita Madre del Patrocinio, que no merecen ser obviadas.

Foto: Juanma García

Sevilla: detalles de la Madrugá 2012

José Antonio Martín Pereira | 7 de abril de 2012 a las 0:46

La Madrugá vino a recuperar parte del tiempo perdido, dentro del irreverente juego de relojes que rodea la efímera atmósfera creada al paso de la Macarena. La Virgen (basta con nombrarla así para identificarla), como por costumbre hizo contener la respiración de las miles de almas las cuales, ansiosas de Esperanza, buscaron el contacto directo con su mirada como medio en el que objetivar el camino directo a Cristo. Cristo en sus Tres Caídas, en El Silencio de su Cruz o en el Calvario de una muerte injusta, cuyo rostro no se escribiría sin la piedad freviente de Aquel vecino de San Lorenzo que una vez al año recuerda a la ciudad que ninguno de sus pasos camino del Gólgota fue en balde. Gran Poder de Sevilla, Dios verdadero y eterno.

Sevilla: detalles del Jueves Santo 2012

José Antonio Martín Pereira | 5 de abril de 2012 a las 23:18

Otro Jueves Santo huérfano de cofradías. Historia prácticamente similar a la del año pasado, con sus correspondientes matices. Los meteorólogos sin descanso (y lo que les queda para el Viernes), y acertando. Es ciertamente extraño llegar a casa y ponerse a escribir. ¿Qué contar? ¿Qué decir? Las nubes de media tarde dibujaban el escenario indeseado y repetido de días anteriores. Mismo guión, distintos rostros. Únicas notas de color, los Armaos macarenos con sus plumas al aire repartiendo Esperanza allí donde ésta más se necesita, en los hospitales, amén del reguero de mantillas que lucían desde primera hora en los principales templos de la ciudad. Sevilla no se reconoce en el papel que le está tocando jugar.

Sevilla: detalles del Miércoles Santo 2012

José Antonio Martín Pereira | 5 de abril de 2012 a las 3:35

Sed de cofradías. Calles atestadas de público en la jornada de los crucificados. Sevilla intentando recuperar el tiempo perdido. Como quien despertara de un amargo sueño, el barrio de Nervión vislumbró improvisado pórtico para el que a la postre se convertiría en un excelso día. Se pusieron tan de manifiesto las ganas, que el retraso en los horarios terminó por desesperar la paciencia de los relojes. Esto último, como es habitual, lo sufrirían las últimas cofradías de la noche. A ello añádanse las variables formales relativas al cómo dirigir una hermandad en la calle (véanse las imágenes del palio de Los Panaderos por la Plaza del Salvador sin nazarenos). En el polo opuesto, sin comentarios el transitar de la Hermandad del Cristo de Burgos por la plaza que lleva su nombre, Semana Santa en estado puro.

Por cierto, vaya desde aquí un reconocimiento a los miembros del servicio de limpieza. Visto lo visto en la calle Aponte (entorno a las 2 de la madrugada), poco podemos presumir de civismo.