Archivos para el tag ‘Semana Santa’

El Cachorro en los carteles de Semana Santa

José Antonio Martín Pereira | 23 de enero de 2017 a las 11:06

Como es sabido el pasado sábado tenía lugar en la sede central de Caja Rural del Sur, sita en la plaza de la Magdalena, la presentación del cartel anunciador de la Semana Santa de Sevilla 2017, realizado en esta ocasión por el artista José María Jiménez Pérez-Cerezal.

Dicho cartel tiene como eje central al Santísimo Cristo de la Expiración de la Hermandad del Cachorro sobre fondo apastelado, predominando el cian, utilizando una técnica mixta sobre tabla, con acrílicos y cera y pan de plata. Como curiosidad, según se especifica en la propia Web del Consejo De Hermandades y Cofradías en el mismo figuran dos golondrinas, un ave muy característica en esta zona durante la época primaveral, además siendo, a ojos del cartelista, un pájaro que siempre ve el Cristo del Cachorro cuando sale de su basílica cada Viernes Santo.

cartel Semana Santa 2017

Con ésta última, son dos las veces que la venerada imagen del Cristo de la Expiración se ha erigido como protagonista de tal publicación, contando con la que en 1996 realizara Francisco Borrás. A ello se suman otras impresiones, como la que el Ayuntamiento de Sevilla editara para la Semana Santa de 1984, o las del Distrito de Triana de los años 1981,1989, 2008 y 2013, entre otras muchas de distinta índole.

cartel Semana Santa 1996

 

Fuente imágenes: Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla; Hermandad del Cachorro

2016, el Año del Señor

José Antonio Martín Pereira | 29 de diciembre de 2016 a las 12:58

Cae de nuevo el telón que cierra un año y como es costumbre surgen diversos balances para dejar constancia de lo que el mismo nos dejó, testimonios e imágenes que quedarán siempre a disposición del recuerdo. El 2016 se despide y en relación a las cofradías sevillanas el año quedará marcado como el de la salida extraordinaria del Señor del Gran Poder, un acontecimiento que sembró de fieles las calles de la ciudad como nunca antes se había visto.

 

Una Semana Santa incompleta

La inestabilidad meteorológica prevista por entonces participó de la primera mitad de la Semana Santa. El Domingo de Ramos, cuando todo parecía en contra, el día logró salvarse por completo merced a ciertos reajustes horarios y recogidas a su hora. El Lunes la jornada quedó a medias, y sólo pudimos disfrutar de las cuatro últimas cofradías de la nómina. Lo peor vino el Martes, cuando la lluvia obligó al regreso de los dos primeros pasos de San Benito, los de Los Javieres y San Esteban, así como al refugio de ambos pasos de la cofradía del Cerro con sus respectivos cortejos. Los Estudiantes y Santa Cruz optaban por no salir, y la jornada se resolvió en la inmensa bulla que acompañó a las dos hermandades de la Candelaria y el Dulce Nombre en su discurrir por el centro de la ciudad hasta bien entrada la madrugada. A partir de ahí brilló el sol, y lucieron las cofradías.

Cristo del Desamparo y Abandono

Cambio de mando en el Consejo

Sucedió en el mes de junio, y por una escaso margen de 4 votos. De este modo, los hermanos mayores de las corporaciones sevillanas proclamaban a Joaquín Sainz de la Maza como nuevo presidente del Consejo por delante del otro candidato, Enrique Esquivias, en lo que resultó ser un proceso electoral marcado por la limpieza y las buenas dotes de ambos candidatos.

 

Año Jubilar en Santa Ana

Con tres golpes de báculo sobre el pórtico de la calle Vázquez de Leca, monseñor Juan José Asenjo, Arzobispo de Sevilla, abría el Año Jubilar de Santa Ana concedido por la Santa Sede por el 750 aniversario templo más antiguo de Andalucía. A partir de ahí numerosos actos se han venido sucediendo, amén de los previstos para 2017, si bien uno de los más significativos fue el que tuvo que ver con la salida extraordinaria de Santa Ana quince años después de la última vez.

 

La Coronación de la Paz y el 450 Aniversario de la O

Para los hermanos de la Paz el año que se va quedará marcado por la coronación canónica de su dolorosa, el pasado 1 de octubre. Así mismo, el 2016 deja otra salida extraordinaria, la que protagonizó la Virgen de la O por las calles de Triana el pasado mes de octubre conmemorando el 450 Aniversario de la corporación de la calle Castilla.

 

El Gran Poder

Pero sin dudas todo lo anteriormente expuesto quedará eclipsado por la salida extraordinaria del Señor del Gran Poder para celebrar un Jubileo de Hermandades con motivo del Año de la Misericordia que quedará para siempre en los anales de la historia de las cofradías sevillanas. Un guión al que no le faltó ni una sola nota, sin improvisaciones, en lo que vino a registrarse como una demostración atronadora de que Sevilla sigue siendo en pleno siglo XXI robusto bastión ante el empuje de los sectores que pretenden arrinconar y reducir la fe cristiana. Poco se puede contar que no se haya dicho o que no haya sido visto en el sinfín de crónicas y galerías gráficas que dejó el acontecimiento.

Gran Poder Sevilla

Como un suspiro

José Antonio Martín Pereira | 28 de marzo de 2016 a las 12:15

Como un suspiro. Así llegó, y así se fue. Sujeta al estricto e inalterable contador del tiempo, la Semana Santa expone cada año su naturaleza en la medida exacta que le ha sido otorgada. Desde la extraordinaria invitación que emitieran los nazarenos blancos cuando en el Porvenir el Domingo de Ramos abrió los corazones, y hasta que siete días más tarde el desenlace se fundió en los besos cargados de sentimiento y nostalgia en los pies del Cachorro de Triana, el álbum que almacena los recuerdos personales se ha compuesto de nuevas postales con la evidente intención de mitigar la nueva espera.

De este modo, a partir de hoy multitud de análisis tratarán de recoger lo acontecido. Como quien no acepta los designios del destino, las sucesivas alusiones al recuerdo exprimirán un invento que cada vez tiene más de artificial y menos de consustancial. Las observaciones cubrirán absolutamente todo lo materialmente vivido, sin embargo olvidarán a las personas, aquellas con las que compartimos instantes que por mucho esfuerzo que se ponga en recuperar jamás volverán a ser iguales porque ya forman parte del riguroso pasado.

Y qué nos queda, ¿un aura de tristeza tal vez? No, si hemos puesto interés en comprender la intensidad de estos días habremos caído en la cuenta de que el arrebato de matices no se produjo en balde. La Resurrección colma con creces cualquier atisbo de soledad.

Semana Santa resumen

Domingo de Ramos 2016: memorias

José Antonio Martín Pereira | 21 de marzo de 2016 a las 11:17

La jugada salió perfecta. La Hermandad de la Paz fue la primera en tomar la difícil decisión de salir o no hacerlo, los partes meteorológicos proponían la tesitura al Domingo de Ramos avivando las opciones de ruptura. Pero todo salió a pedir de boca, la del Porvenir, como Jesús Despojado, la Cena y la Hiniesta retrasaron sus respectivas salidas, mientras que en el Salvador decidían que la Borriquita discurriese este año junto al Amor (tal y como sucediera en los años 2000 y 2012). A partir de ahí la tarde fue rodando a medida que el frío precedía a la noche. Cabe destacar el loable esfuerzo de todas y cada una de las cofradías, demostrando que con voluntad y solidaridad los horarios pueden cumplirse sin que la dignidad se vea afectada en el discurrir de los cortejos. Otros detalles que dejó la jornada fueron la visible reducción del uso de sillitas portátiles con respecto a otros años, y derivado de la incertidumbre meteorológica de las primeras horas, la menor masificación de las calles.

borriquita y amor

Descontando…

José Antonio Martín Pereira | 7 de marzo de 2016 a las 11:15

La realidad es tan evidente que supera inclusive los garabatos con los que la conciencia trata de idealizar la proximidad. Más allá de oscuros lunares, que están ahí y no se deben descartar, existe un flamante tapete sobre el que parsimoniosamente se van añadiendo elementos interrelacionados entre sí, relato sin palabras del letargo que desvanece al encuentro del tiempo nuevo. Al camino le resta poco, el reloj sigue descontando…

palcos_semana_santa

Bofetada a la Historia de las cofradías de Sevilla

José Antonio Martín Pereira | 29 de febrero de 2016 a las 11:18

El pasado viernes muchos sevillanos se manifestaban a las puertas del Consistorio, como respuesta a una convocatoria espontánea y en un alarde de identidad ante las amenazas de la extrema izquierda con representación política en el Ayuntamiento de Sevilla (Participa Sevilla, marca blanca de Podemos, e Izquierda Unida), tras conocerse que llevarían al pleno ocho medidas para una supuesta laicidad. Un alarde de fuerza y contundencia que sin embargo no tiene que quedar ahí, porque como bien sabemos el enemigo de las propias cofradías, de la propia Semana Santa y de los propios católicos no está fuera, sino muy adentro.

Hablamos de un fenómeno que experimenta sus orígenes a finales de la década de los ochenta y principios de los noventa, pero que en los últimos años se ha desmadrado especialmente durante el transcurso de los últimos fines de semana de Cuaresma. Se trata de las asociaciones cofrades civiles, que tienen hasta su particular órgano de unión, la Federación de Asociaciones Cofrades de Sevilla (FECO), y que en las últimas semanas de Cuaresma proliferan cual hongos especialmente por los barrios del extrarradio de Sevilla, si bien también las hay que utilizan las calles del centro de la ciudad para sus exposiciones públicas de lo que quiera que sea lo que hacen. Todas tienen en común el dar rienda suelta a sus intenciones fuera del amparo de la autoridad eclesiástica.

Ya en su día, allá por el año 2012, el Vicario de la Archidiócesis, Teodoro León, con buen criterio dirigió una carta a parroquias y Hermandades y Cofradías, instando a que no acoger a las este tipo de cofradías civiles, urgiendo a buscar una real inserción eclesial, y abriendo el debate sobre la conveniencia o no de estas asociaciones de fieles o cofrades de procesionar al margen de la Iglesia.

No obstante, lo que parece evidente es que no se ha hecho lo suficiente y estas salidas lejos de agotarse cada vez extienden con mayor énfasis un modelo que no representa el concepto con el que a partir del siglo XVI, como culminación de un proceso que trasladó la contemplación de Jesús desde su divinidad hasta el sufrimiento, germinó hasta evolucionar en la Semana Santa que hoy conocemos. Como defensa, sus participantes se escudan en el desarrollo de una supuesta labor social que se puede hacer de mil medios, pero no a cambio de abofetear la Historia (en negrita y con mayúscula), la dignidad y el esfuerzo que durante siglos han llevado a cabo las cofradías en Sevilla. En el fondo, lo que da que pensar es que son gente que evita la integración en los colectivos ya existentes, para saciar su ansia de protagonismo alrededor de algo, y aún a costa de que ése algo perjudique a la imagen de la ciudad y a su patrimonio cultural y sentimental.

Nos debe incluso dar que pensar la facilidad que poseen un grupo de chavales (y no tan chavales) para congregar nada menos que dos cuadrillas de costaleros, mientras que durante la celebración de cualquier quinario en hermandades de más de 2000 hermanos, salvo en las Funciones Principales de Instituto, se cuentan los asistentes por unas cuantas decenas. Y peor aún, debe asustarnos la habilidad con la que contratan una banda, reclaman la atención del friki de turno para que les mueva las redes sociales, consiguen los permisos del CECOP, y hasta les abren las puertas del convento las Hermanas de la Cruz. En consecuencia, salta a la vista el papel de costaleros y bandas de música como principal reclamo de esta tipología eventos.

Lo de ayer domingo, con las calles del centro abarrotadas por las buenas condiciones meteorológicas y por la jornada festiva, celebrábamos el Día de Andalucía, se hace complicado de calificar. Conste que no pensaba ilustrar con ninguna imagen, pero es que a veces sólo con ver un ejemplo es suficiente. Todo lo que se diga, sobra.

CcU-4eIW0AAq-W4

CcU-4YNXIAAT5QO_002Fotos: Antonio Casado

La Semana Santa se vende sola

José Antonio Martín Pereira | 23 de febrero de 2016 a las 10:52

Tal vez últimamente la proliferación de malas hierbas nos impidan alcanzar el frondoso bosque. Ocurre entre los medios de difusión cofrade y las principales corrientes de opinión que se ha instaurado una negatividad producto de las prácticas observadas, en respuesta al reflejo de pautas de comportamiento generalizadas dentro del contexto actual.

Acudiendo a la Resolución de 4 de noviembre de 2015, de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas, por la que se incoa expediente de declaración de la Semana Santa como manifestación representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, encontramos sin embargo aspectos muy interesantes que reflejan en cierto grado el valor o el potencial que adquiere la Semana Santa como celebración socio-religiosa y cultural.

«Desde época medieval, las celebraciones de Semana Santa han funcionado como formas de expresión de la religiosidad popular y como referentes identitarios, no sólo para el mundo católico, sino también para gran parte del conjunto de la población y para las comunidades implicadas, que han convertido a la Semana Santa en un fenómeno plural en el que participan todos los géneros y capas sociales, en muchos casos al margen de la práctica religiosa.

Por otro lado, los aspectos materiales de las celebraciones de Semana Santa (pasos, imaginería, textiles y objetos relacionados) son en muchos casos de un gran valor simbólico y artístico, por lo que forman parte del Patrimonio Histórico español. Dado que generalmente están estrechamente vinculados a oficios tradicionales y talleres artesanos, merecen el reconocimiento y valorización social e institucional. Además, forman parte del patrimonio relacionado con la Semana Santa aspectos como el extenso vocabulario, la música y la gastronomía.

Hay que tener también en cuenta que la Semana Santa en España, como fenómeno plural, tiene una gran proyección internacional, en especial para Latinoamérica, no sólo como referente religioso, sino también como referencia social e identitaria».

Con ello no es de extrañar que surjan iniciativas tal cual la de la productora audiovisual Kreativa Visual, como respuesta al «respeto por el pasado y en ese cuidado por una tradición que hace falta ver, oír, oler y sentir varias veces para llegar a entenderla con el corazón». Una reproducción en la que se exponen algunos de los componentes que hacen de la Semana Santa de Sevilla un acontecimiento que por ser único se vende a sí mismo, atrayendo a miles de visitantes cada año.

Fuente del vídeo: Kreativa Visual

De ayer a hoy: un lustro

José Antonio Martín Pereira | 17 de febrero de 2016 a las 10:40

De ayer a hoy, cinco años de trayectoria. Un lustro, el que cumple en la red el blog El Muñidor, que merece cuánto menos el reconocimiento en primera persona para muchas de las personas a las que a través de este espacio de comunicación virtual he podido conocer, y el agradecimiento a las otras tantas que aunque no se ha dado el caso fielmente se han dejado unos minutos de su vida para interesarse por lo que aquí se contaba. A los colaboradores, cada vez que hice uso de alguna de sus fotografías. A las hermandades que alguna vez me han abierto las puertas de sus casas. A Sevilla, por dejarme explorar parte de sus rincones más preciados. Y por supuesto a Diario de Sevilla, por dar cabida y permitir que el tiempo consolide este lugar desde donde escribe un católico convencido de que Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida. Como dijo Horacio, «la palabra dicha no puede volver atrás».

¡Gracias!

LOGOTIPO 5 AÑOS

2015: de la visita del Rey, al acuerdo in extremis

José Antonio Martín Pereira | 28 de diciembre de 2015 a las 12:42

A poco de que 2015 quede relegado a los libros de Historia, desde los diferentes ámbitos de la sociedad surgen numerosos análisis y balances. En lo que a las cofradías en Sevilla respecta, como en cualquier otro escenario, sintetizar lo más destacado no es tarea sencilla. He aquí una muestra de algunos de los temas que más dieron que hablar.

La Semana Santa de 2015

La de 2015, amén de por la visita de S. M. el Rey Felipe VI, quedará en los anales por haber sido la tercera Semana Santa en lo que va de siglo en la que la lluvia no hizo acto de presencia, tal como sucediera en las de 2001 y 2009. Dominaron las altas temperaturas, y las calles fueron tomadas una gran marea de público, y de sillitas portátiles (pese a las “recomendaciones” para limitarlas en ciertos emplazamientos). Fue también una Semana Santa de retrasos en la que el caos acontecido en la Madrugá, avivado por la extrema sensación de inseguridad ciudadana, significó la punta de un iceberg a la deriva.

La visita de S. M. el Rey Felipe VI

No obstante la Semana Santa de 2015 será especialmente recordada por la visita de Su Majestad Felipe VI, el cual aprovechó su estancia en la ciudad durante la jornada del pasado Lunes Santo con motivo del 75 aniversario de la empresa Persán para contemplar el discurrir de algunas cofradías que hacían estación de penitencia en la citada jornada.

Acompañado por la presidenta de la Junta de Andalucía (en funciones por aquel entonces), Susana Díaz y el otrora alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, Don Felipe contempló el paso de la Hermandad de Santa Genoveva desde el balcón de la sede que la Delegación de Gobierno de la Comunidad de Andalucía que tiene en la Plaza de España, e incluso realizó una llamada al paso de palio de la Virgen de las Mercedes. Posteriormente se trasladó a la plaza de la Campana para observar el discurrir de la primera mitad de un Lunes Santo marcado para el recuerdo.

La Canonización de Madre María de la Purísima

Ocurrió el pasado 18 de octubre. La que fuera durante 22 años superiora general de la Compañía de las Hermanas de la Cruz alcanzaba la santidad sólo 11 años después de comenzar la causa para proceder a su elevación a los altares y 17 después de su muerte, en lo que los expertos determinaron como un proceso más ágil del que suele requerir la Iglesia católica. El papa Francisco presidió la ceremonia en la Plaza de San Pedro del Vaticano ante una nutrida presencia de españoles, entre ellos unos aproximadamente 1.200 sevillanos.

Ya en Sevilla, los días 28, 29 y 30 de octubre tuvo lugar en la Catedral el triduo en honor de Santa María de la Purísima, y el día 31 la misa solemne de acción de gracias presidida por el arzobispo hispalense.

La Hiniesta, 450 aniversario

La Virgen de la Hiniesta se reencontró con las calles de Sevilla en la tarde del sábado 23 de octubre en procesión extraordinaria bajo palio, como culmen a la celebración de los 450 años de la fundación de la hermandad de penitencia. Previamente, a las 10.00 horas, el arzobispo de Sevilla Juan José Asenjo había presidido en la sede canónica de San Julián la misa estacional conmemorativa de este aniversario.

El acuerdo entre las hermandades de la Madrugá

Prácticamente sobre la bocina (el plazo dado por el Consejo de Cofradías para poner en marcha su Plan Nieto se cumplía el próximo día 31), los hermanos mayores de las seis hermandades que componen la nómina de la Madrugá certificaban un acuerdo en el que finalmente no habrá cambios ni permutas entre las distintas cofradías. La propuesta, que se dará a conocer este miércoles al Consejo, será sólo por un año, y contiene como elemento esencial la vía libre a la Esperanza de Triana para que pueda llegar a la Carrera Oficial sin tener delante al Calvario y evitar así el cruce conflictivo con el Gran Poder en la confluencia de la calle Zaragoza con San Pablo.

IMG_20150403_060555-540x303

“Panini Cofrade”

José Antonio Martín Pereira | 6 de noviembre de 2015 a las 12:01

Las redes sociales y gran parte de los portales digitales dedicados a la temática cofradiera local rebosan en estos primeros días del recién estrenado mes de noviembre de fotografías que recogen a las diferentes Dolorosas sevillanas ataviadas de luto, en consonancia al escenario espiritual que aguarda la llegada del Adviento, y más tarde de la Navidad.

Pero esta circunstancia, al contrario de lo que se pudiera pensar, no es sino parte del magma que impide alcanzar el núcleo, dentro de la desnaturalización que rodea a la fe del día a día, que solapa a la Semana Santa de todo el año moldeada para ocio y disfrute por la sociedad de la Sevilla de hoy. Cabe preguntarse si verdaderamente nos detenemos a interiorizar el por qué de la simbología que nos rodea durante este mes, o simplemente captamos instantáneas para añadir al álbum como si de una colección de Panini Cofrade se tratara. La sensación es que a menudo se obvia el paso por lugares de culto, eliminando al mismo tiempo lo que significa encontrarse ante imágenes sagradas, envueltos por la vorágine que ansía primicias que no conducen a nada. La tendencia mentada es fruto de un comportamiento cada vez más peligrosamente extendido.

El origen de la tradición

Una buena forma de conocer el origen de lo que hoy interpretamos como tradición es la que propone el investigador Eduardo Fernández Merino, en su libro La Virgen de Luto. La obra narra como en el año 1565 doña María de la Cueva, condesa viuda de Ureña y Camarera Mayor de Isabel de Valois, dona uno de sus propios trajes de luto para vestir la imagen de la Soledad que tallara el escultor Gaspar Becerra a instancias de la reina. Según dicho autor, «tal fue el impacto de esta nueva iconografía que pronto se extendió a las dolorosas de toda la península y los territorios conquistados por España, pudiéndose encontrar aún hoy una larga muestra de estas imágenes de la Virgen vestida como una viuda castellana noble de la corte de Felipe II, no sólo dentro de nuestras fronteras, sino en diversas capitales europeas y americanas que pertenecieron a la corona española, aunque en la actualidad prácticamente se ha olvidado el origen y significado de tales vestidos».

Fuente: Youtube; Usuario: La Virgen de luto