Archivos para el tag ‘urbanismo’

Cofradías y territorio

José Antonio Martín Pereira | 22 de mayo de 2017 a las 10:33

La Geografía actual se refiere específicamente a la dimensión espacial de los procesos sociales. Su preocupación central es comprender y explicar las distintas formas en que las sociedades humanas diseñan, producen y transforman el espacio que habitan. Para los geógrafos, el objeto de observación y análisis dejó de asociarse sólo a una realidad física considerando el espacio social como una configuración donde intervienen dimensiones materiales (físicas, visibles) del mundo social, pero también dimensiones invisibles o inmateriales que pueden tener efectos materiales.

En síntesis las cofradías desde ese último plano precisamente aportan un legado de siglos que ha sabido adaptarse a las distintas concepciones y transformaciones territoriales. De este modo, el contraste de estilos artísticos que en su día confrontaba hoy comprobamos que es asimilado con naturalidad por el público presente, lo cual por defecto no determina conclusiones positivas. He aquí el mayor de los ejemplos.

exaltacion

El Misterio de la Exaltación atravesando las Setas de la plaza de la Encarnación

Monumento… ¿a qué costalero?

José Antonio Martín Pereira | 17 de marzo de 2015 a las 12:05

En la jornada de ayer, penúltimo lunes de Cuaresma, el presidente de Caja Rural del Sur y su fundación, José Luis García Palacios; el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido; el escultor sevillano Manuel Martín Nieto y el capataz Antonio Santiago, presentaban en un acto celebrado en la sede de la Caja Rural del Sur los bocetos del monumento al costalero con el que se pretende homenajear a esta «figura clave que hace posible la Semana Santa de Sevilla y en cuya realización se trabaja en la actualidad».

La cuestión tiene su origen, el que detalla Juan Parejo en su crónica para Diario de Sevilla, pero también un trasfondo envuelto en el nuevo revés a la monumentalidad de Sevilla, evidenciada en una sociedad con escaso interés sobre el desarrollo urbanístico; e incluso sobre la propia Historia, la que tiene que ver con tantos personajes importantes o hechos dignos de memoria a los que sólo se les da lugar en el rótulo de una calle cualquiera.

Exponen sus propulsores la importancia de la figura del costalero para la Semana Santa de Sevilla, y eso es evidente, sin embargo atendiendo al boceto surge la duda de si el homenaje que pretenden erigir va dedicado a la fuerza del mundo laboral del viejo muelle de los profesionales de Ayala, de Rafael Franco, de Ariza, de Borrero, de Bejarano, del Penitente, que tanto y tan bien se cuenta en algunas obras de la literatura cofradiera; o si más bien, como parece ser el caso, se trata de un reflejo de ciertas pautas actuales.

A la literatura y a los testimonios aún presentes nos remitimos para recordar que aquellos costaleros del muelle, los que fraguaron el noble oficio, carecían de relevos en condiciones normales, con lo cual no existían cuadrantes ni cuadrillas dobladas, las cofradías sólo contrataban a los costaleros que calzaba el paso para ahorrar costes en sus salidas procesionales. Y no digamos ya de la indumentaria de la época, que tan poco concuerda con la esbozada para dicho monumento.

Para colmo la escultura una vez finalizada se ubicará en un céntrico punto de la ciudad, exactamente en la plaza ubicada junto al edificio Coliseo, próxima al Archivo de Indias, justo en la zona ajardinada que existe en la esquina de la avenida de la Constitución con la calle Santander; y no en el puerto, origen de este colectivo al que se le pretende rendir tributo.

Llegados a este punto la pregunta surge por sí misma: monumento al costalero, ¿a qué costalero? Al de ahora de las cuadrillas dobladas y con picos en cada palo para recorridos de seis horas, donde se estilan costales (que caen sus telas por debajo de los ojos) de colores, con las iniciales del SAS (Servicio Andaluz de Salud) y sacos con la firma de Correos España; o a los antiguos capataces y a las gentes de abajo, gracias a los cuales la inmensa mayoría de los costaleros de hoy, mediante el legado que nos dejaron, hemos aprendido a pasear nuestros pasos para la mayor gloria de la Semana Santa de Sevilla. La cuestión queda ahí…

 

Monumento al costalero

Foto: Diario de Sevilla