Restaurante Palio (Ocaña – Toledo)

Alberto Blanco | 16 de agosto de 2015 a las 20:43

20150815_165324

 

Hace mucho tiempo que no escribo…

Muchas veces he pensado en retomar este blog. Este blog mío que también es tuyo.

Y como bien sabrás, cuando la inspiración y las ganas faltan, ya te puedes vestir de músico que no hay manera.

Otra de las razones ha podido ser que o bien no he cocinado nada que fuera digno de mencionar aquí o bien que no he visitado ningún sitio que pudiera ser de interés.

Pues bien, parece que la cosa ha cambiado: ESTE RESTAURANTE ES DIGNO DE ESCRIBIR SOBRE ÉL.

Cualquiera que haya viajado desde Madrid hacia Andalucía por la A4 sabe que hay un pueblo al pasar hacia la provincia de Toledo (después de Aranjuez) que se llama Ocaña.

¡Todo el mundo sabe dónde está Ocaña! El problema es que nadie entra desde que la autovía nos hizo más llevaderos los viajes pero también nos privó de deleitarnos con su plaza Mayor, con sus calles estrechas, con su oferta gastronómica.

Hemos estado con nuestra amiga María, vecina de Aranjuez y compañera de fatigas (y risas) en nuestro periplo irlandés. Nos ha dicho que hay un sitio que merece la pena y quiere que vayamos a comer con ella. Está en Ocaña y su nombre PALIO.

“Bien, reserva para las 14.30h y  ya aprovechamos y después vamos contigo a Aranjuez.”

Allá que vamos.

Al lado de la plaza Mayor, el restaurante PALIO está en una casa antigua con un gran portón de madera que nos recibe.

Al entrar, en la misma puerta un cartel en francés haciendo referencia a la inclusión de PALIO entre los mejores jóvenes restauradores europeos y el hall repleto de libros y revistas gastronómicas te invitan a pensar que no estás en un restaurante al uso.

20150816_200759[1]

El hecho de que varias revistas hablen sobre panadería te dicen que el jefe de cocina puede proponer incluso que comas un buen pan (algo que a mí me entusiasma).

Al subir las escaleras, te recibe Isaac, uno de los socios de PALIO junto a su hermano el chef Jesús Ángel Gómez-Mondero (formado como cocinero en diversos restaurantes, pero principalmente en El Bohío, de Illescas, del afamado Pepe Rodríguez  y su hermano Diego).

Isaac cuida de que estés en tu casa. Es un amante de los quesos y del vino; y eso, se nota.

Le respondemos afirmativamente a la pregunta ” ¿Podéis comer de todo?” . Y nos dice: “Pues hoy os pongo yo de comer, no hace falta que lo penséis vosotros”.

Y lo agradecimos de verdad porque ahí empezó la fiesta:

Como entrantes, pan de centeno recién hecho y croquetas de pescado, queso italiano con aceite arbequina de Ocaña y una ensalada de pularda en escabeche. Un poquito más de pan, por favor, que vino en forma de pequeñas chapatitas recientes…

20150815_144855

 

20150815_145104

 

20150815_145902

20150815_150040

Todos ellos regados con un vino blanco joven fresco que acompañaba perfectamente.

20150815_144725

 

Y sin esperarlo, aparece un arroz negro con salsa alioli. Delicioso. Arroz en su punto de cocción y el sabor intenso a marisco. Un pequeño lujito.

 

20150815_152349

Ya llevábamos velocidad de crucero (entre los manjares de la cocina y el vinito blanco, jiji jaja) y, retirados los platos de los que sólo quedaba la paleta de color negro del arroz, Isaac nos abre una botella de vino tinto, preludio de la contundencia de sabor del próximo plato.

20150815_153907

Cuando regresa, se presenta con una carrillada de ternera que se cortaba como la mantequilla sobre un lecho de puré de patata y salsa del jugo en vino tinto. Un derroche de placer para los carnívoros más exigentes.

20150815_154639

 

¿Os acordáis de que os dije al principio que Isaac es un apasionado de los vinos y del queso? Pues cómo no, faltaba el queso.

Que al chico le ha dado por traernos “para probar” un queso francés tierno, de sabor intenso (como buen queso francés) y lavado a la cerveza (sí, sí, a la cerveza). Untuoso, intenso y con un regusto final a cerveza que es para aplaudir.

20150815_155039

20150815_154919

Tras casi dos horas de buena comida y mejor compañía, el postre aparece en forma de torrija con helado de leche merengada. No la puedo comparar a ninguna otra que haya comido..Sublime, espectacular, fabulosa… lo que quieras, pero hay que probarla para describirla. La mezcla de sabores tradicionales con la textura inenarrable hace de la torrija de PALIO una de las mejores torrijas que yo haya probado. Excelente.

20150815_162058

 

Sin más, el café de rigor para poner rumbo a Aranjuez y pasar el resto del día en compañía de nuestra amiga María.

La hemos invitado a una leche merengada: se la ha ganado ;)

RESTAURANTE PALIO

C/Mayor, 12 

45300 – OCAÑA (Toledo)

www.paliorestaurante.es

 

” Restaurante Los Almendros” (Trassierra – Córdoba)

Alberto Blanco | 21 de mayo de 2013 a las 23:30

shapeimage_2

En el año 1997, a través de un amigo común, conocí a José Luis.

Ese mismo año, aprovechando mi viaje a la edición de FITUR en Madrid ese año, me monté con José Luis en el AVE y nos presentamos allí con una idea clara: Dar a conocer su establecimiento fuera de España.

En aquel año yo no era más que un joven recién titulado que no tenía la más remota idea de cómo funcionan los negocios (y sigo sin tenerla).

El caso es que, lo primero que se me vino a la cabeza al vernos allí, en medio de la vorágine de FITUR, fue: “Me parece que este tío está loco”.

En poco tiempo, turistas de media Europa y muchos cordobeses empezaron a disfrutar de sus magníficos platos.

Hoy día me doy cuenta de lo equivocado que estaba… ¿Su secreto? Trabajo, trabajo y más trabajo.

Subiendo por la carretera de Trassierra desde Córdoba disfrutando de las espectaculares vistas de la ciudad que nos ofrece esta carretera, llegamos al magnífico enclave natural en el que se encuentra la casa de José Luis: El Restaurante Los Almendros.

En el llano rodeado de vegetación típicamente mediterránea donde se ubica el establecimiento, disfrutamos de los manjares que salen de las manos maestras de Mª Carmen, la mujer de José Luis ,y de su magnífico equipo de cocineros.

En la vitrina circular que nos da la bienvenida ya se nos anuncian los platos que vamos a degustar: pescados (corvinas, tilapias…), carnes (cochinillo, carnes de caza y de lidia, paletas de cordero…) ensaladas (tradicionales o la ensalada de ahumados con cítricos, esta última exquisita).

Nos decantamos por ensalada de cítricos, revuelto de ajetes, corvina, venado en salsa, chuletillas de cordero y cochinillo.

De postre, tarta de queso y una tarta de la abuela de chocolate y vainilla buenísima.

Lástima que no podías oler las fotos. Lo mejor será que os paséis por allí.

Visitad su página web http://www.restaurantelosalmendros.com y llamad para reservar.

José Luis no os defraudará.

 


 

 

 

 

 

 

Ensalada de tartar de atún

Alberto Blanco | 14 de febrero de 2013 a las 1:08

20130203_153041


Vamos a atrevernos con una especialidad que tuve la oportunidad de probar hace algún tiempo y que no creía que me podía gustar.

En general, el pescado crudo no me apasiona. Es más, tiendo a evitarlo porque su textura no me resulta muy agradable.

Pero en esta receta, el atún se complementa muy bien con los diferentes sabores y texturas de todos los ingredientes de esta ensalada.

De hecho, hasta me gusta :-D

 

Ingredientes:

– 250 grs. de atún rojo

– 1 lima o limón

– 2 cucharadas de salsa de soja

– 2 tazas de arroz

– 4 tazas y media de agua

– Sal

-2 aguacates

– 3 tomates de ensalada

– Aceite de oliva

-vinagre de jerez o modena

-cilantro fresco

 

Con un cuchillo bien afilado, pica finamente el atún.

Ponlo en un cuenco y añade el zumo de lima y la salsa de soja. Reserva una media hora.

Pon el arroz en un recipiente apto para el microondas junto con el agua y remueve. Añade una cucharadita de sal. Mételo en el microondas durante 8-10 minutos a potencia máxima (800W). Refréscalo con agua fría y escúrrelo. Reserva.

Corta los aguacates y los tomates en dados pequeños.

En una fuente o plato grande, dispón el arroz agregando un poco de aceite. Añade un chorrito de vinagre.

Coloca encima del arroz el tartar de atún y encima incorpora los daditos de aguacate y tomate.

Finalmente, pica el cilantro (si te resulta muy fuerte utiliza perejil fresco) y lo espolvoreas por encima.

PD: Se puede hacer otra versión de esta ensalada  para aquellos a los que no les guste el pescado crudo con salmón ahumado (pongo también fotos).

Espero que os guste.

 

 

 

 

Tiramisú

Alberto Blanco | 17 de diciembre de 2012 a las 0:48

CIMG3894

Llega la Navidad… otra vez.

Estamos en Irlanda y hemos hecho nuevos amigos y, además, nos ha “nacido” una sobrina postiza: Andrea.

Está encantada porque nos va a ayudar a hacer el postre italiano por excelencia: el tiramisú.

Como muchos de vosotros sabréis, la palabra tiramisú significa “levántame” porque es un postre que, a mi entender, te levanta el ánimo, no sólo por los ingredientes que lleva sino por lo buenísimo que está.

Hemos decidido hacer una versión sin alcohol porque algunos de nuestros amigos no lo consumen y para este blog es interesante mostrar alternativas.

Ah, y como ahora tenemos a nuestra “niña” en casa, le dedico esta receta a ella.

Andrea, FELIZ NAVIDAD.

Ingredientes:

–          250 grs. de azúcar en polvo (se puede comprar pero yo he cogido azúcar normal y lo he pasado por la batidora).

–          6 huevos

–          600 grs. de queso mascarpone

–          Bizcochos de soletilla (2 por persona)

–          Café  (2 vasos grandes de café, algo menos de ½ litro aprox.)

–          Cacao en polvo

 

Separa las claras de las yemas de los huevos.

Introduce todo el azúcar en un bol junto a las yemas. Bátelo hasta que quede con un color amarillo pálido tirando a blanco (yo lo he hecho a mano pero si tienes una varilla eléctrica ahorrarás bastante tiempo y esfuerzo).

Agrega el queso mascarpone y bate hasta que quede una pasta consistente cuidando de no dejar grumos.

Reserva en el frigorífico durante media hora.

En otro recipiente, bate las claras a punto de nieve y agrégalas suavemente a la mezcla de yemas, mascarpone y azúcar.  Con una espátula envuelve suavemente las claras en la mezcla hasta que queden completamente incorporadas.

Cogemos una copa e introducimos los ingredientes de la siguiente forma:

–          Una pequeña base de la mezcla anterior

–          Un poco de cacao en polvo

–          2 bizcochos de soletilla (por copa) mojados ligeramente  en el café caliente.

–          Una capa que cubra toda la copa

–          Cacao en polvo para decorar.

Como veis el resultado ha quedado bonito y, a juzgar por los comentarios  del personal que se los ha comido, deliciosos.

Espero que os haya gustado esta receta.

FELIZ NAVIDAD.

 

Ensalada de pasta con espárragos

Alberto Blanco | 14 de julio de 2012 a las 22:17

CIMG3697

Fácil, muy fácil.

¿Para qué complicarse la vida? Aquí te dejo esta recetilla. Espero que te guste ( a mi me ha gustado muchísimo).

 

Ingredientes:

– Pasta de forma corta (macarrones, fusilli…) normal, de colores, fresca o seca (lo que tengas más a mano).

– Espárragos verdes

– Sal

– Pimentón dulce, salsa verde… para decorar.

 

Pon a cocer la pasta. A mí me gusta al dente pero como sé que a muchos les gusta la pasta “a su manera” no doy ningún tipo de medida. Mi único consejo es que sigas las recomendaciones que ponen en el paquete de pasta que compres.

Escúrrela y déjala templar.

Para preparar los espárragos, desde la raíz a la punta  ve probando con ligeras presiones hasta que se partan por la parte más tierna (uno a uno, no los intentes partir todos a la vez)  ;) Lo que sobre hasta la raíz, si no lo quieres deshechar, resérvalo y utilízalo para hacer crema o sopa de espárragos.

La parte tierna pártela en dos o tres tronquitos. Reserva las puntas y saltea los “tronquitos” con un poco de aceite. No añadas sal hasta el final. Cuando quede un minuto o dos, introduce las puntas. Añade la pasta y saltea todo junto medio minuto.

Sirve la pasta y añade un poco de pimentón o un poco de salsa verde (aceite, ajo, perejil y sal).

 

Fácil, ¿verdad?

 

Sobremuslo “Sobrezanahoria”

Alberto Blanco | 23 de abril de 2012 a las 22:49

CIMG3674

Me he imaginado una comida sana sin excederme en preparaciones y sin poner hojas verdes que, la verdad sea dicha, no me apetecen ahora.

He pensado en unas zanahorias que, en puré, acompañen a unos sobremuslos de pollo cocidos.

Y creo que me ha salido algo bastante sabroso.

Vamos a prepararlo.

Ingredientes:

  • 4 sobremuslos de pollo (1 por persona)
  • 5 zanahorias de tamaño medio-grande
  • 3 patatas medianas
  • 1 cebolla grande
  • 2 cucharadas de aceite
  • sal
  • pimentón ahumado para adornar

Pon a cocer el pollo con las verduras peladas y sin trocear en una olla durante media hora (desde que comience a hervir).

Una vez hervido, saca las verduras a un recipiente en el que las puedas batir junto con 2 cucharadas de aceite para que monte ligeramente el puré. Añade algo del caldo que ha sobrado de la cocción para que no quede muy espeso (hazlo a tu gusto).

Deshuesa el sobremuslo y colócalo sobre una cama de puré y espolvoréalo con pimentón ahumado para decorar.

Pruébalo, seguro que te encanta.

 

Pan Pita de Ternera

Alberto Blanco | 18 de abril de 2012 a las 15:36

CIMG3655

¿Qué te apetece cuando vuelves a casa y no tienes ganas de cocinar?

Normalmente quieres un bocadillo. Un trozo de pan al que le metas algo y rápidamente saciar tu hambre rápida y fácilmente.

Hoy me decanto por el pan pita.

Primero, porque al ser un pan cerrado, facilita la introducción de los ingredientes que me apetezcan y evita que se caigan cuando estás en plena degustación.

Segundo, porque al ser un pan fino pero tierno, ofrece una óptima relación entre el volumen de ingredientes que se pueden introducir con el pan que ingerimos. Es decir, comemos menos pan en relación con relleno.

Y ahora, vamos a prepararlo.

Ingredientes:

– 1 pan pita

– 100 grs. de carne picada de ternera (pollo, pavo, cerdo…)

– 1 cucharadita de aceite de oliva

– 1 puñado de lechuga, col o cualquier tipo de verdura de hoja verde.

– 3 tomates cherry o 1 tomate cortado en láminas

– 1 cucharada de mayonesa

 

Pon en la tostadora el pan pita, mientras que calentamos el aceite en una sartén.

Salpimenta y sofríe la carne picada.

Corta los tomates en láminas (si son cherries, córtalos por la mitad) y las verduras en juliana o en trozos ni muy grandes ni muy pequeños.

Abre el pan pita hasta la mitad e introduce los ingredientes lo más repartidos posible.

Agrega la mayonesa o tu salsa favorita.

¡¡¡A comer que ya hay hambre!!!

 

Etiquetas: , , , ,

Restaurante Asador de Capileira (Capileira, Granada)

Alberto Blanco | 23 de enero de 2012 a las 12:28

CIMG3395

Improvisación.

Hemos pasado el fin de semana en Granada.  Ha llegado el momento de improvisar.

Y decidimos ir a las Alpujarras granadinas para recordar las vacaciones de verano en Capileira cuando éramos niños.

Bajando por la carretera de Granada a Motril (con unas vistas espectaculares de Sierra Nevada como telón de fondo) y cogiendo el desvío hacia Lanjarón se llega en cuestión de una hora a paso de turista.

Al ir subiendo desde Lanjarón se llega a Órgiva donde se observan los pueblos de Pampaneira, Bubión y Capileira como si fueran tres  líneas blancas encaramadas a las faldas de la sierra.

Miles de adjetivos me vienen a la cabeza pero preferiría dejar que vuestra experiencia os arranque los que queráis ponerle.

Una vez arriba, el paseo por el pueblo te hace sentirte en plena naturaleza y en un entorno cuidado al más puro estilo alpujarreño.

Cuando llega la hora de comer, mi hermano Antonio recuerda que en aquella casa, en la avenida principal, estuvimos algún año veraneando y hoy es un restaurante. Vamos a preguntar y sí, se acuerdan de nosotros. Nos dan los nombres de nuestra familia y empezamos a sentirnos un poco más niños.

“Vamos a comer aquí”, decidimos.

Lo que más nos llama la atención es el crepitar de los platos cuando llegan a la mesa.

Son bandejas de barro en las que sirven sus elaboraciones que mantienen el calor “rescatado” del horno de leña que utilizan para cocinar: Verduras Asadas, Cordero, Pimientos rellenos de bacalao, Pollo, Tarta de Chocolate, Flan de huevo (al horno, también), salen de las manos de José Luis y Encarni (los dueños) y Raúl (su ayudante de cocina).

Mención aparte tiene el Plato Alpujarreño. Es la forma de encumbrar un plato sencillo a la categoría de sublime.

Todos los platos tienen ese sabor peculiar que uno busca cuando acude a este tipo de restaurantes. Sabores de ayer de la cocina tradicional, siempre en su punto.

Y si además te lo sirven como hacen ellos con una sonrisa y haciendo que te sientas bien, pues ya el resultado es sencillamente genial.

Volveremos a no mucho tardar.

El Asador de Capileira

Ctra. Sierra Nevada, s/n

18413 – Capileira (Granada)

Tfno. 958 763 109

No Consigo Cocinar en QR (Receta de Salmorejo Cordobés)

Alberto Blanco | 20 de enero de 2012 a las 9:52

qr_img (1)

Hola a todos:

haciendo un esfuerzo más por mejorar, damos un salto hacia las nuevas formas de comunicación e introducimos la imagen QR para que nos podáis seguir con los nuevos dispositivos (smartphones, Iphone, Ipad…).

Por tanto os dejo el enlace a No Consigo Cocinar en QR así como una nueva receta extraída del blog La Cocina de Peto en formato QR para que empecéis a disfrutar en vuestros dispositivos con nuestras publicaciones.

Enlace a No Consigo Cocinar:


Y aquí os dejo el enlace a nuestra receta de salmorejo cordobés:

Para saber más sobre las imágenes QR os dejo el enlace de Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%B3digo_QR

Espero que os sea de utilidad.

Saludos,

Restaurante Astrid & Gastón

Alberto Blanco | 16 de enero de 2012 a las 12:16

CIMG2812

No soy de los que frecuenten restaurantes de alta cocina.

Mi sueldo no me lo permite y las oportunidades de ir a este tipo de restaurantes son escasas.

Pero nuestra amiga Elena nos ha invitado y a ella no se le dice que no.

Primero, porque es una de las personas más cariñosas que conocemos y después porque disfrutamos con nuestra mutua compañía.

Así que, como digo, recibimos su llamada e invitación y nos reencontramos después de un año sin vernos.

En el número 13 del madrileño Paseo de la Castellana, encontramos este restaurante de lujo.

Nos recibe muy educadamente una recepcionista que, después de guardarnos nuestros abrigos en el guardarropa, nos hace pasar a nuestra mesa.

Lo primero que se percibe es amplitud.

Las mesas muy espaciadas y los grandes ventanales hacen que el ambiente sea muy luminoso. La decoración no es recargada y tienen buen gusto.

El camarero, muy atento pero sin agobiarnos, nos pregunta por lo que vamos a tomar de bebida y optamos por una cerveza peruana y un coctail “pisco sour”muy sabroso a base de pisco, un licor peruano, limón y otros ingredientes que compensan la acidez del preparado. Exquisito y refrescante. Lo acompaña un pequeño aperitivo a base de sticks de sésamo que conjuntan muy bien con la bebida.

Para comer, te sirven pequeñas porciones individuales “cortesía de la casa” mientras esperábamos el cebiche.

Una de ellas fue un asado de pulpo que, aunque sólo es un bocado te inunda el paladar del sabor de la barbacoa y te preguntas cómo es posible conseguir sabor tan intenso y delicioso a la vez.

Ajíes, patatas, pasta de garbanzo… sabores de la tierra preparados con tanta imaginación que te dejan pasmado en sucesivos bocados.

Decidimos cada uno el plato principal. Asado de tira, pez mantequilla, cabrito y salmón pasaron a nuestra mesa tan bien presentados y con tan buena pinta que daba un poco de reparo hincar el diente.

De postre un popurrí de dulces y como colofón, junto con el café, unos macarons deliciosos de cortesía.

Sabores, texturas y colores. Todo de alta cocina y sin alardes.

Pero una cosa siempre queda clara . LA COCINA DE PERÚ (con mayúsculas) está muy bien representada en estos restaurantes de alta gama del magnífico cocinero y empresario Gastón Acurio.

Según un reportaje que tuve la oportunidad de ver, Gastón quiere dar a conocer la cocina peruana al mundo.

Y de esta manera lo va a conseguir. No hay duda.

Astrid & Gastón 

Paseo de la Castellana, 13

28046 – Madrid

Tfno. 91 702 62 62

http://astridygastonmadrid.com/