Archivos para el tag ‘puré’

Sobremuslo “Sobrezanahoria”

Alberto Blanco | 23 de abril de 2012 a las 22:49

Me he imaginado una comida sana sin excederme en preparaciones y sin poner hojas verdes que, la verdad sea dicha, no me apetecen ahora.

He pensado en unas zanahorias que, en puré, acompañen a unos sobremuslos de pollo cocidos.

Y creo que me ha salido algo bastante sabroso.

Vamos a prepararlo.

Ingredientes:

  • 4 sobremuslos de pollo (1 por persona)
  • 5 zanahorias de tamaño medio-grande
  • 3 patatas medianas
  • 1 cebolla grande
  • 2 cucharadas de aceite
  • sal
  • pimentón ahumado para adornar

Pon a cocer el pollo con las verduras peladas y sin trocear en una olla durante media hora (desde que comience a hervir).

Una vez hervido, saca las verduras a un recipiente en el que las puedas batir junto con 2 cucharadas de aceite para que monte ligeramente el puré. Añade algo del caldo que ha sobrado de la cocción para que no quede muy espeso (hazlo a tu gusto).

Deshuesa el sobremuslo y colócalo sobre una cama de puré y espolvoréalo con pimentón ahumado para decorar.

Pruébalo, seguro que te encanta.

 

El Cocido de los Estudiantes

Alberto Blanco | 29 de noviembre de 2011 a las 14:48

Muchos amigos estudiantes me piden que les diga cómo se hace un cocido.

La verdad es que ni el más experto cocinero podría responder a esa delicada pregunta ya que en cada región de España (o, mejor dicho, en cada casa de España) hay un tipo de cocido diferente.

El caso es que, esa misma pregunta se la hice yo a un carnicero ya que no encontraba algunas de las viandas que mi madre le pone al cocido. Y creo que ha sido la respuesta que más me ha gustado y la que les doy yo a las personas que me preguntan: “Cuantas más cosas le eches al cocido, mejor te saldrá”.

Pues esa es mi respuesta y mi receta de hoy en honor a todos los estudiantes que, como una vez hice yo, se marchan de casa para intentar formarse para ganarse la vida.

Por ser una receta para estudiantes, voy a utilizar algún producto ya preparado para que este cocido sea muy fácil de preparar y a la vez muy parecido al que nos hacen nuestras madres y abuelas.

¡Disfrutadlo!

Ingredientes para 4-5 personas

-          500 grs de morcillo (pierna) de ternera

-          1 muslo de pollo

-          1 hueso de jamón serrano

-          1 hueso blanco (de rodilla o de canilla)

-          1 trozo de costilla salada o espinazo salado

-          100 grs. de tocino salado o panceta o papada (o todos)

-          1 oreja de cerdo

-          1 tarro de garbanzos de 500 grs.

-          6 zanahorias peladas y cortadas por la mitad

-          5 patatas peladas y cortadas en cascos del tamaño de una nuez (ver http://www.youtube.com/watch?v=hItFLYCBX04)

-          500 grs de judías verdes congeladas

Como ya os he comentado cuantas más cosas le eches al cocido, mejor estará. Por tanto, puedes quitar o agregar ingredientes de esta lista. 

Como ejemplo, en cuanto a verduras puedes poner berza, col, nabo… En cuanto a carnes, puedes poner gallina, pavo, costilla de cerdo, tocino fresco, manitas, chorizo, morcilla… 

Esta receta la hago en olla express pues reduce muchísimo el tiempo de cocción y para los estudiantes, el tiempo es oro…

Pela las verduras, trocéalas y mételas en un bol con agua.

Escurre los garbanzos, refréscalos con agua y mételos junto con las verduras. Resérvalos.

Pon en una olla express, las carnes y huesos. Cubre con agua y ponlos a fuego fuerte para hervirlos. En cuanto hiervan, cuenta dos minutos y tira el agua de cocción ya que de esa manera, se limpian todas las impurezas que pudiera tener la carne.

Vuelve a poner la olla con la carne y los huesos y cúbrelos de nuevo con agua. Tapa la olla, ponle el peso y cuando empiece a sonar, baja el fuego a la mitad y cuenta 25 minutos.

Apaga el fuego y abre la olla cuando te lo permita el vapor. Agrega las verduras y cubre el conjunto con agua si no hubiese suficiente caldo. Tapa de nuevo, ponle el peso y cuando empiece a sonar, baja el fuego a la mitad y cuenta 15 minutos.

Cuando puedas, abre la olla e incorpora 1 cucharada sopera rasa de sal. Mueve la olla un poco y déjala hervir uno o dos minutos para que se distribuya la sal . Prueba el caldo para rectificar la sal si fuera necesario.

Para servir, hazlo como tengas por costumbre. Si quieres, puedes hacerlo de esta forma:

Sirve los garbanzos junto con las verduras y el caldo en cada plato individual y en una fuente pon la carne (o “pringá”) para que cada uno se sirva después de haberse comido el primer plato.

El caldo sobrante se puede utilizar para hacer una rica sopa con unos fideos y un huevo cuajado.

Si sobran garbanzos y verduras, puedes triturarlos con aceite en crudo y tendrás un estupendo puré (hay quien también le pone un poco de vinagre)

Y, por último, si sobra carne, desmenúzala y haz una bechamel con ella. Cuando se enfríe,  haz bolitas y empánalas con harina, huevo y pan rallado (siempre por este orden) y fríelas para hacer unas croquetas espectaculares.