Archivos para el tag ‘zanahoria’

Sobremuslo “Sobrezanahoria”

Alberto Blanco | 23 de abril de 2012 a las 22:49

Me he imaginado una comida sana sin excederme en preparaciones y sin poner hojas verdes que, la verdad sea dicha, no me apetecen ahora.

He pensado en unas zanahorias que, en puré, acompañen a unos sobremuslos de pollo cocidos.

Y creo que me ha salido algo bastante sabroso.

Vamos a prepararlo.

Ingredientes:

  • 4 sobremuslos de pollo (1 por persona)
  • 5 zanahorias de tamaño medio-grande
  • 3 patatas medianas
  • 1 cebolla grande
  • 2 cucharadas de aceite
  • sal
  • pimentón ahumado para adornar

Pon a cocer el pollo con las verduras peladas y sin trocear en una olla durante media hora (desde que comience a hervir).

Una vez hervido, saca las verduras a un recipiente en el que las puedas batir junto con 2 cucharadas de aceite para que monte ligeramente el puré. Añade algo del caldo que ha sobrado de la cocción para que no quede muy espeso (hazlo a tu gusto).

Deshuesa el sobremuslo y colócalo sobre una cama de puré y espolvoréalo con pimentón ahumado para decorar.

Pruébalo, seguro que te encanta.

 

Manitas de cerdo con salsa de zanahoria

Alberto Blanco | 6 de octubre de 2011 a las 22:51

Lo entiendo. Es verdad…
Hay personas a las que no les gustan las manitas de cerdo.
Por mucho que se les diga, si no quieren probarlas… ya te puedes vestir de músico, que no las prueban.
Pues ellos se lo pierden. A mí y a mi mujer nos encantan y si es con salsa de zanahoria, pues mejor aún.
Porque yo sé de mucha gente que ha probado las manitas en guisos, acompañando a otras viandas en un segundo plano (el potaje con manitas, unos callos con manitas) pero nunca protagonizando el plato.
Pero cuando pruebas esas manitas con tan delicada gelatina que impregna de textura el puré de zanahoria… (¡está bien, ya paro que estamos babeando!).
Pues aquí va mi homenaje a tan denostado pero suculento manjar.

Ingredientes:

– 2 manitas de cerdo partidas por la mitad (a lo largo)
– 3 zanahorias grandes
– 2 cebollas grandes
– 1/2 vaso de vino blanco
– 8-9 granos de pimienta
– 1 hoja de laurel
– 3/4 vaso de leche
– sal
– 1/4 vaso de aceite

Pon el aceite a calentar en una olla a presión mientras pelas y cortas las cebollas y las zanahorias.
No hace falta cortar las verduras en trozos muy pequeños porque después se triturarán.
Pónles sal y rehógalas bien en el aceite caliente (unos 8-10 minutos).
Añade las manitas bien lavadas y rehoga unos 2-3 minutos. Incorpora el vino. Deja que evapore el alcohol y agrega agua hasta cubrir las manitas.
Ahora, agrega la hoja de laurel y los granos de pimienta para reforzar el sabor del guiso.
Cierra la olla y pon el peso. Cuando empiece a sonar, deja que cueza a fuego medio unos 20 minutos.
Abre la olla y saca las manitas a un plato.
Retira la hoja de laurel y bate el contenido de la olla junto con la leche hasta que se haga una salsa.
Llévala a ebullición sin parar de removerla y retírala del fuego después de que hierva.
Acompaña las manitas con la salsa.
Están exquisitas.