Carcadé

Ole-papa | 28 de julio de 2010 a las 11:22

carcadé blog

Son las cuatro y media de la mañana.
Hace dos horas me puse nervioso porque no me podía dormir y me levanté a fumarme un pitillito. No me ayudó. Me acordé del consejo de mi padre y abrí el minibar, es decir, la puerta de la estantería y le he pegado un viaje al whisky. Tampoco. Así que volví a levantarme y me acordé que para navidad me regalaron una caja donde pensaba que había infusiones. He encontrado el paquete, lo he abierto y primer indicio de sospecha: esto no viene en bolsitas.
(2009) Durante dos minutos he pensado que era decoración para un florero hasta que he dado con las instrucciones en inglés donde ponía algo de water. Nada aclaratorio, su destino aún puede ser un jarrón. Me la he jugado, he calentado agua, he abierto la bolsa con las plantas y pa dentro. Aquello ha cogido un tono rosáceo que me ha despertado un segundo indicio de sospecha: esto nunca lo he visto mezclado con el whisky.
Me he mojado los labios, he dicho qué coño y me lo he bebido de un trago, a lo western. Sólo entonces he caído que tendría que haber buscado antes en Internet qué hierbajo ha estado en mi casa mes y medio sin que le echara cuenta y por qué tendría que venir bien para el insomnio.
La plantita en cuestión se llama carcadé, del monte Kenia, también conocido como rosa de Abisinia o flor de Jamaica. Muy exótico, vale, ¿pero es venenosa?, pregunto al aire. Dice la Wikipedia que es diurética, lo cual me parece cojonudo, una vez, claro, abro la página de un diccionario y me entero de qué leches es eso.
Durante estas dos horas que llevo despierto, he conocido que, aparte de que con el carcadé no te entra sueño, que en África lo venden en las calles, que en el Caribe se toma en Navidad, que en Trinidad y Tobago se produce incluso una bebida, denominada Shandy Sorrel, que combina este té con cerveza, que en América Central se toma como bebida refrescante o como infusión caliente, y con ella se preparan también mermeladas, dulces, jarabes y otros refrescos, que en México es muy popular como acompañamiento de la comida y se conoce como agua de jamaica y hasta me he visto un reportaje de media hora de los negritos que han ido a todo sonrientes a recoger las plantitas tempranito para metérmela luego a mí doblá.
A todo esto hay que añadir que en este tiempo he ido tres veces a mear, intrigado por un tercer indicio de sospecha: ¿y esto ahora de qué color saldrá? Por todo ello quiero avisaros a todo el que me lea que, si en los próximos días no tenéis noticias de mí porque no pase de esta noche, cojáis el primer autobús que salga directo para Kenia, os echáis al monte, buscáis a unos negritos que irán to sonrientes y como podáis comunicaros con ellos les preguntáis: ¿en verdad era para un centro de mesa, no?

  • Abogado Malaga

    jeje, muy bueno el post. Quizás te hubiese ido mejor tomándote una tila doble, digo yo xD