Ex novias

Ole-papa | 10 de agosto de 2010 a las 9:00

ex novias

No podrás descubrir otros océanos si no te atreves a mirar más allá de tus playas.

Qué cierto es eso de que el tiempo lo cura todo. Lo que un día parece el apocalipsis, en unos meses te despierta una sonrisa. Y en unos años, la carcajada.

Cuántas veces no se habrá escuchado que hasta hicieron una película, No sos vos, soy yo, recuerdo hasta en cinco ocasiones y ya en la última sonreí, me sonaba la música y conocía la letra. Nada de comerse el cerebelo preguntándose qué ha pasado, ya te enterarás cuando no duela. Y nada de duelos, si la relación terminó, dignidad, y a otra cosa. Nada en una relación termina bien, de lo contrario, no terminaría.
Hay muchos tipos de ex, yo me encuadro en los de “ah, ¿se terminó?, pues tú por tu lado y yo por el mío, ala, a seguir bien” aunque después me beba tres botellas de whisky contra el escozor del corazón.
Nada del ex patético, el que llama todo el tiempo porque no le encuentra sentido a su patética existencia sin su pareja. En las noches que preceden a las rupturas, el móvil se queda en casa.
O el ex invasor, hacerse el olvidadizo y seguir como si nada hubiera pasado o el ex víctima, al que le roban en un cajero, tiene un accidente de coche o sus padres le echan de casa al día siguiente. Hay otras variantes, el psicópata que persigue y vigila donde vayas, o el que cambia su vida, y de drogata, alcohólico y sedentario, se transforma en un tío sano como una lechuga y va a misa de 12. Los ex vengativos, del amor al odio hay sólo un paso, o ex de los que no te desprendes y vuelves a quedar, una y otra vez, peligrosos, tanto como los ex que dicen que van a cambiar si no lo dejas. Hay ex que se vuelven homosexuales, éstos son los más graciosos, o el que era un pelele y se convierte en un guayabo, éstos son los que más joden.

Haciendo limpieza en los armarios, apartando murciélagos, he encontrado algunos ex-pedientes que ya no recordaba y que pueden desclasificarse pasados ya cinco años. Reproduzco a continuación la carta de una ex después de una pelea que, según parece, fue por un comentario a título personal sobre el culo de Jennifer López.

“Hola! Debes saber que he roto la promesa de navidad, porque ayer me enfadé. Dijistes q la Jenny te pone, y me enfadé. Sí, me enfadé porque yo no te digo esas cosas tan feas, así que ya no hablo contigo + por el messenger o por ningún otro modo de hablar o de comunicarnos o cualquier otra cosa. Porque soy sexy y frágil al mismo tiempo y no tengo porqué enfadarme por una fea + culona que yo. Así que ya sabes que estoy enfadadisísima para siempre y nunca te voy a perdonar jamás.
Porque eres cruel, que no sabe de los sentimientos de los bichillos chicos de las charcas. Voy a llamar a mis primas que viven en la selva tropical para que te envenenen y te mueras rodeado de un montón de ranas de colores y extremadamente peligrosas. Ya sabes, ten cuidado si no quieres morir en breve porque dicho ataque será inminente. Por lo tanto, te aconsejo que hagas testamento, aunque en verdad tienes poco que dejarle al mundo, solamente unas pocas palabras necias que salieron de tu boca.
Como eres algo naranja y de poco valor, nadie te echará de menos. Además será un alivio para tiempos venideros porque no podrás esparcir tu semilla ponzoñosa por el mundo. Por eso, algún día, la humanidad entera aclamará tu nombre. Y lo aclamará para dar gracias al cielo porque tu crueldad ya no existe y jamás renacerá, y todos alabarán el día en el me dijiste que la Jenny te ponía, porque ese día supuso tu muerte y tu irremediable final. Poco queda por decir, ya que tu fin está próximo.

Tienes que irte sin hacer ruido, como cuando se muere una alimaña que a nadie le importa; porque así eres tú, y así serás recordado. En tu epitafio pondrá que la Jenny te ponía, pero que sólo se te levantó una vez. Y a pesar de tamaña calumnia, generaciones futuras hablarán y se mofarán de tu impotencia y de tu poca hombría. Mientras, yo disfrutaré desde la sombra, adonde me postergaste para siempre y sin remedio. Cuando dejes de existir, yo empezaré a vivir y me convertiré en ninfómana para alegrar al mundo con mi sensualidad, mi fogosidad, mi… cualidades que nunca supiste apreciar, que nunca valoraste. Para ti, nunca fui sexy”.

Me he reido tanto como el día en que la recibí. Extraordinario documento. He recordado y puedo decir que la he extrañado, pero me excluyó y se exilió en otro país a vivir nuevas experiencias y yo me extrapolé en un explorador con nuevas expectativas de éxito. Las excusas, que se las explique a otro, a un extranjero exótico. Los ex pertenecen al pasado, como esta carta amarilla. Más allá del horizonte, existen nuevos mares por descubrir.

http://www.youtube.com/watch?v=mG0mrGEaH8E

  • maria fer.

    hey hey! tramposo… ese fue uno de los ganchillos q me hicieron tu fan ja ja ja.