El traje

Ole-papa | 18 de agosto de 2010 a las 12:10

el traje

En un centro comercial, me siento como un elefante en una pecera. Me agobio. La táctica consiste en llegar, probar y comprar y, la mayoría de las veces, saltarse uno de los pasos y pasar de los probadores. Esta vez, es un traje, por lo que me voy concienciando del mal rato. La idea la aporta mi abuela, que está pasando unos días en casa porque la suya está en obras, y la secunda sin miramientos mi madre, que está ya vistiéndose para acompañarme, a la vez que chilla a mi padre que se deje dar cabezadas en el sofá y se venga. Él, volviendo del sueño de los justos, anda preguntándose que está pasando para tanto revuelo. Leer el resto del artículo »

¿Quién quiere ser como Bogart?

Ole-papa | 15 de agosto de 2010 a las 9:00

bogart_visualizar

Miro al frente con la cara inclinada hacia el suelo.
Mirada penetrante capaz de tumbar a un elefante de espaldas.
Mueca de sonrisa en la que se intuyen dientes afilados.
Un, dos, tres segundos, pausa (=).
Con voz grave de perdona vidas toco a su espalda.
Cuando mira al hueso inrroíble que tiene delante, le estrello a quemarropa un “encanto, ¿sabes a quién has tenido el placer de colarte?”
Sí, eso es lo que tenía preparado, pero no soy Bogart. Leer el resto del artículo »

Mi hermano pequeño

Ole-papa | 14 de agosto de 2010 a las 9:00

hermano_visualizar

Una de las cosas más desoladoras en esta vida es ver a un niño llorando. Si el llanto dura más de dos minutos seguidos, pasa de ser desolador a estresante. Y si pasa de cinco, desquiciante. Las más comprensivas son siempre las abuelas. “Angelito, qué dolor”. Otros pensamos “O callan al niño o lo colgamos por las patas”. Más cuando la llorera duró lo que tarda un viaje en autobús por la sierra, es decir, horas. El pequeño salvaje lloraba porque el hermano no le dejaba la play. Los varones a veces lloramos por cosas no muy transcendentales. Leer el resto del artículo »

La pila gorda

Ole-papa | 13 de agosto de 2010 a las 9:00

la_pila_visualizar

Me gusta sentir el calor de la madrugada y el frío de la mañana.

Desde que he dejado la veintena, miro más por mi salud. Me sigo pillando las mismas castañas de siempre, pero ahora por lo menos recapacito y me pregunto al día siguiente ¿y esas neuronas que ayer estaban aquí, dónde las he dejado? Mi amnésica entrada en la madurez ha tenido un efecto colateral: me acuerdo de menos de la mitad de lo que hice la noche anterior y las lagunas de antes podrían ahora inundar un desierto kilométrico. Si no, ¿a qué se debe lo que he venido a denominar como, tachán, tachán… el misterio de la pila-gorda? Leer el resto del artículo »

Auro y Coco

Ole-papa | 12 de agosto de 2010 a las 9:00

auro y coco

Últimamente estoy fascinado con el mundo de la moda. Me sorprendo a mí mismo delante del armario, conjuntando camisas y pantalones, y diciéndome “no chico, esto no pega”. Yo, que prefiero meterme en una jaula de leones vestido de cervatillo a ir a un centro comercial. El mismo que pisa una tienda de ropa, echa un vistazo por arriba, coge dos chalecos que probablemente ya tenga y corre hacia la caja sin vestuarios por medio y dice “¿tenéis esto de la M?” o su variante “¿y esto del 42?” en caso de ser pantalón, ahora 40, descubro después de ir tres veces a descambiar (¿han cambiado las tallas?) Leer el resto del artículo »

Ex novias

Ole-papa | 10 de agosto de 2010 a las 9:00

ex novias

No podrás descubrir otros océanos si no te atreves a mirar más allá de tus playas.

Qué cierto es eso de que el tiempo lo cura todo. Lo que un día parece el apocalipsis, en unos meses te despierta una sonrisa. Y en unos años, la carcajada.

Cuántas veces no se habrá escuchado que hasta hicieron una película, No sos vos, soy yo, recuerdo hasta en cinco ocasiones y ya en la última sonreí, me sonaba la música y conocía la letra. Nada de comerse el cerebelo preguntándose qué ha pasado, ya te enterarás cuando no duela. Y nada de duelos, si la relación terminó, dignidad, y a otra cosa. Nada en una relación termina bien, de lo contrario, no terminaría.
Hay muchos tipos de ex, yo me encuadro en los de “ah, ¿se terminó?, pues tú por tu lado y yo por el mío, ala, a seguir bien” aunque después me beba tres botellas de whisky contra el escozor del corazón. Leer el resto del artículo »

Science

Ole-papa | 8 de agosto de 2010 a las 9:00

science

Creo que voy a llamar a la revista Science. Tengo una teoría sobre las relaciones humanas y sociológicas que probablemente arroje luz sobre un colectivo, quizá minoritario, de gente que tenemos una curiosa incapacidad corporal: no podemos mear con otro especimen del mismo género al lado.
Llamadme raro pero yo, así de primeras, y de últimas, soy un tanto reacio a tener a menos de un metro a otro tío. Y ella, como que se corta y no le sale, se siente vigilada y así puedo explotar por dentro que no le da la gana. Leer el resto del artículo »

El amigo con expectativas

Ole-papa | 7 de agosto de 2010 a las 9:00

En la escala de pretendientes a una chica, dos figuras se ubican en los últimos puestos de interés femenino. ¿Uno que tenga novia? No, te equivocas. ¿El ex que la abandonó? No, ése tiene posibilidades, por lo de las cenizas. ¿Un desconocido? No, ése puede ser el príncipe azul que busca. ¿Uno que no hable su idioma? No, puede tener interés en enseñarle el suyo. ¿Uno que va vestido de pingüino? No, ése le puede resultar simpático. ¿Un yonki que aún lleve la jeringuilla en el brazo? No, en él ve una posible desintoxicación y un futuro en una casa con perro. ¿Uno que no sea de este planeta? Puede, pero no es definitivo. ¿¿¿¿Entonces???? Leer el resto del artículo »

Me mudo de amigos

Ole-papa | 6 de agosto de 2010 a las 9:00

Me_mudo_de_amigos_visualizar

Hoy he pensado en la ligereza con la que clasificamos a los demás como amigos. Y no hablo de los mil y pico del facebook, sino los de carne y hueso. Hay miles de refranes, como ésos de “al amigo que apurado está, no mañana, sino ya”, “amigo en la adversidad, amigo de verdad” o uno que se dice en el pueblo y que todavía no entiendo que es el de “al amigo pélale el higo, y al enemigo pélale el durazno, que a mí me suena como raro y no quiero preguntar ni de qué va, porque yo no le pelo a nadie ni las gambas. Leer el resto del artículo »

Shower Tour’10

Ole-papa | 5 de agosto de 2010 a las 9:00

ducha tour refinitiva

¿Crisis? No lo dirán por mis fontaneros. Para una semana llevo esperando a que me visiten y me cambien el termo de la ducha. Cada vez que los llamo o he ido a la tienda a ver cuándo tienen un ratillo sus graciosas majestades para pasarse por mi casa, dicen que tienen la agenda a rebosar, que a más tardar, esta tarde o mañana, y encima me los tengo que encontrar con bocata y cerveza en la panadería mientras mi semana de descanso va evaporándose en una sudorosa espera. Leer el resto del artículo »