¿Y quién recupera la pelota?

Jesús Alba | 24 de julio de 2010 a las 15:38

Ignoro qué tipo de centrocampista está buscando el Sevilla. Por lo que escucho de las opiniones de los protagonistas, no consideran importante el robo del balón, el concepto defensivo, el equilibrio que dice desear Antonio Álvarez para el buen funcionamiento del equipo. Importa más el buen trato, el buen gusto, el toque, el fútbol alegre y vistoso. También es más fácil vender esos propósitos y recalcar que el Sevilla que guardaba la ropa ya es historia. “Diviértete con nosotros” se vende a bombo y platillo, ¿no? Pero para darle ese buen trato al balón primero habrá que recuperarlo, quitárselo al adversario. Principio fundamental basado en la lógica. Y todo esto con el Barcelona, con un tal Xavi y otro tal Iniesta, a la vuelta de la esquina.

Después de tres amistosos durante la concentración de pretemporada en Rota ante equipos de chiste para el nivel de un equipo como el Sevilla se advierte, o por lo menos yo advierto, una carencia bastante evidente en la recuperación del balón y no porque el trabajo táctico no sea el adecuado. Tarea ardua desde luego le queda al cuerpo técnico si quiere que haya una labor eficiente de recuperación de la posesión con los futbolistas que tiene en nómina. Una cosa distinta es el repliegue, la basculación, el juntar la líneas, el ocupar con más o menos acierto los metros que tiene el terreno de juego para evitar el avance del rival… Sin los jugadores adecuados para el robo del balón el Sevilla estará en manos de los contrarios, como en muchos partidos del tramo final de la temporada, sobre todo fuera de casa.

Ha llegado Guarente y el Sevilla sigue sin tener un hombre agresivo y táctico a la vez que ayude a la recuperación de la pelota. Pero lo peor es que, por lo que se ve, ni se busca. No se atisba ni la menor preocupación. Se afana más la planificación en dejar muy claro que no tienen ni la mínima oportunidad tipos como Duscher, lo que, por supuesto aplaude esa afición ávida de buenos peloteros. Habría que recordar que Dragutinovic llegó el año pasado a Costa Ballena siendo un semidescartado y acabó siendo clave en la temporada. Y me preocupa todo esto. Pero, bueno, los profesionales saben lo que tienen entre manos y este club tiene una secretaría técnica compuesta por hasta diez personas que se reúnen, viajan, espían y consultan un millonario programa informático que le da acceso en tiempo real a una base de datos que alguno de ellos llegó a cifrar en “doce mil futbolistas” los que tiene controlados el Sevilla.

Si Romaric cuando llegó dejó boquiabiertos a unos cuantos noveleros que se encandilaron con su pierna izquierda y que son los mismos que después le han dado con zafiedad en sus críticas, con Guarente ni siquiera eso puede decirse. Tiene buen pase, buena visión al primer toque, pero hasta el momento pocas virtudes más ofrecido en los tres partidos jugados ante Chiclana, Villa de Rota y San Fernando. Por cierto, que el del sobrepeso puso de manifesto en los únicos 45 minutos que ha jugado que es el medio centro de más calidad que tiene el Sevilla cuando tiene espacios. ¿Alguien ha pensado que la solución podría estar en rodearlo de los futbolistas adecuados para que se lo creen? Claro que eso imposible con dos extremos y dos delanteros. No se puede todo.

En esos tres partidos con lo que uno se queda es con tres o cuatro sensaciones que poco tienen que ver con los fichajes. Por supuesto, Perotti, un futbolista que ha llegado en un estado de forma excepcional; también Capel, su competidor en la izquierda, que está igual de fino o casi; pero también asuntos que está en el aire. ¿Qué va pasar con José Carlos?. Éste es un jugador que está en la lista de descartes, al que se le quiere buscar una cesión, pero que ha demostrado en los ensayos una calidad que no tiene el resto. Se pone siempre en el lado feo de la balanza su mente dispersa, pero llegados a este punto habría que dudar de la capacidad de los llamados a educar y pulir un fútbol que sale a borbotones de sus botas, fresco, pulcro y de una calidad exquisita. Tiene cosas de futbolista de la antigua Yugoslavia, un golpeo a balón parado que no tiene nadie en la plantilla y que sólo por lo que puede ofrecer en un córner o en una falta directa o indirecta debería estar entre los 18 para desatascar un partido encorsetado. Otra vez lo de antes: los técnicos… Álvarez lo ha probado y ha sido de los mejores en todos los ensayos como medio centro, en la posición precisamente de ese futbolista que andan buscando: último pase, transición para el juego de ataque… Sacrificio no, no le pidan que robe balones, pero ¿quién los roba?

Otro aspecto que la pretemporada ha dejado ver es que Kanoute es esencial para el buen funcionamiento de este equipo y que ha llegado a buen nivel físico. Una grata sorpresa que, eso sí, aporta tranquilidad. Otra cosa es ver cuánto dura.

Alfaro no es noticia. Nadie dudaba de que es un jugador aprovechable donde sea, de delantero o en la banda. Lo que no se entiende es qué pinta Lautaro Acosta en esta plantilla, pero ésa es otra historia.

Por último, con Dabo sigo opinando igual. Mucha velocidad y cal y arena a partes iguales a la hora de centrar. En San Fernando le puso uno muy bueno a Negredo, pero ¿cuántos se fueron al limbo en Chiclana, en Rota y en Bahía Sur?

  • Un

    Claro

  • Miguel

    Por fín, alguien que define el juego de José Carlos, tal y como yo lo vi en la segunda parte del partido en Rota (no he podido ver el resto de partidos); de verdad que empezaba a crearme fantasmas en mi cabeza acerca de que hubiera visto visiones en vez de a un jugador de una clase excepcional, que se “salió” en esa demarcación de medio centro y que pienso podría ser el “elegido” para intentar poner en práctica ese fútbol por el que todos suspiramos.
    Gracias por su artículo Sr. Alba, porque de verdad que me ha devuelto la ilusión por ese tipo de futbolistas tocados por una varita mágica.

  • Jesús

    El balón lo recupera el siguiente: Didier Zokora (Abiyán, Costa de Marfil, 14 de diciembre de 1980) es futbolista marfileño, que cuenta también con pasaporte francés. Juega como centrocampista, volante e incluso de central. Su equipo actual es el Sevilla FC de la Primera División de España

  • Mairena

    José Carlos tiene que madurar y lo mejor es cederlo. Tuvo ocasiones y no las aprovechó. Recuerdo cómo se lo tragó el Camp Nou.

  • Zasca

    Yo creo que das cera por dar, porque ni van los suficientes partidos y tampoco estoy de acuerdo en todo.

    No te acuerdas de jugadores importantes que todavia no han llegado. Hablas de jugadores que recuperen el balón; y el año pasado sólo teniamos de ese tipo(zokora, duscher, lolo…), lo que todavía no tenemos es creativo, que mueva el balón desde que “alguien lo recupera” hasta a una de las bandas o dé el último pase a nuestros delanteros. Nos falta ese jugador que sea capaz de dar un pase en profundidad, o que tenga visión de juego y sepa leer un desmarque. Eso es lo que nos falta, que para destruir ya tenemos muchos y buenos, o te recuerdo el temporadón que ha hecho Zokora.

    Vamos mi sevilla, todos a una.