¿Es Palestina igual que Andalucía?

Jesús Alba | 21 de octubre de 2011 a las 11:55

Yo pregunto. Desde aquí expongo mi ignorancia en este asunto. Esta semana, tras una feliz idea del márketing sevillista, se ha escuchado y leído de todo. Opiniones, adhesiones de apoyo, corrientes y mareas en las redes sociales… Pero, vistos los antecedentes, ¿alguien puede afirmar que el Sevilla no puede ser sancionado por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por el lema a favor de la identidad andaluza que piensa mostrar en el pecho de su camiseta mañana en el Camp Nou?

Esto no es una broma. Esto no es salir de rosa en Can Barça o presentarse en un partido de futbito entre directivas con la camiseta europea que más llamativamente lucía la bandera española ante la sorpresa de los consejeros culés, que habían elegido un 16 y recordar a Puerta en un acto que lo que buscaba era expresar las buenas relaciones entre las directivas de Laporta y Del Nido. Aquello fue por la mañana, antes del almuerzo oficial. Por la noche, en el palco, sentaron a Carod Rovira al lado del presidente sevillista.

A lo mejor Frederic Kanoute, que recurrió sin éxito en 2009 una sanción de 3.000 euros por mostrar en un Sevilla-Deportivo una camiseta de solidaridad con Palestina, podría explicarnos qué términos jurídicos empleó el Comité para castigarle de oficio por ello, porque, además Mateu Lahoz, no recogió en el acta más que el franco-mali “se cubrió la cabeza con su camiseta, al celebrar un gol”. Messi, Callejón, Iniesta… podrían arrojarnos algo de luz por honrar a su madre en el día de su cumpleaños o la memoria de Jarque en el caso de los otros dos. La RFEF prohíbe a los futbolistas que actúen en sus competiciones mostrar leyendas en camisetas interiores. Pero ¿dice algo de las oficiales? En éstas, los equipos suelen lucir el símbolo, el logo y las letras de su patrocinador más potente. El Sevilla ya ha aclarado que no recibe ninguna compensación económica del Gobierno Autonómico por lucir la leyenda “Orgullosos de Andalucía”. ¿Qué puede pasar entonces? El artículo 91.1. de la normativa de competición dice exactamente: “El futbolista que, con ocasión de haber conseguido un gol o por alguna otra causa derivada de las vicisitudes del juego, alce su camiseta y exhiba cualquier clase de publicidad, lema, leyenda, siglas, anagramas o dibujos, sean los que fueren sus contenidos o la finalidad de la acción, será sancionado, como autor de una falta grave, con multa en cuantía de 2.000 a 3.000 euros y amonestación”. Jurisprudencia hay porque en España y –con Iniesta, en la final del Mundial- varios futbolistas han sido sancionados por esto. Algunos, como Sergio Ramos por honrar a Puerta, se salvó. Otros quizá no tuvieron la misma suerte. Hay casos y casos.

Callejón, tras se sancionado por recordar a Jarque tras marcar un gol, obtuvo después de ser sancionado por el primero de los comités, el de Competición, el perdón de Apelación, que razonó lo siguiente: “En el presente caso, el Sr. Callejón alzó su camiseta mostrando el rostro del jugador don Daniel Jarque, quien falleció en agosto de 2009. Esta acción, a juicio de este Comité de Apelación, y dada la excepcionalidad de la misma, no puede ser objeto de reproche disciplinario, por cuanto no hay un ánimo de transmitir un mensaje publicitario, político ni religioso”. (Recordar que Darío Silva publicitar al Partido Andalucista en 2000 le costó 2.400 euros). Y añade: “Tan sólo existe la intención de recordar a un compañero fallecido, hecho que desde luego no vulnera el bien jurídico protegido por dicho precepto, cual es el correcto desarrollo de la competición, que puede verse perturbado por una irregular equipación o por los excesos en la celebración de un gol”.

¿Aquí puede estar la cuestión? La Federación admite los mensajes publicitarios en las equipaciones oficiales y considera que mostrar otro mensaje distinto es “perturbar” ese uniforme oficial. ¿Pero dice algo de mensajes políticos o religiosos en las camisetas oficiales, las que se ven los 90 minutos y que llevan los once jugadores de un equipo? Volvemos a lo de Jarque. Para el Comité de Apelación, estábamos entonces “ante situaciones puntuales que habrán de ser valoradas caso por caso, procurando mantener la pureza del precepto y su aplicabilidad, salvo situaciones verdaderamente extremas, como la que motivó el hecho sancionado. Lo anterior cobra énfasis ante el hecho cierto de que lo que se pretende con esta norma es aislar el fútbol de cualquier publicidad o propaganda interesada que intente aprovechar esos momentos espectaculares en que se está celebrando un gol”, afirmaba Apelación. Y concluía: “Desde esta perspectiva, la acción del jugador Sr. Callejón no es típica, por los motivos a que respondió, por lo que, en definitiva, procede estimar el recurso, revocando la sanción. Como es sabido, además, en el contexto de la versión anterior del Código Disciplinario de la RFEF se había llegado a la misma solución por los Comités disciplinarios en varios casos similares”. Se refería a los de Sergio Ramos. Luego llegó el de Messi, en enero de 2010.

Lo de Kanoute fue antes, un año antes. Y se da la circunstancia que para su caso fue aplicado el artículo 120. bis, pero, según contaron, hubo sus más y sus menos dentro del Comité. “Hemos entendido mayoritariamente, no por unanimidad, que sólo la palabra Palestina no incita a la violencia”, matizó Alfredo Flórez, su presidente. “Por eso se ha aplicado el artículo 120.bis”. De los tres integrantes del Comité de Competición reunidos, hubo un voto particular que se inclinó por una mayor sanción al creer que la demostración de apoyo a Palestina por parte de Kanouté podría incitar a actitudes violentas. Si el Comité lo hubiera interpretado de esa manera, el lyonés podría haber sido multado hasta con 30.000 euros, según el artículo 101.d. ¿Cuánto cuesta la palabra en el fútbol?

La UEFA sólo abrió expediente al Barcelona cuando en el Camp Nou lució en un Barça-Chlesea la famosa frase “Catalunya is not Spain”. Puede ser sancionado el Sevilla si entiende que lucir “Orgullosos de Andalucía” tiene un fin político en vista de los comentarios de Artur Mas y Duran i Lleida que podían haberlo motivado. Y si se decide sancionar, ¿cuánto será? ¿3.000 por cada jugador? ¿O lo mismo que por insultar a Antonio Puerta en el Calderón?

Que me lo expliquen.

  • dagon

    Muchos equipos lucen en su camiseta la bandera de España o de la C.A. en la que reside. Si sancionan al Sevilla por “Orgullosos de Andalucía”, deberían sancionar al Barcelona, por ejemplo, por lucir la ‘senyera’. Sería aplicable exactamente el mismo artículo.

    Corre el rumor de que el Sevilla consultó previamente si podía lucir ese lema, dando a entender que había un contrato de patrocinio pero sin decirlo expresamente. Una pillería que no creo que pase factura.

    Lo cierto es que el Sevilla, con esa iniciativa, ha ganado puntos ante las aficiones de muchos sitios, y no sólo de Andalucía.

  • Jesús Alba

    Es cierto. El Sevilla ha consultado y ha hecho ver que lucir este lema está incluido dentro del convenio de patrocinio que tiene con la Junta de Andalucía. De hecho, por eso respeta la tipografía de “Andalucía”.

    La única duda es qué pasaría si el árbitro refleja algo en el acta. En principio nada porque además el Sevilla se ha guardado las espaldas, pero…

    Con nuestros comités cualquiera sabe.

  • Adolfiti

    Muy buen artículo Jesús. Lo de los comités en este país es de chichinabo como otras tantas cosas. A Cristiano creo recordar que tampoco Lo sancionaron cuando mostró una camiseta de apoyo a Madeira y no recuerdo qué razones esgrimió el comité. Yo por mi parte apostaría por dejar la leyenda en la camiseta para lo sucesivo mientras no haya patrocinador.

    Un saludo

  • Jose Rosales

    ¿Multaran al Barça por llevar en su camiseta “Qatar Fundation”? Tu mismo.
    Si en lugar de Kanouté, es el Sevilla el que pone en sus camisetas Palestina, como en su día puso Marbella….. Artículo bastante absurdo.