‘Gravity Rush’ y ‘Resistance: Burning Skies’, presentación y primeras impresiones

Txema Marín | 5 de junio de 2012 a las 8:36

Ayer tuvimos la oportunidad de probar de primera mano dos de los juegos más atractivos del catálogo de PS Vita hasta el momento: Gravity Rush y Resistance: Burning Skies. Ambos juegos fueron presentados personalmente por la agencia de comunicación responsable de Sony en España, en el Fórum de la Fnac de Sevilla. Allí se dieron cita numerosos redactores y responsables de medios y blogs de la ciudad enfocados al ocio electrónico, deseando probar ambos juegos personalmente.

La presentación fue breve pero intensa, donde se mostraron las virtudes y características de ambos títulos, claves en el catálogo de PS Vita de cara al ya inminente verano. Tras la presentación, tuvimos la oportunidad de probar personalmente ambos juegos, que a buen seguro no dejarán indiferente a nadie que los pruebe.

En Gravity Rush ”encarnaremos a una joven llamada Kat, que se despierta en una extraña ciudad llamada Hekseville, sin recordar cómo ha llegado hasta allí. Entre sus pocos recuerdos, sabe que tiene la misión de salvar su mundo. Mientras deambula por la extraña ciudad, se encuentra con un misterioso gato negro que le otorga el poder de manipular la gravedad a su antojo. Bajo estas premisas nos encontramos ante el inicio del juego, que nos plantea un nuevo universo de posibilidades a la hora de aprovechar los controles y sensores de movimiento de PS Vita.

Controlaremos a Kat utilizando los botones físicos de PS Vita, aunque para acometer ciertas acciones será necesario el uso del sensor de movimiento y de ambos paneles táctiles. Por ejemplo, Kat puede caminar o correr y cambiar de dirección o girar la cámara utilizando los dos sticksanalógicos. Con los demás botones, Kat podrá saltar, atacar y -ahora viene lo más importante-invocar el poder de la gravedad.

Pulsando el botón R, la gravedad deja de existir para nuestra protagonista, por lo que queda flotando en medio del escenario, fuera de la atracción que ejerce el suelo sobre ella. En ese momento, podremos seleccionar el punto al que dirigir a Kat cambiando las fuerzas gravitatorias, cosa que haremos usando el stick derecho o bien moviendo nuestra PS Vita para que el sensor de movimiento nos ayude a indicar el punto exacto. Luego, sólo habrá que pulsar de nuevo el botón R o el botón de ataque, con lo que llegaremos al punto de destino o atacaremos lanzando un poderoso golpe a lo que sea que ocupe dicho lugar. Por último, pulsando el botón L, Kat recuperará su estado normal y llegará al suelo, indemne, desde donde se encuentre”.

Por su parte, hablando ya de Resistance: Burning Skies, es un juego que “tiene el honor (y la pesada carga) de ser el primer FPS para la portátil de Sony, ha sido desarrollado por Nihilistic Software, y ha recibido el testigo de Insomniac Games, creadores de la saga original. El juego, que está cosechando todo tipo de críticas -la mayoría negativas- tiene muy buena pinta en muchos de sus apartados, pero es cierto que cojea en algunos aspectos fundamentales para el éxito rotundo de un juego de este corte.

La historia nos sitúa durante la Invasión Quimera en Nueva York. En la piel de Tom Riley, un bombero de la ciudad, nos veremos envueltos en la lucha por la supervivencia y por organizar las defensas para evitar que los alienígenas tomen la Gran Manzana.

Gráficamente, el juego destaca en su fluidez, pero es cierto que no llega al nivel gráfico de la saga en Playstation 3. No obstante, es una buena piedra de toque que nos servirá para imaginar como serán los próximos FPS de aquí a un par de años. Los escenarios están muy elaborados, aunque se advierte cierto toque pasillero (como la mayoría de FPS), con caminos cortados o delimitados para que únicamente podamos avanzar en una dirección determinada.

Su jugabilidad, algo en lo que se ha prestado bastante atención, aboga por el uso de controles táctiles para realizar ciertas tareas o activar determinados usos especiales de algunas armas. Por ejemplo, si quieremos asestar un golpe con el hacha, tendremos que tocar sobre el icono del hacha que aparece en el flanco derecho de la pantalla, cerca de los botones físicos de acción. Si queremos lanzar una granada de mano o lanzar un proyectil explosivo  de una de las armas, habrá que tocar en el punto en que queremos que se produzca el impacto.

Un aspecto en el que se ceban las críticas es en el multijugador, sobre todo en cuanto al bajo número de jugadores simultáneos en la misma partida. Ocho jugadores, a día de hoy, se nos antoja una cifra corta. Lo cierto es que no hemos podido probarlo, así que tampoco tenemos mucho que añadir, salvo que el responsable de producto nos contó que posiblemente en juegos venideros esa cifra se incrementaría, pero que por ahora es la cantidad optima de jugadores simultáneos en PS Vita. Veremos qué dice de esto Call of Duty cuando llegue noviembre”.

Los comentarios están cerrados.