Desbancarizar la economía

Carmen Pérez | 1 de septiembre de 2016 a las 9:24

TRIBUNA ECONÓMICA, 12/8/2016

La función de un sistema financiero es conseguir que el dinero de aquellos a los que les sobra llegue de la forma más eficiente a aquellos otros a los que les hace falta. Pero la manera de organizar esta conexión varía de unos países a otros. EEUU ha primado tradicionalmente el entendimiento directo -con ayuda de brókers o dealers- en los mercados, mientras que en Europa se realiza en mayor medida a través de la intermediación bancaria: el sistema bancario en EEUU es de una vez su PIB, frente al europeo, con un tamaño de tres veces su PIB; por contra, los mercados financieros americanos de deuda y bursátiles mueven un volumen de negocio muy superior a los europeos. Dada esta situación, la Comisión Europea tiene como una de sus prioridades desarrollar la Unión del Mercado de Capitales, UMC, plan cuya finalidad es ampliar las vías de financiación para las empresas, especialmente de las pymes, y ofrecer vías de ahorro y de inversión a los hogares europeos, plan que reducirá el grado de bancarización de nuestra economía.

Al igual que la Unión Bancaria, esta reforma es consecuencia de la crisis, que puso de manifiesto que la dependencia excesiva de la banca hace a nuestro sistema financiero más vulnerable: implica una mayor interdependencia entre las crisis financieras y económicas, y permite una trasmisión más imperfecta de la política monetaria. Sin embargo, los problemas que hay que resolver para conseguir llevarla a cabo no son pocos. Están implicados los 27 países de la UE (la City, mayor beneficiaria potencial, queda fuera con el Brexit), con marcos legales y fiscales heterogéneos, normativas contables y de insolvencia que armonizar, diferentes divisas, prácticas de mercado con estilos propios, etc.

El éxito dependerá, como en cualquier mercado, del grado de atracción de compradores y vendedores de los productos -activos financieros- que se negocian en él: de deuda (bonos corporativos, bonos de proyecto, titulizaciones y cédulas y deuda privada), de fondos propios (acciones y capital riesgo) o híbridos (bonos convertibles). Como sin capital un mercado no tiene sentido, para atraerlo es fundamental que se atiendan las necesidades -liquidez, transparencia y simplicidad- de los inversores, e incluso ofrecerles incentivos. Así, el plan -que culminará en 2019- combina una amplia variedad de medidas; las más recientes son los nuevos reglamentos sobre el capital riesgo y los fondos de emprendimientos social, aprobados en julio.

Pero este desplazamiento de la actividad financiera hacia los mercados conlleva un gran peligro. El inversor minorista, con escasa educación financiera, está acostumbrado a canalizar sus ahorros a través de la banca, sometida ahora a controles más rigurosos tras los abusos del pasado. Con la UMC se verá inmerso en un mundo financiero más amplio y complejo, con más oportunidades de inversión, y con mercados que pueden tener por su propia idiosincrasia normativas más laxas, como nuestros MARF y MAB para pymes. Si no se observan en el desarrollo de la UME las adecuadas medidas de protección al inversor, con la desbancarización podremos asistir en el futuro a una reproducción de los escándalos financieros del pasado.

Etiquetas: , ,

  • Guillermo

    ¿Y no estará haciendo mal Europa? Veamos, el gran error de la banca, al menos en España, ha sido la politización de su gestión, de las Cajas de Ahorros, utilizadas para financiar partidos y crear la burbuja inmobiliaria cuyos beneficiarios fueron los ayuntamientos con la venta de suelo público más caro, la Hacienda Pública con el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y los partidos con los favores a sus amiguetes dado el volumen de dinero manejado por las Cajas.
    ¿Hasta qué punto puede un particular ser un experto financiero? ¿No es más lógico dejar la inversión de los capitales a los bancos? ¿No seguirá el inversor medio teniendo que recurrir a intermediarios para invertir su dinero sin tener demasiados riesgos?
    Si se eliminara el efecto del dinero barato sobre los tipos de interés en la economía, ¿el coste del dinero para las empresas para financiarse sería mayor a través de los mercados o de los bancos? Yo me pongo en esta tesitura, ¿qué interés le pedirías a una constructora para prestarle dinero?¿Más o menos que lo que pediría el banco a esa constructora ya que diversifica el riesgo?
    Yo creo que con la intermediación del banco se consigue una mejor eficiencia en la economía.
    El fallo fue otro, el de control del riesgo y la supervisión por parte de los Bancos Centrales. Creo yo.

  • Carmen Pérez

    Guillermo, no se trata de que desaparezca la banca, sino de que conviva con más alternativas. Ten en cuenta que la banca no suele entrar, por ejemplo, en startups, y por ello sería deseable fomentar el capital riesgo, que es una de las líneas prioritarias del mercado de capitales europeo.
    Indudablemente, el minorista en principio seguirá acudiendo a la banca para sus inversiones particulares. Pero son los seguros, los fondos de pensiones, los fondos de inversión, que ellos incluso contratarán en los bancos, los que podrían mejorar con un mercado de capitales más amplio.No es una gestión que harían ellos individualmente pero que sí les afectaría beneficiándolos en sus bolsillos.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

La autora, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber