El problema de España

Carmen Pérez | 22 de febrero de 2016 a las 9:32

 

 

17,1 millones de cotizantes con empleo, 11,5 millones de pensionistas+desempleados con prestación. Única solución: generar empleo.

empleo

 

 

Extraído del artículo de CincoDías:

http://cincodias.com/cincodias/2016/02/17/economia/1455734097_250348.html

y para ver la % de empleo público por Comunidades Autónomas:

http://cincodias.com/cincodias/2016/02/17/economia/1455736432_319514.html

 

 

Etiquetas:

Pablo Iglesias: ¿dación en pago retroactiva?

Carmen Pérez | 18 de febrero de 2016 a las 9:24

Dice el documento de Podemos: ” El Gobierno del Cambio establecerá el derecho a la dación en pago. Limitación de la responsabilidad del deudor hipotecario al bien hipotecado. El derecho a la dación en pago tendrá carácter retroactivo.”

Nada que objetar si se acuerda para el futuro cambiar las reglas del juego y establecer la dación en pago: bancos y familias se adaptaran a ellas en sus negociaciones. Pero lo que es inadmisible es que se quiera aplicar con carácter retroactivo, porque con las normas vigentes se realizó la evaluación del riesgo de crédito y se fijaron las condiciones financieras, en plazo, comisiones y tipos de interés,  de las hipotecas actuales. Hubieran sido muy distintas de ser otro el marco legal.

La inseguridad jurídica que implicaría esta retroactividad es enorme, porque se trasmitiría la percepción de que en este país las condiciones legales con en las que estableces  los contratos, no sólo los hipotecarios, pueden cambiar en los años siguientes: ¿quién se atreve a realizar negocios así?

Ni siquiera se añade la coletilla de que sea sólo en caso de personas en situación de vulnerabilidad, por lo que se abre la puerta a que cualquiera que haya comprado en el pasado una vivienda, habitual o segunda vivienda, que haya visto descender su precio por encima del importe de la hipoteca, se deshaga de ella simplemente no pagando. De ser así, la banca repercutiría los perjuicios que les causara esta retroactividad en el resto de su negocio: usted y yo acabaríamos pagando las daciones en pagos de las hipotecas pasadas, muchas de ellas procedentes de inversores que no midieron bien su capacidad de pago futura.

 

Etiquetas:

Pablo Iglesias: Europa, regálanos dinero

Carmen Pérez | 17 de febrero de 2016 a las 10:35

Pablo Iglesias,  pides que Europa nos regale dinero, porque eso es lo que significa que solicites que el BCE adquiera al valor nominal los viejos títulos de nuestra deuda y canjearlos por otros nuevos, a tipo de interés del 0% y con el objetivo de mantenerlos a perpetuidad en su balance: pides monetizar nuestra deuda y de todas las economías de la eurozona que excedan el 60% del PIB (pág. 74 del documento) ¿Por qué habrían de aceptar esto el resto de países?, ¿nos gustaría regalarle nosotros dinero a otros?

Pero es que además de que no lo van a consentir, supondría un gran riesgo moral, porque incita a los Estados a gastar  y endeudarse sin problemas, porque luego podrían acogerse a esta monetización. ¿O es que la propuesta es sólo para ahora que nos viene bien a nosotros?

Particularmente estoy convencida de que el BCE terminará monetizando deuda pública, pero primero tendría que salvar el obstáculo normativo, porque está completamente prohibido por los estatutos europeos. Y de salvarse, lo haría proporcionalmente para todos los países, como debe ser.

Además, ¿que quieres?, ¿que nos regalen dinero para volver a gastarlo a gusto y dentro de unos años volver a pedir más?

 

Texto del documento: Convocar una Conferencia Europea de Deuda para discutir la reestructuración coordinada de las deudas públicas en el marco de la eurozona. El Gobierno del Cambio propondrá una modificación en los plazos de vencimiento de las deudas europeas en circulación mediante un canje de bonos que facilite que los viejos tí- tulos sean sustituidos por nuevos títulos que se mantengan a perpetuidad. El BCE sería la institución que debería adquirir, al valor nominal, los viejos títulos y canjearlos por otros nuevos, a tipo de interés del 0% y con el objetivo de mantenerlos a perpetuidad en su balance. El BCE debiera reestructurar las deudas públicas de las economías de la eurozona que excedan el 60% del PIB.

 

Etiquetas: ,

Pablo, ¿y la prima de riesgo?

Carmen Pérez | 16 de febrero de 2016 a las 9:30

Te has olvidado de ella, Pablo Iglesias, pero existe. Ni la nombras en las 98 páginas, y mucho me temo que es muy importante dado el cuento de la lechera que propones.

Con todo, la parte económica no es lo peor, el resto da pavor.

 

La pirámide convulsionada

Carmen Pérez | 15 de febrero de 2016 a las 8:45

CADA uno de nosotros debería aspirar a alcanzar la cúspide de la pirámide de Maslow. Esta famosa imagen creada por este psicólogo estadounidense establece la jerarquía u orden en el que las necesidades humanas deben satisfacerse, subiendo los escalones desde la parte inferior y más ancha, ocupada por las necesidades humanas básicas o fisiológicas, como respirar o comer, hasta la autorrealización o necesidad de ser, superando los peldaños sucesivos relacionados con la seguridad, la afiliación, y el reconocimiento. Hoy en día, en las sociedades occidentales, el denominado Estado de bienestar desempeña, nos guste o no, un papel fundamental en facilitar este desarrollo vital, disponiendo de un importantísimo presupuesto para ello.

Las cifras nos dan cuenta de la magnitud del cambio en España como Estado de bienestar en estos últimos decenios. En 1980 el gasto público ascendió a 30.066 millones de euros (31,16% del PIB) frente a los 463.041 millones de euros en 2015 (45,40%). Desde 1980 no paró de crecer hasta 2010, con 493.865 millones de euros (45,80%), pero tras la crisis experimentó un ligero retroceso hasta 2012; volvió a elevarse en 2013, alcanzando la mayor cifra de gasto público de la historia, 500.071 millones de euros (48% del PIB), y descendiendo estos dos últimos años hasta los datos actuales ya indicados, y que han supuesto un decremento del 7%.

Este creciente gasto público ha conseguido que desde 1980 la población en su conjunto haya experimentado una mejoría importantísima en sus condiciones de vida. Hace unos pocos años las necesidades fisiológicas y de seguridad las dábamos por superadas y, aunque seguían persistiendo en determinados colectivos, la gran mayoría pudo ir escalando puestos más altos en la pirámide de Maslow. Pero la crisis la mermó y trastocó su orden lógico, dándose, por ejemplo, la paradoja de personas que no tienen para comer pero que disponen de una asistencia sanitaria pública de primera calidad. O que no puedan afrontar la factura de la luz pero que tienen a su hijo estudiando ingeniería en la ciudad o en el conservatorio de música del pueblo. También se bajaron niveles dramáticos con la pérdida del empleo, al dañarse la autoestima o el sentido de pertenencia, aunque no se perdieran los niveles de subsistencia. Tampoco consuela mucho poder disfrutar de los mejores museos del mundo si no se llega a final de mes.

Esta convulsión en la cobertura de las necesidades también se ha visto reflejada claramente en la evolución de la obra social de las cajas de ahorro. Desde su origen, cuando estaban dedicadas fundamentalmente a beneficiencia y atención de las necesidades más básicas, se fue transformando al introducir objetivos que apuntaban a nuevos y más altos deseos de la población, como formación, exposiciones, conferencias, restauración del patrimonio artístico, apoyo a equipos deportivos y actos culturales de todo tipo. Su gestión privada posibilitó que de nuevo en estos últimos años la actividad se reorientara con rapidez, y se volviera a volcar en bancos de alimentos, comedores y ayudas a familias necesitadas, frente a las instituciones públicas, que han sido más tardías en reaccionar y en comprender que la atención de las necesidades de la base de la pirámide de Maslow debe ser siempre un objetivo prioritario e inmediato.

Pero el Estado de bienestar no ha sido en absoluto desmantelado. Pese a las innumerables necesidades básicas que se desataron, pese a las incesantes prestaciones a causa del desempleo, pese a la caída radical de los ingresos de una economía altamente deteriorada…No nos dejemos engañar, ni la corrupción ni el rescate bancario sino el sostenimiento del Estado de bienestar es lo que explica el aumento descomunal de la deuda pública. Muchos alegan que podría haberse hecho más en favor de la población, y reclaman sin pensar mayores aumentos del gasto, pero no olvidemos que los intereses de una deuda creciente pueden aniquilarnos, cuando además no siempre vamos a tener una política monetaria europea tan benefactora.

Conseguir que todos recuperemos, y mejoremos, el lugar que ocupábamos en la pirámide de Maslow antes de la crisis precisa crecimiento que genere empleo. El empleo consigue que cada uno cubra dignamente sus necesidades básicas, gane en autoestima y autorrealización, y además contribuya a la viabilidad de todos los logros -sanidad, educación, pensiones, prestaciones sociales,…- que el Estado de bienestar tiene establecidos. No hay otra solución. Así que, como advirtió Hamilton en El Federalista, prevención contra los que actúan como “defensores fervorosos de los derechos del pueblo, despreciando el celo por la firmeza y la eficacia del Gobierno. La Historia nos ha enseñado que casi todos los hombres que han derrocado las libertades empezaron su carrera cortejando servilmente al pueblo: se iniciaron como demagogos y acabaron tiranos”. Y entonces, serían todas las necesidades de la pirámide de Maslow, incluso las de su base, las que quedarían insatisfechas.

Etiquetas:

Regulación bancaria

Carmen Pérez | 11 de febrero de 2016 a las 8:45

El 10 de noviembre comenté la excelente jornada sobre regulación  bancaria que tuvo lugar en  la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla. Ya están disponibles en su página web, tvus, los vídeos de este evento:

http://tv.us.es/jornadas-de-regulacion-bancaria-i/

http://tv.us.es/jornadas-de-regulacion-bancaria-ii/

Las conferencias que incluyen son:

Tendencias Regulatorias Globales, a cargo de D. Santiago Fernández de Lis Alonso.        Economista Jefe de Sistemas Financieros y Regulación de BBVA Research.

-Nueva Regulación y Unión Bancaria: Una Perspectiva Global, impartida por  D. Francisco Uría Fernández. Socio Responsable del Sector Financiero en KPMG y Responsable del Área Legal de KPMG Abogados.

El Sistema Bancario tras la Crisis. Dr. Emilio Ontiveros Baeza. Catedrático de Economía de la Empresa de la Universidad Autónoma de Madrid. Presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

Las SGR en Andalucía, mucho por hacer

Carmen Pérez | 9 de febrero de 2016 a las 9:03

El sector de garantías español ha experimentado una importantísima reducción de su actividad desde el inicio de la crisis en 2008, que se refleja tanto en la caída del importe de avales formalizados como en la evolución del riesgo vivo, que ha descendido, de forma más suave e irregular, desde los 6.419 millones de 2008 hasta los 4.691 millones de euros de 2014. Sin embargo, hay que señalar que este último año cambia la tendencia  y se incrementa el importe de avales formalizados, aunque de forma muy ligera, alcanzando los  1.003 millones de euros.

Estos años, por tanto, han venido a disminuir la importancia de estas entidades en nuestro sistema financiero, que no han conseguido todavía desarrollar un papel relevante como instrumento de ayuda a la financiación de las PYME: del millón y medio de empresas posibles clientes, sólo 52.169 están afectas a este sistema. Les queda mucho potencial, y el mayor apoyo recibido desde el Estado por la Compañía Estatal de Reafianzamiento, CERSA, con las mejoras que ha introducido en  el contrato de reafianzamiento, puede contribuir a ello. Además, sería necesaria una implicación mayor de las Comunidades Autónomas, CCAA, asistiendo, con aportaciones o mediante un reaval regional, a las SGR radicadas en sus territorios.

sgr todo

 

Si lo anterior es la valoración general de la actividad del sector, además ésta dista mucho de ser homogénea en las diferentes CCAA. Destaca la alta actividad en el País Vasco, con el 22% del total sectorial. Le siguen Cataluña, con un 15%; Castilla y León, que alcanza el 14%; y Madrid con un 12%  Andalucía y Aragón se mueven en torno al 8%-9%; y el 10% restante del total sectorial se lo reparten todas las demás comunidades.

El riesgo vivo está más repartido, porque depende en gran medida de la antigüedad de cada una de ellas: la clasificación también la lidera El País Vasco, con un 21%, seguida de  Castilla y León, con un 12% del total del Riesgo Vivo.  Madrid,  Andalucía y Cataluña ocupan los siguientes puestos, con un 10-11%.

sgr orden

Sin embargo, los porcentajes anteriores no son significativos ya que el potencial de cada una de las CCAA también es muy desigual, siendo, por tanto, más interesante calcular el cociente entre el riesgo vivo asumido y el número de PYME en cada una de ellas.

El País Vasco utiliza el sistema de garantías como una herramienta importante de apoyo a las PYME. La región con mayor número de PYME, Cataluña, apostó menos por esta alternativa financiera en el pasado pero  su SGR, de creación relativamente reciente, está posicionándose estos últimos años en los primeros puestos. Navarra y Castilla y León también utilizan este instrumento de apoyo con cierta intensidad. Murcia, Baleares y Galicia se sitúan por encima de la media nacional; Extremadura y Aragón mantienen niveles inferiores pero cerca de la media; Andalucía, Madrid y La Rioja se mueven claramente inferiores a la media.

 pyme

 

En Andalucía contamos con dos sociedades, Suraval y Avalunión, cuya  actividad se reparte al 50%, aunque  estos últimos años ha sido Suraval la que ha ganado algo más de peso, formalizando mayor cantidad de avales y consiguiendo superar en riesgo vivo a Avalunión.

sgr and

Como hemos podido ver, la actividad de garantías andaluz está lejos de la media nacional, y por separado, las dos entidades tienen una importancia muy escasa. Sin embargo, ambas entidades llevan muchos años negociando su fusión aunque lo cierto es que no acaba de producirse. Sumadas, Andalucía ocupa el quinto puesto nacional en cuanto a Riesgo Vivo, pero siendo, sin embargo, la segunda en número de empresas.

La Junta de Andalucía desde hace tiempo dejó de aportar recursos a sus SGR, quedando limitado su apoyo a determinados reavales para operaciones concretas, programa que también se ha paralizado desde el pasado diciembre. Sin embargo, existen varias razones por las que debería considerar su posición y colaborar de forma mucho más estrecha con ellas, tanto si se fusionan como si no:

  1. La colaboración público-privada resulta eficaz.

La gestión privada de las SGR les permite desarrollar  su actividad con total rigurosidad, evitando convertirse en instrumentos políticos por parte de las CCAA.  Las CCAA pueden direccionar su actuación modulando las ayudas hacia aquellos sectores que considere prioritarios para desarrollar su política económica.

  1. La calidad de su gestión.

Sus ratios de solvencia se mantienen por encima de los mínimos requeridos para las entidades de crédito. Además, la calidad de la gestión de las SGR andaluzas ha quedado demostrada ya que nunca se han excedido en sus saldos de fallidos como para incurrir en penalización alguna por parte de CERSA. Para el apoyo regional podrían establecerse ratios de calidad similares.

  1. Con el reaval, la Junta puede apoyarlas sin desembolso de recursos

Dado el funcionamiento de este instrumento, los importes de los préstamos son aportados por las entidades de crédito. La Junta, reavalando, asumiría sólo una parte del riesgo, produciendo desembolsos sólo en la cuantía de fallidos que tuvieran los programas puestos en marcha y en la proporción en que participara.

  1. Puede conseguirse que se mejoren las condiciones financieras de las PYME

Puede establecerse para los préstamos reavalados unas condiciones favorables para los préstamos reavalados por la Junta, de forma que se mejoren las condiciones financieras de las PYME garantizadas, ya que mientras más volumen formalicen las SGR más poder de negociación tendrán con las entidades de crédito. En este sentido, las SGR tendrían que asegurar largos plazos para las operaciones y tipos de interés similares o inferiores a los hipotecarios vigentes.

 

Por último, hay que señalar que los esfuerzos que realizara la Junta de Andalucía se verían intensificados con el apoyo de CERSA ya establecido, que depende directamente de la mayor o menor actividad desarrollada por la SGR. Sumados el reaval estatal y el regional se conseguiría multiplicar el efecto de los recursos públicos de forma considerable. En definitiva, sería una forma de atraer recursos estatales a nuestra Comunidad.

 

(basado en mi artículo “Apoyo a la financiación de PYMES: el reafianzamiento de CERSA a los sistemas regionales de garantías “, publicado en la revista Análisis Financiero, del Instituto Español de Analistas Financieros, segundo cuatrimestre de 2015, disponible en:

http://ieaf.es/new/analisis-financiero/version-espanola/numeros-publicados/item/2119-n%C2%BA-128-segundo-cuatrimestre-2015.html)

 

 

 

 

Etiquetas: ,

Ahorra, pero no ahorres

Carmen Pérez | 5 de febrero de 2016 a las 11:35

La política del BCE no es inocua. Aunque Mario Dragui se esfuerce en defender que ni los bajísimos tipos de interés que imponen desde el BCE ni el programa de compras de activos que se está desarrollando desde esa entidad perjudican al ahorrador, sus argumentos no convencen. Por muy sesudos y llenos de fórmulas que sean sus informes.

Ellos se justifican diciendo que aunque es cierto que los productos financieros menos arriesgados han bajado espectacularmente su rendimiento, incluso a tasas negativas en muchos de ellos, sin embargo muchos activos financieros y los bienes raíces han elevado su valor. Así, una cartera diversificada no tendría por qué haber descendido el rendimiento medio.

Pero, ¿qué ahorradores tienen carteras diversificadas?,  la mayoría de los europeos tienen sus ahorros sólo en depósitos y fondos del mercado monetario. Para los más ricos, que sí mantienen esas carteras, y acceden a una gama más amplia de productos europeos e internacionales, la incógnita está en si ese mayor valor de los activos se mantendrá en el tiempo.

Del mismo modo apelan a la inflación, que al estar en niveles casi nulos consiguen que los rendimientos reales, en términos comparativos a otras épocas, no sean tan bajos.  Sin embargo, es un débil consuelo, porque la inflación es baja para todos, no sólo para los inversores, con lo que el agravio comparativo persiste. La riqueza se mide siempre en términos relativos a los demás.

Y esta situación puede agravarse, porque la inflación subirá, ya que las medidas del BCE están haciendo, aunque lentamente, su efecto, y nos afectarán también a todos, pero es muy posible que los tipos de interés no se eleven al mismo ritmo y se extiendan por un largo periodo de tiempo.

Conducir la inflación a su objetivo del 2% y de camino crear un caldo de cultivo apropiado para que se produzca la recuperación económica pueden justificar estas medidas. Es de esperar que así sea, pero el sacrificio  está recayendo en gran medida en el pequeño inversor. ¿No cantan desde los púlpitos de todos los foros y entidades financieras, públicas y privadas, las excelencias del ahorro?. Ahorra, nos dicen con sus palabras; no ahorres, nos empujan con sus hechos.

 

.

 

 

Etiquetas:

En vigor el semáforo de productos financieros

Carmen Pérez | 4 de febrero de 2016 a las 11:11

Llesemáforogó el momento de su entrada en funcionamiento. Ya en mayo comentamos la iniciativa del ministerio de  Economía de poner en marcha un semáforo de riesgos de los productos financieros, para  alertar a los ahorradores del peligro de determinadas inversiones ( http://blogs.grupojoly.com/pressing-cash/2015/06/30/semaforo-de-productos-financieros/) En noviembre se publicó en el BOE ( https://www.boe.es/boe/dias/2015/11/05/pdfs/BOE-A-2015-11932.pdf) y hoy, tres meses después entra en vigor.

Para el que tenga interés en profundizar en el contenido de esta norma, un buen resumen es el que realiza Jesús Almarcha Jaime de  Gómez-Acebo & Pombo y al que se puede acceder en este enlace:   http://www.gomezacebo-pombo.com/media/k2/attachments/las-obligaciones-de-informacion-y-clasificacion-de-los-productos-financieros-el-semaforo-del-riesgo.pdf

 .

 

Euríbor a 12 meses: 0,00%

Carmen Pérez | 3 de febrero de 2016 a las 14:06

Ayer bajó al 0,009%, hoy cotiza al 0,008%. En unos días lo tenemos negativo. Saquen sus contratos de hipotecas y lean si hay alguna aclaración por si llega esta situación, si señala que lo mínimo a aplicar es el diferencial o el 0%. No la habrá, esto era impensable. Y no consientan que no apliquen la aritmética bien cuando llegue la revisión: Euribor a 12 meses + diferencial: si el euríbor es negativo, el diferencial tiene que bajar, e incluso, para diferenciales pequeños, puede que el resultado final sea negativo. Que nos paguen por tener nuestra hipoteca. Es lo que hay.

12 meses