Archivos para el tag ‘Euríbor’

Cuándo subirá el euríbor

Carmen Pérez | 24 de marzo de 2017 a las 19:36

TRIBUNA ECONÓMICA, 10/3/2017

Desde que en febrero del año pasado el Euríbor a doce meses cruzara el Rubicón cotizando por debajo del 0%, no ha dejado los valores negativos. Ayer este indicador de referencia para derivados, hipotecas y préstamos se situó en el -0,111%. La incógnita ahora es cuándo emprenderá el camino contrario para retornar a la normalidad financiera. Y esa incógnita sólo puede despejarla el Banco Central Europeo (BCE). En principio, sus decisiones se toman de forma aséptica, en función de su único objetivo, que la inflación se mantenga cercana al 2%. Pero no son pocas las presiones para que actúe en uno u otro sentido: todos expectantes, porque unos desean que suba; a otros les puede saber a cuerno quemado que la situación actual se revierta.

Según Eurostat, la agencia estadística de la Unión Europea, la inflación de la zona del euro se situó en febrero en el 2%, pero las previsiones, según dijo Mario Draghi en su intervención de ayer, son que se sitúe en 1,7% en 2017, en 1,6% en 2018 y en 1,7% en 2019. Se estrecha el margen, por tanto, pero Draghi, que considera conveniente proseguir con los estímulos monetarios, se agarra a la inflación subyacente -sin considerar la energía y los alimentos frescos- que sigue en el 0,9%.

Alemania presiona en contra, desea que se acabe ya esta agresiva política monetaria: su inflación sí supera el 2%. También para la banca significaría disfrutar de un mayor margen financiero, que le ayudaría con la disminución del volumen de negocio, a superar los males que aún arrastran del pasado y afrontar los nuevos retos derivados del desafío tecnológico. A los inversores conservadores les sucede lo mismo, estarían encantados con que terminara la represión financiera: tipos ultra bajos combinados con inflación es el peor escenario para ellos.

Pero, en el extremo opuesto, para algunos países, como España, Francia, Italia o Portugal, que los costes financieros se mantengan bajos es esencial para que puedan digerirlos sus presupuestos. Y sus abultadas deudas se vuelven relativamente menos importantes si a la vez de tipos bajos la inflación va creciendo. Seguir así durante más tiempo les supone la posibilidad de salir del pozo financiero en el que están inmersos. Similar situación es la que viven todos los endeudados -familias y empresas- que también están rezando porque esta situación permanezca.

Abundan las opiniones de expertos de fondos de inversión, de entidades financieras, de foros internacionales, de thinktanks: cada uno pone una fecha. Pero lo cierto es que no hay nada cierto. En la reunión de ayer Draghi mantuvo los tipos de interés y confirmó que las compras de bonos -ya menores, de 60.000 millones de euros/mes- seguirán, como estaba previsto, hasta diciembre. No dio más pistas: se irá viendo. Incluso se reserva sobre lo establecido incrementar o un posible arrepentimiento. Él contempla todos los datos, las previsiones y las presiones; las decisiones de otros bancos centrales, especialmente de la Reserva Federal; y los diferentes acontecimientos: Brexit, Trump y el intenso calendario electoral europeo. ¿Que cuándo subirá el Euríbor? De momento, no. Cita a cita, el BCE irá decidiendo.

Etiquetas: ,

El Euríbor Plus

Carmen Pérez | 21 de noviembre de 2016 a las 8:39

TRIBUNA ECONÓMICA, 4/11/2016

EURÍBOR Plus, ése es el nombre que tendrá el nuevo Euríbor, que entrará en vigor en 2017. El Instituto Europeo de Mercados Monetarios, EMMI, encargado de su gestión, lleva algunos meses trabajando para cambiar su método de cálculo. La reforma se inició tras los escándalos del pasado, cuando se descubrió que numerosas entidades financieras habían manipulado este indicador durante años, y por los que la Comisión Europea terminó imponiéndoles multas millonarias. Ciertamente, el procedimiento que se diseñó y que está funcionando actualmente peca de ingenuo, y no es extraño que hasta el Banco Central Europeo se haya involucrado en su cambio: la determinación de este índice es una cuestión de la máxima importancia.

El Euríbor es el índice que refleja el tipo de interés al que los bancos se prestan el dinero entre sí a distintos plazos en el mercado interbancario: desde una semana hasta doce meses. Como en cualquier mercado, el precio se establece de la confluencia de la oferta y la demanda. Así, el Euríbor es el precio del dinero que sirve de referencia posteriormente para las operaciones privadas: 180 billones de euros es el volumen de contratos ligados al Euríbor, en su mayoría operaciones con productos derivados.

El cambio fundamental que se ha propuesto reside en realizar los cálculos sobre las transacciones entre las entidades financieras realmente efectuadas. Actualmente, los bancos que intervienen en el panel de cálculo, si no han acordado operaciones en el mercado interbancario a alguno de los plazos, comunican, y se tienen en cuenta del mismo modo, al tipo de interés “al que lo hubieran hecho de haberlas realizado”. De ahí la ingenuidad del método actual, porque en proposiciones así es complicado demostrar que sean verdaderas o falsas.

Sin embargo, el nuevo método también tiene sus inconvenientes. Puede suceder que algún día se realicen pocas o ninguna transacción a alguno de los plazos, y hay que dejar establecido qué valor se debe escoger en ese caso. De hecho, apenas hay cruces reales para operaciones a plazos superiores a tres meses. Por ello, una vez que se definieron con detalle los cambios, se viene calculando a la vez el euríbor antiguo junto con el nuevo para detectar posibles fallos.

Existe un temor generalizado a que el Euríbor plus a doce meses arroje un porcentaje mayor, que actualmente cotiza al 0,069%, encareciendo hipotecas y préstamos a empresas, que toman masivamente ese euríbor como indicador de referencia. Pero hay una circunstancia que permite sospechar que pueda ser al contrario. Además del EMMI, paralelamente, el BCE puso en marcha el pasado julio un control propio sobre las transacciones que los 53 mayores bancos llevan a cabo en el mercado interbancario de la zona euro. Para el BCE, el Euríbor constituye el enlace entre su política monetaria y lo que sucede en la economía real: de nada sirve que establezca tipos oficiales al 0% o incluso negativos si no se trasmiten al mercado interbancario: el Euríbor a doce meses, desde marzo que se volvió negativo, no ha bajado del -0,074%, sin seguir la tendencia descendente tan intensa que ha experimentado el Euríbor al resto de los plazos.

Etiquetas: ,

Hipotecas, euríbor y Draghi

Carmen Pérez | 6 de abril de 2016 a las 9:05

euribor marzoComo ya se puso de manifiesto en una entrada anterior, euribor-a-12-meses-000 , al igual que los otros tipos euríbor a plazos más cortos, el euríbor a 12 meses seguía una tendencia descendente, alcanzando los valores negativos el día 5 de febrero, e incrementándose milésima a milésima en estos valores negativos los días posteriores. La evolución en marzo se puede observar en el gráfico y la tabla adjuntas.

Esta evolución a valores cada vez más negativos hacía suponer que los hipotecados pudieran llegar a cobrar por sus hipotecas. El día 10 de marzo se interrumpió esta tendencia, y el euríbor a 12 meses (para los otros plazos sigue el descenso) experimentó una subida desde el -0,025% al -0,009% del día 11, y los siguientes días ha seguido incrementándose, buscando situarse -aun sin alcanzar-en terreno positivo. Esto aleja la posibilidad de que los bancos  paguen por las hipotecas, ya que el euríbor a doce meses es el más utilizado como referencia en préstamos de todo tipo. ¿Qué pasó el día 10 para este cambio de tendencia precisamente en el euríbor a 12 meses? : las declaraciones de Draghi, poniendo  en marcha unas operaciones en buenas condiciones para la banca siempre que fueran destinadas a préstamos a familias y empresas.

 

Etiquetas: , ,

Euríbor a 12 meses: 0,00%

Carmen Pérez | 3 de febrero de 2016 a las 14:06

Ayer bajó al 0,009%, hoy cotiza al 0,008%. En unos días lo tenemos negativo. Saquen sus contratos de hipotecas y lean si hay alguna aclaración por si llega esta situación, si señala que lo mínimo a aplicar es el diferencial o el 0%. No la habrá, esto era impensable. Y no consientan que no apliquen la aritmética bien cuando llegue la revisión: Euribor a 12 meses + diferencial: si el euríbor es negativo, el diferencial tiene que bajar, e incluso, para diferenciales pequeños, puede que el resultado final sea negativo. Que nos paguen por tener nuestra hipoteca. Es lo que hay.

12 meses

Euribor 12 meses, al 0,0%

Carmen Pérez | 11 de noviembre de 2015 a las 22:43

El euríbor a 12 meses, el más utilizado como referencia para préstamos e hipotecas,  cotiza ya por debajo del 0,10% , concretamente a 0,091%, ayer día 10/11. Los valores negativos alcanzaron al euríbor a 6 meses, -0,077% ;  y el resto de euríbor a plazos más cortos prosiguen su descenso, cotizando el euríbor a una semana a -0,153%.

Y cabe esperar más descensos. El anuncio de Dragui de que en diciembre es posible que modifique la facilidad permanente de depósito a un nivel más bajo del -0,20% actual va a intensificar estas caídas. El posible aumento de  compras de activos financieros  y la prolongación del programa de compras más allá de septiembre de 2016, que también ha adelantado, producirán el mismo efecto.

La tendencia bajista, por tanto, continuará durante los próximos meses. Buena noticia para todos los endeudados (familias, empresas y administraciones públicas), siempre que lo estén a tipo variable y sin clausulas suelo. Mala, para todos aquellos que tengan ahorros, a los que se les presenta un escenario con rentabilidades negativas tanto para depósitos como para otros productos financieros de escaso riesgo, por lo que no  tendrán  más remedio que asumir mayores niveles de riesgo si quieren obtener rendimientos por su dinero.

eu

El euribor a 3 meses, a tipos negativos

Carmen Pérez | 22 de abril de 2015 a las 11:37

Ya está negativo el euríbor a 3 meses; los de plazos más altos siguen su descenso continuado, el doce meses, hoy 22/4 se ha situado en 0,175%. Seguirán bajando, sólo llevamos dos meses con las compras del BCE.

Etiquetas: ,

Letras del Tesoro: ¿pagar por prestar?

Carmen Pérez | 8 de abril de 2015 a las 21:40

Ayer hubo subasta del Tesoro. En la de las Letras a 6 meses , el precio medio resultante fue de 100,001%, o sea, que el inversor desembolsa 1000,01 euros hoy para recibir 1.000 euros dentro de 6 meses, o lo que es lo mismo, obtiene una rentabilidad del -0,002% anual. Para el Estado español es una estupenda noticia, porque se financió adjudicando un nominal de 725 millones de euros cobrando encima por ello. Dicho con otras palabras: el Estado recibe más de 725 millones hoy, y devolverá a los inversores dentro de seis meses el nominal, esto es, 725 millones de euros.

lt

 

Pero, lo que intriga es la posición del otro lado, la del inversor, institucional o minorista, que desembolsa su dinero en estas condiciones : presta su dinero pagando, desembolsa más dinero que el que va a recibir dentro de seis meses. Para entender esta anomalía financiera, que además va a agudizarse en los próximos meses, tenemos que acudir a diferentes explicaciones:

  • Facilidad de depósito al -0,20%

La facilidad de depósito en el BCE, es decir, la posibilidad de que los bancos depositen sus excesos de liquidez en el BCE, y por la que en condiciones normales  el banco cobra unos intereses, ahora está fijada en el -0,20%. Comparativamente, el -0,002% de las Letras del Tesoro ya no se ve tan negativo para ellos.

  • Tipos euríbor a niveles bajísimos, incluso negativos para los plazos más cortos

Otra posibilidad para los bancos con exceso de liquidez es prestarlo a otros bancos en el mercado interbancario, pero los tipos euríbor a los distintos plazos están también tiñéndose de rojo para los distintos plazos, alcanzando ya al euríbor a 2 meses. Además, el nivel de riesgo que se asume al prestarlo a otro banco es más alto que prestarlo al Estado español, y la seguridad se paga.

 euri

  •  Deflación

Además, hay que considerar que una cosa son los tipos de interés nominales y otra los reales, y en la actualidad la inflación es también negativa. Si tuviéramos unas letras con un 1,5% de rendimiento pero con una inflación del 2%, el interés real sería de -0,5%. En este sentido, lo negativo del interés real actual, -0,002%,  no llega todavía al nivel de las tasas negativas de la inflación (-0,7%): ¡el interés real es positivo!

  • Tipo de Cambio entre divisas

Otros inversores podrán soportar el interés negativo si el cambio a su moneda respecto del euro puede beneficiarle,  los tipos de cambio entre las  divisas pueden compensar bajas o negativas tasas de interés.

  • Operaciones especulativas aprovechando las actuaciones del BCE

Para entender la última de las explicaciones hay que conocer que el precio y la rentabilidad de un activo de renta fija tienen una relación inversa: a más precio, menor rentabilidad, y viceversa. Así, puedes querer comprar caro (incluso con rentabilidad negativa) si esperas poder vender aún más caro (con rentabilidades incluso más negativas). Y esto es lo que muchos inversores esperan que pase porque las actuaciones que está teniendo el BCE en los mercados de renta fija permiten esperarlo así.

Como en cualquier mercado, sea de productos reales o financieros, al aumentar la demanda, el precio se eleva. Como el BCE está comprando masivamente títulos de renta fija, entre ellos de deuda pública española, la demanda de estos títulos en el mercado secundario está subiendo intensamente, reaccionando los precios al alza. Podemos decir que el BCE está provocando una burbuja de los precios de la deuda. De ahí, que un -0,002% de interés, que equivale a 1000,001 euros, no es tan malo si esperas vender antes del vencimiento a un precio mayor.

Para terminar, hay que señalar que estas anomalías que se están produciendo están buscadas deliberadamente por el BCE al aplicar como viene haciendo determinadas medidas de política monetaria expansivas. El objetivo: cumplir con su mandato, que es mantener el nivel de inflación por debajo, pero cercano al 2%. Y de camino, reactivar la economía europea. Pero, a medida que la inflación vaya alcanzando ese nivel, el BCE irá retirándose, y entonces, y esto hay que tenerlo muy presente, la burbuja se deshinchará y los precios de la deuda pública  con mayor o menor brusquedad caerán.