Archivos para el tag ‘MAB’

MAB: construyendo grandes compañías

Carmen Pérez | 26 de abril de 2016 a las 7:47

La Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y la Asociación de Empresas del Mercado Alternativo Bursátil (AEMAB)  celebraron el pasado viernes  21 de abril, en Sevilla, la jornada “MAB: construyendo grandes compañías” (http://www.mabia.es/blog/foro-aemab-2016-mab-construyendo-grandes-companias/).

Empezó de la mejor de las maneras: con ejemplos. De empresas cuya experiencia en el Mercado Alternativo Bursátil, MAB, ha sido exitosa. Así, EBIOSS relató cómo logró captar el capital que necesitaban con su salida a Bolsa en un año tan complicado como el 2013: contaban con un proyecto con futuro y los inversores supieron verlo. O CIGAS,  que disponía ya de financiación del capital riesgo, pero que encontró en el MAB la visibilidad y la reputación que requerían sus planes de expansión. Para TECNOQUARK, el MAB fue el salto que una empresa familiar requería para hacer posible su crecimiento, su internacionalización y la diversificación de sus productos. Por su parte, MASMÓVIL ilustró el caso de una empresa que abandona el MAB para saltar al mercado continuo porque ya ha conseguido hacerse “grande”.

Pero conscientes de que no todo ha sido positivo en este mercado, el segundo bloque de la jornada abordó los cambios que ha experimentado recientemente su regulación. No sólo por los problemas específicos del 2014 -Gowex, entre otros- sino porque a lo largo de los años que lleva funcionando se habían detectado posibilidades de mejora. En la ley de fomento empresarial, en la ley de auditoría de cuentas, o en la normativa europea sobre el abuso del mercado, se introducen modificaciones que  mejoran aspectos concretos del funcionamiento del mercado. Por su parte, el nuevo reglamento y las circulares del MAB  modifican tres aspectos claves: los requisitos de incorporación, los requisitos de información y la figura del Asesor de Registrado. Todo para reforzar la transparencia e incrementar la confianza del inversor, aunque las mayores exigencias que se imponen supondrán un incremento de los costes para las empresas que coticen en el mercado.

Con estas modificaciones el MAB se sitúa en la línea alta de exigencias, similares a  sus homólogos en Reino Unido (AIM) y Francia (Alternext). Sin embargo, se reconoció que aun quedaba pendiente tratar otro de los temas fundamentales para conseguir el óptimo funcionamiento del mercado:  la liquidez. De forma añadida, otro reto es conseguir mejorar la fiscalidad aplicada a estas operaciones para asimilarlo a esos otros mercados europeos, cuando además caminamos hacia un mercado único europeo para este tipo de empresas, previsto para 2020.

El tercer bloque planteó las relaciones del MAB con otra financiación alternativa a la bancaria: el capital riesgo. Se trataron diferentes temas, como la posibilidad de que las entidades de capital riesgo inviertan en compañías MAB  o si el MAB es la alternativa idónea tras la financiación del capital riesgo (hay siete empresas participadas cotizando). Hoy por hoy, el capital riesgo en España tiene un nivel de actividad muy superior al que desarrolla el MAB para las compañías en crecimiento, pero pueden potenciarse mutuamente, porque, por ejemplo, un mercado fuerte puede facilitar las desinversiones de las empresas participadas. Respecto al apoyo público, se destacó que las administraciones han intensificado su labor en el campo del capital riesgo, y que, de forma similar  al Fond-ICO Global, debería crearse uno con la finalidad de invertir en compañías MAB.

Por último, en lo relativo a empresas en crecimiento -hubo un bloque posterior dedicado a las SOCIMI, que tienen un segmento propio en el MAB- la jornada se centró en Andalucía. En la necesidad de mejorar el tamaño de nuestras empresas, para lo que el MAB es una vía principal; y del desconocimiento que existe aún en nuestra Comunidad tanto del MAB como de otras posibles financiaciones alternativas a la tradicional bancaria, como el MARF. Sin embargo, pese a la menor cultura financiera de las pymes andaluzas, Andalucía es una de las pocas regiones que tienen contempladas ayudas a las empresas que se decidan a salir a cotizar en al MAB.

Las deficiencias denunciadas en cuanto al conocimiento del MAB entre nuestro empresariado, y lo fundamental que supone conseguir incrementar el tamaño de las pymes andaluzas, no hacen sino poner de manifiesto la importancia de que se desarrollen jornadas de la calidad de ésta en nuestra Comunidad. Sólo una pega, se echó de menos que participaran en la misma los gestores del propio Mercado.

Etiquetas:

Gowex, un año después

Carmen Pérez | 16 de septiembre de 2015 a las 4:49

Todos nos preguntábamos hace un año cómo fue posible que Jenaro García, presidente y consejero delegado de Gowex,  consiguiera, gracias a la connivencia con la auditora de la compañía,  engañar durante tantos años a la auditora Ernst&Young, su tutora en bolsa –o asesor registrado-, a la rectora del Mercado Alternativo Bursátil, MAB, y a la CNMV. Y no de forma puntual sino durante años, hasta que en julio de 2014 la empresa Gotham City Research publicó un informe denunciando las trampas que se utilizaban en su contabilidad. “Más del 90% de los ingresos publicados no existen”, era una de las afirmaciones contenidas en el documento, en el que también se estimaba que la valoración de las acciones debería situarse en prácticamente  0 euros.

Pues ahora, un año después, todavía este tema se vuelve más sorprendente. Según se recoge en El Confidencial, al parecer, en 2010,  el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención de Blanqueos de Capitales (SEPBLAC) sí se percató de las posibles e importantes irregularidades que se estaban cometiendo y se lo advirtió a la CNMV: podían estar realizándose operaciones falsas para inflar la cifra de negocio. Dio en el clavo, pero la advertencia pasó de unos a otros: de la CNMV al MAB, del MAB a Ernst&Young. Que investiga tú que eres el competente, se fueron diciendo; y luego se recorrió el camino contrario, presentando documentación pero sin observar nada raro.

Si alguien hubiera mirado la realidad y tan sólo se hubiera planteado una serie de cuestiones básicas como ¿cuál es la fuente de ingresos de esta empresa?, ¿a quién y cuánto le factura?, ¿cómo puede ser rentable ofrecer wifi gratis?…, hubiera descubierto el engaño que se escondía tras esos datos procedentes de un jaleo de filiales. ¿Nadie lo hizo, ninguna de estas entidades financieras, públicas y privadas, donde trabajan gente tan competente?  Increíble.

Más creíble resulta la hipótesis de que bien se sabía lo que había, al menos en parte, pero que nadie se atrevió a destapar un escándalo tan importante, cuando además afectaba a la empresa estrella de un mercado, tan necesario, que acababa de nacer y que  podría herirlo de muerte. Mejor una huida hacia delante y esperar  que lo ficticio se volviera real, que la magia de las finanzas lo consiguiera. Que el tiempo lo arreglara todo. Enorme error, porque los enjuagues financieros consiguen mantener el engaño pero sólo por un tiempo; pueden provocar y sostener una burbuja, una valoración inflada artificialmente, pero luego la realidad termina siempre imponiéndose de forma implacable. Ahora los jueces establecerán responsabilidades. Y a todos, aunque no hayamos sido inversores, nos afecta porque no es descartable que seamos los contribuyentes los que terminemos pagando por ello.

Etiquetas: ,

El Mercado Alternativo Bursátil como alternativa de financiación

Carmen Pérez | 14 de marzo de 2015 a las 12:30

Mesa redonda sobre MaB en la UCA

Ayer, 13 de marzo de 2015, tuve ocasión de participar en una mesa redonda sobre El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Cádiz (UCA).  La organizó el catedrático de Economía Financiera y Contabilidad, Emiliano Ruiz Barbadillo,  y contó con la participación del consejero delegado de Bionaturis S.A., Víctor Infante, y del director gerente del MAB, Jesús González Nieto-Márquez.

Tras mi intervención introductoria sobre el ciclo de vida financiero de la empresa y los agentes más propicios para apoyarla en cada fase, Jesús González Nieto-Márquez explicó el funcionamiento de este  mercado orientado a empresas de reducida capitalización que buscan expandirse, con un diseño y regulación a medida, y unos costes y procesos adaptados a sus características (http://www.bolsasymercados.es/mab/esp/Home.aspx).

Por su parte, Víctor Infante, nos habló de  Bionaturis, empresa dedicada al desarrollo y fabricación de productos biológicos (farmacéuticos y veterinarios) para terceros (http://www.bionaturis.com/es/), un interesantísimo proyecto que empezó como spin-off de la UCA, en 2005,  y que en la actualidad es un grupo de empresas, con tres entidades que tienen presencia en Europa y en China. “El tamaño importa mucho para todo”,  nos dijo, por lo que las fusiones y adquisiciones han sido claves para poder llevar a cabo su objetivo prioritario: “que la innovación en salud llegará a mucha más gente”. Reconoció que en este proceso, “salir a cotizar al MAB ha sido fundamental”.

Mis felicitaciones a la UCA por organizar este evento, al que acudieron más de 300 alumnos del centro.  El conocimiento de la realidad financiera, y concretamente del MAB, es muy importante para ellos, pero también que conozcan proyectos tan innovadores como el de Víctor, que ha conseguido desarrollar una preciosa idea inicial, transformadora de nuestra sociedad, hasta llevarla hasta cotas muy altas.

Etiquetas:

¿Habría que llamar cajeros automáticos a los mercados alternativos bursátiles ?

Carmen Pérez | 24 de febrero de 2015 a las 17:54

Es la pregunta (jugando con las siglas AIM Y ATM) que se termina sugiriendo  en una noticia del Financial Times del pasado 20 de febrero (“China’s intangible assets at home in Aim” by Matthew Vincent), tras contar el caso de la empresa china Naibu, una compañía de ropa deportiva cuyas acciones habían perdido el 90% desde que empezó a cotizar en 2012 en el Alternative Investment Market, AIM, de Londres, hasta el momento de ser suspendida, hace un mes. En el trascurso de estos años, dos de los tres principales accionistas originales se habían desprendido de sus participaciones que representaban el 30 por ciento del grupo. O sea, habían hecho caja. Desde entonces, los consejeros de la empresa afirman que han perdido totalmente el contacto con el presidente y los ejecutivos de la compañía. Otras empresas chinas también han desarrollado en el pasado comportamientos similares en este y otros mercados alternativos del mundo. Y no sólo las chinas.

Cada uno de estos casos pone en cuestión el funcionamiento de estas bolsas occidentales para PYME, también el de la española MAB, especialmente en lo tocante al  papel de los consejeros y la integridad de los asesores corporativos. Como nos dice el artículo, en la bolsa londinense los consejeros de Naibu no tuvieron que adoptar el Código de Buen Gobierno del Reino Unido, pero estaban obligados “a buscar el logro de los elementos clave”, pero lo cierto es que, a pesar de sus elevados honorarios, poco hicieron en este sentido más allá de la creación de un comité de cumplimiento, y, eso sí, quizá estar colgados al teléfono, en vano, con la provincia de Fujian. En cuanto a los asesores registrados (nominated adviser) habían avalado su admisión en el mercado AIM poniendo a Naibu por las nubes.

Que estos mercados soportan unos mayores riesgos es inevitable, es consustancial a ellos debido al tipo de empresas que participan, pero las continuas noticias similares a las de Naibu que llegan desde distintos puntos del mundo parecen reclamar a gritos algunos cambios en su regulación. En el nuestro, el MAB, tras la experiencia de sus 8 años de vida, se ha publicado una guía, no normativa de momento, de buenas prácticas para los asesores registrados, figura clave en estos mercados. Hay mucho aun por hacer hasta detectar todos los puntos débiles y reforzarlos, pero en ningún caso la solución debe pasar por eliminar este instrumento financiero que desempeña un papel sumamente útil en la financiación del crecimiento de pequeñas y medianas empresa.

 

Etiquetas: , ,