Ensalada de patatas y calamares

Laura Vichera | 15 de junio de 2016 a las 8:13

  • 400 grs de chipirones o calamares pequeñitos
  • un puñado de gambas hermosas
  • medio kilo de patatas pequeñas de guarnición
  • unas hojas grandes de lechuga
  • un vaso de leche
  • 3 dientes de ajo
  • zumo y ralladura de limón
  • unas ramitas de culantro
  • una cucharada de mayonesa
  • una cucharadita de alcaparras pequeñas
  • sal y unos granos de pimienta
  • aceite de oliva

En primer lugar, limpiamos cuidadosamente los calamares, separar los tentáculos y las aletas, damos la vuelta a la bolsa y los metemos dentro. Dejamos escurrir y luego ponemos al fuego un cazo con la leche y un vaso de agua.

Agregar luego unos granos de pimienta, dos diente de ajo pelados y enteros y un pellizco de sal. Cocer durante siete minutos y luego dejamos enfriar dentro.

A continuación, lavar las patatas sin pelar y las cocemos al vapor hasta dejarlas “al dente”. Cocer también las gambas y cuando se enfríen, las pelamos, igual que las gambas.

Luego, trocear las patatas y las pasamos a un cuenco. Cortar las gambas a lo largo, retirar la vena dorsal y las incorporamos a la ensaladera. Escurrir los calamares y, si son pequeños, los dejamos enteros, sino, los cortamos en dos.

En otro cuenco mezclamos la mayonesa con ralladura y unas gotas de zumo de limón, unas hojas de culantro y el otro diente de ajo muy picados y también un chorrito de aceite de oliva. Aderezar la ensalada con el aderezo, añadir una pizca de sal y pimienta y añadir también las alcaparras. Mezclar bien, tapar con film y dejamos reposar en el frigorífico.

Cuando vayamos a servir, cubrir el fondo de una fuente con las hojas de lechuga y repartir la ensalada por encima.

Escalopines en salsa de tomate

Laura Vichera | 14 de junio de 2016 a las 8:13

  • 12 escalopines de ternera
  • 6 tomates de pera maduros
  • 2 chalotas
  • un diente de ajo
  • ralladura y zumo de limón
  • unas gotas de Tabasco
  • un par de cucharadas de vinagre balsámico
  • unas ramitas de hierbas variadas: tomillo, romero, mejorana…
  • una cucharadita de azúcar
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Unas horas antes, limpiar los escalopines de grasa. Si son muy grandes los cortamos en dos o tres, dependiendo del tamaño. Los aplastamos ligeramente, salpimentar por ambas caras y los pasamos a una fuente.

En el mortero preparamos un majado con el diente de ajo, parte de las hierbas muy picadas, unos granos de pimienta, ralladura de piel de limón. Trabajar todo bien hasta que tengamos una pasta. Desleír con un chorrito de aceite de oliva y el zumo de medio limón.

Con un pincel, pintar los filetes con la marinada y tapar con film transparente. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos la salsa.

En una cazuela baja, vamos pochando las chalotas picadas en tiras finas con un poquito de aceite de oliva. Tapar y rehogar a fuego suave, moviendo de vez en cuando.

Luego, pelar los tomates, retirar las semillas y los picamos menudos. Se incorporan a la cazuela, añadir las hierbas, unas gotas de Tabasco,  el vinagre balsámico y también la cucharadita de azúcar. Sacudir suavemente, tapamos y cocinar a fuego muy suave.

En el momento de preparar los filetes, los asamos en la plancha muy caliente, un par de minutos, lo justo para que queden sellados. Los vamos metiendo en la salsa y damos un hervor todo junto. Acompañar con arroz blanco o pasta hervida.

Flan doble de coco

Laura Vichera | 12 de junio de 2016 a las 8:13

  • 200 mls de leche de coco
  • 200 mls de leche semi desnatada
  • 3 huevos hermosos
  • una varita de vainilla
  • 60 grs de azúcar
  • un par de cucharadas de ron
  • unas cucharadas de coco rallado
  • unas gotas de esencia de vainilla
  • unas hojas de hierbaluisa para adornar

 

En  un cazo ponemos a calentar la leche y la leche de coco. Con un cuchillo bien afilado, abrimos la vainilla a lo largo, raspar las semillas y ponemos todo a calentar, a fuego muy suave, moviendo de vez en cuando.

Cuando comience a hervir, apartar del fuego y dejamos reposar tapado, así se mezclarán mejor los sabores. Mientras, preparamos el resto de ingredientes. Precalentamos el horno a 150 grados.

En un cuenco cascamos los huevos con y los batimos enérgicamente, con varillas eléctricas o manuales hasta que queden bien espumosos. Agregar poco  a poco el azúcar y unas gotas de vainilla y continuar batiendo.

A continuación, cuando la mezcla de leche y leche de coco se haya enfriado, la pasamos por un colador y la vamos incorporando poco a poco al cuenco con los huevos. Incorporar también el ron.

Una vez integrados todos los ingredientes, volcar en un molde redondo o alargado y hornear al baño maría durante cuarenta minutos. Pasado este tiempo, pinchar el centro del flan con un cuchillo para comprobar que está cuajado. Apagar el horno y dejamos enfriar dentro.

Cuando el flan esté completamente frío, lo pasamos al frigorífico durante, al menos, cuatro horas, para que quede bien cuajado. En el momento de servir, volcar sobre una fuente, espolvorear generosamente con el coco y adornar con las hojas de hierbaluisa.

 

Trenza de manzana y arándanos

Laura Vichera | 5 de junio de 2016 a las 8:13

  • una lámina grande de hojaldre
  • 300 mls de leche condensada
  • 4 manzanas tipo Royal Gala o Pink Lady
  • una tacita de arándanos secos
  • zumo de medio limón
  • una cucharadita de canela en polvo
  • un huevo
  • un par de cucharadas de azúcar granulada

En primer lugar, preparamos el relleno, así damos tiempo a que repose una vez hecho. Pelar las manzanas, retirar el corazón y se cortan en daditos. Las pasamos a un cuenco y mezclamos con los arándanos y el zumo de limón.

En una sartén, volcamos las manzanas y los arándanos con la canela y la leche condensada. Arrimar a fuego suave y cocinar durante diez minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando.

Pasado este tiempo, apartar del fuego y dejamos enfriar. Luego, volcar nuevamente en el cuenco y dejamos en el frigorífico durante, al menos, una hora.

A continuación, sacar el hojaldre del frigorífico, lo extendemos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, formando un rectángulo grande. Precalentar el horno a 180 grados.

En el centro del hojaldre, a lo largo, volcamos el relleno, dejando los dos laterales libres. Luego, cortar estos dos laterales de pasta, haciendo tiras de unos seis centímetros a cada lado.

Una a una, vamos cruzando las tiras de piel, de un lado a otro, formando una trenza, sin apretar para no aplastar el relleno.

Por último, pintar con el huevo batido y repartir por encima el azúcar granulado. Hornear durante cuarenta minutos, vigilando para que no se dore en exceso.

Fuera del horno, dejamos enfriar sobre una rejilla y servir templada, acompañada de helado de vainilla o unas cucharadas de nata semimontada sin azúcar.

Ensalada de patatas, ahumados y cebollino

Laura Vichera | 3 de junio de 2016 a las 8:13

  • un kilo de patatas pequeñas, de guarnición
  • 250 grs de filetes de ahumados variados: atún, pez espada, trucha, palometa…
  • un limón
  • 3 cucharadas de yogur natural cremoso
  • una cucharada de mostaza fuerte
  • unos tallos de cebollino fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez lavadas, cocemos al vapor las patatas enteras y sin pelar. Las dejamos al fuego hasta estén “al dente”, sin que se ablanden en exceso. Las sacamos y se dejan templar. Pasados unos minutos, las pelamos y se dejan enfriar del todo.

A continuación, preparamos la salsa con la que aderezaremos la ensalada. Lavar el limón y rallamos la piel en un cuenco. Agregar el yogur, la mostaza, parte del cebollino picado y también unas cucharadas de zumo de limón. Mezclar bien y reservar.

Luego, separar los filetes de pescado y los cortamos en tiras finas, añadir algo más de zumo y ralladura de piel de limón, movemos, tapar con film y dejamos reposar.

Cuando las patatas se hayan enfriado completamente, las pasamos a un cuenco. Añadir una pizca de sal y pimienta y también unos tallos de cebollino picados muy finos.

 También añadimos la salsa de yogur, mostaza y limón. Mezclamos despacio para que las patatas no se rompan y cuando estén bien trabadas con el aliño, incorporar también los ahumados.

Por último, agregar unas cucharadas de aceite de oliva, mezclar nuevamente, probar de sal y tapar con papel film y dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Media hora antes de sacar a la mesa, dejamos la ensalada a temperatura ambiente para que no esté demasiado fría.

Pechuga de pollo a la naranja

Laura Vichera | 2 de junio de 2016 a las 8:13

  • 700 grs de pechuga de pollo de corral en filetes
  • 2 naranjas
  • un limón pequeño
  • unas bayas de enebro
  • una cucharada de  harina
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • 150 grs de quinoa
  • un calabacín pequeño
  • una zanahoria pequeña

 

Antes de empezar, limpiar los filetes de pollo de grasa y los enjuagamos. Dejamos en un escurridor, los secamos luego con papel de cocina y se cortan en tiras, a lo largo.

A continuación, enjuagamos las naranjas, frotar con un cepillo y sacamos tiras finas de piel que blanqueamos un par de minutos en agua hirviendo. Se enjuagan y escurrimos. Exprimir las naranjas y colar el zumo.

En una fuente, colocamos las tiras de pollo, salpimentar y enharinar ligeramente. En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y vamos friendo las tiras de pollo, a fuego vivo, dejando que se doren por todas partes.

Hecho esto, se sacan a la fuente y desglasar la sartén con el zumo de las naranjas. Incorporar las bayas de enebro y los granos de pimienta ligeramente machacados y también añadimos las hebras de azafrán.

Unos minutos después, incorporar nuevamente las tiras de pollo, agregar la juliana de piel de naranja y unas gotas de zumo de limón. Sacudir suavemente la sartén para que se traben todos los ingredientes. Probar de sal y damos un hervor todo junto.

Mientras, cocer la quinoa y la salteamos con el calabacín y la zanahoria picados en daditos. Servir con el pollo, napar con la salsa y acompañar también con una ensalada.

Risotto con gambas y leche de coco

Laura Vichera | 14 de mayo de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de arroz redondo, tipo Bomba o Arborio
  • 250 grs de gambas hermosas
  • 2 chalotas
  • un buen caldo de verduras o de ave desgrasado
  • 200 mls de leche de coco
  • unas hebras de azafrán
  • una lima grande
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharadita de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Una vez limpias las gambas, las enjuagamos bien y retirar la vena dorsal. Se cortan en tres y dejamos en el frigorífico mientras preparamos el resto de ingredientes.

En un cazo ponemos el caldo a calentar con las hebras de azafrán. Mantener a fuego suave. Lavar la lima y con un acanalador sacamos tiras finas de piel. La exprimimos y colar el zumo.

A continuación, ponemos en una cazuela amplia y baja la cucharadita de mantequilla a fundir con un chorrito de aceite de oliva. Incorporar las chalotas picadas muy finas y rehogar a fuego suave, moviendo para que se ablanden sin dorarse.

Enseguida, incorporamos el arroz y damos unas vueltas hasta que comience a estar transparente. Añadir sal y pimienta negra recién molida y vamos agregando el caldo, cucharón a cucharón, para dar tiempo a que el grano absorba el líquido.

Cuando falten cinco minutos para la cocción completa del arroz, añadir las gambas. A partir de ese punto, en vez de agregar más caldo, añadimos la leche de coco.

Justo antes de apartar, incorporar la ralladura de lima y unas cucharadas de zumo, al gusto. Continuamos moviendo hasta que todo quede bien meloso. Rectificar de sal y pimienta y sacar enseguida a la mesa.

Crema de apio y piquillos

Laura Vichera | 13 de mayo de 2016 a las 8:13

CREMA DE APIO Y PIQUILLOS

  • 2 latas de pimientos de piquillo en conserva (unos 400 grs.)
  • una cebolla roja
  • unas ramitas de apio
  • 6 tomates de pera maduros
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de ave desgrasado
  • una cucharadita de comino molido
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • unas cucharadas de ricotta o nata semi montada
  • unas semillas de comino
  • unas hojas de culantro fresco

 

Una vez escurridos los pimientos, los cortamos en tiras y se reservan. Pelar la cebolla, se pica menuda y hacemos lo mismo con los dientes de ajo. Quitar las hebras a los tallos de apio y los cortamos en daditos.

En una cazuela, ponemos agua a hervir. Lavar los tomates, les hacemos en la base una incisión en forma de cruz y los escaldamos un par de minutos, lo justo para que se les separe la piel. Los pasamos a un cuenco con agua y hielo y se pelan. Retirar el corazón y las semillas y los cortamos en daditos.

Luego, en otra cazuela, ponemos un chorrito de aceite de oliva a calentar y preparamos el sofrito. En primer lugar, rehogamos la cebolla y el apio. Añadir una pizca de sal y pimienta y dejar a fuego suave unos diez minutos.

Pasado este tiempo, incorporar las tiras de pimiento, los dados de tomate, los ajos y espolvorear el comino. Mojar con el caldo templado, mezclar y cocer durante quince minutos.

Hecho esto, triturar y pasar la crema por el chino. Servir en cuencos y adornar cada uno de ellos con una cucharada de ricotta o nata, unas semillas de comino y unas hojas de culantro muy picadas.

.

Curry de pollo, verduras y pasas

Laura Vichera | 12 de mayo de 2016 a las 8:13

  • un pollo de corral mediano
  • 3 cucharadas de mezcla de curry suave en polvo
  • 3 limas
  • un calabacín mediano
  • una berenjena pequeña
  • una cebolla roja pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • un pimiento seco
  • una hoja de laurel
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Unas horas antes de prepararlo, troceamos el pollo, retirar la piel y la grasa y lo enjuagamos. Secar con papel de cocina y se pasa a un cuenco grande. Salpimentar y añadimos el jugo de las limas, colado. Mezclar bien, tapar con film transparente y dejamos en el frigorífico.

Luego, pelar la cebolla y la cortamos en tiras finas. Despuntar la berenjena, la cortamos en daditos y dejamos en un escurridor espolvoreada con sal gorda. Cortar el calabacín del mismo modo y reservar.

En una cazuela amplia calentamos un chorrito de aceite de oliva y pochamos la cebolla con el pimiento seco, a fuego suave. Cuando la cebolla esté blandita, incorporar el pollo bien escurrido y sofreír durante diez minutos.

A continuación, añadimos los dientes de ajo picados y los dados de berenjena y calabacín. Espolvorear el curry y mezclar sin dejar de sacudir la cazuela. Agregar el jugo de marinada del pollo, la hoja de laurel y un vasito de agua. Tapar y cocer a fuego medio durante media hora.

Pasado este tiempo, incorporar las pasas, las mezclamos con la salsa y cocer todo junto un cuarto de hora más. Dejamos reposar fuera del fuego y servir con arroz Basmati.

Bacalao en salsa de mejillones

Laura Vichera | 10 de mayo de 2016 a las 8:13

  • 700 grs de lomos de bacalao
  • un kilo de mejillones
  • 4 cebolletas pequeñitas
  • 2 tomates de pera maduros
  • unas ramitas de apio
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • unas ramitas de perejil
  • unas hebras de azafrán
  • una hoja de laurel
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Antes de preparar el pescado, lavamos los mejillones, los frotamos bajo el grifo, se enjuagan y los pasamos a una cazuela con las ramitas de apio, las hojas de laurel y unos granos de pimienta. Agregar el vino blanco, tapar y cocer a fuego medio hasta que se abran. Cuando se enfríen, retirar las conchas y filtrar el caldo que han soltado.

A continuación, repasar el pescado para eliminar las espinas, enjuagar y secar con papel de cocina y reservamos. Pelar y picar menudos las cebolletas y los dientes de ajo, quitar la piel y las semillas a los tomates y los cortamos en daditos pequeños.

En una sartén amplia, calentar un chorrito de aceite de oliva y dorar, a fuego suave, las cebolletas y el diente de ajo. Agregar los dados de tomate, las hebras de azafrán y un poquito de sal y pimienta.

Pasados unos minutos, agregar el jugo de cocción de los mejillones y añadir un vasito de agua también. Sacudir la sartén suavemente y dejamos que se haga todo junto diez minutos.

Pasado este tiempo, colocar dentro del caldo los lomos de bacalao y repartir los mejillones alrededor. Bajar un poquito el fuego, añadir unas hojas de perejil picado y cocer cinco minutos más. Acompañar con arroz blanco.