Mejillones con salsa picantona

Laura Vichera | 28 de mayo de 2011 a las 8:13

  • 2 kilos de mejillones
  • 6 tomates de pera maduros
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • unos tallos de apio
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 1 vaso grande de vino blanco seco
  • un trozo de pan del día anterior
  • una hoja de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • pimentón picante
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

Con un cuchillo vamos raspando los mejillones bajo el grifo, se enjuagan bien y los vamos pasando a una cazuela grande con los tallos de apio limpios y enteros, la hoja de laurel y unos granos de pimienta negra. Agregar el vaso de vino blanco, tapar y cocer a fuego medio hasta que se abran. Una vez abiertos, se sacan, retiramos una de las conchas y colar el caldo.

Luego, vamos preparando la salsa. En una sartén grande calentamos unas cucharadas de aceite de oliva y rehogamos, en primer lugar las cebolletas y las zanahorias muy picadas. Cuando se ablanden, agregamos los dientes de ajo también muy picados y rehogar todo junto.

A continuación, añadimos los tomates, sin piel ni semillas, cortados en daditos y sofreímos a fuego vivo, sin tapar, para que reduzca el jugo de las verduras.

Unos minutos después, agregar las hebras de azafrán, el pimentón y una pizca de sal y pimienta. Mojamos con parte del caldo de cocción de los mejillones, mezclar y cocemos, a fuego suave ya, una media hora, procurando que la salsa quede bien trabada y no demasiado líquida.

Sobre una fuente grande colocamos los mejillones, de forma que no se vuelquen,  sobre ellos repartimos el sofrito y espolvorear el pan rallado en migas gruesas. Agregar un hilito de aceite de oliva y gratinar durante diez minutos. Servir enseguida.

Los comentarios están cerrados.