Crema fría de zanahorias y almendras

Laura Vichera | 6 de julio de 2011 a las 8:13

  • 700 grs de zanahorias pequeñas y tiernas
  • 2 cebolletas
  • 1 litro de agua con gas
  • una copita de brandy
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

PARA EL PESTO DE ALMENDRAS

  • una docena de almendras
  • un diente de ajo pequeño
  • unas hojas de culantro y perejil frescos
  • ralladura de piel de limón
  • una pizca de cúrcuma
  • algo más de azafrán en hebra

        

Con antelación, preparamos el pesto. En el vaso de la batidora o en el robot, trituramos las almendras con el diente de ajo, la ralladura de piel de limón, las hierbas, la cúrcuma y el azafrán. Agregar una pizca de sal y pimienta y vamos incorporando, poco a poco, aceite de oliva, hasta obtener una pasta no demasiado líquida. Pasar a un bote hermético y dejamos en el frigorífico.

Para la crema, en la cazuela donde vayamos a prepararla, rehogar las cebolletas muy picadas, a fuego medio hasta que estén blanditas, sin que lleguen a dorarse. Añadir las zanahorias cortadas en dados y damos unas vueltas para que vayan tomando color, agregar sal y pimienta y mojar con el brandy.

Pasados unos minutos, cuando se haya evaporado el alcohol, añadir el agua con gas y las hebras de azafrán, mezclar, tapar la cazuela y cocemos a fuego suave durante treinta o cuarenta minutos, moviendo de vez en cuando. Luego, apartamos y dejamos templar. Triturar con la batidora, agregar algo de pesto y triturar de nuevo.

Por último, pasamos por el chino y dejamos unas horas en el frigorífico. Servir bien fría, en cuencos o en platos hondos y adornamos con algunas cucharadas de pesto y unas hojas de perejil y culantro picadas.

Los comentarios están cerrados.