Wok de pollo, manzana y jengibre

Laura Vichera | 14 de julio de 2011 a las 8:13

  • 6 contramuslos de pollo deshuesados y sin piel
  • 2 manzanas ácidas, tipo Reineta o Starking
  • una nuez de jengibre fresco
  • 2 dientes de ajo
  • unas bayas de enebro
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una estrella de anís
  • zumo y ralladura de piel de limón
  • salsa de soja
  • una pizca de azúcar moreno
  • sal y pimienta negra recién molida
  • una cucharadita de vinagre de manzana
  • aceite de oliva


Una vez abiertos los contra muslos, retirar los restos de grasa y cortamos en dados de tamaño mediano. Enjuagar y dejamos escurrir.

Luego, pelar y rallar el jengibre y lo pasamos a un cuenco grande con los dientes de ajo enteros, sin pelar y machacados, las bayas de enebro también ligeramente machacadas, la estrella de anís, el azúcar y la ralladura de piel de limón.

A continuación, salpimentar los trozos de pollo y se mezclan con todos estos ingredientes procurando que queden bien impregnados. Tapar con film y dejamos en el frigorífico un par de horas.

Mientras, lavar las manzanas y, sin pelar, se parten en cuatro y retirar el corazón. Cortamos en dados medianos y rociamos con unas gotas de zumo de limón.

Calentar unas gotas de aceite en un wok y, cuando esté bien caliente, agregar los trozos de pollo y saltear a fuego vivo, sin dejar de mover.

Cuando el pollo esté bien hecho, incorporar los dados de manzana y rehogar un par de minutos para que también tomen color. Añadir luego la salsa de soja y la cucharadita de vinagre y dejamos que reduzca y caramelice todo junto. Servir enseguida, adornar con el culantro muy picado y acompañar con fideos chinos.

Los comentarios están cerrados.