Crema fría de berenjenas asadas

Laura Vichera | 20 de julio de 2011 a las 8:13

  • 2 berenjenas medianas, de piel muy tersa
  • 150 grs de queso blanco batido desnatado
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • 2 o 3 vasos de caldo de verduras o de ave desgrasado
  • unos tallos de cebollino
  • cúrcuma molida
  • una pizca de pimentón picante
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Un ratito antes, abrimos las berenjenas en dos, a lo largo, y les hacemos varias incisiones sobre la pulpa, una rodeando la piel por dentro y otras en diagonal. Salamos y dejamos escurrir una media hora bocabajo.

Luego, se enjuagan bien y las secamos con papel de cocina. Pintamos la superficie con aceite de oliva y las metemos en el horno, unos veinte minutos a 180 grados, lo justo para que se tuesten y se ablanden un poquito. Las dejamos entibiar y les sacamos la pulpa con ayuda de una cuchara.

A continuación, en la cazuela donde vayamos a preparar la crema, rehogamos los dientes de ajo y las cebolletas, muy picados, sin dejar de mover y a fuego suave para que no se tuesten.

Veinte minutos después, incorporar las berenjenas y saltear brevemente. Luego, espolvorear el pimentón y la cúrcuma, damos unas vueltas y añadir dos o tres vasos de caldo caliente. Mezclar, tapar la cazuela y cocer durante media hora aproximadamente.

Pasado este tiempo, retirar del fuego y dejamos templar. Cuando esté casi fría, incorporar el queso batido y triturar hasta obtener una crema fina que pasamos por el chino. Dejar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Antes de sacar a la mesa, repartir la crema en cuencos y adornar con el cebollino picado y unos bastones de pan frito.

Los comentarios están cerrados.