Buñuelos de espinaca y garbanzos

Laura Vichera | 27 de febrero de 2012 a las 8:13

  • 1/2  kilo de hojas de espinaca baby
  • 100 grs de harina de garbanzos
  • un vasito de agua templada
  • una cucharadita de bicarbonato o de levadura
  • un diente de ajo
  • un puñado de hojas de culantro
  • comino molido
  • una pizca de pimentón
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva para freír

PARA ACOMPAÑAR

  • 2 yogures cremosos, tipo griego
  • algo más de culantro fresco
  • unas hojas de hierbabuena
  • una pizca de comino

 

Una vez retirados los tallos más duros de las espinacas, se enjuagan y las dejamos escurrir. Secarlas luego con papel de cocina y se cortan en trozos grandes. Batimos en un bol los dos yogures con las hierbas muy picadas, el comino y la sal y dejar en el frigorífico mientras preparamos la masa de los buñuelos.

En un cuenco grande volcamos la harina de garbanzos, el bicarbonato o la levadura, el diente de ajo y el culantro, todo muy picado, agregar el pimentón y el comino, una pizca de sal y pimienta.

A continuación, vamos añadiendo poco a poco el agua, sin dejar de mover, hasta que tengamos una pasta ligeramente espesa. Incorporar las espinacas y añadir más harina o agua si fuera necesario. No debe quedar demasiado pastosa. Tapar y dejamos reposar a temperatura ambiente media hora.

Luego, ponemos al fuego abundante aceite en una sartén honda y cuando esté bien caliente, vamos cogiendo la pasta de garbanzos y espinaca y se van friendo por tandas, bien separados unos de otros.

Se van moviendo para que se doren bien por todas partes y los sacamos a escurrir sobre papel absorbente. Servir calientes y acompañar con el dip de yogur.

 


Los comentarios están cerrados.