Pastel de arándanos y queso

Laura Vichera | 10 de junio de 2012 a las 8:13

  • 350 grs de arándanos, mejor frescos
  • 500 grs de queso blanco batido desnatado
  • 2 cucharadas de harina
  • 75 grs de azúcar
  • 4 huevos
  • ralladura de piel de un limón
  • una pizca de esencia de vainilla
  • azúcar glas para el acabado
  • algo más de mantequilla y azúcar para el molde
  • una pizca de sal

 

Si los arándanos son congelados, los dejamos en un colador, con un cuenco debajo para recoger el agua que suelten. Vamos precalentando el horno a 180 grados.

Con un pincel, pintamos con mantequilla un molde hondo y espolvoreamos con una cucharada de azúcar, la repartimos bien y dejamos el molde en el frigorífico mientras preparamos el resto de ingredientes.

En un cuenco grande montamos las claras a punto de nieve fuerte con una pizca de sal. Cuando comiencen a estar duras, vamos añadiendo el azúcar poco a poco, hasta que tengamos un merengue liso y brillante. Aparte, en otro cuenco, mezclamos el queso batido con las yemas, la esencia de vainilla y ralladura de piel de limón.

Cuando estén bien trabados, espolvorear las dos cucharadas de harina y vamos agregando, a cucharadas, las claras montadas, moviendo despacio para que no se bajen. Repartir la mitad de esta crema sobre el molde.

A continuación, colocar sobre ella los arándanos bien escurridos y “tapar” con la crema restante. Hornear durante cuarenta minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, sacamos del horno, dejamos enfriar y espolvorear generosamente con azúcar glas. Servir templada y acompañar de una bola de helado de vainilla y del jugo de los arándanos.

 

Los comentarios están cerrados.