“Saltimbocca” de pollo y albaricoques

Laura Vichera | 26 de julio de 2012 a las 8:13

  • una docena de filetes de pechuga de pollo de corral
  • 6 albaricoques no muy maduros
  • un diente de ajo
  • una nuez de jengibre fresco
  • una cucharadita de azúcar moreno
  • ralladura y zumo de naranja
  • caldo de ave desgrasado
  • ½ vasito de vermú blanco seco
  • unas gotas de vinagre balsámico
  • unas hojas de salvia
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • harina para rebozar
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Una vez lavados los albaricoques, retirar el hueso y se pasan a una sartén grande con la mantequilla, la cucharadita de azúcar y unas gotas de vinagre. Saltear a fuego vivo para que se doren pero no se ablanden demasiado sartén.  Los sacamos a un plato y se reservan.

 Luego, limpiar los filetes de pollo de grasa, los aplanamos con el rodillo y se extienden en una fuente grande.

 En el mortero machacamos la ralladura de piel de naranja con el diente de ajo, unas hojas de salvia picadas, el jengibre rallado y una pizca de sal. Agregar unas cucharadas de zumo de naranja y volcar sobre los filetes de pollo. Tapar con film y dejamos un ratito en el frigorífico.

 Media hora después, escurrir bien los filetes y sobre cada uno de ellos colocamos medio albaricoque, cerrar en forma de pañuelo y sujetar con un palillo.

 Los pasamos por harina, agregar una pizca de aceite a la sartén y los doramos unos minutos por cada lado. Luego, agregar el vermú, sacudir la sartén y, una vez evaporado el alcohol, agregar el caldo y dejamos a fuego suave unos veinte minutos. Acompañar con cuscús al vapor.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber