Albóndigas de sardina con tomate

Laura Vichera | 11 de septiembre de 2012 a las 8:13

 

  • un kilo de sardinas hermosas
  • 4 tomates de pera maduros
  • un bulbo de hinojo
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • una hoja de laurel
  • unas hojas de perejil fresco
  • unas ramitas de culantro
  • unas semillas de comino
  • una pizca de comino molido
  • una pizca de pimentón
  • harina para rebozar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar las sardinas, retirar las tripas, la cabeza y la espina, dejando solamente los lomos limpios. Enjuagar cuidadosamente y los secamos con papel absorbente.

Luego, los trituramos en la picadora con los dos dientes de ajo, puñado de hojas de perejil y culantro y unas semillas de comino. Volcar en un cuenco grande, añadir una pizca de pimentón y pimienta negra. Mezclar con un tenedor, tapar con film y dejamos en el frigorífico un ratito para que quede más trabada.

Mientras, en una cazuela baja, vamos preparando la salsa. Calentar unas cucharadas de aceite de oliva y rehogar la cebolleta y el bulbo de hinojo todo cortado en tiras finas. Pochar a fuego suave hasta que se ablanden.

A continuación, incorporar los tomates rallados, la hoja de laurel, algo más de pimentón, una pizca de sal y pimienta negra molida. Tapar la cazuela a medias, bajar el fuego y cocer durante veinte minutos. Una vez hecha la salsa, podemos dejarla tal cual o triturar.

Con la masa formamos albóndigas no muy grandes, que pasamos por harina y freímos brevemente. Las escurrimos sobre papel absorbente y las metemos en la salsa. Dar un hervor todo junto y servir con arroz salvaje.

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados.