Pastel de bacalao, puerros y zanahorias

Laura Vichera | 10 de octubre de 2012 a las 8:13

  • 600 grs de bacalao fresco
  • 6 huevos
  • un puerro
  • 2 zanahorias
  • un tomate de pera maduro
  • un vaso de nata ligera
  • salsa de tomate casera
  • unas ramitas de perejil
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • mantequilla y pan rallado para el molde
  • aceite de oliva

 

En unas gotas de aceite de oliva, rehogamos la parte blanca del puerro muy picada con las zanahorias cortadas en daditos y pochamos hasta que estén “al dente”. Engrasar las paredes y el fondo de un molde alargado con mantequilla, espolvorear con pan rallado y lo dejamos en el frigorífico. Precalentar el horno a 170 grados.

Mientras, en una cazuela ponemos a cocer los filetes de bacalao troceados, con el tomate cortado en dos la parte verde del puerro y una de las zanahorias. Agregar unas hojas de perejil, unos granos de pimienta, sal y un hilo de aceite de oliva. Agregar agua hasta cubrir y cocer unos veinte minutos.

Una vez hecho el pescado, cuando se enfríe, repasar bien para eliminar las espinas y los restos de piel. Lo desmenuzamos en trozos medianos y se reservan.

En un cuenco, batimos las claras a punto de nieve y se dejan en el frigorífico. Aparte, batimos las yemas con las nata, unas cucharadas de salsa de tomate, sal y pimienta recién molida.

Cuando todo esté bien mezclado, incorporar los trozos de pescado y añadir también el sofrito de puerros y zanahorias. Volcar en el molde, sacudir para que no queden huecos y hornear al baño María durante una hora.

Pasado este tiempo, dejamos enfriar completamente antes de cortar en rodajas gruesas. Servimos acompañado de mayonesa casera y una ensalada.

Los comentarios están cerrados.