Empanadillas de dulce de membrillo

Laura Vichera | 9 de diciembre de 2012 a las 8:13

  • 16 obleas para empanadillas
  • 100 grs de queso de Burgos
  • 600 de membrillos
  • 150 grs de azúcar moreno
  • un limón
  • una vaina de vainilla
  • clavo molido
  • una yema de huevo
  • 2 cucharadas de leche
  • azúcar glas para espolvorear

 

Es mejor preparar el relleno un día antes. Con estas cantidades vamos a tener  bastante dulce de membrillo aunque lo que vayamos a utilizar aquí sea muy poco. El resto lo conservamos en un recipiente hermético en el frigorífico.

Una vez lavados y pelados los membrillos, retiramos el corazón y los troceamos. Se pasan a una cazuela con cuatro cucharadas de zumo de limón, una tira de piel y la vainilla abierta por la mitad.

Luego agregar el azúcar y un vasito de agua, mezclar todo bien y tapar completamente la cazuela. Poner a fuego mínimo y cocer durante tres cuartos de hora, moviendo de vez en cuando.

Pasado este tiempo, destapamos y dejar que se evapore el jugo de la fruta. Retirar la vainilla, triturar con la batidora, volcar en un cuenco y dejamos enfriar.

En el momento de preparar las empanadillas, precalentar el horno a 180 grados y dejamos el queso sobre un colador para que suelte todo el agua.

Sobre la mesa de trabajo extendemos las obleas y en el centro de cada una de ellas colocamos unos daditos de dulce de membrillo y de queso. Añadir una pizca de clavo molido, cerrar la oblea, pegar los bordes y vamos colocando las empanadillas sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado.

Cuando estén todas hechas, se pintan con la yema y hornear unos quince minutos. Fuera del horno, espolvorear con azúcar glas y algo más de clavo en polvo.

Los comentarios están cerrados.