¿Qué comemos hoy? » Archivo » Pollo con tomate y orégano

Pollo con tomate y orégano

Laura Vichera | 5 de junio de 2014 a las 8:13

  • un pollo grande de corral
  • un pimiento rojo para asar
  • 6 tomates grandes maduros
  • 4 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • un vaso y medio de caldo de ave desgrasado
  • 4 cucharadas de aceitunas negras sin hueso
  • harina para rebozar
  • unas hebras de azafrán
  • un buen pellizco de orégano
  • unos granos de pimienta
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En principio, trocear el pollo, retirar la piel y la grasa, enjuagamos a conciencia y secar con papel de cocina. Salpimentar cuidadosamente y pasar los trozos de pollo harina. Freír a fuego vivo con un buen chorreón de aceite de oliva hasta dorar. Se sacan bien escurridos y los reservamos en un plato.

Luego, en el aceite que nos ha quedado, rehogar las cebolletas cortadas en juliana fina, a fuego muy lento. Vamos limpiando el pimiento y lo cortamos del mismo modo, incorporándolo también a la cazuela.

Cuando todo esté blandito, incorporar los tomates, sin piel ni semillas, cortados en dados. Dejamos unos minutos para que suelten el agua de vegetación y añadimos de nuevo los trozos de pollo a la cazuela y los dientes de ajo picados.

Unos minutos después, mojar con el vino y dejamos evaporar el alcohol. Espolvorear generosamente con orégano, añadir unos granos de pimienta y las hebras de azafrán. Agregar caldo hasta cubrir, sacudir la cazuela, tapar y cocer a fuego suave durante una hora, moviendo de vez en cuando y vigilando por si fuera necesario añadir más caldo.

Una vez hecho, dejamos reposar y servir acompañado de pasta hervida.

 

Los comentarios están cerrados.