Estofado de calamares con tomate

Laura Vichera | 26 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • un kilo de calamares medianos
  • 6 tomates de pera maduros
  • un trozo de calabaza de pulpa naranja
  • un pimiento rojo
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • unas ramitas de romero
  • una hoja de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • una guindilla
  • unas ramitas de perejil fresco
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

En primer lugar, limpiamos los calamares, les damos la vuelta, se enjuagan y los escurrimos bien. Una vez secos, les metemos dentro las patas y las aletas y se reservan.

A continuación, picar muy finas las cebolletas y el pimiento rojo. Pochar a fuego muy suave para que vayan ablandándose sin dorar. Incorporar luego los dos dientes de ajo picado y mezclar bien.

Unos minutos después, agregamos los tomates rallados, una pizca de sal y la calabaza cortada en daditos. Añadimos también el romero, el laurel y unos granos de pimienta negra.

Cuando todo esté bien trabado y haya ido reduciendo el jugo de las verduras, incorporar las hebras de azafrán, la guindilla y los calamares a la cazuela, damos unas vueltas y mojar con el vino blanco.

Una vez evaporado el alcohol, agregar un vaso de agua o de caldo, sacudir la cazuela, tapar a medias y cocer durante cuarenta y cinco minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, si la salsa estuviera demasiado líquida, dejamos al fuego unos minutos más sin tapar para que reduzca. Repartir por encima el perejil muy picado y acompañar con arroz blanco.