Ternera estofada con apio y enebro

Laura Vichera | 20 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de ternera para guiso: falda, jarrete, babilla
  • unos tallos de apio con sus hojas
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 3 tomates de pera maduros
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • una tira ancha de piel de naranja y otra de limón
  • un vasito de Jerez Amontillado
  • caldo de carne desgrasado
  • harina para rebozar
  • unas bayas de enebro
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta
  • unas ramitas de perejil fresco
  • aceite de oliva

 

Cuando hayamos limpiado la carne de grasa, la atamos con hilo y salpimentamos. Pasamos por harina y freímos, a fuego vivo, en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva. Sin pincharla, le vamos dando la vuelta para dorarla bien por todas partes. Luego, se saca a un plato y reservamos.

A continuación, agregar algo más de aceite en la cazuela si fuera necesario y añadimos los tallos de apio, limpios de hebras y las cebolletas, todo picado muy menudo. Bajar el fuego y rehogar hasta que estén blanditos.

Luego, agregamos las zanahorias cortadas en rodajas gruesas, los tomates rallados, la nuez moscadas, las bayas de enebro machacadas con los ajos, unos granos de pimienta y la tiras de piel de naranja y limón.

Una vez reducido el sofrito, incorporar nuevamente la carne a la cazuela y mojar con el Amontillado. Pasados unos minutos, rascar el fondo de la cazuela, añadir caldo hasta cubrir y sacudimos suavemente. Tapar y cocer a fuego suave durante una hora aproximadamente.

Pasado este tiempo, sacar la carne y la dejamos enfriar. Triturar la salsa y napar  el guiso. Agregar perejil picado por encima y acompañar con pasta larga hervida.

Los comentarios están cerrados.