Guiso de ternera, champiñones y patatas

Laura Vichera | 19 de mayo de 2015 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso: babilla, falda…
  • un puñado de champiñones pequeñitos
  • 2 zanahorias gruesas
  • 2 patatas grandes
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco
  • caldo de carne desgrasado
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • una cucharada de harina
  • un ramillete hecho con dos hojas de laurel, unas ramitas de romero y tomillo
  • ralladura de piel de limón
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Cuando hayamos limpiado la carne de grasa, la cortamos en dados y salpimentar. Pelar y cascar las patatas. Despuntar las zanahorias , se raspan y las cortamos en rodajas. Retirar la parte final del pie de los champiñones y los limpiamos bien de tierra.

En una cazuela honda, calentamos un chorrito de aceite de oliva. Espolvorear la carne con la harina y la freímos a fuego vivo para sellarla. Se saca y dejamos escurrir sobre papel absorbente. Precalentamos el horno a 200 grados.

A continuación, en el aceite que nos ha quedado, rehogar las cebolletas muy picadas con las zanahorias. Rehogar unos minutos y añadir los dientes de ajo pelados y machacados. Damos unas vueltas y añadimos las cucharadas de concentrado de tomate, la ralladura de piel de limón, los granos de pimienta, el ramillete de hierbas y el vino blanco.

Una vez evaporado el alcohol, añadir un par de vasos de caldo de carne y dejamos que comience a hervir. Incorporar entonces las patatas, la carne y  los champiñones.

Pasados unos minutos, volcar en una fuente honda, tapar y hornear durante tres cuartos de hora. Al finalizar la cocción, comprobar que la carne y las patatas quedan muy tiernas.

 


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber