Cazuela de pollo con lima y pimentón

Laura Vichera | 26 de noviembre de 2015 a las 8:13

  • 8 muslos de pollo de corral deshuesados
  • una docena de patatas pequeñas, de guarnición
  • una zanahoria
  • una chirivía
  • 2 cebollas rojas
  • 2 dientes de ajo
  • zumo de una lima
  • una nuez de jengibre fresco
  • caldo de ave desgrasado
  • salsa picante: tipo harissa o piri-piri
  • una pizca de pimentón
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Dos o tres horas antes de empezar, limpiamos el pollo. Retirar la piel y la grasa y enjuagamos bien. Secar con papel de cocina y salpimentar. Espolvorear también el pimentón y reservar en un cuenco.

En el mortero, machacar los dientes de ajo con los granos de pimienta negra, el jengibre pelado y rallado y, también, ralladura y zumo de lima. Agregar la salsa picante y mezclar bien.

Luego, volcar sobre los trozos de pollo y movemos para que queden bien impregnados. Tapar con film y dejamos en el frigorífico durante dos o tres horas, moviendo de vez en cuando. Precalentar el horno a 180 grados.

Mientras, preparar el sofrito. Calentar un chorrito de aceite de oliva en una cazuela grande y rehogar las cebollas cortadas en tiras finas. Pochar a fuego suave para que se vayan haciendo sin dorarse. Volcar en una fuente de horno y reservar.

En la misma cazuela, añadir algo más de aceite, si fuera necesario, y freír los trozos de pollo. Agregar la chirivía y la zanahoria cortada en rodajas medianas y rehogar todo junto. Incorporar las patatas lavadas y sin pelar y pasar todo a la fuente.

Por último, mojar con un par de vasos de caldo, sacudir bien  y hornear durante media hora sin tapar. Dejamos reposar unos minutos antes de servir.

Etiquetas: , , , ,


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber