Mejillones rellenos al horno

Laura Vichera | 6 de abril de 2016 a las 8:13

  • un kilo de mejillones medianos
  • unas ramitas de apio
  • 2 huevos
  • 2 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • un trozo de pan duro
  • 4 cucharadas de concentrado de tomate
  • un vaso de vino blanco seco
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • una pizca de comino molido
  • unas ramitas de perejil y culantro
  • unos granos de pimienta
  • una pizca de pimentón picante
  • aceite de oliva

 

Para empezar, limpiar los mejillones, los rascamos con un cuchillo bajo el grifo para eliminar las barbas, se enjuagan bien y se pasan a una cazuela grande

A continuación, añadimos el vaso de vino blanco, unos granos de pimienta, los tallos de apio cortados en trozos grandes y las hojas de laurel. Tapamos y cocemos a fuego suave hasta que se abran. Luego los dejamos templar y cuando se enfríen retiramos una de las conchas y se reservan en una fuente. Precalentar el horno a 180 grados.

En un cuenco remojamos la miga de pan con unas cucharadas del caldo de cocción, previamente colado. Batir los huevos, añadimos los dientes de ajo muy picados y las especias.

También añadimos unas hojas de perejil y culantro muy picados, el concentrado de tomate y el pan bien escurrido y desmenuzado. Trabajar todo bien con un tenedor.

Con ayuda de una cuchara, vamos rellenando los mejillones con esta pasta y rallar por encima algo de pan asentado. Agregar un hilo de aceite de oliva y, en el último momento, hornear durante veinte minutos. Dorar y servir enseguida acompañando el plato con una ensalada.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber