Empanada de carne, calabaza y apio

Laura Vichera | 5 de noviembre de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de harina
  • 100 grs de mantequilla fría
  • 60 grs de agua fría
  • unas semillas de sésamo

PARA EL RELLENO

  • 300 grs de ternera en filetes finos o, mejor aún, restos de carne asada
  • 400 grs de calabaza limpia
  • unas ramitas de apio tiernas
  • 2 huevos
  • unas ramitas de tomillo
  • unas ramitas de perejil
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Con antelación, preparamos la masa. Tamizar la harina en un cuenco y añadimos la pizca de sal y también las semillas de sésamo. Incorporar la mantequilla cortada en daditos y, poco a poco, vamos incorporando el agua.

Cuando tengamos los ingredientes bien trabados, formar una bola y dejamos en el frigorífico durante media hora.

Para el relleno, picamos la cebolleta y el apio en tiras finas y la calabaza en daditos. Si lo que vamos a utilizar son filetes de ternera, los limpiamos de grasa y se pican muy menudos, a cuchillo. Si es un resto de carne asada, la desmenuzamos.

En una sartén con un chorrito de aceite de oliva rehogamos las verduras a fuego suave. Cuando estén blanditas, incorporar la carne, el tomillo desmenuzado, sal y pimienta. Volcar en un cuenco y dejamos enfriar. Precalentar el horno a 180 grados.

Sobre un molde desmontable estiramos la mitad de la masa, procurando que sobresalga. A la mezcla de carne y verduras añadimos un huevo batido y rellenamos la base de la empanada, procurando que quede bien extendida.

Por último, estirar el resto de la masa y “tapamos”. Pegar los bordes de las dos masas y pintar con el otro huevo batido. Pinchar la superficie y hornear durante cuarenta minutos. Servir templada y acompañar con una ensalada.

Pasta con gambas a la crema

Laura Vichera | 4 de noviembre de 2016 a las 8:13

  • 350 grs de pasta larga
  • medio kilo de gambas hermosas
  • una cebolleta
  • una cucharada sopera de brandy
  • una copita de vino blanco seco
  • medio vasito de leche de coco o leche evaporada
  • una guindilla pequeña
  • unas ramitas de cebollino
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, pelamos las gambas y pasamos las cáscaras y las pieles a una cazuela. Cubrir con agua fría y cocinar a fuego suave hasta obtener un caldo concentrado. Dejamos enfriar y colamos.

Con la punta de un cuchillo, retirar la vena dorsal a las gambas, enjuagamos y se dejan escurrir. Picar muy menuda la cebolleta y abrir la guindilla para retirar las semillas.

En una sartén amplia calentamos un chorrito de aceite de oliva y pochar la cebolleta, a fuego medio, sin dejar de mover. Cuando esté blandita, incorporar las gambas y las doramos un par de minutos. Añadir entonces el brandy y flambear. Agregar a continuación el vino blanco, la guindilla, las hebras de azafrán, la leche y unos tallos de cebollino picado.

Luego, salpimentar, incorporamos también una pizca de pimentón y un vasito de caldo. Mezclamos y dejar todo junto al fuego durante diez minutos más, agitando suavemente la sartén para que la salsa quede bien trabada.

Aparte, en una cazuela grande, calentamos agua con un pellizco de sal. Cuando comience a hervir, incorporamos la pasta y cuando esté “al dente”, volcar en un escurridor y refrescar con agua fría.

Justo antes de sacar a la mesa, incorporar la pasta a la sartén y salteamos un par de minutos, sin dejar de agitar, para que quede bien trabada con la salsa.

 

 

Bizcocho cremoso de chocolate y sésamo

Laura Vichera | 30 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 160 grs de chocolate negro para fundir (70% de cacao)
  • 80 grs de azúcar moreno
  • 80 mls de nata para cocinar
  • 3 huevos
  • 70 grs de harina
  • una cucharada de levadura
  • 2 cucharadas de tahiné (pasta de sésamo)
  • una cucharada de  semillas de sésamo para decorar
  • algo de mantequilla para el molde
  • azúcar glas para decorar

 

Para empezar, vamos precalentando el horno a 170 grados con aire. En un cuenco, troceamos el chocolate y lo calentamos al baño María. Cuando esté fundido, dejamos templar y, poco a poco, incorporar la nata y la pasta de sésamo, sin dejar de mover con las varillas.

 En otro cuenco, batimos enérgicamente los tres huevos con el azúcar hasta obtener una crema lisa y espumosa. Incorporar la harina tamizada con la levadura y añadimos luego la mezcla de chocolate. Mezclar suavemente y agregar, por último, las semillas de sésamo.

Luego, engrasar un molde redondo con algo de mantequilla y volcar la mezcla. Sacudir ligeramente para que no queden huecos y hornear durante media hora. Debe formarse una costra en la superficie pero debe quedar cremoso por dentro.

Una vez hecho, esperar a que se enfríe un poco para desmoldar. Espolvoreamos generosamente con azúcar glas y servir templado o a temperatura ambiente, para que conserve la cremosidad en su interior.

NOTA: El TAHINÉ (también llamado TAHINI o TAHINA) se encuentra en todas las grandes superficies y en tiendas de alimentación oriental. Está elaborada a base de semillas de sésamo tostadas y machacadas con aceite de oliva. Se utiliza tanto en platos dulces como salados. Es uno de los ingredientes del conocido HUMMUS o crema de garbanzos.

Wok de ternera, arroz y pimiento rojo

Laura Vichera | 29 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 400 grs de ternera en filetes finos
  • 250 grs de arroz Thaï
  • 2 pimientos rojos
  • un tomate de pera maduro
  • una cebolleta grande
  • un diente de ajo
  • salsa de soja al gusto
  • unas gotas de salsa Perrins
  • unas ramitas de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de sésamo

En un cazo, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar el diente de ajo entero y pelado. Cuando comience a tomar color, lo desechamos y rehogar el arroz hasta que el grano esté transparente. Agregar el doble de agua y un pellizco de sal. Tapar y cocer a fuego suave unos doce minutos.

 Una vez hecho, volcar en un colador y refrescar con agua fría. Mientras, limpiar los filetes de ternera y eliminar la grasa. Los aplastamos con el mazo hasta dejarlos muy finos. Se cortan luego en tiras y reservamos.

También pelar la cebolla y la cortamos en tiras finas. Hacer lo mismo con los pimientos, pelar el tomate, retirar igualmente las semillas y se corta en dados pequeños.

En un wok calentamos un hilo de aceite y rehogar los pimientos, a fuego medio, moviendo de vez en cuando durante unos minutos. Cuando comiencen a ablandarse, incorporar la cebolleta y unas cucharadas de salsa de soja. Mezclar y mantener al fuego cinco minutos más, sin dejar de mover.

A continuación, añadimos las tiras de ternera y el tomate. Agregar algo más de aceite y de salsa de soja, unas gotas de salsa Perrins, sal y pimienta. Cocinar a fuego medio.

Justo antes de apartar, incorporamos el arroz y un puñado de hojas de culantro picadas. Saltear todo junto dos o tres minutos más y servir enseguida.

Lasaña de verduras con nueces

Laura Vichera | 28 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 16 placas para lasaña (pueden ser precocidas)
  • un puñado de nueces peladas
  • 150 grs de panceta ahumada en un solo trozo
  • un calabacín mediano
  • un trocito de calabaza
  • 3 zanahorias
  • una cebolla morada
  • 3 champiñones
  • unas ramitas de apio
  • unas hebras de azafrán
  • un vasito de caldo de verduras
  • queso tierno rallado
  • una taza de salsa de tomate casera
  • una taza de salsa bechamel casera
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar, preparar todas las verduras. Las pelamos y se cortan en daditos de tamaño más o menos similar. Retirar la corteza a la panceta y la cortamos en tiras.

En una sartén amplia con un chorrito de aceite de oliva,  rehogar todas las verduras, a fuego suave con el azafrán, una pizca de sal y pimienta molida.

Pasados unos minutos, cuando las verduras hayan tomado color, agregar el vasito de caldo, tapar  a medias la sartén y cocer durante veinte minutos, moviendo de vez en cuando hasta que el jugo reduzca.

Aparte, en otra sartén, sin nada de aceite, saltear los daditos de panceta hasta que estén doraditos. Se sacan y los dejamos escurrir sobre papel absorbente. Precalentar el horno a 150 grados.

Sobre el fondo de una fuente repartimos la mitad de la salsa de tomate y colocamos una primera capa de pasta. Encima, unas cucharadas de verduras, un puñado de nueces troceadas y unos taquitos de panceta.

Vamos alternando los ingredientes, formando capas, hasta acabar con una última de pasta. Napar con la bechamel mezclada con la salsa de tomate reservada y repartir por encima el queso rallado.

En el último momento, hornear durante media hora y gratinamos hasta dorar. Servir enseguida.

Pollo marinado en salsa india

Laura Vichera | 27 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 8 muslos de pollo de corral
  • 2 yogures naturales cremosos
  • una cebolleta
  • un diente de ajo
  • zumo y ralladura de un limón
  • 3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de cúrcuma molida
  • 2 cucharadas de pasta de curry
  • una cucharadita de mostaza
  • una pizca de comino en polvo
  • orégano
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva suave

 

La víspera, limpiamos el pollo, retirar la piel y los restos de grasa. Enjuagamos y secar con papel de cocina. Salpimentar ligeramente y los colocamos en una bandeja.

A continuación, en el vaso del robot picamos la cebolla con el diente de ajo, la ralladura y el zumo de limón. Agregar la miel, la mostaza, la cúrcuma, el comino y el curry. Mezclar todo con los yogures y, por último, añadimos el orégano y mezclamos sin triturar.

Sobre la bandeja, colocamos los muslos de pollo de forma que queden bien extendidos, sin amontonarse. Volcar por encima la marinada y empapamos bien, dándoles la vuelta para que se impregnen por todos lados. Tapar con film y dejamos toda la noche en el frigorífico.

Al día siguiente, precalentamos el horno a 175 grados y hornear el pollo durante cuarenta y cinco minutos. A media cocción, giramos los trozos de carne procurando dorarlos por todas partes. Finalizada la cocción, la carne debe quedar separada del hueso.

Fuera del horno, mantener tapado con papel de aluminio hasta el momento de servir, de modo que quede muy jugoso y conserve todos los aromas. Acompañar con una ensalada de lechugas variadas y una guarnición de arroz Basmati.

Crema de cebollas caramelizadas

Laura Vichera | 26 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 4 cebollas hermosas y dulces
  • caldo de ave desgrasado
  • media cucharada de vinagre balsámico
  • una cucharada de azúcar o jarabe de arce
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • media baguette
  • un diente de ajo

 

En primer lugar,  pelar las cebollas y las cortamos en tiras finas. En una  cacerola amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva con la mantequilla y cuando funda, incorporar las cebollas y las pochamos a fuego suave, moviendo de vez en cuando hasta que estén muy blanditas.

Luego, subir un poquito el fuego para que se doren y con una cuchara de madera, rascamos el fondo de la cacerola. Añadimos la pizca de vinagre balsámico y el jarabe de arce o el azúcar y dorar brevemente.

Cuando estén caramelizadas, cubrir con caldo en cantidad suficiente, añadir también la nuez moscada, unas hebras de azafrán, sal y pimienta negra. En el momento en que comience a hervir, bajar el fuego y cocer suavemente durante quince minutos.

Mientras, cortar el pan en daditos. En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y freímos el diente de ajo entero y machacado. Cuando vaya tomando color, lo desechamos y, en ese mismo aceite, vamos friendo los dados de pan, por tandas, hasta dorar.

 

Una vez hecha la crema, triturar con la batidora y pasamos por el chino. Rectificar de sal y pimienta y arrimar de nuevo al fuego. Servir muy caliente y acompañar con los picatostes.

Mejillones rellenos

Laura Vichera | 25 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 2 kilos de mejillones hermosos
  • 2 huevos
  • 4 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 2 dientes de ajo
  • zumo y ralladura de medio limón
  • 4 cucharadas de concentrado de tomate
  • unas gotas de salsa Tabasco
  • unos tallos de cebollino
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

Una vez limpios los mejillones, los enjuagamos con abundante agua fría y los vamos pasando a una cazuela grande. Añadimos unos granos de pimienta negra y unas gotas de zumo de limón. Tapamos, arrimar al fuego y cocer hasta que se abran.

Una vez abiertos, los sacamos bien escurridos y se reservan en una fuente. Cuando se enfríen un poquito, retiramos una de las conchas y colamos el caldo.

A continuación, precalentamos el horno a 180 grados. Troceamos el pan, lo pasamos a un cuenco y lo remojamos con el caldo de los mejillones cuando se haya enfriado.

En un cuenco batimos los huevos con un puñado de hojas de perejil y unos tallos de cebollino, todo muy picado. Agregar también la ralladura de piel de limón y el pan bien escurrido. Agregar el concentrado de tomate y trabajar todo bien.

Cuando todo esté bien trabado, agregar unas gotas de salsa Tabasco y ligar con un tenedor. Con esta mezcla vamos rellenando los mejillones y se van colocando sobre una fuente, bien juntos para que no se vuelquen. Salpimentar.

En el último momento, cuando vayamos a comer, horneamos durante veinte minutos y gratinar justo antes de sacar del horno. Servir recién hechos y acompañar con una ensalada y una guarnición de arroz blanco.

Ternera con patatas al azafrán

Laura Vichera | 18 de octubre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso en un solo trozo
  • 3 patatas medianas
  • 4 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • un vasito de Manzanilla o vino blanco seco
  • caldo de carne desgrasado
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de perejil, romero y de tomillo
  • una pizca de pimentón
  • un buen puñado de hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida

En primer lugar, troceamos la carne, procurando eliminar el exceso de grasa. Limpiar una de las zanahorias, las cebolletas y los dientes de ajo. Picar muy menudas todas las verduras.

A continuación, calentamos un chorrito de aceite de oliva y salteamos, a fuego vivo, los trozos de carne, moviendo rápidamente para que queden sellados. Se sacan bien escurridos a un plato y reservamos.

Luego, rascar el fondo de la cazuela para despegar los restos de la carne y agregamos las verduras. Añadir también un ramillete hecho con el perejil, las hojas de laurel, el tomillo y el romero.

Pasados unos minutos, cuando las verduras hayan tomado color, incorporar nuevamente la carne, añadir el pimentón y las hebras de azafrán. Añadir también una pizca de sal y pimienta negra molida y damos unas vueltas para que se mezclen los sabores.

Entonces, incorporar las patatas cascadas y las otras dos zanahorias limpias y cortadas en rodajas. Mojamos con la Manzanilla, sacudir la cazuela enérgicamente y añadir las dos cucharadas de salsa de soja.

Por último, cubrir con el caldo caliente y cocer durante media hora a fuego suave. Dejamos reposar unos minutos fuera del fuego y servir bien caliente.

SUGERENCIA: Si la salsa quedara demasiado líquida, machacar un par de patatas y las mezclamos con el caldo.

Lasaña alsaciana de jamón

Laura Vichera | 15 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 16 láminas de pasta para lasaña precocida
  •  2 manzanas pequeñas y dulces, tipo Royal Gala o Pink Lady
  • 8 lonchas grandes y finas de jamón de York extra
  • 2 cebolletas
  • 250 grs de queso cremoso para untar
  • 2 cucharadas de semillas de amapola
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 3 vasos de leche
  • queso tierno rallado
  • nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En una sartén, a fuego muy suave, rehogar las cebolletas muy picadas, moviendo para que se ablanden sin dorarse. Cuando estén bien pochaditas, las pasamos a un cuenco y reservamos.

A continuación, en la misma sartén o en un cazo, fundimos las dos cucharadas de mantequilla. Incorporar la harina y la tostamos bien, moviendo con unas varillas.

Poco a poco, vamos agregando la leche, sin dejar de mover, añadir la nuez moscada, sal y pimienta molida y cocer diez minutos más a fuego medio, hasta que vaya espesando.

Fuera del fuego, incorporar una pizca de queso rallado, rectificar de sal y pimienta y dejamos templar. Pelar las manzanas, retirar el corazón y se cortan en rodajas finas. Precalentamos el horno a 170 grados.

Sobre una fuente engrasada con algo más de mantequilla ponemos una primera capa de planchas de pasta y encima unas cucharadas de queso cremoso. Cubrimos con unas rodajas de manzana, unas cucharadas de cebolla caramelizada y unas semillas de amapola.

Por encima colocamos el jamón y así vamos repitiendo hasta acabar con todos los ingredientes. Napar con la bechamel y espolvorear con el resto de queso rallado. Hornear durante cuarenta minutos y gratinar diez minutos más. Servir recién hecha.