Archivos para el tag ‘alcachofas’

Ternera con alcachofas y champiñones

Laura Vichera | 11 de abril de 2017 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso
  • una docena de alcachofas pequeñas
  • 150 grs de judías verdes
  • 250 grs de champiñones pequeños
  • 2 cebolletas
  • 4 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • medio litro de caldo de verduras
  • un limón
  • una hoja de laurel
  • cúrcuma molida
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Para empezar, limpiamos las alcachofas dejando solamente los corazones y se dejan en agua con unas gotas de zumo de limón. Limpiar las judías verdes y se trocean. Limpiar también los champiñones y se dejan enteros o se cortan en dos, dependiendo del tamaño.

Luego, trocear la carne y la pasamos a un cuenco. En el mortero machacamos unos granos de pimienta con los ajos, el azafrán y la ralladura de piel de limón. Mezclar con la carne y reservar un par de horas en el frigorífico.

En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas picadas muy finas. Cuando estén blanditas, incorporar la carne, subir el fuego, mover para que todos los trozos queden bien sellados y mojar con el vino.

Cuando se haya evaporado el alcohol, incorporar el laurel, las judías verdes y las alcachofas bien escurridas. Damos unas vueltas, añadimos una pizca de sal, la cúrcuma y rehogar brevemente.

Pasados unos minutos, cubrir con el caldo, tapar la cazuela a medias y, cuando comience a hervir, bajar nuevamente el fuego. Cocer durante tres cuartos de hora.

Justo antes de apartar, añadimos los champiñones, sacudir la cazuela y dar un último hervor todo junto y sin tapar para que no quede demasiado caldoso. Acompañar con arroz blanco.

Guiso de alcachofas con verduras

Laura Vichera | 7 de abril de 2017 a las 8:13

  • una docena de alcachofas medianas
  • 3 patatas no muy grandes
  • una zanahoria grande
  • unas ramitas de apio con sus hojas
  • una tacita de guisantes desgranados (pueden ser congelados)
  • un limón
  • una cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • caldo de verduras
  • unas hebras de azafrán
  • unas semillas de comino
  • una pizca de pimentón picante
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez retiradas las hojas exteriores de las alcachofas, cortamos las puntas y las cortamos en dos o en cuatro, a lo largo, dependiendo del tamaño. Las pasamos a un cuenco con agua fría y un chorrito de zumo de limón.

Luego, raspar la zanahoria y la cortamos en rodajas. Limpiar el apio, retirar las hebras y lo cortamos también en tiras. Pelar las patatas, las enjuagamos y se cascan en trozos medianos.

En una cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva y preparamos un sofrito con la cebolla y el ajo muy picados. Rehogamos a fuego suave y añadimos a continuación el apio y la zanahoria.

Unos minutos después, incorporar las patatas, las ramitas de tomillo, el laurel y los granos de pimienta rosa. Añadimos unas semillas de comino, los guisantes y las alcachofas bien escurridas.

Por último, espolvorear el pimentón y añadimos una pizca de sal y pimienta. Cubrir con el caldo, sacudir la cazuela y tapar a medias. Poner a fuego suave y cocinar durante treinta minutos aproximadamente. Servir enseguida.

Menestra de verduras y garbanzos

Laura Vichera | 1 de julio de 2014 a las 8:13

  • 200 grs de garbanzos cocidos
  • 100 grs de jamón serrano en una sola loncha
  • 4 alcachofas pequeñas
  • 2 zanahorias medianas
  • un puñado de tirabeques
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • ½ vasito de vino blanco
  • un vasito de caldo de verduras o agua de cocer los garbanzos
  • un limón
  • una pizca de orégano
  • una cucharada de harina
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Con un cuchillo bien afilado, cortamos las puntas de las alcachofas, retirar las hojas exteriores y se cortan en cuatro, a lo largo. Se dejan en un cuenco con agua fría y zumo de limón.

Luego, retirar la grasa del jamón y lo cortamos en tiras que salteamos en una cazuela. Unos minutos después, se sacan a un plato, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar los dientes de ajo muy picados.

Cuando comiencen a tomar color, incorporamos los garbanzos, subir un poquito el fuego y saltear todo junto hasta que los garbanzos queden crujientes y tostados. Sacar al plato y reservar con el jamón.

Añadir algo más de aceite si fuera necesario y rehogar las cebolletas picadas muy finas. Una vez pochadas, incorporar las alcachofas, las zanahorias en rodajas y los tirabeques cortados en dos.  Salpimentar y saltear todo junto.

Pasados unos minutos, espolvorear la harina y dejamos que se tueste. Agregar también las hebras de azafrán, una pizca de orégano y el pimentón. Mojar con el vino blanco, desglasar así la cazuela y añadir luego el vasito de caldo. Tapar a medias y cocer durante quince minutos.

Justo antes de apartar, incorporar los garbanzos y el jamón, sacudir la cazuela y volcar en una fuente.

 

Cazuela de arroz, alcachofas y espárragos

Laura Vichera | 17 de febrero de 2014 a las 8:13

  • 300 grs de arroz de grano redondo
  • 8 alcachofas
  • un manojo de espárragos verdes no muy gruesos
  • 3 chalotas
  • la parte blanca de un puerro
  • una copita de Jerez o vino blanco seco
  • caldo de ave o de verduras
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

En un cazo ponemos el caldo al fuego y lo mantenemos caliente mientras preparamos el sofrito. Se quitan las hojas más duras a las alcachofas, se parten en seis u ocho trozos, retirar la pelusa del interior y se mantienen en agua con unas gotas de limón.

Luego, calentar un chorrito de aceite de oliva en una cazuela amplia. Limpiar las chalotas y el puerro y se pica todo muy fino y rehogamos a fuego suave, moviendo para que no se quemen.

Pasados unos minutos, cuando estén blanditos, incorporar las alcachofas bien enjuagadas y escurridas, las hebras de azafrán y los tallos de los espárragos troceados. Reservar las puntas para incorporarlas más tarde.

A continuación, cuando las verduras vayan tomando color, añadimos unos granos de pimienta machacados y el arroz. Mezclamos bien para que se trabe con el sofrito y mojar con la copa de Jerez.

Una vez evaporado el alcohol, bañar con el caldo. Cocer a fuego suave unos diez minutos y, pasado este tiempo, incorporar las puntas de los espárragos, sacudir la cazuela y añadir más líquido si fuera necesario. Debe quedar muy caldoso al finalizar la cocción.

Cocer ocho o diez minutos más, rectificar de sal, tapar y dejar reposar fuera del fuego antes de servir.

 

 

 

 

 

Lasaña de carne picada y alcachofas

Laura Vichera | 15 de enero de 2014 a las 8:13

  • 12 placas de lasaña de espinacas
  • 300 grs de carne picada, mitad cerdo, mitad ternera
  • 8 alcachofas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cebolletas
  • un vaso de vino blanco seco
  • un vasito de caldo de verduras
  • sal y pimienta negra recién molida
  • unos medallones de queso de cabra fresco, para untar
  • queso Parmesano rallado
  • un tazón de bechamel clarita
  • aceite de oliva

Primero, cocer la pasta en abundante agua hirviendo con sal y dejamos las placas de lasaña sobre un paño limpio para que escurran.

A continuación, calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén grande y pochar las cebolletas cortadas en tiras muy finas. Mientras, limpiar las alcachofas, se cortan en gajos muy finos y las dejamos en agua con un chorrito de limón.

Cuando las cebolletas estén blanditas, incorporar los dientes de ajo laminados y, antes de que comiencen a tomar color, agregamos las alcachofas bien escurridas. Subir un poquito el fuego y saltear. Se sacan a un plato.

En la misma sartén, calentamos algo más de aceite si fuera necesario y rehogar la carne picada con una pizca de sal y pimienta, sin dejar de mover para que quede bien suelta.

Luego, incorporar el sofrito de alcachofas, mojar con el vino y dejamos que reduzca el alcohol. Volcar en un cuenco y dejamos templar. Precalentamos el horno a 200 grados.

Para montar la lasaña, engrasar ligeramente una fuente grande y colocar una primera tanda de cuatro placas de pasta. Repartir unas cucharadas de relleno, algo de queso de cabra desmenuzado y una cucharada de bechamel.

Repetimos con pasta, cubrimos con más relleno y volvemos a hacer lo mismo hasta terminar con una última capa de pasta. Napamos con la bechamel restante, espolvoreamos el queso Parmesano y gratinamos.

Ensalada de patatas, alcachofas y anchoas

Laura Vichera | 16 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 8 alcachofas medianas
  • una docena de patatas de guarnición
  • 8 filetes de anchoa en aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • un limón
  • una docena de aceitunas moradas
  • unas ramitas de perejil fresco
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y aceite de oliva

 

Con un cuchillo bien afilado, limpiar las alcachofas, retirar las hojas exteriores y cortar las puntas. Se abren por la mitad, con ayuda de una cucharilla, quitamos la pelusa del interior y las dejamos en un cuenco con agua fría y un chorrito de zumo de limón.

Para el aderezo, machacar los granos de pimienta con los dos dientes de ajo, las hebras de azafrán y la ralladura de piel de limón. Añadir una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva.

A continuación, enjuagar las patatas y sin pelar, las frotamos con un cepillo. Las cocemos al vapor hasta que estén hechas y se dejan enfriar. Cuando estén templadas, las pelamos y se cortan en dos, a lo largo.

En una sartén, con unas gotas de aceite de oliva, sofreímos los ajos en láminas y saltear las alcachofas, a fuego vivo. Cuando vayan tomando color y estén “al dente”,  incorporar las patatas y dejamos que se doren.

Luego, volcar en una ensaladera y dejamos enfriar. Incorporar las aceitunas sin hueso y cortadas en tiras y las anchoas escurridas y troceadas. Agregar unas hojas de perejil picado y agregar parte del aderezo que tenemos preparado. Mezclar despacio, tapar con film y dejamos reposar a temperatura ambiente.

Justo antes de sacar a la mesa, aliñar con el resto de la vinagreta y rectificar de sal.

Risotto con bacalao y alcachofas

Laura Vichera | 19 de octubre de 2013 a las 8:13

  • 300 grs de arroz de grano redondo
  • 200 grs de bacalao desalado
  • 8 alcachofas medianas
  • 2 chalotas
  • caldo de verduras
  • unas hebras de azafrán
  • un vasito de vermú blanco seco
  • queso Parmesano rallado
  • 3 cucharaditas de mantequilla
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Cuando hayamos limpiado las alcachofas y las dejemos sólo en la parte más tierna, se cortan en cuartos y las dejamos en un cuenco con agua fría y un chorrito de limón. Repasar el bacalao para eliminar las espinas y lo desmigamos.

En una cazuela baja y amplia calentamos unas gotas de aceite de oliva con un par de cucharadas de mantequilla. Incorporar las chalotas muy picadas y pochar a fuego muy suave hasta que se ablanden, sin dorarse.

Unos minutos después, incorporar las alcachofas bien escurridas y subimos un poquito el fuego para que se doren ligeramente. Incorporar luego el arroz y también las hebras de azafrán. Movemos para que vayan soltando color y dejamos al fuego unos minutos, hasta que el grano comience a estar transparente.

Entonces, añadimos el vermú y subimos el fuego para que se evapore el alcohol. Enseguida, incorporar el bacalao desmigado y vamos bañando con el caldo bien caliente, poco a poco, para que el arroz vaya absorbiendo el líquido.

Hasta que no quede seco no agregamos el siguiente cucharón de caldo. Cocemos unos dieciséis minutos, moviendo constantemente y añadiendo líquido hasta que el arroz quede cremoso.

Justo antes de sacar a la mesa, agregar unas cucharadas de queso Parmesano rallado y la otra cucharada de mantequilla. Rectificar de sal y pimienta, mezclar y servir enseguida, antes de que se enfríe.

Etiquetas: , ,

Pollo rebozado con alcachofas

Laura Vichera | 9 de mayo de 2013 a las 8:13

    • 12 contra muslos de pollo
    • una docena de alcachofas medianas
    • 3 cebolletas
    • 1 limón
    • caldo de verduras
    • un vaso de vino blanco
    • una cucharada de vinagre de Jerez
    • unos granos de comino
    • unas ramitas de tomillo
    • unas hebras de azafrán
    • pan rallado
    • sal y pimienta negra recién molida
    • aceite de oliva

     

    En el mortero machacamos el diente de ajo con el tomillo desmenuzado, el comino, el vinagre, sal, una pizca de pimienta molida y unas cucharadas de aceite de oliva. Quitar la piel y la grasa del pollo, enjuagar y secamos con papel de cocina. Colocar los trozos en una fuente y lo empapamos con el adobo. Tapamos con film y dejamos en el frigorífico durante un par de horas.

    Luego, limpiar las alcachofas, retirar las hojas más duras y se van pasando a un cuenco con agua fría y unas gotas de limón. Calentamos unas cucharadas de aceite en una cazuela de barro y rehogamos  las cebolletas picadas en tiras finas, a fuego suave, hasta que se ablanden.

    Cuando estén transparentes, añadimos las hebras de azafrán, una pizca de sal y pimienta y las alcachofas cortadas por la mitad. Bañamos con el vaso de vino, damos un hervor y apartamos.

    A continuación, pasar los trozos de pollo por pan rallado y se fríen por tandas a fuego vivo, hasta que se doren. Los sacamos bien escurridos y se van pasando a la cazuela con las alcachofas. Arrimar al fuego, cubrir con el caldo y cocer una media hora.

    Pasado este tiempo, sacudir la cazuela para que la salsa se trabe y espolvorear con algo más de tomillo desmenuzado antes de sacar a la mesa.

Etiquetas: , ,

Alcachofas y almejas con patatas

Laura Vichera | 27 de noviembre de 2012 a las 8:13

  • 700 grs de almejas
  • una docena de alcachofas grandes
  • 3 patatas medianas
  • 2 puerros, la parte blanca
  • 3 dientes de ajo
  • un limón
  • una copa de cava brut
  • caldo de verduras
  • un manojito de perejil fresco
  • una hoja de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Una vez enjuagadas las almejas, se dejan en un cuenco con agua y sal para que suelten la tierra. Limpiar las alcachofas, retirar las hojas de fuera y cortamos las puntas. Las cortamos en cuartos, quitamos la pelusa del interior y las dejamos en agua fría con unas gotas de zumo de limón.

En una cazuela honda, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar los puerros muy picados, a fuego suave. Cuando estén blanditos, incorporar los dientes de ajo muy picados también y sofreír brevemente.

A continuación, incorporar las patatas cascadas en trozos medianos y las alcachofas bien escurridas. Añadir también las hebras de azafrán, la hoja de laurel y unos granos de pimienta negra. Damos unas vueltas, agregar el cava y dejamos evaporar el alcohol. Cubrir con el caldo, en cantidad suficiente, tapar a medias y cocer unos veinte minutos.

Pasado este tiempo, incorporar las almejas bien enjuagadas y un buen puñado de hojas de perejil picado. Sacudir la cazuela y dejar al fuego hasta que las almejas se abran. Servir muy caliente.

SUGERENCIA: Podemos también sustituir las alcachofas por cardos cortados en trozos grandes.

Cazuela de arroz con pollo y alcachofas

Laura Vichera | 8 de noviembre de 2012 a las 8:13

  • 350 grs de arroz de grano redondo
  • 4 contramuslos de pollo de corral deshuesados
  • 8 alcachofas medianas
  • 3 cebolletas
  • 3 tomates maduros
  • 2 dientes de ajo
  • zumo y ralladura de limón
  • unas semillas de comino
  • ½ cucharadita de pimentón picante
  • unas hebras de azafrán
  • 1 vaso de vermú blanco seco
  • caldo de verduras o de ave desgrasado
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En un cuenco con agua fría y un chorrito de zumo de limón se van poniendo las alcachofas bien limpias y cortadas en cuartos.

A continuación, preparar en el mortero, un majado con las semillas de comino, los dientes de ajo, unos granos de pimienta, la ralladura de piel de limón, las hebras de azafrán y una pizca de sal.

Luego, limpiar los trozos de pollo, retirar la piel y la grasa, se enjuagan y los secamos con papel absorbente. Salpimentar y en la cazuela donde vayamos a preparar el arroz, los freímos a fuego vivo.

Cuando estén dorados por todos lados, se sacan bien escurridos a un plato y retirar casi todo el aceite que nos ha quedado.

En ese aceite rehogamos las cebolletas muy picadas y cuando se ablanden, agregar los tomates rallados. Cuando reduzca el sofrito, incorporar el arroz, el pollo y las alcachofas. Damos unas vueltas y mojar con el vermú.

Añadir entonces el pimentón y el majado. Mover y cubrir con abundante caldo caliente. Sacudir la cazuela y dejamos al fuego un cuarto de hora más o menos.

Pasado este tiempo, apartamos y dejamos reposar tapado unos minutos más antes de servir.