Archivos para el tag ‘canela’

Cuajado de fresa y plátano

Laura Vichera | 12 de febrero de 2017 a las 8:13

  • un paquete de galletas de avena
  • un par de cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
  • un plátano maduro
  • una pizca de canela y clavo molidos
  • mermelada de fresas para el acabado

PARA EL RELLENO

  • 300 grs de fresas o fresones maduros
  • 2 plátanos
  • una taza de leche
  • 100 grs de queso crema, para untar
  • 2 cucharadas de mermelada de fresas o de frutos rojos
  • 4 o 5 hojas de gelatina neutra
  • unas gotas de colorante rojo

 

Un rato antes, preparamos la base del pastel. Triturar las galletas en la picadora hasta que queden reducidas a polvo. Incorporar el plátano troceado, picar todo junto y pasamos a un cuenco. Incorporar el clavo y la canela, mezclamos, añadir la mantequilla y trabajar con un tenedor hasta que todos los ingredientes queden bien trabados.

Con esta mezcla, forramos el fondo de un molde desmontable y presionamos bien procurando que no quede demasiado fina. Dejamos en el congelador mientras preparamos el relleno.

En un cuenco ponemos las láminas de gelatina con agua y hielo. Calentamos la leche, apartar y añadimos la gelatina bien escurrida y mezclamos bien para que se deshaga.

Una vez limpias las fresas, reservamos unas cuantas para decorar y pasamos el resto al vaso del robot y las trituramos con los plátanos. Incorporar el queso y las cucharadas de mermelada, la leche colada y también unas cucharadas de colorante rojo al gusto.

Cuando tengamos una mezcla uniforme, volcar sobre la base de galletas, nivelar con una espátula y adornar con las fresas cortadas en rodajas. Enfriar durante un par de horas y pintar con la mermelada licuada. Dejar en el frigorífico un mínimo de cuatro horas más antes de servir.

Falso suflé de mango

Laura Vichera | 11 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 8 huevos
  • 2 mangos en su punto de maduración
  • 70 grs de azúcar blanca
  • 60 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • media lima, zumo y ralladura de piel
  • 2 cucharadas de canela molida
  • una pizca de clavo molido
  • un pellizco de sal
  • azúcar glas para presentar

 

En primer lugar, separamos las yemas y montamos las claras a punto de nieve fuerte con una pizca de sal. Las dejamos en el frigorífico mientras preparamos el resto de ingredientes.

Con ayuda de varillas eléctricas, batimos las ocho yemas con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y bien trabada. Añadir la canela en polvo y el clavo molido. Continuar batiendo hasta que todos  los ingredientes queden integrados. Reservar.

Seguidamente, pelar los mangos, retirar el hueso y los cortamos en daditos que pasamos a un cuenco. Agregar unas gotas de zumo de lima y ralladura de piel.

En una sartén que podamos luego meter en el horno o en un molde metálico, calentamos la mantequilla y cuando esté fundida, incorporamos el mango y dejamos caramelizar a fuego suave.

Un par de minutos después, cuando la fruta comience a tomar color, apartamos y dejamos templar un poquito. Precalentamos el horno a 190 grados.

A continuación, incorporar las claras a la mezcla de yemas y mover despacio para que se integren sin que pierdan volumen. Volcar sobre la fruta y sacudir la sartén para que cubra bien toda la fruta.

En el último momento, metemos la sartén o el molde en el horno y dejamos que el huevo cuaje y suba. Justo antes de sacar del horno, encender el grill y gratinar la superficie. Espolvorear generosamente con azúcar glas y sacar enseguida a la mesa.

Etiquetas: , , , , ,

Crema de chocolate blanco con peras

Laura Vichera | 20 de noviembre de 2016 a las 8:13

  • 100 grs de chocolate blanco para fundir
  • 120 grs de nata ligera
  • 250 grs de nata para montar muy fría
  • 2 peras de pulpa firme, tipo Williams, Conferencia o Ercolina
  • 2 cucharadas soperas de azúcar
  • unas gotas de zumo de limón
  • media cucharadita de canela en polvo
  • una pizca de nuez moscada molida
  • una pizca de clavo molido

 

Para comenzar, montamos la nata hasta que esté bien firme y la dejamos en el frigorífico. Pelar las peras, retirar el corazón y las cortamos en daditos que rociamos con unas gotas de zumo de limón para que no se oxiden.

En una sartén ponemos a calentar, a fuego medio, las dos cucharadas de azúcar, los dados de pera y las especias. Saltear todo junto durante cinco minutos, hasta que la fruta comience a caramelizar. Volcar en un bol y dejamos enfriar.

Aparte, en otro cuenco, troceamos el chocolate. En un cazo ponemos a calentar la nata ligera y dejamos a fuego medio hasta que comience a hervir.

Justo en ese momento, apartar y volcar sobre el chocolate. Dejamos que vaya fundiendo, sin mover y, cuando esté fundido, mezclamos hasta obtener una crema lisa y brillante.

Una vez templada la crema, incorporar los dados de pera y mover suavemente para que la fruta no se rompa. Añadimos luego la nata montada, poco a poco y a cucharadas y mezclar de abajo hacia arriba para que no pierda volumen.

Por último, volcar en cuatro copas altas o en vasitos y dejamos en el frigorífico o en el congelador hasta el momento de servir.

Antes de sacar a la mesa, dejamos unos minutos a temperatura ambiente y espolvorear con algo más de clavo, canela y nuez moscada.

Mousse de queso fresco y frutos secos

Laura Vichera | 9 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de queso fresco cremoso
  • 4 orejones de albaricoques
  • 4 higos secos
  • una cucharadita de pasas sin semillas
  • un puñado de almendras enteras peladas
  • 6 nueces peladas
  • una cucharada sopera de miel de azahar
  • una pizca de canela molida
  • unas hojas de hierbabuena

PARA EL JARABE

  • 3 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
  • unas gotas de agua de azahar

En primer lugar, cortamos los higos y los orejones de albaricoque en tiras y los mezclamos en un cuenco con las pasas. Remojar con agua templada y dejamos reposar unos minutos. Luego, los escurrimos y se reservan.

A continuación, en un cazo ponemos a calentar el agua con el azúcar y el agua de azahar hasta que el azúcar se disuelva. Vamos moviendo y, cuando el jarabe esté a punto, apartamos y dejamos enfriar un poquito.

En un cuenco mezclamos los higos, los orejones y las pasas con el jarabe, mezclamos bien, tapar con film y dejamos reposar a temperatura ambiente.

Aparte, en otro cuenco, batimos vigorosamente el queso fresco con la miel y pasamos al frigorífico hasta el momento de servir.

 Luego, tostar las nueces y las almendras, las picamos en trozos medianos y se mezclan con el jarabe y el resto de frutos secos. Añadir una pizca de canela molida y reservar.

En el momento de servir, repartir la mezcla de queso y miel en cuatro vasitos y añadimos por encima la mezcla de frutos secos. Espolvorear algo más de canela molida y adornar con unas hojas de hierbabuena.

Curry de garbanzos y gambas

Laura Vichera | 16 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 400 grs de garbanzos ya cocidos
  • una docena de gambas hermosas
  • 3 tomates de pera maduros
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • una nuez de jengibre fresco
  • 4 cucharadas de leche de coco
  • 6 clavos de olor
  • unas semillas de culantro
  • una cucharadita de cada una de las siguientes especias molidas:  canela, comino, cúrcuma y guindilla
  • unas ramitas de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En un wok o en una cazuela amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas muy picadas, a fuego suave, para que se vayan ablandando. Pelar las gambas y retirar la vena dorsal, las enjuagamos y se reservan.

Pasados unos minutos, cuando el sofrito de cebolletas esté a punto, incorporar los dientes de ajo machacados y también el jengibre rallado, las especias. Agregar las semillas de culantro machacadas y los clavos de olor, una pizca de sal y pimienta. Mover sin cesar durante un minuto.

A continuación, añadir los garbanzos bien escurridos y los tomates rallados, mezclamos, tapar a medias y cocer a fuego suave durante cuarenta minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, sacamos un par de cucharadas de garbanzos y los trituramos con la leche de coco. Se vuelven a incorporar a la cazuela  para que el caldo espese.

Por último, añadir las gambas y la leche de coco. Sacudir suavemente y dejar al fuego un par de minutos más y dejamos que reduzca la salsa. Justo antes de apartar, añadir el culantro muy picado y mezclar bien. Servir muy caliente.

Bizcocho de plátano y canela

Laura Vichera | 3 de julio de 2016 a las 8:13

  • 2 plátanos maduros
  • 3 huevos hermosos
  • 100 grs de azúcar moreno
  • 120 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • una cucharada de canela molida
  • 180 grs de harina
  • una cucharada de levadura
  • medio limón, zumo y ralladura de piel
  • algo más de harina y mantequilla para el molde
  • una pizca de sal

 

Lo primero que hacemos es engrasar un molde alargado, tipo plumcacke con una pizca de mantequilla y espolvorear con harina. Sacudir bocabajo para eliminar el sobrante y dejamos en el frigorífico.

Luego, fundir ligeramente la mantequilla y reservar. Pelar los plátanos y los cortamos en daditos que dejamos en un plato. Rociamos con zumo de limón para que no se oxiden y reservamos. Precalentar el horno a 180 grados.

En un cuenco cascamos los huevos y los batimos enérgicamente con el azúcar hasta que tengamos una mezcla espumosa. Poco a poco, incorporar la harina tamizada con la levadura y la canela.

Cuando todo esté bien mezclado, incorporar la mantequilla y la pizca de sal. Trabajar todo junto hasta que tengamos una masa lisa y sin grumos y, por último, añadimos los dados de plátano y la ralladura de piel de limón.

Volcamos en el molde y sacudir para que no queden huecos. Hornear unos cuarenta y cinco minutos. Pasado este tiempo, pinchar con la punta de un cuchillo para comprobar que está cuajado. Sacamos del horno y dejamos templar. Desmoldar luego sobre una rejilla y dejamos enfriar del todo.

SUGERENCIA.- Podemos incorporar también a la masa unos piñones o unas nueces o añadir unas pasas.

Trenza de manzana y arándanos

Laura Vichera | 5 de junio de 2016 a las 8:13

  • una lámina grande de hojaldre
  • 300 mls de leche condensada
  • 4 manzanas tipo Royal Gala o Pink Lady
  • una tacita de arándanos secos
  • zumo de medio limón
  • una cucharadita de canela en polvo
  • un huevo
  • un par de cucharadas de azúcar granulada

En primer lugar, preparamos el relleno, así damos tiempo a que repose una vez hecho. Pelar las manzanas, retirar el corazón y se cortan en daditos. Las pasamos a un cuenco y mezclamos con los arándanos y el zumo de limón.

En una sartén, volcamos las manzanas y los arándanos con la canela y la leche condensada. Arrimar a fuego suave y cocinar durante diez minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando.

Pasado este tiempo, apartar del fuego y dejamos enfriar. Luego, volcar nuevamente en el cuenco y dejamos en el frigorífico durante, al menos, una hora.

A continuación, sacar el hojaldre del frigorífico, lo extendemos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, formando un rectángulo grande. Precalentar el horno a 180 grados.

En el centro del hojaldre, a lo largo, volcamos el relleno, dejando los dos laterales libres. Luego, cortar estos dos laterales de pasta, haciendo tiras de unos seis centímetros a cada lado.

Una a una, vamos cruzando las tiras de piel, de un lado a otro, formando una trenza, sin apretar para no aplastar el relleno.

Por último, pintar con el huevo batido y repartir por encima el azúcar granulado. Hornear durante cuarenta minutos, vigilando para que no se dore en exceso.

Fuera del horno, dejamos enfriar sobre una rejilla y servir templada, acompañada de helado de vainilla o unas cucharadas de nata semimontada sin azúcar.

Tarta de nueces al ron

Laura Vichera | 10 de abril de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de harina de repostería
  • 150 grs de mantequilla fría
  • un par de cucharadas de agua templada
  • una cucharadita de azúcar moreno
  • una pizca de sal

PARA EL RELLENO

  • 160 grs de nueces peladas
  • 2 huevos hermosos
  • 25 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 4 cucharadas de jarabe de arce
  • una cucharada sopera de ron pálido
  • una cucharadita de azúcar vainillada
  • 2 cucharadas soperas de harina de repostería
  • ½ cucharadita de canela molida
  • una pizca de nuez moscada
  • una pizca de sal

 

En primer lugar, preparamos la base de la tarta. Mezclamos la harina con el azúcar y la pizca de sal en un cuenco grande. Seguidamente, incorporamos la mantequilla cortada en trocitos pequeños y la trabajamos con la punta de los dedos, de modo que se nos vaya formando una masa arenosa.

Poco a poco, vamos incorporando el agua templada, mezclando hasta que vayamos teniendo una pasta lisa y sin grumos. Formar una bola, envolver con film transparente y dejamos en el frigorífico media hora como mínimo.

Mientras, picar las nueces en trozos grandes. En otro cuenco batimos los huevos con el jarabe de arce, el ron y la mantequilla fundida. Agregar la harina, el azúcar vainillada, la pizca de sal, nuez moscada y canela. Precalentamos el horno a 190 grados.

Sobre la encimera, estiramos la masa y forramos un molde desmontable, previamente engrasado y ligeramente enharinado. Presionar bien sobre el fondo y las paredes y repartimos las nueces por encima.

Por último, cubrimos con la crema y horneamos durante cuarenta minutos aproximadamente. Dejamos enfriar completamente antes de desmoldar.

Pollo guisado con peras y vainilla

Laura Vichera | 15 de enero de 2016 a las 20:59

  • 4 muslos de pollo de corral completos
  • 2 peras grandes, tipo Conferencia o Williams
  • 2 cebollas rojas
  • caldo de ave desgrasado
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una nuez de jengibre fresco
  • un palo de canela
  • un bastón de vainilla
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Cuando hayamos quitado la piel al pollo, separar los contramuslos y los muslos y limpiamos bien de grasa. Enjuagar y secamos con papel de cocina. Salpimentamos y reservar.

En una cazuela amplia y baja, calentamos un chorrito de aceite de oliva y dorar el pollo a fuego vivo,  moviendo para que quede bien hecho por todas partes. Sacamos a un plato.

Luego, en la misma cazuela, dorar las cebollas cortadas en aros finas y pochar a fuego suave. Agregar el jengibre pelado y rallado, la canela, la vainilla abierta por la mitad, a lo largo y unos granos de pimienta rosa.

Una vez pochadas las cebollas, incorporar nuevamente los trozos de pollo, agregar las hebras de azafrán y un buen puñado de culantro picado. Mojar con el caldo templado, sacudir la cazuela y tapamos. Cocer a fuego medio unos cuarenta y cinco minutos.

Pasado este tiempo, retirar los trozos de pollo de la cazuela y los pasamos a una fuente donde los mantenemos calientes. Incorporar las peras peladas y cortadas en dados y las doramos unos minutos con el sofrito.

En el momento de servir, repartimos el sofrito y las peras alrededor del pollo y servir muy caliente acompañado de cuscús al vapor.

Etiquetas: , , ,

Pollo con albaricoques y anacardos

Laura Vichera | 2 de julio de 2015 a las 8:13

  • un pollo de corral mediano
  • 10 albaricoques maduros de pulpa firme
  • un puñado de pasas sin semillas
  • un puñado de anacardos
  • 2 cebolletas
  • una cucharadita de miel
  • caldo de pollo desgrasado
  • 2 palos de canela
  • una cucharadita de ras el hanout
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Para empezar, lavar los albaricoques, hacemos una incisión en la base y los escaldamos en agua hirviendo. Se sacan, los refrescamos con agua fría, se pelan, los abrimos por la mitad y retiramos el hueso.

Luego, troceamos el pollo, retirar la piel y la grasa y se enjuaga bien. Luego, secamos con papel de cocina, salpimentamos y se van sofriendo en una cazuela grande, con un chorrito de aceite hasta dorarlo. Sacar bien escurrido y reservar.

En el aceite que nos ha quedado, rehogar las cebolletas muy picadas. Pochar a fuego suave hasta que estén blanditas. Incorporar nuevamente los trozos de pollo, damos unas vueltas y agregar las ramas de canela, los granos de pimienta, las hebras de azafrán y espolvorear las especias.

Vamos moviendo y, pasados unos minutos, agregar un par de vasos de caldo, sacudir la cazuela y tapar. Cocer a fuego mínimo durante cuarenta minutos.

Pasado este tiempo, incorporar las pasas y los albaricoques a la cazuela. Agregar algo más de caldo si fuera necesario, mover despacio y mantener al fuego diez minutos más.

En una sartén sin nada de aceite, tostar los anacardos troceados y, justo antes de apartar, se incorporan a la cazuela. Dejamos reposar y servir acompañado de cuscús al vapor.