Archivos para el tag ‘cerdo’

Albóndigas con piñones y salsa de yogur

Laura Vichera | 7 de marzo de 2017 a las 8:13

  • medio kilo de carne picada, mitad ternera, mitad cerdo
  • un huevo grande
  • 2 cucharadas soperas colmadas de piñones
  • pan rallado
  • unas hojas de hierbabuena y de culantro frescos
  • una cucharadita de comino molido
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • 2 yogures naturales cremosos, tipo griegos
  • unas hojas de hierbabuena fresca
  • unas gotas de zumo de limón
  • ralladura de piel de limón

 

En una sartén, sin nada de aceite, tostamos los piñones, a fuego suave, con mucho cuidado de que no se quemen. Los sacamos a un cuenco y se reservan.

A continuación, en un cuenco, desmenuzamos la carne y le añadimos el huevo ligeramente batido, un puñado de hojas de hierbabuena y culantro muy picadas, la sal, el comino y la pimienta.

Con un tenedor, vamos mezclando y cuando tengamos todos los ingredientes bien trabados, incorporar los piñones y mezclar de nuevo, suavemente, para que no se rompan. Tapar con film y dejamos la masa reposar durante una hora.

Mientras, en otro cuenco, mezclamos los dos yogures con la hierbabuena muy picada, la ralladura de piel de limón y unas gotas de zumo. Agregar una pizca de sal y pimienta recién molida y mezclar bien. Mantenemos en el frigorífico hasta el momento de servir. Precalentar el horno a 190 grados.

Por último, formar bolitas de carne que pasamos por pan rallado y las colocamos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado. Horneamos durante diez o doce minutos, hasta que queden bien doraditas. Servir recién hechas y acompañar con la salsa para mojar.

Estofado de cerdo en salsa de limón

Laura Vichera | 24 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • un kilo de carne de cerdo para guiso: jamón, cabezada, lomo…
  • 3 limones grandes, de piel gruesa
  • 2 pimientos amarillos
  • 2 cebolletas
  • un ramillete de hierbas: laurel, tomillo, romero, salvia
  • caldo de verduras o de carne desgrasado
  • harina para rebozar
  • unas bayas de enebro
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Es importante empezar a preparar este guiso la víspera para que tome todo el sabor. Limpiar la carne de grasa y cortamos en dados medianos. Salpimentar y pasamos a un cuenco.

Luego, lavar dos de los limones, frotar con un cepillo bajo el grifo y cortamos los extremos. Cortamos luego en cuatro a lo largo y hacemos lonchas finas que incorporamos al cuenco con la carne.

También añadimos el zumo del otro limón, las bayas de pimienta rosa y de enebro ligeramente machacadas. Mezclar bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico, moviendo de vez en cuando.

Cuando vayamos a preparar el guiso, sofreír la carne bien escurrida, a fuego vivo, en un chorrito de aceite de oliva. Vamos moviendo y dejamos que tome color. Sacamos y reservar en un plato.

En el aceite que nos queda en la cazuela, rehogar las cebolletas y los pimientos muy picados y a fuego muy suave. Cuando estén blanditos, incorporar nuevamente la carne, espolvorear una cucharada de harina y tostamos bien.

A continuación, agregar el ramillete de hierbas, el jugo de la marinada y las rodajas de limón y cubrir con el caldo templado. Sacudir la cazuela, tapar y cocer hora y media, a fuego mínimo. Vigilar la cocción por si fuera necesario agregar algo más de caldo o de agua.  Acompañar con pasta hervida o unas patatas al vapor.

 

Rôti de cerdo en salsa de mostaza

Laura Vichera | 6 de diciembre de 2013 a las 8:13

  •  una pieza de carne de cerdo para asar: costillar deshuesado, jamón…
  • 3 cebolletas
  • 3 zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • unas ramitas de salvia fresca
  • 4 cucharadas de mostaza a la Antigua
  • una pizca de mostaza fuerte, tipo Dijon
  • 4 cucharadas de miel
  • una copa de Jerez Amontillado
  • 3 clavos de olor
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta de Jamaica
  • aceite de oliva

 

La víspera, preparamos la carne. Templar ligeramente la miel y la mezclamos con los dos tipos de mostaza. Limpiar la carne de grasa, la atamos con hilo de cocina para que no se deforme y salpimentamos.

Luego, le pinchamos los clavos, algunos granos de pimienta de Jamaica y los dientes de ajo cortados a lo largo. Colocamos dentro de una bolsa de asar o sobre un trozo grande de papel de aluminio y pintamos la carne con el adobo.

Con cuidado, envolvemos para que quede bien cerrado y dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente.

Cuando vayamos a prepararlo, precalentar el horno a 190 grados. En una cazuela preparamos un sofrito con las cebolletas cortadas en tiras finas y las zanahorias cortadas en rodajas.

Pasados unos minutos, cuando comiencen a ablandarse, incorporar la salvia picada, una pizca de sal y pimienta molida. Volcar en una fuente honda y colocar la carne en el centro con el jugo del adobo.

Por encima, mojamos con el Amontillado y añadir un vaso de agua. Sacudir la fuente y hornear durante una hora aproximadamente, dándole la vuelta de vez en cuando a la carne.

Dejamos enfriar dentro de la salsa y, luego, cortar en rodajas finas. Servir con las verduras y acompañar también con un puré de patatas casero.

 

 

 

Etiquetas: , ,

Guiso blanco de carne y zanahorias

Laura Vichera | 10 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • un kilo de carne de cerdo para guiso (cabezada, lomo, jamón…)
  • 2 cebolletas
  • 4 zanahorias
  • 2 yemas de huevo
  • zumo de medio limón
  • una hoja de laurel
  • una cucharada colmada de harina
  • un vasito de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • mejorana
  • unas ramitas de tomillo
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, trocear la carne en dados gruesos que salpimentamos. Luego, en una cazuela grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y añadimos todo lo anterior: la carne, las zanahorias en rodajas y las cebolletas en gajos. Agregar también el vino blanco, el tomillo, la mejorana y el laurel y cubrir con agua o caldo.

En cuanto comience a hervir, retiramos la espuma que se haya formado en la superficie, añadimos una pizca de sal y bajamos el fuego. Cocemos durante una hora aproximadamente hasta que la carne esté muy tierna. Sacarla del caldo y dejar éste al fuego hasta que reduzca. Colarlo y reservar.

Aparte, en otra cazuela calentamos las dos cucharadas de mantequilla con dos cucharadas de aceite. Espolvoreamos la harina y remover hasta que se trabe bien. Incorporar la leche y los granos de pimienta rosa y seguir moviendo con unas varillas hasta que tengamos una mezcla cremosa. Ir agregando el caldo de carne, moviendo para que se integre bien y espese.

Por último, en un bol grande, batimos las dos yemas con el zumo de limón en un bol grande y vamos añadiendo cucharada a cucharada, la salsa que acabamos de preparar, despacio para que no se corte. Calentar de nuevo la salsa al baño María y cuando esté bien caliente, volcamos sobre la carne. Arrimar todo a fuego minimo y servir enseguida con pasta hervida.

Solomillos de cerdo en salsa agridulce

Laura Vichera | 16 de febrero de 2013 a las 8:13

  • 2 solomillos ibéricos
  • 2 cebolletas
  • un puerro, sólo la parte blanca
  • unas ramitas de apio
  • 2 zanahorias
  • zumo de tres naranjas
  • 2 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 3 cucharadas de salsa de tomate casera
  • un par de vasos de caldo de carne
  • un vaso de vino blanco seco
  • sal y pimienta negra recién molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar las verduras y se pican muy menudas. Las ponemos a rehogar con la mantequilla y un hilo de aceite de oliva, a fuego suave, para que se ablanden sin dorarse. Precalentar el horno a 190 grados.

Cuando estén blanditas, incorporar la harina, damos unas vueltas para que quede bien tostada y agregamos la salsa de tomate. Mojar con el caldo de y el vino y dejamos al fuego durante otros quince minutos, sin dejar de mover.

Aparte, cocer el azúcar con un par de cucharadas de agua. Cuando tengamos un almíbar ligeramente dorado, añadir el vinagre y el resto de zumo de naranja. Emulsionar bien y lo agregamos a la salsa de verduras. Mezclamos y dejamos cocer a fuego suave unos diez minutos. Triturar la salsa y la pasamos por el chino. Dejar a fuego mínimo para que esté muy caliente.

Luego, retiramos la grasa de los solomillos, los atamos con hilo de cocina y se colocan en una fuente, salpimentados y regados con un hilo de aceite. Horneamos durante cinco minutos.

Una vez hechos, agregar el resto del zumo de naranja y dejar que reposen en este jugo fuera del horno. Cortamos los solomillos en rodajas al bies y se colocan en una fuente con la salsa aparte.

Etiquetas: , ,

Costillar de cerdo lacado

Laura Vichera | 13 de octubre de 2012 a las 8:13

  • un costillar de cerdo de un kilo aproximadamente
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de Jerez Amontillado
  • una cucharada de azúcar moreno
  • caldo de carne desgrasado
  • unas ramitas de tomillo
  • sal y pimienta negra molida

 

La víspera, limpiar el costillar de grasa, dejando solamente un poquito y le pegamos unos cortes para que el adobo penetre en el interior. Lo pasamos a una fuente honda y salpimentar por ambas caras.

A continuación, en un cuenco, templamos ligeramente la miel y la mezclamos con la salsa de soja, el Jerez y el vinagre. Mezclar enérgicamente y agregar los dos dientes de ajo picados y el azúcar. Incorporar un par de cucharadas de caldo y el tomillo desmenuzado.

Con un pincel, pintamos la carne con este adobo, tapar con film y dejamos en el frigorífico, dándole la vuelta de vez en cuando y pintando nuevamente para que tome bien el sabor por todos lados.

En el momento de prepararlo, precalentar el horno a 210 grados. Sacar la carne y la colocamos, bien escurrida sobre una rejilla y debajo ponemos la bandeja para recoger el jugo.

Antes de hornear, pintar nuevamente la carne y cocinar durante treinta y cinco o cuarenta minutos, dándole la vuelta a mitad de la cocción.

Pasado este tiempo, subir la temperatura del horno a 240, pintar nuevamente la carne con el jugo que ha ido soltandoy gratinar unos diez minutos, girando el costillar para que se dore y quede bien crujiente.

Fuera del horno, trocear y servir enseguida acompañado de un puré de patatas casero o unas patatas fritas en dados gruesos y una ensalada.

 

 

Etiquetas: ,

Rôti de cerdo al vino tinto

Laura Vichera | 24 de septiembre de 2012 a las 8:13

  •  800 grs de lomo o jamón de cerdo en un solo trozo
  • 3 zanahorias
  • 2 cebollas moradas
  • 3 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • ralladura de piel de naranja
  • unas ramitas de tomillo
  • ½ botella de vino tinto con cuerpo
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • una pizca de harina
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • unos granos de pimienta rosa
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

Una vez retirado el exceso de grasa de la carne, la atamos con hilo de bramante y salpimentamos. En el mortero, machacamos los dientes de ajo con una pizca de sal, el tomillo desmenuzado, unos granos de pimienta negra y la ralladura de piel de naranja.

Con esta mezcla frotamos la carne, envolvemos en papel de aluminio y dejamos un par de horas en el frigorífico para que tome sabor.

Luego, espolvorear ligeramente con harina y freímos a fuego vivo en una cazuela con un hilo de aceite de oliva, dándole la vuelta poco a poco hasta que quede bien dorada por todas partes.

Una vez hecho, sacar el lomo a un plato y añadir la mantequilla a la cazuela. Incorporar las zanahorias cortadas en rodajas y las cebollas en tiras finas. Rehogar unos minutos hasta que comiencen a tomar color.

Por último, incorporar nuevamente la carne, agregar sal y pimienta, incorporar las hojas de laurel y añadir el vinagre y el vino tinto. Cocer a fuego suave durante una hora.

Pasado este tiempo, sacar la carne y cortar en lonchas finas. Reducir la salsa y napar con ella el lomo. Acompañar con arroz salvaje. 

 

 

Etiquetas: , ,

Magro en salsa de pimientos

Laura Vichera | 21 de mayo de 2012 a las 8:13

  •  700 de magro de cerdo o jamón
  • 4 tomates de pera maduros
  • 2 cebolletas
  • 2 pimientos verdes
  • ½ pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • harina para rebozar
  • un vaso de vino blanco seco
  • una guindilla
  • una cucharada de pimentón
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Cortamos la carne en dados no demasiado pequeños, retiramos el exceso de grasa y salpimentamos. Espolvorear ligeramente con harina y en una cazuela no muy honda, con un hilo de aceite de oliva, se fríen a fuego vivo, moviendo para que queden bien dorados. Los escurrimos y se sacan a una fuente.

En el aceite que nos queda, preparamos el sofrito. Rehogar a fuego muy suave los pimientos y las cebolletas, todo muy picado. Vamos moviendo para que se vayan ablandando. 

Cuando el sofrito esté, agregar los dientes de ajo ligeramente machacados con unos granos de pimienta y el tomillo desmenuzado. Añadir también los tomates rallados y mezclar con el resto de verduras. 

Una vez evaporada el agua de vegetación, incorporar nuevamente la carne, mezclamos todo, rehogar brevemente y mojar con el vino blanco. 

Unos minutos después, añadir la guindilla y el pimentón y medio vasito de agua. Sacudir la cazuela, tapar y dejar a fuego suave cuarenta minutos, aproximadamente. Vigilar de vez en cuando por si fuera necesario agregar algo más de agua o caldo. La carne debe quedar muy tierna y la salsa bien trabada. Acompañar con arroz blanco o pasta hervida.

Etiquetas: , ,

Fiambre de lomo relleno

Laura Vichera | 27 de marzo de 2012 a las 8:13

  • 700 grs de lomo de cerdo en un trozo
  • 150 grs de carne de cerdo picada
  • 1 manzana
  • 6 pimientos del Piquillo en conserva
  • 2 huevos
  • 2 cebolletas
  • 1 diente de ajo
  • caldo de carne
  • un vaso de Jerez Amontillado
  • harina para rebozar
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

Con un cuchillo bien afilado abrimos la carne y luego, con el mazo, aplastar ligeramente para que quede fina y salpimentar por ambas caras.

En un cuenco, desmenuzamos la carne picada y agregar el diente de ajo picado y la manzana igualmente rallada. Añadimos unos granos de pimienta rosa ligeramente machacados y los dos huevos batidos. Trabajar con un tenedor hasta que tengamos una masa bien trabada.

A continuación, secar los Piquillos con papel de cocina y los abrimos por la mitad. Se colocan cubriendo la superficie central de la carne, procurando dejar libre los bordes.

Por encima, repartimos la farsa que tenemos preparada y extender. Enrollar la carne y cosemos con hilo de cocina para que no se salga el relleno al cocinar, espolvorear con harina y freír una cazuela, a fuego vivo, dándole la vuelta sin pincharlo hasta que quede bien dorado.

Se saca bien escurrido a un plato y en el aceite que queda, rehogar las cebolletas cortadas en tiras y pochar a fuego suave.

Cuando estén blanditas, incorporar la carne, mojar con el Jerez y, una vez evaporado el alcohol, agregar un par de vasos de caldo. Rascamos el fondo de la cazuela, tapar a medias y cocer durante una hora.

Una vez hecha, dejamos enfriar del todo y cortar en lonchas. Acompañar con una ensalada y un puré de patatas casero.

Etiquetas: ,

Solomillos en adobo de menta

Laura Vichera | 13 de marzo de 2012 a las 8:13

  • 2 solomillos de cerdo, mejor ibéricos
  • 6 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de carne desgrasado
  • una copita de Jerez Amontillado
  • un puñado de hojas de menta fresca
  • unas semillas de comino
  • ralladura de piel de limón
  • una cucharada de azúcar moreno
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

La víspera, preparar un majado con las semillas de comino, los dientes de ajo y las hojas de menta picadas. Agregar  unos granos de pimienta y la ralladura de limón, machacar hasta que tengamos una pasta y desleír con un hilo de aceite de oliva.

Retirar la grasa de la carne y atar cada uno de los solomillos con hilo de cocina. Se colocan en una fuente honda y los pintamos con la marinada. Tapar con film y dejamos en el frigorífico, procurando darles la vuelta de vez en cuando.

En el momento de preparar la carne, en una cazuela amplia, de paredes bajas ponemos a calentar un chorrito de aceite de oliva y pochar, a fuego muy suave, las chalotas cortadas en tiras muy finas. Vamos moviendo y cuando estén blanditas, espolvorear la cucharada de azúcar y agregar una pizca de sal y pimienta molida.

Cuando las chalotas comiencen a caramelizar, colocar encima los solomillos, subir un poquito el fuego y los doramos por todas partes, dándoles la vuelta sin pincharlos.

Luego, mojar con el Amontillado y, unos minutos después, cuando se haya evaporado el alcohol, agregar un vaso de caldo, tapar a medias, bajar el fuego y cocer durante veinte minutos aproximadamente.

Una vez hechos, cortar en rodajas, napar con la salsa y acompañar con quinoa o cuscús al vapor.

Etiquetas: ,