Archivos para el tag ‘croquetas’

Croquetas de Camembert y jamón

Laura Vichera | 29 de abril de 2017 a las 8:13

  • 125 grs de queso Camembert muy frío
  • 100 grs de jamón York en lonchas gruesas
  • 800 mls de leche
  • 125 grs de harina
  • 100 grs de mantequilla
  • 2 chalotas
  • 4 cucharadas de queso Parmesano rallado
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra recién molida
  • 3 huevos
  • algo más de harina para el rebozado
  • pan rallado

En un cazo ponemos la leche a calentar con la nuez moscada, a fuego suave, sin que llegue a hervir. Cortar el queso en daditos y picar el jamón en la picadora. Dejamos en el frigorífico hasta el momento de utilizarlos.

A continuación, en una sartén grande calentamos la mantequilla a fuego suave hasta que funda. Incorporar las chalotas muy picadas y rehogar, moviendo de vez en cuando, hasta que queden muy blanditas.

En este punto, espolvorear la harina y la tostamos bien antes de ir agregando la leche, poco a poco, para que se vaya absorbiendo. Añadir una pizca de sal y pimienta negra recién molida y continuamos moviendo hasta acabar con toda la leche, sin dejar de mover, para que no se formen grumos.

Fuera del fuego, dejamos templar un poquito e incorporar los daditos de Camembert y el jamón picado. Mezclar y volcar sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, extendemos bien y dejamos enfriar completamente.

Cuando vayamos a preparar las croquetas, vamos cogiendo porciones de masa, no muy grandes y les damos forma cilíndrica. Se pasan brevemente por harina, luego, las empapamos en huevo batido y, por último, se pasan por pan rallado.

En el último momento, se fríen por tandas y se sacan a escurrir sobre papel absorbente. Servir enseguida y acompañar con una ensalada de canónigos y tomate.

Croquetas de verdura y queso de cabra

Laura Vichera | 5 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 150 grs de queso de cabra en rulo (debe estar muy frío para poder cortarlo)
  • un calabacín pequeño
  • una chirivía
  • 2 chalotas
  • una yema
  • 2 huevos enteros
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 6 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche
  • una pizca de nuez moscada
  • unas hebras de azafrán
  • pan rallado para rebozar
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite para freír

 

Antes de empezar, preparar todas las verduras: raspar y despuntar la chirivía y el calabacín y los rallamos no muy finos. Pelar las chalotas y las picamos muy finas. Cortar el queso en daditos pequeños y reservar en el frigorífico.

En una sartén amplia, a fuego suave, calentamos la mantequilla con un chorrito de aceite de oliva. Incorporar las verduras, las hebras de azafrán y una pizca de nuez moscada, sal y pimienta. Tapar a medias y pochamos durante diez minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, dejamos destapado para que evapore el jugo de las verduras y espolvorear la harina. Vamos moviendo con varillas, suavemente y cuando se trabe con la mantequilla, vamos añadiendo poco a poco la leche a temperatura ambiente.

Continuamos dando vueltas hasta que espese, vigilando para que no se formen grumos. Apartamos del fuego, dejamos templar un poquito y añadimos la yema y también los daditos de queso. Mezclar suavemente y volcar en una bandeja.

Cuando la masa esté cuajada, vamos formando las croquetas, no demasiado grandes, y las pasamos por huevo batido y pan rallado. Se van friendo por tandas, en aceite bien caliente y, una vez doraditas, se sacan a escurrir sobre papel absorbente y las servimos enseguida acompañadas de una ensalada de pimientos asados.

 

Croquetas de brécol y Parmesano

Laura Vichera | 9 de mayo de 2016 a las 8:13

  • unos ramilletes de brécol, aproximadamente 250 grs.
  • una patata pequeña
  • 100 grs de queso Parmesano rallado
  • 2 huevos
  • 60 grs de mantequilla
  • Unas cucharadas ade harina
  • pan rallado
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Lo primero que tenemos que tenemos que hacer es limpiar el brécol, enjuagamos y escurrimos bien. Luego, lo separamos en ramilletes pequeños, reservamos unos cuantos y el resto se pasan a un cestillo con la patata pelada y cortada en dados. Cocer al vapor hasta que las verduras estén muy tiernas.

En un cuenco se mezclan con la mantequilla y añadir las hebras de azafrán, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta recién molida. Trabajar todo bien e incorporar los ramilletes de brécol reservado, picado en trocitos y una cucharada de queso Parmesano. Mezclamos y pasar a una manga pastelera. Dejamos de dos a tres horas en el frigorífico.

Pasado este tiempo, batimos los huevos en un plato, en otro, ponemos la harina y en un tercer plato, mezclamos el queso Parmesano con el pan rallado.

Vamos formando las croquetas y se pasan primero por harina, luego por huevo batido y, por último, por el pan rallado. Se van colocando sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado y agregar un hilo de aceite de oliva por encima. Hornear unos quince minutos a 180 grados. Servir recién hechas y acompañar con una ensalada.

SUGERENCIA.- Evidentemente, podemos freírlas también, como unas croquetas tradicionales, pero del otro modo que proponemos, las convertimos en un plato mucho más ligero.

Croquetas de bacalao y piquillos

Laura Vichera | 31 de enero de 2015 a las 8:13

  • 350 grs de bacalao
  • 3 pimientos de Piquillo
  • 8 aceitunas negras sin hueso
  • 2 chalotas
  • caldo de pescado o de verduras desgrasado
  • 5 o 6 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • ½ litro de leche
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • nuez moscada
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite para freír

Una vez desalado el bacalao, lo desmenuzamos en migas pequeñas, repasando muy bien para eliminar las espinas y los restos de piel. Reservamos en un cuenco y se reserva.

A continuación, picar menudas las aceitunas y escurrir los pimientos del jugo de conserva. Se pican del mismo modo y mezclamos con las aceitunas.

En un cazo, ponemos la leche a calentar con las hebras de azafrán y algo de nuez moscada y pimienta molida y mantenemos templada.

Luego, en una sartén grande, calentar un chorrito de aceite de oliva con una cucharada de mantequilla y rehogar, a fuego suave, las dos chalotas.

Cuando comiencen a estar transparentes, añadir el resto de la mantequilla y una vez derretida, incorporamos la harina, moviendo sin parar hasta que quede bien tostada y absorba toda la grasa.

A continuación, vamos añadiendo poco a poco la leche templada, mezclando con varillas para que se vaya trabando con la harina. Incorporar el bacalao, las aceitunas y los Piquillos y rehogar brevemente. Añadir pimienta recién molida, nuez moscada y rectificar de sal. Volcamos sobre una fuente y dejamos enfriar.

Formar las croquetas, las pasamos por huevo batido y pan rallado y se van friendo en aceite bien caliente. Cuando estén doradas, las sacamos y dejamos escurrir sobre papel absorbente. Servir enseguida y acompañar con una ensalada.

Croquetas de pollo y manzana

Laura Vichera | 27 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • 200 grs de restos de pollo asado
  • 2 manzanas Royal Gala
  • 2 chalotas
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • unas cucharadas de harina
  • un vaso de leche
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • un puñado de kikos  (maíz tostado)
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

En el mortero, machacar los kikos y los mezclamos en un cuenco con el pan rallado.  Pelar las manzanas, retirar el corazón y las cortamos en daditos. Limpiar el pollo de restos de piel y cartílagos y lo picamos del mismo modo.

En una sartén grande, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar las chalotas picadas muy finas. Pochar a fuego suave y vamos moviendo.

Cuando el sofrito esté a punto, incorporar los daditos de pollo y manzana y rehogamos todo junto unos minutos. Dejamos que tome color y volcar en un cuenco.

Luego, en la misma sartén, fundir la mantequilla y espolvorear la harina. Tostamos bien para que luego no sepa a crudo. Vamos agregando poco a poco la leche, sin dejar de mover con varillas hasta que se nos vaya formando una bechamel, no demasiado espesa.

A continuación, incorporar el pollo y el sofrito de chalotas y manzana. Aderezar con nuez moscada, sal y pimienta, mezclar bien y, pasados unos minutos, volcar en una fuente y dejamos enfriar.

Cuando la masa esté completamente fría, vamos haciendo unas croquetas redondas, no demasiado grandes y las pasamos por huevo batido y luego por la mezcla de pan rallado y kikos. Se fríen por tandas, se escurren bien y acompañamos con una ensalada.

Etiquetas: , , ,

Croquetas de merluza y espinacas

Laura Vichera | 15 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 400 grs de merluza en filetes
  • un puñado de hojas de espinacas baby
  • 2 cebolletas
  • un diente de ajo
  • 3 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • ¾ litro de leche
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra
  • aceite de oliva

Una vez repasados los filetes de merluza para eliminar los restos de piel y las espinas, picamos a cuchillo, hasta dejarlos en taquitos finos. Quitar los rabos a las espinacas y se enjuagan bien.

En una sartén con un hilo de aceite de oliva, saltear el diente de ajo muy picado y luego añadimos las espinacas picadas finas. Dejamos al fuego sin tapar y sin dejar de mover hasta que se ablanden. Volcar en un colador y reservar.

A continuación, en la misma sartén, calentar la mantequilla con algo más de aceite de oliva y rehogar, a fuego muy suave, las cebolletas muy picadas.

Pasados unos minutos, cuando estén blanditas, incorporamos la harina, moviendo sin parar hasta que quede bien tostada. Vamos añadiendo la leche templada, poco a poco, moviendo para que se trabe con la harina.

Por último, incorporar la merluza y las espinacas. Agregar una pizca de sal, pimienta y nuez moscada molida. Mezclar bien y si estuviera demasiado espeso, agregar algo más de leche o caldo.

Cuando la masa esté a punto, volcar en una bandeja y dejamos enfriar del todo.

Luego, formar las croquetas las pasamos por huevo batido y pan rallado. Se van friendo por tandas y  las dejamos escurrir sobre papel absorbente. Servimos enseguida, acompañadas de una ensalada de rúcola y tomate cherry.

Croquetas de tomate seco y albahaca

Laura Vichera | 20 de enero de 2014 a las 8:13

  • un puñado de orejones de tomate seco
  • una bola de Mozzarella fresca
  • 4 cucharadas de queso Parmesano rallado
  • 800 mls de leche
  • 125 grs de harina
  • 110 grs de mantequilla
  • 2 chalotas
  • unas hojas grandes de albahaca fresca
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra recién molida
  • 3 huevos
  • pan rallado

En un cazo ponemos la leche a calentar y antes de que comience a hervir, apartamos y metemos dentro los orejones de tomate para que se hidraten. Tapar y dejamos templar.

Aparte, en una sartén grande, calentear la mantequilla a fuego muy suave y cuando funda pochamos las chalotas muy picadas, procurando que no tomen color.

En el momento en que estén muy blanditas, incorporar la harina y movemos para que absorba la mantequilla y se vaya tostando. Aderezar con sal, pimienta y añadimos también los orejones de tomate cortados en tiras y la albahaca picada.

Poco a poco, vamos agregando la leche, sin dejar de mover para que nos se nos hagan grumos. Una vez que la mezcla vaya espesando y todo el líquido se haya evaporado, incorporar el Parmesano rallado, dar una última vuelta para que se trabe con la masa, apartar y volcar en una fuente. Dejamos enfriar completamente.

Mientras, escurrir la Mozzarella y la secamos bien con papel de cocina. La cortamos en daditos y reservamos.

Con la masa completamente fría, vamos formando las croquetas, metiendo dentro de cada una de ellas un dadito de queso. Las pasamos por huevo batido y se pasan por pan rallado.

En el último momento, se fríen en abundante aceite bien caliente, se escurren sobre papel de cocina y se sirven enseguida.

Croquetas de bacalao y cuscús

Laura Vichera | 24 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • 250 grs de bacalao
  • 2 chalotas
  • una tacita de harina
  • 3 o 4 cucharadas de mantequilla
  • medio litro de leche
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA EL REBOZADO

  • 2 huevos
  • pan rallado
  • una cucharada de almendras en daditos
  • medio vasito de cuscús de grano medio

La víspera, ponemos el bacalao en remojo, en agua fría, cambiándole el agua varias veces. Una vez desalado, se enjuaga, lo escurrimos y se seca con papel de cocina. Luego, se desmenuza en trocitos pequeños, comprobar que no hay espinas y reservamos en un plato.

En una sartén antiadherente calentamos la mantequilla y cuando esté derretida, agregar las chalotas muy picadas y rehogamos unos diez minutos, sin dejar de mover, a fuego suave hasta que estén blanditas y vayan tomando un ligero color.

A continuación, espolvorear la harina y dejamos que se tueste y cuando haya absorbido toda la grasa, agregar poco a poco la leche templada, moviendo sin parar con unas varillas para que no se formen grumos.

Cuando haya espesado, incorporar las migas de bacalao, nuez moscada molida, pimienta negra y algo de sal si fuera necesario. Dejamos al fuego hasta que la masa coja cuerpo y volcar luego en una fuente, aplanar con una espátula y dejamos enfriar del todo.

Formamos croquetas del tamaño y la forma que más nos gusten y se van pasando por huevo batido y luego por la mezcla de pan rallado, cuscús y almendras, presionando con las manos para que no se despegue. Freír en abundante aceite bien caliente y escurrimos a medida que estén hechas. Servir enseguida y acompañar con una ensalada. 

Croquetas de bacalao y patata

Laura Vichera | 17 de abril de 2013 a las 8:13

  • 300 grs de bacalao
  • 2 patatas grandes
  • un puerro grande, sólo la parte blanca
  • unos tallos de cebollino fresco
  • 4 cucharadas de nata
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharada de mantequilla

PARA FORMAR LAS CROQUETAS

  •  2 huevos
  • pan rallado
  • aceite de oliva

 

La víspera ponemos el bacalao a desalar y le cambiamos el agua varias veces. Cuando esté, lo enjuagamos y escurrimos bien, secar con papel de cocina y desmenuzamos en trozos medianos, repasando bien para eliminar las espinas y los restos de piel.

Con un cepillo frotamos la piel de las patatas y se cuecen al vapor hasta que estén tiernas. Luego, se dejan templar, las pelamos y se machacan. Agregar una pizca de sal, pimienta y nuez moscada, trabajar bien.

En una sartén, calentamos un hilo de aceite de oliva y sofreímos, a fuego suave, el puerro picado muy fino. Cuando esté blandito, añadir las migas de bacalao y las hebras de azafrán, saltear brevemente y dejamos templar.

Luego, volcamos en el cuenco y añadir también el cebollino y mezclar bien. Agregar las cuatro cucharadas de nata, tapar con film transparente y reservar en el frigorífico para que cuaje y quede algo más compacto.

En el momento de preparar las croquetas, formar bolitas con la masa. Pasamos por huevo batido y pan rallado y se van friendo, por tandas, para que no se amontonen.

Una vez doraditas, se sacan bien escurridas y las dejamos sobre papel absorbente. Servir recién hechas y acompañar con una ensalada.

 

Etiquetas: , ,

Croquetas de carne picada

Laura Vichera | 19 de febrero de 2013 a las 8:13

  • 500 grs de ternera picada
  • 4 pimientos de Piquillo en conserva
  • 3 chalotas
  • 4 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 700 mls de leche
  • 2 o 3 huevos
  • pan rallado
  • nuez moscada
  • una hoja de laurel
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

En un cazo pequeño ponemos la leche con un pellizco de nuez moscada a calentar, a fuego suave. En una sartén grande ponemos a calentar un chorrito de aceite de oliva y agregamos la carne picada desmenuzada y la hoja de laurel.

 

Vamos moviendo para que la carne no se apelmace, añadir una pizca de pimienta negra molida y un pellizco de sal. Cuando esté hecha y vaya quedando suelta, la sacamos bien escurrida.

En el aceite que nos ha quedado, rehogamos las chalotas muy picadas y cuando comiencen a ablandarse, incorporar el resto de la mantequilla y, una vez fundida, espolvorear la harina y tostarla bien, sin dejar de mover, para que luego la masa no coja mal sabor.

A continuación, poco a poco, incorporar la leche colada, siempre sin dejar de mover, añadir una pizca de sal y pimienta y cuando la mezcla vaya tomando la textura deseada, incorporar los pimientos bien escurridos y muy picados y la carne. Mezclar bien, volcar en una fuente y dejamos enfriar.

Formar las croquetas, no demasiado grandes, y pasarlas por huevo batido y pan rallado. Se van friendo en abundante aceite bien caliente y una vez doradas, las sacamos y dejamos escurrir sobre papel absorbente. Servimos enseguida, acompañadas de una buena ensalada

Etiquetas: ,