Archivos para el tag ‘cúrcuma’

Ternera con alcachofas y champiñones

Laura Vichera | 11 de abril de 2017 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso
  • una docena de alcachofas pequeñas
  • 150 grs de judías verdes
  • 250 grs de champiñones pequeños
  • 2 cebolletas
  • 4 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • medio litro de caldo de verduras
  • un limón
  • una hoja de laurel
  • cúrcuma molida
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Para empezar, limpiamos las alcachofas dejando solamente los corazones y se dejan en agua con unas gotas de zumo de limón. Limpiar las judías verdes y se trocean. Limpiar también los champiñones y se dejan enteros o se cortan en dos, dependiendo del tamaño.

Luego, trocear la carne y la pasamos a un cuenco. En el mortero machacamos unos granos de pimienta con los ajos, el azafrán y la ralladura de piel de limón. Mezclar con la carne y reservar un par de horas en el frigorífico.

En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas picadas muy finas. Cuando estén blanditas, incorporar la carne, subir el fuego, mover para que todos los trozos queden bien sellados y mojar con el vino.

Cuando se haya evaporado el alcohol, incorporar el laurel, las judías verdes y las alcachofas bien escurridas. Damos unas vueltas, añadimos una pizca de sal, la cúrcuma y rehogar brevemente.

Pasados unos minutos, cubrir con el caldo, tapar la cazuela a medias y, cuando comience a hervir, bajar nuevamente el fuego. Cocer durante tres cuartos de hora.

Justo antes de apartar, añadimos los champiñones, sacudir la cazuela y dar un último hervor todo junto y sin tapar para que no quede demasiado caldoso. Acompañar con arroz blanco.

Estofado marinero

Laura Vichera | 10 de marzo de 2017 a las 8:13

  • un kilo de mejillones
  • medio kilo de rosada, bacalao, rape
  • 250 grs de lomo de salmón
  • 2 zanahorias
  • un puerro mediano, sólo la parte blanca
  • 3 chalotas
  • un vaso de vino blanco seco
  • un vaso de caldo de pescado
  • medio vasito de nata ligera
  • una yema
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de cúrcuma molida
  • una tira de piel de naranja
  • unas ramitas de perejil
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Con un cuchillo raspamos los mejillones y los enjuagamos con abundante agua. Los pasamos a una cazuela, mojar con el vino y cocemos hasta que se abran  y luego, colamos el caldo.

Luego, limpiar el pescado, retirar la piel y las espinas y lo cortamos en dados medianos. En otra cazuela, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las chalotas y el puerro muy picados, a fuego muy suave.

Cuando el sofrito esté hecho, incorporar las zanahorias limpias y cortadas en rodajitas. Rehogar todo junto, moviendo suavemente y añadimos la tira de piel de naranja, la cúrcuma, una pizca de sal y pimienta y el azafrán.

Pasados unos minutos, añadimos el caldo y el agua de cocción de los mejillones. Cuando comience a hervir, bajar el fuego y agregamos los dados de pescado. Cocer suavemente durante diez minutos.

Mientras, en un cuenco, mezclar la yema con la nata. En el último momento incorporamos los mejillones, unas hojas de perejil picadas y la yema mezclada con la nata. Sacudir la cazuela y calentar todo junto un par de minutos más sin que llegue a hervir. Servir enseguida y acompañar con unas patatas al vapor.

Pollo marinado en salsa india

Laura Vichera | 27 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 8 muslos de pollo de corral
  • 2 yogures naturales cremosos
  • una cebolleta
  • un diente de ajo
  • zumo y ralladura de un limón
  • 3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de cúrcuma molida
  • 2 cucharadas de pasta de curry
  • una cucharadita de mostaza
  • una pizca de comino en polvo
  • orégano
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva suave

 

La víspera, limpiamos el pollo, retirar la piel y los restos de grasa. Enjuagamos y secar con papel de cocina. Salpimentar ligeramente y los colocamos en una bandeja.

A continuación, en el vaso del robot picamos la cebolla con el diente de ajo, la ralladura y el zumo de limón. Agregar la miel, la mostaza, la cúrcuma, el comino y el curry. Mezclar todo con los yogures y, por último, añadimos el orégano y mezclamos sin triturar.

Sobre la bandeja, colocamos los muslos de pollo de forma que queden bien extendidos, sin amontonarse. Volcar por encima la marinada y empapamos bien, dándoles la vuelta para que se impregnen por todos lados. Tapar con film y dejamos toda la noche en el frigorífico.

Al día siguiente, precalentamos el horno a 175 grados y hornear el pollo durante cuarenta y cinco minutos. A media cocción, giramos los trozos de carne procurando dorarlos por todas partes. Finalizada la cocción, la carne debe quedar separada del hueso.

Fuera del horno, mantener tapado con papel de aluminio hasta el momento de servir, de modo que quede muy jugoso y conserve todos los aromas. Acompañar con una ensalada de lechugas variadas y una guarnición de arroz Basmati.

Cuscús con pollo a la miel

Laura Vichera | 13 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 8 contramuslos de pollo de corral
  • 300 grs de cuscús
  • un limón
  • 3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 2 cucharadas de piñones
  • una cucharadita de pasas sin semillas
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de ras el hanout (mezcla marroquí de especias)
  • una cucharadita de cúrcuma
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Unas horas antes, limpiamos el pollo, retirar la piel y la grasa, enjuagamos bien y dejamos en un escurridor. En un cuenco, mezclamos la cúrcuma con el ras el hanout, la miel, la mostaza, el zumo y la ralladura de limón. Agregar un hilo de aceite de oliva y emulsionar.

Luego, secar los trozos de pollo con papel de cocina y los salpimentamos. Se pasan a una fuente y los pintamos con el adobo que tenemos preparado. Tapar con papel de aluminio y dejamos en el frigorífico.

Cuando vayamos a prepararlo, precalentar el horno a 180 grados. Sin destapar, asamos durante tres cuartos de hora. A media cocción, retiramos el papel, damos la vuelta a los trozos de pollo y continuar hasta finalizar el tiempo indicado.

Mientras, pasar el cuscús a un cuenco, mezclar con las hebras de azafrán y remojar con agua templada. Aparte, hidratar las pasas y tostamos los piñones. Cocemos el grano al vapor y lo dejamos “al dente”.

Una vez templado, añadir unas gotas de aceite de oliva y movemos para que se suelte. Agregar las pasas bien escurridas y los piñones y mezclar enérgicamente. Reservar.

Fuera del horno, dejamos reposar el pollo unos minutos.Servir el cuscús en una fuente amplia, hacer un hueco en el centro y colocar los trozos de pollo. Napar con la salsa y sacar enseguida a la mesa.

Arroz azafranado con piñones y pasas

Laura Vichera | 23 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de arroz Basmati, Thaï o Jazmín
  • una cebolleta grande
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de piñones
  • un puñado de pasas sin semillas
  • caldo de pollo desgrasado
  • 3 semillas de cardamomo verde
  • una pizca de cúrcuma molida
  • un puñado de hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Con la punta de un cuchillo, abrimos las vainas de cardamomo y sacamos las semillas. Se machacan en el mortero con las hebras de azafrán, unos granos de pimienta y los dientes de ajo. Trabajar hasta que tengamos una pasta y reservar.

En un cuenco dejamos las pasas en remojo con agua templada. Enjuagar el arroz y lo dejamos escurrir. Tostar los piñones y se reservan.

Ponemos una cazuela al fuego y calentamos un chorrito de aceite de oliva donde pochamos la cebolleta picada muy fina. Vamos moviendo, a fuego suave y, cuando comience a ablandarse y a tomar color, incorporar el arroz y sofreír un par de minutos.

A continuación, espolvorear la cúrcuma y añadimos también el majado de ajos, azafrán y cardamomo. Agregar una pizca de sal y caldo templado en cantidad suficiente, mezclar bien y bajar el fuego. Tapamos y cocer durante dieciocho minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, incorporamos las pasas bien escurridas y también los piñones. Mezclamos y dejamos reposar fuera del fuego, unos minutos más sin destapar. El arroz debe quedar muy suelto.

SUGERENCIA: Es un acompañamiento perfecto para cualquier carne o pescado y también como plato vegetariano.

Curry de garbanzos y gambas

Laura Vichera | 16 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 400 grs de garbanzos ya cocidos
  • una docena de gambas hermosas
  • 3 tomates de pera maduros
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • una nuez de jengibre fresco
  • 4 cucharadas de leche de coco
  • 6 clavos de olor
  • unas semillas de culantro
  • una cucharadita de cada una de las siguientes especias molidas:  canela, comino, cúrcuma y guindilla
  • unas ramitas de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En un wok o en una cazuela amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas muy picadas, a fuego suave, para que se vayan ablandando. Pelar las gambas y retirar la vena dorsal, las enjuagamos y se reservan.

Pasados unos minutos, cuando el sofrito de cebolletas esté a punto, incorporar los dientes de ajo machacados y también el jengibre rallado, las especias. Agregar las semillas de culantro machacadas y los clavos de olor, una pizca de sal y pimienta. Mover sin cesar durante un minuto.

A continuación, añadir los garbanzos bien escurridos y los tomates rallados, mezclamos, tapar a medias y cocer a fuego suave durante cuarenta minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, sacamos un par de cucharadas de garbanzos y los trituramos con la leche de coco. Se vuelven a incorporar a la cazuela  para que el caldo espese.

Por último, añadir las gambas y la leche de coco. Sacudir suavemente y dejar al fuego un par de minutos más y dejamos que reduzca la salsa. Justo antes de apartar, añadir el culantro muy picado y mezclar bien. Servir muy caliente.

Albóndigas de pescado con mejillones

Laura Vichera | 2 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 600 grs de pescado limpio: merluza, rosada, cazón…
  • medio kilo de mejillones
  • un huevo
  •  5 tomates rojos maduros
  • medio pimiento rojo
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de alcaparras pequeñas
  • una pizca de harina
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una hoja de laurel
  • una pizca de comino
  • cúrcuma molida
  • un pellizco de pimentón
  • 4 cucharadas de vinagre
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Con cuidado, repasar el pescado para eliminar los restos de piel y las espinas que pudiera tener. Lo picamos en trozos pequeños, se pasa a un cuenco y lo mezclamos con el huevo batido y una pizca de cúrcuma.

A continuación, picar muy menudos el pimiento rojo y los tres dientes de ajo. Los machacamos en el mortero con una pizca de comino y pimentón, añadir también unas hojas de culantro picadas. Desleír con el vinagre.

Luego, salpimentar el pescado y añadir un par de cucharadas del majado de pimientos. Mezclar, tapar con film y dejamos en el frigorífico un par de horas.

En una cazuela amplia, calentamos el resto del majado con un chorrito de aceite de oliva. Agregar los tomates rallados, la hoja de laurel y un pellizco de sal. Mezclar bien y cocer a fuego suave durante diez minutos, sin tapar.

Aparte, abrimos los mejillones al vapor y, una vez abiertos, colar el caldo y reservar. Formar albóndigas de tamaño mediano y las enharinamos. Se van dorando en una sartén y se dejan escurrir sobre papel absorbente.

Por último, agregamos el caldo a la salsa junto con los mejillones,  las alcaparras y las albóndigas. Sacudir suavemente y dejamos cocer todo junto y sin tapar quince minutos más. Acompañar con arroz blanco.

 

 

Pollo en salsa picante

Laura Vichera | 8 de octubre de 2015 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • una docena de patatas de guarnición, pequeñitas
  • un limón
  • 3 cebolletas medianas
  • 3 dientes de ajo
  • un vaso grande de vino blanco
  • caldo de pollo desgrasado
  • 4 cucharadas de mostaza de Dijon
  • una cucharadita de harissa o cualquier salsa de chile
  • una cucharadita de cúrcuma
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

La víspera, preparamos el adobo.  Partir el pollo en trozos medianos, retiramos la piel y limpiamos de grasa. Enjuagar cuidadosamente y secar con papel de cocina. Salpimentar y reservamos.

Para el adobo, lavar el limón y rallamos la piel. La mezclamos en un cuenco con el zumo colado, la cúrcuma, la mostaza, la harissa y unos granos de pimienta rosa machacados. Mezclar, agregar unas gotas de aceite de oliva y pintar el pollo con esta pasta.

Luego, tapar con film y dejamos en el frigorífico de seis a ocho horas, moviendo de vez en cuando.

En una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas cortadas en tiras finas. Vamos moviendo para que se hagan bien y, cuando comiencen a estar blanditas, incorporar los dientes de ajo machacados con su piel y damos unas vueltas. Volcar en una fuente honda y reservar. Precalentar el horno a 170 grados.

A continuación, en la misma sartén, ponemos las patatas, sin pelar y bien lavadas y las doramos a fuego medio.

Sobre el sofrito de cebolletas, colocamos los trozos de pollo con su adobo y mojamos con el vino. Agregar una pizca de caldo y hornear durante tres cuartos de hora, regando con su jugo.

En el último momento, incorporar las patatas y las mezclamos con la salsa.

Fiambre de pollo y nueces

Laura Vichera | 17 de septiembre de 2015 a las 8:13

  • 600 grs de pechuga de pollo de corral limpia
  • medio vaso de leche
  • medio vaso de caldo de pollo desgrasado
  • un puñado de nueces peladas
  • 2 huevos hermosos
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 cucharadas de harina de maíz
  • unos tallos de cebollino fresco
  • una pizca de cúrcuma
  • sal y pimienta negra molida

En primer lugar, limpiar cuidadosamente la carne. Retirar los restos de piel y de grasa, enjuagamos y secamos con papel de cocina. Luego, la cortamos en daditos  que pasamos al vaso del robot o la batidora.

A continuación, incorporar la pizca de cúrcuma y algunos tallos de cebollino picado. Añadimos los dientes de ajo, la mantequilla y trituramos todo junto. Agregar sal y pimienta negra molida y, luego, los huevos uno a uno y continuar mezclando.

Luego, espolvorear la harina de maíz y, poco a poco, la leche y el caldo, para que se vaya mezclando despacio con la carne. Trabajar hasta que tengamos una masa uniforme.

Una vez hecha, volcar en un cuenco y añadimos las nueces partidas en trozos grandes. Mezclamos y repartimos la mezcla en dos o en cuatro, según nos guste más.

Sobre unos trozos de film transparente, repartimos cada uno de los trozos, cerrar y apretar los extremos para prensar bien el relleno. Aseguramos con un nudo.

En una cazuela amplia, con agua hirviendo los vamos cociendo unos diez o quince minutos, dependiendo del tamaño. Se sacan bien escurrido y dejamos enfriar.

Una vez fríos, se cortan en rodajas, que pasamos por la plancha o servimos tal cual, acompañado de una crema ligera de queso y una ensalada.

Pollo en salsa de cúrcuma y hierbas

Laura Vichera | 23 de abril de 2015 a las 8:13

  • 4 muslos de pollo de corral completos (con contra muslos)
  • 2 cebollas rojas
  • 3 dientes de ajo
  • un vasito de leche de coco
  • un vaso de caldo de ave desgrasado
  • una nuez de jengibre fresco
  • una guindilla
  • una lima
  • un manojo de culantro fresco
  • un puñado de hojas de hierbabuena fresca
  • unas hebras de azafrán
  • una cucharadita de cúrcuma
  • una cucharadita de pimentón
  • unos granos de pimienta negra o pimienta de Sechuán
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

Es conveniente comenzar a preparar este plato la víspera, así la carne podrá tomar el sabor de la marinada. Retirar la piel del pollo, separar muslos y contramuslos y limpiar bien de grasa. Enjuagar cuidadosamente y secar con papel de cocina. Pasamos los trozos de pollo a una fuente y reservar.

A continuación, pelar y rallar el jengibre. Lo mezclamos en el mortero con los dientes de ajo pelados, unos granos de pimienta, ralladura de piel de lima, la guindilla, sin semillas y un pellizco de sal.

Trabajar todo bien y cuando tengamos una pasta, incorporar las especias, el zumo de media lima y las cebollas picadas. Añadir también un buen puñado de hojas de culantro y de hierbabuena, igualmente picadas.

Por último, desleír con unas gotas de aceite de oliva, mezclar y embadurnar los trozos de pollo con la mezcla. Tapar con film y dejamos en el frigorífico al menos doce horas.

A la hora de prepararlo, precalentar el horno a 180 grados. Añadimos el vaso de caldo y hornear durante media hora. Pasado este tiempo, agregar la leche de coco y algo más de culantro picado. Hornear diez minutos más y acompañar  con arroz Basmati.