Archivos para el tag ‘Ensalada’

Ensalada templada de hinojo y garbanzos

Laura Vichera | 23 de junio de 2017 a las 8:13

 

  • 400 grs de garbanzos cocidos
  • 3 bulbos de hinojo medianos
  • 2 dientes de ajo
  • una cucharada de piñones
  • una cucharadita de semillas de hinojo
  • ralladura de piel de limón
  • caldo de verduras
  • unas hojas de culantro y perejil
  • una pizca de jengibre molido
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez cocidos los garbanzos, se enjuagan y los dejamos en un escurridor. Retirar las capas exteriores de los bulbos de hinojo, desechar la parte leñosa de la base y los cortamos en tiras finas.

Luego, pelar los ajos y se machacan en el mortero con las semillas de hinojo, el jengibre pelado y rallado, la ralladura de piel de limón y un pellizco de sal y pimienta negra molida. Machacar hasta que tengamos una pasta y desleír con unas cucharaditas de caldo. Precalentamos el horno a 200 grados.

En una fuente honda volcamos los garbanzos y las tiras de hinojo. Añadimos una pizca de sal y pimienta negra molida, añadir el majado del mortero y también un hilo de aceite de oliva.

Si fuera necesario añadimos algo más de caldo, los piñones y unas hojas de culantro y perejil picados. Hornear durante media hora, moviendo un par de veces durante este tiempo para que los garbanzos no se sequen. Deben tostarse ligeramente por fuera pero quedar jugosos por dentro.

Pasado el tiempo de horneado, dejamos entibiar, probamos de sal y añadimos algunas hojas más de culantro ya perejil picados. Servir templado o a temperatura ambiente como entrante o como guarnición de algún plato de carne o pescado.

Ensalada de judías, bacalao y nueces

Laura Vichera | 10 de mayo de 2017 a las 8:13

  • 400 grs de judías blancas
  • 300 gramos de bacalao
  • un puñado de nueces peladas
  • ralladura de piel de limón
  • 2 hojas de laurel
  • unos granos de pimienta negra

PARA EL PESTO ROJO

  • una docena de orejones de tomate secos
  • 2 cucharadas de queso Parmesano rallado
  • un diente de ajo
  • 4 nueces
  • unas hojas de albahaca fresca
  • un trocito de guindilla
  • unas gotas de vinagre de Módena
  • aceite de oliva

 

La víspera, ponemos las judías en remojo. También hidratamos los tomates en agua templada. Cuando estén blanditos, se escurren, los secamos y se trituran con las nueces, el diente de ajo, la albahaca, unas gotas de vinagre, el Parmesano, un trocito de guindilla, sal y un chorrito de aceite de oliva.

Una vez triturados todos los ingredientes, cuando tengamos una pasta, vamos añadiendo algo más de aceite hasta obtener la textura deseada. Volcar en un tarro, tapar y dejamos en el frigorífico.

En el momento de prepararlas, enjuagar las judías y se pasan a una cazuela con las hojas de laurel, unos granos de pimienta y una pizca de sal y cocer hasta que estén tiernas. Las volcamos luego en un escurridor y dejamos enfriar.

Mientras, repasar cuidadosamente el bacalao para eliminar las espinas y los restos de piel y lo desmigamos en trozos no demasiado pequeños que pasamos a una ensaladera.

Una vez frías las alubias, las incorporamos también y añadimos las nueces troceadas, ralladura de piel de limón y tres o cuatro cucharadas de salsa pesto. Mezclamos despacio, con ayuda de dos cucharas, para que el pescado no se deshaga. Probar de sal, tapar y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta el momento de servir. Acompañamos con el resto de la salsa aparte.

Ensalada de lentejas, manzana y ahumados

Laura Vichera | 9 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de lentejas verdes o pardinas
  • 8 lonchas de pescado ahumado: salmón, trucha, bacalao…
  • 2 manzanas de piel roja tipo Red Delicious, Pacific Rose o Royal Gala
  • una cebolla
  • una chalota
  • unas ramitas de apio
  • un diente de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • unas hojas de perejil fresco
  • una hoja de laurel
  • una cucharada de mostaza
  • una cucharadita de vinagre de manzana
  • una cucharada de zumo de manzana
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Media hora antes de cocinarlas, ponemos las lentejas a remojar en un cuenco con agua templada. Las enjuagamos y se pasan a una cazuela con el diente de ajo machacado, la cebolla, unas ramitas de tomillo y la hoja de laurel. Agregar un hilo de aceite de oliva y cocer hasta que estén “al dente”.

En un cuenco preparamos el aderezo con el que aliñaremos la ensalada: mezclar la cucharada de mostaza con el jugo de manzana, el vinagre, sal y pimienta negra molida. Agregar aceite de oliva y emulsionar. Tapamos con film y dejamos reposar a temperatura ambiente.

Una vez cocidas, volcar las lentejas en un escurridor, retirar la cebolla, el tomillo, el diente de ajo y la hoja de laurel y dejamos templar. Cuando se enfríen del todo, las mezclamos con el apio y la chalota muy picados.

Sin pelar, lavamos las manzanas, retirar el corazón y se cortan en daditos que incorporamos también a la ensalada. Aderezar con el aliño, añadir unas hojas de perejil picado y el pescado cortado en tiras. Rectificamos de sal, mezclar bien y dejamos reposar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Ensalada de bacalao, pimientos y piñones

Laura Vichera | 6 de septiembre de 2016 a las 8:13

ENSALADA DE BACALAO, PIMIENTOS Y PIÑONES

  • 300 grs de bacalao salado
  • un pimiento rojo, un pimiento verde y un pimiento amarillo para asar
  • una cebolla morada
  • unas ramitas de tomillo
  • una cucharada de azúcar
  • un puñado de piñones
  • una hoja de laurel
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

La víspera, remojamos el bacalao en agua fría y lo dejamos en el frigorífico. Le vamos cambiando el agua cada tres o cuatro horas. Una vez desalado, lo enjuagamos y secamos bien.

Luego, retirar los restos de piel y repasar cuidadosamente para eliminar las espinas. Desmigar en lascas grandes y reservamos en un escurridor mientras preparamos el resto de ingredientes.

Una vez lavados, secar los pimientos y los pintamos con aceite de oliva. Los asamos en el horno, a 180 grados. Se envuelven luego en papel de aluminio y dejamos enfriar.

En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, rehogamos, a fuego muy suave, la cebolla cortada en tiras finas con el laurel. Espolvorear la cucharada de azúcar y, cuando esté blandita, la pasamos a una ensaladera y reservamos. En otra sartén, doramos los piñones.

A continuación, pelar los pimientos, colar el jugo y cortamos la pulpa en tiras finas que mezclamos con la cebolla. Tapar con film y dejamos reposar en el frigorífico.

Para el aderezo, mezclar en un cuenco el jugo de los pimientos, las dos cucharadas de vinagre, el tomillo desmenuzado y una pizca de sal y pimienta. Mezclar bien.

En el momento de presentar la ensalada, volcar la mezcla de pimientos y cebolla en una fuente, repartir por encima las lascas de bacalao y los piñones tostados. Aliñar y dejamos reposar unos minutos más antes de servir.

Ensalada de patatas, ahumados y cebollino

Laura Vichera | 3 de junio de 2016 a las 8:13

  • un kilo de patatas pequeñas, de guarnición
  • 250 grs de filetes de ahumados variados: atún, pez espada, trucha, palometa…
  • un limón
  • 3 cucharadas de yogur natural cremoso
  • una cucharada de mostaza fuerte
  • unos tallos de cebollino fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez lavadas, cocemos al vapor las patatas enteras y sin pelar. Las dejamos al fuego hasta estén “al dente”, sin que se ablanden en exceso. Las sacamos y se dejan templar. Pasados unos minutos, las pelamos y se dejan enfriar del todo.

A continuación, preparamos la salsa con la que aderezaremos la ensalada. Lavar el limón y rallamos la piel en un cuenco. Agregar el yogur, la mostaza, parte del cebollino picado y también unas cucharadas de zumo de limón. Mezclar bien y reservar.

Luego, separar los filetes de pescado y los cortamos en tiras finas, añadir algo más de zumo y ralladura de piel de limón, movemos, tapar con film y dejamos reposar.

Cuando las patatas se hayan enfriado completamente, las pasamos a un cuenco. Añadir una pizca de sal y pimienta y también unos tallos de cebollino picados muy finos.

 También añadimos la salsa de yogur, mostaza y limón. Mezclamos despacio para que las patatas no se rompan y cuando estén bien trabadas con el aliño, incorporar también los ahumados.

Por último, agregar unas cucharadas de aceite de oliva, mezclar nuevamente, probar de sal y tapar con papel film y dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Media hora antes de sacar a la mesa, dejamos la ensalada a temperatura ambiente para que no esté demasiado fría.

Ensalada de quinoa y aguacate

Laura Vichera | 1 de septiembre de 2015 a las 8:13

  • 300 grs de quinoa
  • 2 aguacates pequeños
  • un puñado de judías verdes redondas
  • una zanahoria
  • una berenjena pequeña
  • un calabacín pequeño
  • una cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • unos tallos de cebollino fresco
  • una cucharadita de curry
  • una pizca de comino molido
  • una cucharada de miel
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, picar muy menuda la cebolla y la pochamos a fuego suave en un wok con un chorrito de aceite de oliva. Tapar y dejamos que se vaya ablandando. Picar en daditos medianos la zanahoria, la berenjena y el calabacín.

Mientras, enjuagar los granos de quinoa bajo el grifo. Ponemos agua a cocer con una pizca de sal y cuando comience a hervir, se incorporan a la cazuela y cocer unos doce minutos. Pasado este tiempo, volcar en un colador, refrescar con agua fría y dejamos escurrir.

Para aliñar la ensalada, mezclar en un cuenco la miel con el curry, el comino, una pizca de sal y pimienta y un chorrito de aceite de oliva. Emulsionar bien y dejamos reposar.

Luego, escaldar las judías verdes picadas en trozos medianos y las escurrimos. Hacer lo mismo con las zanahorias y se dejan escurrir también.

Al sofrito de cebolla incorporamos los dados de berenjena, calabacín, zanahorias y las judías verdes. Saltear todo junto, a fuego vivo, moviendo con cuidado de que no se quemen. Incorporar los dientes de ajo picados y volcar en una ensaladera. Dejamos enfriar del todo.

Por último, añadimos la quinoa y el aguacate cortado en taquitos. Aderezar con el aliño que tenemos preparado, añadir el cebollino picado, mezclar bien y dejamos reposar a temperatura ambiente un par de horas antes de servir.

Quinoa con verduras, sésamo y limón

Laura Vichera | 8 de julio de 2015 a las 8:13

  • 2 tazas de quinoa
  • una berenjena mediana
  • un calabacín pequeño
  • un pimiento amarillo
  • medio pimiento rojo
  • un puñado de guisantes, naturales o en conserva
  • 2 cebolletas pequeñas con sus tallos
  • unas semillas de sésamo
  • sal y pimienta negra molida

PARA EL ALIÑO

  • 2 cucharadas de tahine o pasta de sésamo
  • un diente de ajo
  • zumo y ralladura de limón
  • unos granos de pimienta negra
  • un par de cucharadas de agua
  • un chorrito de aceite de oliva

 

En primer lugar, enjuagar la quinoa con abundante agua y  dejamos escurrir. En una cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva y agregamos la quinoa. Damos unas vueltas, agregamos sal y pimienta negra molida y cubrimos con el doble de agua.

Cuando comience a hervir, bajar el fuego, tapar a medias la cazuela y cocer suavemente durante quince minutos. Pasado este tiempo, volcar en un escurridor, refrescar con agua fría y dejamos escurrir.

Luego, picar muy menudas las verduras y se rehogan procurando dejarlas al dente. Se vuelcan en una ensaladera y dejamos enfriar del todo.

Para el aliño, en el mortero machacamos los granos de pimienta con la ralladura de piel de limón y el diente de ajo picado. Pasar a un cuenco y añadimos la pasta de sésamo, cuatro o cinco cucharadas de zumo de limón, el agua y una pizca de aceite de oliva. Mezclar bien y reservar.

A la ensaladera incorporamos los guisantes, las cebolletas muy picadas con parte de sus tallos, la quinoa y, por último, agregamos el aliño. Mezclar, espolvorear las semillas de sésamo por encima, tapar con film y dejamos reposar un par de horas en el frigorífico antes de servir.

Ensalada de pollo, quinoa y zanahoria

Laura Vichera | 18 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 300 grs de pechuga de pollo
  • 100 grs de quinoa
  • 3 zanahorias medianas
  • un bulbo grande de hinojo
  • medio limón, ralladura y zumo
  • unas ramitas de tomillo
  • una cucharada de mostaza
  • una cucharadita de pimentón
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Unas horas antes de preparar la ensalada, limpiar el pollo de piel y grasa, enjuagar y secar con papel de cocina. Cortar luego en daditos de tamaño mediano que pasamos a un cuenco con la ralladura y zumo de limón, el tomillo desmenuzado y la mostaza. Agregar una pizca de sal, mezclar bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico.

Para la ensalada, enjuagar la quinoa en abundante agua fría y la dejamos escurrir. La pasamos a un cazo, agregar un pellizco de sal, cubrir con agua fría y arrimar al fuego.

Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y cocer durante doce minutos aproximadamente. Luego, volcar en un colador, refrescar con agua fría y reservamos.

Luego, raspar las zanahorias y las cortamos en bastones o en daditos pequeños que escaldamos en agua hirviendo unos minutos, de modo que se hagan ligeramente, pero queden crujientes.

A continuación, limpiar el bulbo de hinojo, lo cortamos en tiras finas y lo escaldamos igualmente. Pasar todas las verduras a un escurridor y dejamos que se enfríen.

En una sartén con muy poco aceite, saltear los dados de pollo, a fuego vivo, para que se doren. Apartar del fuego y cuando estén templados los pasamos a una ensaladera.

También incorporamos la quinoa y las verduras. Aderezar con una pizca de sal y pimienta negra, espolvorear el pimentón y un chorrito de aceite de oliva. Mezclar bien y dejamos reposar a temperatura ambiente antes de servir.

Ensalada de garbanzos, gambas y avellanas

Laura Vichera | 5 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 300 grs de garbanzos
  • medio kilo de gambas grandes
  • una cebolleta pequeña
  • unos tallos de apio
  • una zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • dos hojas de laurel
  • una pizca de pimentón picante
  • unos granos de pimienta negra

PARA EL ADEREZO

  •  unas avellanas tostadas
  • 2 cucharadas de vinagre de Módena
  • una pizca de ralladura de piel de naranja
  • un par de cucharadas de salsa de soja
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez remojados, enjuagar los garbanzos y se pasan a una olla con la hoja de laurel y unos granos de pimienta. Añadir la zanahoria, los tallos de apio y la cebolleta enteros. Cubrimos con agua templada, ponemos a fuego fuerte y cuando comiencen a hervir, bajamos el fuego y cocemos hasta que estén tiernos.

En un cuenco, preparar la vinagreta mezclando todos los ingredientes, excepto las avellanas, que machacamos ligeramente en el mortero y se reservan. Cuando todos los ingredientes del aderezo estén bien emulsionados, tapar con film transparente y dejamos reposar a temperatura ambiente.

Luego, pelar las gambas, se enjuagan y las secamos bien. Se saltean en una sartén, a fuego vivo, con los dientes de ajo muy picados. Espolvorear una pizca de pimentón y sal gorda y reservar en un plato.

Cuando los garbanzos estén tiernos los escurrimos, retiramos las verduras y dejamos enfriar completamente. Se pasan a una ensaladera, mezclar con las gambas y aliñar con la vinagreta. Dejamos reposar hasta el momento de comer y justo antes de sacar a la mesa, repartir por encima las avellanas y agregar algo más de pimentón.

Ensalada de judías verdes, espinacas y queso

Laura Vichera | 1 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 300 grs de judías verdes redondas
  • 150 grs de brotes de espinacas
  • 200 grs de queso fresco de cabra
  • un puñado de nueces peladas
  • unas semillas de sésamo
  • una cucharada de miel de romero
  • una cucharada de vinagre balsámico
  • una cucharada de pimentón, dulce o picante, al gusto
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar a preparar la ensalada, A continuación, limpiar las judías verdes, las despuntamos y se cuecen al vapor hasta que queden “al dente” y se dejan enfriar del todo.

A continuación, dejamos el queso en un escurridor, con un peso encima para que suelte el agua. A continuación, trocear las nueces y tostar las semillas de sésamo.

Luego, trabajar con un tenedor el queso bien escurrido y le añadimos la cucharada de miel y las nueces. Agregar también una pizca de pimienta molida y un pellizco de sal. Mezclar todo bien y dejamos en el frigorífico para que quede más  consistente.

En un cuenco, mezclamos el vinagre con un pellizco de semillas de sésamo y aceite de oliva en cantidad suficiente para la vinagreta. Emulsionar y dejamos reposar a temperatura ambiente.

Sobre una fuente colocamos las hojas de espinaca y sobre ellas repartimos las judías verdes. Luego, con la mezcla de queso, formamos bolitas que rebozamos en el resto de sésamo mezclado con el pimentón.

En el último momento, se colocan sobre las verduras y rociar con la vinagreta. Sacar enseguida a la mesa y acompañar con unas lonchas finas de pan tostado.