Archivos para el tag ‘fresas’

Cuajado de fresa y plátano

Laura Vichera | 12 de febrero de 2017 a las 8:13

  • un paquete de galletas de avena
  • un par de cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
  • un plátano maduro
  • una pizca de canela y clavo molidos
  • mermelada de fresas para el acabado

PARA EL RELLENO

  • 300 grs de fresas o fresones maduros
  • 2 plátanos
  • una taza de leche
  • 100 grs de queso crema, para untar
  • 2 cucharadas de mermelada de fresas o de frutos rojos
  • 4 o 5 hojas de gelatina neutra
  • unas gotas de colorante rojo

 

Un rato antes, preparamos la base del pastel. Triturar las galletas en la picadora hasta que queden reducidas a polvo. Incorporar el plátano troceado, picar todo junto y pasamos a un cuenco. Incorporar el clavo y la canela, mezclamos, añadir la mantequilla y trabajar con un tenedor hasta que todos los ingredientes queden bien trabados.

Con esta mezcla, forramos el fondo de un molde desmontable y presionamos bien procurando que no quede demasiado fina. Dejamos en el congelador mientras preparamos el relleno.

En un cuenco ponemos las láminas de gelatina con agua y hielo. Calentamos la leche, apartar y añadimos la gelatina bien escurrida y mezclamos bien para que se deshaga.

Una vez limpias las fresas, reservamos unas cuantas para decorar y pasamos el resto al vaso del robot y las trituramos con los plátanos. Incorporar el queso y las cucharadas de mermelada, la leche colada y también unas cucharadas de colorante rojo al gusto.

Cuando tengamos una mezcla uniforme, volcar sobre la base de galletas, nivelar con una espátula y adornar con las fresas cortadas en rodajas. Enfriar durante un par de horas y pintar con la mermelada licuada. Dejar en el frigorífico un mínimo de cuatro horas más antes de servir.

Sorbete de fresas, frambuesas y albahaca

Laura Vichera | 10 de julio de 2016 a las 8:13

  • ½ kilo de fresas
  • 150 grs de frambuesas
  • 10 hojas grandes de albahaca
  • una lima
  • 150 grs de azúcar
  • una clara de huevo
  • unas gotas de agua de azahar

PARA PRESENTAR

  •  algunas fresas y frambuesas
  • unas hojas de albahaca

 

Una hora antes de comenzar a preparar el sorbete, en el mortero machacamos las diez hojas grandes de albahaca con parte de sus tallos y se pasan a un cazo. Agregar un vaso de agua mediano, remover y calentamos.

En el momento en que comience a hervir, bajar el fuego y dejamos cinco minutos más. Apartamos, tapar e infusionar hasta que se enfríe. Luego lo colamos y pasar nuevamente al cazo. Agregar el azúcar, mezclamos y hervir hasta que se nos forme un jarabe. Dejamos enfriar nuevamente.

A continuación, limpiar y secar las fresas, retirar el rabillo y las troceamos. Limpiar igualmente las frambuesas y triturar todo junto con el agua de azahar, la ralladura de piel y el zumo de lima. Trabajar todo junto hasta que tengamos una pasta.

Si queremos, podemos pasar por un chino para eliminar el granillo de la fruta. Aparte, montamos la clara a punto de nieve fuerte y la pasamos a un cuenco que dejamos en el frigorífico.

Luego, mezclar el puré con el jarabe de albahaca y continuar mezclando hasta que queden perfectamente integrados. Volcamos en un cuenco grande de cristal y metemos en el congelador hasta que comience a cuajar.

Pasada una hora, más o menos, sacamos, incorporamos la clara montada y movemos con unas varillas, despacio, para evitar que cristalice. Repetimos la operación dos o tres veces.

Servimos el sorbete en copas altas, adornado con unas hojas de albahaca enteras, unas frambuesas enteras y las fresas troceadas.

Tarta de fresas y crema de queso

Laura Vichera | 29 de junio de 2014 a las 8:13

  • 2 huevos medianos
  • 220 grs de harina
  • 125 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 grs de azúcar
  • 40 grs de almendra molida
  • ralladura de piel de limón
  • una pizca de sal
  • algo más de mantequilla para el molde

PARA EL RELLENO

  • medio kilo de fresas
  • 250 grs de queso para untar, tipo Quark o Mascarpone
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 50 grs de gelatina de fresa, frambuesa o frutas del bosque
  • unas gotas de esencia de vainilla

 

En un cuenco, batir el queso con el azúcar y la esencia de vainilla, hasta que quede consistente y la dejamos en el frigorífico. Para la masa, en otro cuenco mezclamos el azúcar con la mantequilla fundida. Trabajar con varillas y añadir los dos huevos, uno a uno y también incorporamos la ralladura de piel de limón.

A continuación, añadimos las almendras molidas, la harina tamizada con la levadura, una pizca de sal y acabar de mezclar, procurando que nos quede una masa lisa y sin grumos. Dejamos reposar y precalentar el horno a 210 grados.

Con ayuda de un pincel, engrasamos una bandeja o un molde grande con  algo de mantequilla. Estirar la masa, presionamos bien y hornear durante media hora aproximadamente, hasta que esté cuajada.

Mientras, limpiar y secar las fresas y las cortamos por la mitad a lo largo.  En otro cuenco, preparamos la gelatina según las instrucciones del fabricante y reservar.

Cuando el fondo de la tarta se haya enfriado, cubrir con la crema de queso y por encima colocamos las fresas, de forma ordenada y con la parte cortada hacia abajo. Pintar con la gelatina y dejamos enfriar completamente antes de desmoldar.

 

Crumble de fresas y arándanos

Laura Vichera | 3 de marzo de 2013 a las 8:13

  • medio kilo de fresas medianas, no demasiado maduras
  • 150 grs de arándanos (pueden ser congelados)
  • una cucharadita de mantequilla
  • 100 grs de harina
  • 100 grs de mantequilla fría
  • 80 grs de azúcar moreno
  • 80 grs de almendras molidas
  • una cucharadita de la siguiente mezcla de especias: nuez moscada, jengibre en polvo, canela, clavo, pimienta negra

 

Una vez enjuagadas y secas las fresas, retirar los rabillos. Si los arándanos son congelados, se dejan en un colador, y recogemos el jugo que vayan soltando.  Precalentar el grill a 210 grados.

En una sartén ponemos a fundir la cucharadita de mantequilla y agregamos la fruta, espolvorear las especias,  sacudir para que se mezclen bien, tapar y dejamos a fuego suave para que se hagan unos diez minutos.

Pasado este tiempo, destapar, incorporamos el jugo de los arándanos y subir un poquito el fuego para que reduzca. Enseguida, repartir en cuatro moldes individuales y dejamos templar.

En un cuenco, mezclamos la harina con el azúcar y la almendra molida. Incorporar a continuación la mantequilla muy fría, cortada en daditos y mezclamos rápidamente con los dedos para que la mantequilla no se ablande. Debe quedarnos una textura como de migas.

Por último, cubrimos cada uno de los moldes con esta mezcla, procurando no aplastar, para que quede suelta. Antes de sacar a la mesa, metemos en el horno y gratinar unos veinte minutos hasta que la corteza quede bien crujiente y suelta.

Podemos acompañar con unas cucharadas de nata sin azúcar semi montada.

SUGERENCIA : Se puede elaborar este mismo postre con otra fruta: ciruelas, peras, mango….y añadir a la cobertura frutos secos en trocitos o unas tiras de fruta deshidratada.

Etiquetas: , ,

Tarta de fresas y naranja

Laura Vichera | 13 de mayo de 2012 a las 8:13

  • 250 grs de harina
  • 160 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 90 grs de azúcar
  • ralladura de piel de naranja
  • un huevo
  • una pizca de sal

         PARA EL RELLENO

 

  • 300 grs de fresas, mejor que fresones
  • 1 vasito de leche
  • ½ vasito de nata
  • 2 yemas
  • 35 grs de azúcar
  • una cucharada de harina de maíz
  • una tira de piel de naranja
  • vainilla, una vaina
  • azúcar glas

 

Unas horas antes, mezclamos en un cuenco el azúcar, la sal y la mantequilla, reservando una cucharadita para engrasar el molde. Añadir el huevo, la ralladura de piel de naranja y un vasito de harina. Mezclar bien. 

Cuando todo esté amalgamado, agregar el resto de la harina, amasar brevemente con las manos y formar una bola. Dejamos reposar y, luego, la estiramos sobre un molde engrasado y dejamos un par de horas en el frigorífico. Pasado este tiempo, pinchar el fondo con un tenedor y hornear veinte minutos a 200 grados. 

Luego, calentamos la leche con la nata, una tira ancha de piel de naranja, el azúcar y la vainilla abierta por la mitad. Aparte, batimos las yemas con la harina de maíz y agregar poco a poco la leche colada y mezclar hasta obtener una crema. Poner nuevamente al fuego, al baño María, sin dejar de mover, hasta que espese. Apartamos y se deja enfriar. 

Retirar los rabillos a las fresas, se enjuagan, las secamos bien y se cortan a lo largo en dos o en cuatro trozos. 

Por último, cubrimos el fondo de masa con la crema y extendemos bien. Por encima repartimos las fresas, de forma ordenada y espolvorear generosamente con azúcar glas. Dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

 

 

Etiquetas: , ,

Compota de fresas en pasta filo

Laura Vichera | 1 de abril de 2012 a las 8:13

  • 8 hojas grandes de pasta filo
  • ½ kilo de fresas
  • unas hojas de hierbabuena fresca
  • 3 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de vinagre de Módena
  • 50 grs de mantequilla

PARA ACOMPAÑAR

  • 200 mls de nata para montar
  • esencia de vainilla

Una vez retirados los rabillos de las fresas, se enjuagan y las secamos bien. Las cortamos a lo largo en cuatro y se pasan a un cuenco. Agregar las dos cucharadas de vinagre y espolvorear el azúcar. Mezclar, tapar con film y dejamos en el frigorífico.

A continuación, en otro cuenco, montar a medias la nata con la esencia de vainilla, procurando que no quede demasiado espesa. Reservar también en el frigorífico hasta el momento de servir.

Sobre la mesa de trabajo extendemos las láminas de pasta filo y las pintamos con la mantequilla templada por ambas caras. Luego, las colocamos de cuatro en cuatro y las cortamos por la mitad. Si las láminas son cuadradas, se cortan mejor al bies, en forma de triángulo. Precalentamos el horno a 210 grados.

En el último momento, sobre cada uno de los ocho rectángulos, repartimos las fresas bien escurridas. Cerrar la pasta, humedeciendo con un poco de mantequilla, uniendo los tres picos, formando una bolsita. Se colocan sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado y hornear durante cinco minutos, vigilando que no se quemen los bordes.

Se sacan enseguida a la mesa y acompañar con unas cucharadas de nata mezclada con el jugo de maceración de las fresas y las hojas de hierbabuena muy picadas.

 

 

Etiquetas: