Archivos para el tag ‘gelatina’

Cuajado de fresa y plátano

Laura Vichera | 12 de febrero de 2017 a las 8:13

  • un paquete de galletas de avena
  • un par de cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
  • un plátano maduro
  • una pizca de canela y clavo molidos
  • mermelada de fresas para el acabado

PARA EL RELLENO

  • 300 grs de fresas o fresones maduros
  • 2 plátanos
  • una taza de leche
  • 100 grs de queso crema, para untar
  • 2 cucharadas de mermelada de fresas o de frutos rojos
  • 4 o 5 hojas de gelatina neutra
  • unas gotas de colorante rojo

 

Un rato antes, preparamos la base del pastel. Triturar las galletas en la picadora hasta que queden reducidas a polvo. Incorporar el plátano troceado, picar todo junto y pasamos a un cuenco. Incorporar el clavo y la canela, mezclamos, añadir la mantequilla y trabajar con un tenedor hasta que todos los ingredientes queden bien trabados.

Con esta mezcla, forramos el fondo de un molde desmontable y presionamos bien procurando que no quede demasiado fina. Dejamos en el congelador mientras preparamos el relleno.

En un cuenco ponemos las láminas de gelatina con agua y hielo. Calentamos la leche, apartar y añadimos la gelatina bien escurrida y mezclamos bien para que se deshaga.

Una vez limpias las fresas, reservamos unas cuantas para decorar y pasamos el resto al vaso del robot y las trituramos con los plátanos. Incorporar el queso y las cucharadas de mermelada, la leche colada y también unas cucharadas de colorante rojo al gusto.

Cuando tengamos una mezcla uniforme, volcar sobre la base de galletas, nivelar con una espátula y adornar con las fresas cortadas en rodajas. Enfriar durante un par de horas y pintar con la mermelada licuada. Dejar en el frigorífico un mínimo de cuatro horas más antes de servir.

Brochetas de gambas con crema de aguacate

Laura Vichera | 9 de julio de 2016 a las 8:13

  • 600 grs de gambas hermosas peladas
  •  2 limas
  • 50 grs de cacahuetes sin sal
  • 2 aguacates en su punto
  • 2 hojas de gelatina
  • 100 mls de nata ligera
  • unas hojas de culantro y hierbabuena
  • una pizca de harissa (salsa picante marroquí)
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, preparamos la crema con la que acompañaremos las brochetas. Pelar los aguacates, retirar los huesos y se trocean. Los pasamos a un cuenco y añadimos un puñado de hojas de culantro y hierbabuena muy picadas y también el zumo y la ralladura de una de las limas. Machacamos con un tenedor hasta obtener un puré.

Luego, en un cuenco con agua fría y unos cubitos de hielo, ponemos a remojar las hojas de gelatina hasta que se ablanden. Calentar ligeramente la nata y dejamos dentro la gelatina bien escurrida.

Cuando se deshaga, colamos la nata y la incorporamos al puré de aguacate. Agregar la pizca de harissa, mezclamos enérgicamente y dejamos en el frigorífico hasta el momento de consumir.

A continuación, picar los cacahuetes y se mezclan en un plato con un chorrito de aceite de oliva, zumo y ralladura de lima, sal y pimienta negra molida. Con la punta de un cuchillo, retirar la vena dorsal de las gambas. Las ensartamos en unas brochetas y las rebozamos en la mezcla de cacahuetes. Presionar para que quede bien adherido.

Justo antes de comer, calentar la plancha y asamos las brochetas a temperatura alta, dándoles la vuelta para que queden doraditas por todos lados. Servir recién hechas y acompañar con unas cucharadas de crema de aguacate y una ensalada de tomates cherry.

Tarta de fresas y crema de queso

Laura Vichera | 29 de junio de 2014 a las 8:13

  • 2 huevos medianos
  • 220 grs de harina
  • 125 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 grs de azúcar
  • 40 grs de almendra molida
  • ralladura de piel de limón
  • una pizca de sal
  • algo más de mantequilla para el molde

PARA EL RELLENO

  • medio kilo de fresas
  • 250 grs de queso para untar, tipo Quark o Mascarpone
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 50 grs de gelatina de fresa, frambuesa o frutas del bosque
  • unas gotas de esencia de vainilla

 

En un cuenco, batir el queso con el azúcar y la esencia de vainilla, hasta que quede consistente y la dejamos en el frigorífico. Para la masa, en otro cuenco mezclamos el azúcar con la mantequilla fundida. Trabajar con varillas y añadir los dos huevos, uno a uno y también incorporamos la ralladura de piel de limón.

A continuación, añadimos las almendras molidas, la harina tamizada con la levadura, una pizca de sal y acabar de mezclar, procurando que nos quede una masa lisa y sin grumos. Dejamos reposar y precalentar el horno a 210 grados.

Con ayuda de un pincel, engrasamos una bandeja o un molde grande con  algo de mantequilla. Estirar la masa, presionamos bien y hornear durante media hora aproximadamente, hasta que esté cuajada.

Mientras, limpiar y secar las fresas y las cortamos por la mitad a lo largo.  En otro cuenco, preparamos la gelatina según las instrucciones del fabricante y reservar.

Cuando el fondo de la tarta se haya enfriado, cubrir con la crema de queso y por encima colocamos las fresas, de forma ordenada y con la parte cortada hacia abajo. Pintar con la gelatina y dejamos enfriar completamente antes de desmoldar.

 

Fiambre de pollo con avellanas

Laura Vichera | 17 de enero de 2013 a las 8:13

  • ½ kilo de pechuga de pollo de corral deshuesada
  • 5 salchichas frescas de cerdo
  • una manzana grande
  • un puñado de avellanas tostadas
  • 5 hojas de gelatina neutra
  • sal y pimienta molida
  • aceite de oliva y pan rallado para el molde

PARA EL ADOBO

  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • un par de hojas de laurel
  • ralladura de piel de naranja y limón
  • un vasito de Amaretto
  • unos granos de pimienta negra

 

La víspera, limpiar la pechuga de pollo, retirar los restos de grasa, la picamos en daditos y se pasa a un cuenco. En el mortero machacamos los ajos con los granos de pimienta, la ralladura de naranja y limón y el tomillo desmenuzado.

Luego, desleír con el licor y volcar sobre los trozos de pollo. Agregar también las hojas de laurel, mezclar todo bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico, moviendo de vez en cuando.

Con un pincel pintamos un molde con aceite de oliva y espolvorear con pan rallado. Trocear las avellanas. Escurrir el pollo, retirar el laurel y volcar el jugo del adobo en un cazo.

Al cuenco donde tenemos el pollo, incorporar también la manzana cortada en taquitos y las salchichas desmenuzadas. Agregar las avellanas y mezclar hasta que todo quede bien trabado. Volcar en el molde y hornear a 180 grados, al baño María durante hora y media.

Una vez hecho, dejamos templar y desmoldar. Calentar el jugo del adobo y lo mezclamos con las hojas de gelatina. Pintar el fiambre con la gelatina, la parte superior y las paredes y vamos pintando una y otra vez dejando secar bien para que cuaje.

Servir cortado en rodajas y acompañar con una ensalada.