Archivos para el tag ‘guiso’

Garbanzos con verduras y panceta

Laura Vichera | 15 de mayo de 2012 a las 8:13

  • 350 grs de garbanzos muy tiernos
  • 2 zanahorias
  • unas hebras de azafrán
  • una cucharadita de semillas de hinojo
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

          PARA EL SOFRITO

 

  • 150 grs de panceta ibérica
  • 2 bulbos medianos de hinojo
  • 1 cebolleta
  • la parte blanca de un puerro pequeño

 

Una vez remojados de víspera, enjuagar los garbanzos y se pasan a una olla con las dos zanahorias limpias y enteras, unos granos de pimienta negra y unas semillas de hinojo. Cubrir con agua templada y arrimar al fuego. Cocer hasta que estén tiernos. Luego, volcar en un escurridor y reservar parte del agua de cocción. 

Mientras, en una sartén grande preparamos un sofrito con los dos bulbos de hinojo, reservando parte de las plumas, la cebolleta y el puerro, todo picado muy fino. Rehogar a fuego suave, con unas gotas de aceite de oliva y vamos moviendo para que se hagan sin dorarse. 

Aparte en otra sartén, sin nada de aceite, saltear la panceta cortada en tiras, tres o cuatro minutos, de modo que quede bien crujiente y dorada. Se saca a escurrir sobre papel absorbente. 

Cuando tengamos el sofrito de verduras a punto, incorporar  los garbanzos, las hebras de azafrán y las semillas de hinojo ligeramente machacadas y rehogar todo junto. 

Luego, incorporar las tiras de panceta y saltear a fuego vivo. Añadir medio vasito del caldo de cocción y algunas plumas de hinojo. En el último momento, añadir las dos zanahorias cortadas en daditos y, antes de sacar a la mesa, probar de sal. Sobre cada plato añadimos unas gotas de aceite de oliva crudo.

Etiquetas: , ,

Choco con patatas y espinacas

Laura Vichera | 11 de mayo de 2012 a las 8:13

  • 4 chocos grandes
  • 3 patatas medianas
  • 500 grs de espinacas limpias
  • 4 tomates de pera maduros
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • unas hojas de apio
  • 1 vasito de vino blanco seco
  • caldo de verduras o de pescado
  • unas ramitas de romero
  • unas hojas de perejil fresco
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En una cazuela honda calentamos un chorrito de aceite de oliva y preparamos un sofrito con la cebolleta y los tallos de apio muy picados. Rehogar a fuego suave y cuando estén transparentes, incorporamos los tomates rallados y dejamos al fuego unos diez minutos. 

Mientras, limpiar los chocos, separar los tentáculos y se cortan en trozos grandes. Los enjuagamos y se dejan escurrir. En el mortero machacar los dientes de ajo con unos granos de pimienta negra y las hebras de azafrán. Añadimos también el romero muy picado y algunas hojas de perejil. 

Cuando el sofrito esté a punto, incorporar las patatas cascadas y también los trozos de choco. Damos unas vueltas, mojar con el vino blanco y, pasados unos minutos, incorporar el majado de ajos, pimienta y azafrán y cubrir con el caldo. Sacudir la cazuela para trabar todos los ingredientes, tapar a medias y cocer a fuego suave un cuarto de hora. 

Pasado este tiempo, incorporar las espinacas troceadas, mezclar con el guiso y dejamos cocer unos minutos más. Luego, apartar del fuego para que repose y servir bien caliente. Sobre cada plato añadir un hilo de aceite de oliva y sacar enseguida a la mesa.

 

 

Etiquetas: , ,

Estofado de ternera a la naranja

Laura Vichera | 8 de mayo de 2012 a las 8:13

  • 700 grs de ternera para guiso
  • 2 naranjas
  • 3 zanahorias
  • 2 ramitas de apio
  • un puñado de champiñones pequeños
  • 2 tomates maduros
  • 2 cebolletas
  • un vaso de Jerez Amontillado
  • 4 cucharadas de nata ligera
  • 2 cucharadas de miel
  • caldo de carne desgrasado
  • harina para rebozar
  • una pizca de pimentón
  • unos granos de pimienta de Jamaica
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, retirar la grasa de la carne y la cortamos en dados medianos, salpimentar, los enharinamos y, a fuego vivo, se fríen en la cazuela donde vayamos a preparar el estofado. Dejamos unos minutos que tomen color y se sacan bien escurridos a un plato.

A continuación, en ese mismo aceite, rehogamos las cebolletas muy picadas. Cuando estén blanditas, agregar las zanahorias cortadas en rodajas y el apio picado. Damos unas vueltas y añadimos entonces los tomates, sin piel ni semillas cortados en dados. 

Cuando las verduras estén rehogadas, incorporar nuevamente la carne, añadir el Jerez y dejamos evaporar el alcohol. Espolvorear el pimentón, añadir los granos de pimienta y una tira ancha de piel de naranja y las hojas de laurel.

Por último, agregar las dos cucharadas de miel y el zumo de las dos naranjas. Mojar con un par de vasos de caldo de carne, sacudir la cazuela, tapar a medias y cocer durante tres cuartos de hora a fuego suave.

Unos diez minutos antes de apartar, incorporar los champiñones limpios y enteros y las cucharadas de nata líquida. Rectificar de sal y dejamos al fuego sin tapar para que reduzca la salsa. Acompañar con arroz Thai.

Etiquetas: , , ,

Cazuela de pollo y zanahorias

Laura Vichera | 3 de mayo de 2012 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • 6 zanahorias gruesas
  • un tazón de guisantes desgranados
  • 2 cebolletas
  • 4 dientes de ajo
  • un vasito de vino de Oporto
  • caldo de ave desgrasado
  • una hoja de laurel
  • unas ramitas de romero y de salvia
  • harina para rebozar
  • una pizca de pimentón
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Cuando hayamos troceado el pollo, retirar la piel y la grasa, enjuagar y dejamos escurrir. Secar luego con papel de cocina, salpimentar y pasamos por harina.

En la cazuela donde vayamos a prepararlo, calentar unas cucharadas de aceite de oliva y freír los ajos, sin pelar y machacados. Una vez dorados, se sacan y en ese aceite freímos los trozos de pollo, por tandas, procurando que queden bien tostaditos por todos lados. 

Una vez hechos, sacar el pollo bien escurrido a un plato y retirar el sobrante de aceite de la cazuela. Bajar el fuego y sofreír las cebolletas cortadas en tiras finas hasta que se ablanden. 

A continuación, incorporar las zanahorias raspadas y cortadas en rodajas y los guisantes. Damos unas vueltas para que vayan tomando color, agregar el pimentón y las hebras de azafrán. 

También añadimos un manojito hecho con la salvia, el romero y el laurel. Mojar con el Oporto, mover para que todo quede bien trabado y, unos minutos después, cubrir con el caldo, bajar el fuego, tapar la cazuela y cocer durante cuarenta minutos. Sacudir de vez en cuando para que la salsa quede trabada y acompañar luego con arroz salvaje.

Etiquetas: , ,

Pollo con tomate y pimientos asados

Laura Vichera | 12 de abril de 2012 a las 8:13

  • un pollo de corral mediano
  • 8 tomates de pera maduros
  • 2 pimientos rojos para asar
  • 2 cebolletas
  • 2 zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • una pizca de azúcar
  • unas hebras de azafrán
  • harina para rebozar
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Enjuagar los pimientos, se secan, se pintan con aceite de oliva y los asamos a 190 grados hasta que la piel quede tostadita. Se dejan enfriar tapados, los pelamos, se cortan en tiras y colamos el jugo de cocción.

Una vez troceado el pollo, retirar la piel y la grasa, enjuagamos y dejamos en un escurridor. Secar luego los trozos con papel de cocina y salpimentar. Espolvorear con harina y los freímos a fuego vivo en una cazuela grande, con un chorrito de aceite de oliva.

Cuando estén bien doraditos se sacan a una fuente y en el aceite que ha quedado en la cazuela ponemos los tomates sin pelar y troceados, las hojas de laurel, las zanahorias raspadas y cortadas, una pizca de sal, azúcar y pimienta. Mezclar, tapar y dejamos cocer durante una hora a fuego suave.

Luego, retirar el laurel y triturar con el pasapurés. Volcar nuevamente en la cazuela, añadir los trozos de pollo, las tiras de pimiento, el jugo de cocción, las hebras de azafrán y unos granos de pimienta. Mezclar bien, rectificar de sal, tapar a medias y cocer durante cuarenta minutos.

Pasado este tiempo, si la salsa estuviera demasiado líquida, cocemos unos minutos más sin tapar. Servir bien caliente y acompañar con pasta hervida.

 

 

Etiquetas: , ,

Pollo con calabacín y ciruelas

Laura Vichera | 29 de marzo de 2012 a las 8:13

  • 8 muslos de pollo de corral
  • 2 calabacines medianos
  • 6 cebolletas
  • una docena de ciruelas pasas sin hueso
  • caldo de pollo desgrasado
  • un palo de canela
  • una pizca de cúrcuma
  • 2 clavos de olor
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta de Jamaica
  • una cucharadita de azúcar moreno
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpios de piel y grasa, enjuagar los muslos de pollo y se secan bien con papel de cocina y salpimentar ligeramente. Calentar un par de vasos de caldo y dejamos dentro las ciruelas para que se vayan hidratando.

Luego, calentar unas cucharadas de aceite de oliva en la cazuela donde vayamos a preparar el guiso y freir los muslos de pollo, a fuego vivo, de modo que queden tostaditos por fuera y jugosos por dentro.

Sin pinchar, los sacamos bien escurridos a un plato y en el aceite que nos queda, pochamos, a fuego muy suave, las cebolletas cortadas en tiras o en aros finos. Tapamos la cazuela y dejamos al fuego unos veinte minutos.

Mientras, lavar los calabacines, se despuntan y, sin pelar, los cortamos en rodajas finas que incorporamos al sofrito de cebolletas. Espolvorear la cúrcuma, agregar los clavos de olor y unos granos de pimienta de Jamaica y damos unas vueltas.

Luego, incorporar nuevamente los muslos de pollo, repartir por encima las ciruelas, agregar el palo de canela, espolvorear el azúcar y mojar con el caldo. Tapar la cazuela y cocer durante media hora aproximadamente.

Una vez hecho, dejar al fuego unos minutos más sin tapar para que reduzca la salsa y servir acompañado de cuscús al vapor.

Etiquetas: ,

Ternera con tomate y aceitunas

Laura Vichera | 20 de marzo de 2012 a las 8:13

  • 1 kilo de ternera para guiso
  • 1 kilo y medio de tomates maduros
  • 2 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • 4 dientes de ajo
  • un puñado de aceitunas negras deshuesadas
  • harina para rebozar
  • 2 hojas de laurel
  • una pizca de azúcar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, vamos haciendo la salsa en la que prepararemos la ternera. Lavar los tomates y, sin pelar, se cortan en cuartos. Se pasan a una cazuela con las zanahorias raspadas y cortadas en rodajas, las cebolletas en tiras y dos dientes de ajo picados.

Luego, agregar las hojas de laurel, una pizca de sal, azúcar y pimienta negra molida y unas cucharadas de aceite de oliva. Mezclar bien, tapar y dejar cocer, a fuego suave, durante una hora hasta que los tomates estén deshechos.

Mientras, limpiar la carne de grasa y la cortamos en dados medianos. En otra cazuela, calentar muy poco aceite, pasar la carne por harina y freímos a fuego vivo, unos minutos, lo justo para sellar y que se dore por fuera. Sacar bien escurrida a un plato.

Una vez hecha la salsa, retirar las hojas de laurel y triturar con el pasapurés. La volcamos en la cazuela donde hemos rehogado la carne, incorporar nuevamente la ternera, añadir también las aceitunas, probar de sal y tapar a medias. Cocer a fuego suave durante tres cuartos de hora hasta que la carne esté muy tierna.

Pasado el tiempo de cocción, si vemos que la salsa está muy líquida, dejamos al fuego unos minutos más sin tapar para que reduzca. Dejamos reposar antes de servir y acompañar con pasta hervida.

Etiquetas: ,

Alcachofas estofadas con patatas

Laura Vichera | 19 de marzo de 2012 a las 8:13

  • 10 alcachofas medianas
  • 4 patatas
  • 100 grs de jamón serrano en lonchas finas
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un limón
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • ½ litro de caldo de verduras
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo fresco
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar las alcachofas, retirar las hojas de fuera, cortar las puntas y se cortan en cuartos. Las pasamos a un cuenco con agua fría y un chorrito de zumo de limón.

A continuación, en una cazuela, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogamos, a fuego suave, las cebolletas muy picadas. Luego, incorporar los dientes de ajo muy picados y dejamos que tomen color.

Aparte, en otro cazo, ponemos el caldo a calentar. Pelamos las patatas y se cascan en trozos regulares que incorporamos a la cazuela. Agregar las hebras de azafrán, los granos de pimienta y una pizca de sal. Movemos y cuando vayan tomando color las verduras, mojar con el vino blanco y dejamos que evapore el alcohol.

Cuando haya reducido un poquito el sofrito, agregar las ramitas de tomillo y cubrir con el caldo. Sacudir la cazuela, tapar a medias y cocer durante veinte minutos aproximadamente, vigilando de vez en cuando por si fuera necesario agregar algo más de caldo.

Mientras, ponemos las lonchas de jamón entre dos hojas de papel sulfurizado y, con otra bandeja encima, metemos en el horno a 190 grados durante diez minutos para que quede crujiente.

Una vez hechas las verduras, apartar del fuego y dejamos reposar unos minutos. Servimos muy caliente y sobre cada plato, desmenuzamos el jamón y sacamos enseguida a la mesa.

 

 

 

Etiquetas: , ,

Chocos guisados con almendras

Laura Vichera | 17 de febrero de 2012 a las 8:13

  • 4 chocos grandes
  • 2 zanahorias grandes
  • 2 tomates maduros
  • 1 cebolleta
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • 1 vaso de caldo de pescado
  • 2 hojas de laurel
  • sal y aceite de oliva

PARA EL MAJADO

  •  2 dientes de ajo
  • un pimiento seco
  • unos granos de pimienta negra
  • 10 almendras crudas
  • unas hebras de azafrán
  • unas hojas de perejil

En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, calentar un chorrito de aceite de oliva y freír, a fuego medio, los ingredientes del majado, moviendo para que no se quemen.

Cuando estén doradito, sacar todo bien escurrido al mortero y dejamos enfriar un poco. Incorporar las hebras de azafrán y unos granos de pimienta negra y machacar hasta que tengamos una pasta. Desleír con la mitad del caldo y reservar.

Luego, limpiamos y cortamos los chocos en trozos grandes, se enjuaga y dejamos en un escurridor. Picar la cebolleta en juliana fina, despuntar las zanahorias, se raspan, las cortamos en rodajas y sofreír todo junto en el aceite que nos ha quedado en la cazuela.

Una vez que las verduras comiencen a tomar color, incorporar los tomates, sin piel ni semillas cortados en dados y dejamos que vaya reduciendo el agua de vegetación.

Entonces, incorporamos los chocos, las hojas de laurel y rehogar un par de minutos, lo justo para que se doren ligeramente. Mojar el resto del vino y cuando se evapore el alcohol, agregar el caldo, tapar a medias y cocer durante media hora.

En el último momento, añadimos el majado de almendras, sacudir la cazuela y probar de sal. Dar un hervor todo junto y servir muy caliente con unas patatas fritas.

Etiquetas: ,