Archivos para el tag ‘huevos’

Crêpes de ahumados, alcaparras y ricotta

Laura Vichera | 11 de febrero de 2017 a las 8:13

  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 100 grs de harina
  • 300 mls de leche, mejor templada
  • unos tallos de cebollino
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • mantequilla para engrasar la sartén

PARA EL RELLENO

  •  150 grs de ahumados variados: atún, trucha, bacalao
  • 125 grs de ricotta o requesón
  • 2 cucharadas de alcaparras pequeñas
  • 2 chalotas
  • unas gotas de Tabasco verde
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las chalotas, muy picadas a fuego suave. Cuando estén blanditas, las pasamos a un cuenco y dejamos enfriar.

Para las crêpes, en otro cuenco mezclamos la leche con los huevos, el azafrán, sal y pimienta. Agregar unos tallos de cebollino picados y batir con varillas eléctricas.

A continuación, vamos incorporando la harina tamizada y luego pasamos por un colador para eliminar los grumos. Tapamos y dejamos reposar en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

Al cuenco donde tenemos las chalotas pochadas, incorporamos las alcaparras muy picadas y los ahumados cortados en daditos. Agregar a continuación la ricotta o el requesón, una pizca de Tabasco y pimienta negra recién molida. Mezclar bien hasta que tengamos una crema compacta.

Luego, una sartén antiadherente y fundir una pizca de mantequilla. Verter un par de cucharadas de masa, extender y cuando comiencen a formarse burbujas, le damos la vuelta. Deben salir unas diez crêpes medianas.

Justo antes de sacar a la mesa, se rellenan con unas cucharadas de crema de ahumados y las doblamos en cuatro. Servir acompañadas de una ensalada de lechugas variadas.

Crêpes rellenas de piña a la vainilla

Laura Vichera | 5 de febrero de 2017 a las 8:13

  •  2 huevos
  • una taza de leche a temperatura ambiente
  • 100 grs de harina
  • una cucharada de mantequilla
  • esencia de vainilla
  • una pizca de sal

PARA EL RELLENO

  • una piña pequeña y madura
  • una cucharada de azúcar moreno
  • 2 vainas de vainilla
  • 2 cucharaditas de mantequilla

 

Siempre es conveniente preparar la masa de las crêpes con antelación para que repose. En un bol grande tamizamos la harina con la sal y hacemos un hueco en el centro, incorporamos los huevos batidos, la vainilla y la sal.

Poco a poco, vamos agregando la leche y la mantequilla fundida y trabajamos bien con las varillas eléctricas. Pasamos la masa por un colador, tapar y dejamos reposar un par de horas a temperatura ambiente.

Para el relleno, cortamos la piña en daditos y los pasamos a una sartén con la mantequilla y las dos vainas de vainilla abiertas por la mitad a lo largo. Les raspamos el interior con un cuchillo para separar las semillas y mezclamos todo con la fruta.

Luego, espolvorear el azúcar moreno y poner a fuego medio, agitando suavemente la sartén para que se funda la mantequilla y la piña se vaya caramelizando. Cuando tenga un color dorado, apartamos y reservar.

Por último, engrasar una sartén y cuando esté muy caliente, vertemos un cucharón de masa y extendemos. Cuando empiecen a salir burbujas, le damos la vuelta y cocemos por el otro lado. Las vamos colocando en un plato, una sobre otra y cubrimos con papel de aluminio para que no se enfríen.

Sobre cada una de las crêpes colocamos unas cucharadas de piña caramelizada y las doblamos en cuatro o en forma de rollito. Servir enseguida y acompañar con helado de vainilla.

Pudding de calabaza y almendras

Laura Vichera | 22 de enero de 2017 a las 8:13

  • un kilo de calabaza de invierno, tipo Butternut
  • 3 huevos
  • 200grs de azúcar
  • 30 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 grs de harina
  • 2 cucharadas de almendras molidas
  • 250 mls de leche o leche de coco
  • una varita de vainilla
  • algo más de mantequilla para el molde

 

Con la punta de un cuchillo abrimos la vainilla por la mitad, a lo largo. Raspamos las semillas y lo pasamos todo a un cazo con la leche. Arrimar a fuego suave y antes de que comience a hervir, apartamos y dejamos enfriar tapado.

Luego, precalentar el horno a 200 grados. Limpiar la calabaza y la cortamos en daditos. Los colocamos sobre una bandeja forrada con papel de aluminio y “cerramos” con otra hoja de papel para que no se escape el vapor. Hornear durante veinte minutos.

Cuando la calabaza esté cocida, machacar con un tenedor y pasamos a un escurridor para que suelte todo el agua y se vaya enfriando. Una vez fría, pasamos la calabaza a un cuenco y agregamos la almendra molida, el azúcar y la harina tamizada.

Poco a poco, añadimos la leche colada y la mantequilla. Vamos trabajando todo para que se vayan mezclando los ingredientes. Agregar el agua de azahar y los huevos, uno a uno, sin dejar de mover.

Por último, bajar la temperatura del horno a 180 grados. Volcar la mezcla en un molde ligeramente engrasado y hornear durante cuarenta y cinco minutos.

Pasado este tiempo, pinchar con un cuchillo para comprobar que está cuajado. Sacar del horno y dejamos enfriar. Luego, pasamos al frigorífico donde lo dejaremos un mínimo de cuatro horas.

Terrina de pescado y albahaca

Laura Vichera | 14 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de bacalao fresco en filetes
  • 150 grs de gambas peladas
  • 300 mls de leche de coco
  • 3 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • una nuez de jengibre fresco
  • unas hojas de albahaca fresca
  • 2 cucharadas colmadas de harina de maíz
  • una pizca de pimentón
  • sal y pimienta negra molida
  • algo de mantequilla para el molde
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar, repasamos el pescado, eliminar los restos de piel y las espinas. Secamos bien y cortar en daditos que reservamos en un plato. Pelar las gambas, retirar la vena dorsal, las enjuagamos y se reservan con el pescado.

En un cazo desleímos la harina de maíz con unas cucharadas de leche de coco. Cuando esté bien trabada y sin grumos, agregar el resto de la leche y mezclar bien. Arrimar a fuego suave  y vamos moviendo hasta que comience a espesar. Apartar y dejamos templar.

En un cuenco, batimos los huevos como para tortilla. Pelar el jengibre y lo rallamos. Hacemos lo mismo con los dientes de ajo y los mezclamos con los huevos. Agregar un puñado de hojas de albahaca picadas y batir todo junto. Precalentar el horno a 170 grados.

A continuación, incorporamos a la mezcla anterior los dados de pescado y las gambas. Añadimos el pimentón y una pizca de sal y pimienta. Volcar la preparación en un molde engrasado con la mantequilla y sacudir para que no queden huecos. Hornear al baño María durante una hora.

Pasado el tiempo de cocción, dejamos enfriar dentro del horno y desmoldar. Servimos cortado en rodajas gruesas y acompañar con una mayonesa casera y una ensalada.

Falso suflé de mango

Laura Vichera | 11 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 8 huevos
  • 2 mangos en su punto de maduración
  • 70 grs de azúcar blanca
  • 60 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • media lima, zumo y ralladura de piel
  • 2 cucharadas de canela molida
  • una pizca de clavo molido
  • un pellizco de sal
  • azúcar glas para presentar

 

En primer lugar, separamos las yemas y montamos las claras a punto de nieve fuerte con una pizca de sal. Las dejamos en el frigorífico mientras preparamos el resto de ingredientes.

Con ayuda de varillas eléctricas, batimos las ocho yemas con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y bien trabada. Añadir la canela en polvo y el clavo molido. Continuar batiendo hasta que todos  los ingredientes queden integrados. Reservar.

Seguidamente, pelar los mangos, retirar el hueso y los cortamos en daditos que pasamos a un cuenco. Agregar unas gotas de zumo de lima y ralladura de piel.

En una sartén que podamos luego meter en el horno o en un molde metálico, calentamos la mantequilla y cuando esté fundida, incorporamos el mango y dejamos caramelizar a fuego suave.

Un par de minutos después, cuando la fruta comience a tomar color, apartamos y dejamos templar un poquito. Precalentamos el horno a 190 grados.

A continuación, incorporar las claras a la mezcla de yemas y mover despacio para que se integren sin que pierdan volumen. Volcar sobre la fruta y sacudir la sartén para que cubra bien toda la fruta.

En el último momento, metemos la sartén o el molde en el horno y dejamos que el huevo cuaje y suba. Justo antes de sacar del horno, encender el grill y gratinar la superficie. Espolvorear generosamente con azúcar glas y sacar enseguida a la mesa.

Etiquetas: , , , , ,

Bizcocho cremoso de chocolate y sésamo

Laura Vichera | 30 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 160 grs de chocolate negro para fundir (70% de cacao)
  • 80 grs de azúcar moreno
  • 80 mls de nata para cocinar
  • 3 huevos
  • 70 grs de harina
  • una cucharada de levadura
  • 2 cucharadas de tahiné (pasta de sésamo)
  • una cucharada de  semillas de sésamo para decorar
  • algo de mantequilla para el molde
  • azúcar glas para decorar

 

Para empezar, vamos precalentando el horno a 170 grados con aire. En un cuenco, troceamos el chocolate y lo calentamos al baño María. Cuando esté fundido, dejamos templar y, poco a poco, incorporar la nata y la pasta de sésamo, sin dejar de mover con las varillas.

 En otro cuenco, batimos enérgicamente los tres huevos con el azúcar hasta obtener una crema lisa y espumosa. Incorporar la harina tamizada con la levadura y añadimos luego la mezcla de chocolate. Mezclar suavemente y agregar, por último, las semillas de sésamo.

Luego, engrasar un molde redondo con algo de mantequilla y volcar la mezcla. Sacudir ligeramente para que no queden huecos y hornear durante media hora. Debe formarse una costra en la superficie pero debe quedar cremoso por dentro.

Una vez hecho, esperar a que se enfríe un poco para desmoldar. Espolvoreamos generosamente con azúcar glas y servir templado o a temperatura ambiente, para que conserve la cremosidad en su interior.

NOTA: El TAHINÉ (también llamado TAHINI o TAHINA) se encuentra en todas las grandes superficies y en tiendas de alimentación oriental. Está elaborada a base de semillas de sésamo tostadas y machacadas con aceite de oliva. Se utiliza tanto en platos dulces como salados. Es uno de los ingredientes del conocido HUMMUS o crema de garbanzos.

Terrina de verduras

Laura Vichera | 14 de octubre de 2016 a las 8:13

  •  huevos
  • 2 calabacines pequeños
  • 2 zanahorias
  • la parte blanca de un puerro
  • un pimiento rojo
  • 100 mls de nata ligera
  • 2 cucharaditas de harina de maíz
  • 100 grs de queso rallado, tipo Gruyère o Emmental
  • unas hebras de azafrán
  • unas ramitas de perejil
  • unos tallos de cebollino
  • una pizca de comino molido
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Para empezar, preparamos las verduras: despuntar los calabacines y, sin pelar, los cortamos en rodajas a lo largo y luego en bastones. Lavar el pimiento, retirar las semillas y lo cortamos en juliana fina. Limpiar las zanahorias, las raspamos y se parten en rodajas finas. Cortamos el puerro del mismo modo.

Luego, calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén amplia y rehogar todas las verduras, a fuego suave, añadir las hebras de azafrán, sal, pimienta y una pizca de comino. Tapar y cocinar durante diez o doce minutos. Precalentar el horno a 180 grados.

Cuando las verduras estén blanditas, apartar del fuego y dejamos enfriar. En un cuenco batimos los huevos con la nata y la harina de maíz. Trabajar con varillas hasta que queden bien trabados.

A continuación, incorporar el queso rallado, un puñado de hojas de perejil y unos tallos de cebollino picados. Agregar las verduras y mezclar suavemente. Volcar en un molde ligeramente engrasado y sacudir para que no queden huecos.

Por último, hornear al baño maría durante cuarenta y cinco minutos y dejamos templar antes de desmoldar. Acompañar con una salsa de tomate o una mayonesa casera.

 

 

Brundy con crema de limón

Laura Vichera | 18 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 160 gramos de harina de repostería
  • 110 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas soperas de azúcar blanca
  • 2 cucharadas soperas de agua
  • un pellizco de sal
  • azúcar glas para servir

PARA LA CREMA

  • 4 huevos
  • 40 grs de harina
  • 220 grs de azúcar blanca
  • 160 mls de zumo de limón
  • ralladura de un limón grande

 

Para preparar este bizcocho necesitaremos un molde o una bandeja cuadrada o rectangular que recubriremos con papel sulfurizado. Precalentamos el horno a 180 grados.

En un cuenco grande tamizamos la harina y añadimos el azúcar, la mantequilla en trocitos y la sal. Trabajar con la punta de los dedos hasta obtener una masa arenosa y añadimos entonces las dos cucharadas de agua. Amasar de nuevo y formar una bola.

Aunque la masa esté un poco pegajosa, enseguida la colocamos sobre el molde previamente engrasado, estirándola rápidamente, en un par de minutos, con la palma de las manos para que no se pegue. Hornear “en blanco” durante quince minutos. Debe quedar poco hecha.

Mientras, vamos preparando la crema de  cobertura: en un cuenco mezclamos el azúcar con la harina. Añadir, a continuación, la ralladura y el zumo de limón.

Cuando todos los ingredientes estén bien trabados, agregar los huevos uno a uno, batiendo con varillas eléctricas hasta obtener una crema lisa y sin grumos.

Luego, sacamos la placa de bizcocho del horno y, sobre ella, extendemos la crema de limón, procurando que quede bien nivelada y hornear veinte minutos más.

Fuera del horno, dejamos enfriar completamente y cortar en cuadraditos. Espolvorear generosamente con azúcar glas antes de servir.

Hojaldre de patatas, apio y jamón

Laura Vichera | 30 de julio de 2016 a las 8:13

  • 2 láminas de masa de hojaldre
  • 250grs de jamón asado o jamón serrano en lonchas gruesas
  • 3 patatas medianas
  • unas ramitas de apio
  • unos tallos de cebollino fresco
  • un diente de ajo
  • 6 cucharadas de nata ligera
  • 2 huevos y una yema
  • nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

 En primer lugar, pelar las patatas, las lavamos y se cortan en lonchas finas. Las dejamos en un cuenco cubiertas con agua fría para que suelten el almidón. Engrasar un molde desmontable con la pizca de mantequilla y lo dejamos en el frigorífico.

Aparte, en otro cuenco, batimos los dos huevos con la nata. Incorporar el cebollino y el ajo muy picados. Agregar también sal, nuez moscada y pimienta recién molida.

En una sartén con muy poco aceite rehogamos los tallos de apio, muy picados, a fuego suave hasta que vayan ablandándose. Los dejamos templar y luego se incorporan a la mezcla anterior. Precalentar el horno a 210 grados.

Por último, incorporamos las patatas, el jamón cortado en tiras y mezclamos suavemente. Sacamos el molde del frigorífico y cubrimos con una de las láminas de hojaldre. Procuramos que la masa sobresalga por los bordes. Presionar sobre las paredes y pinchar el fondo.

A continuación, repartimos el relleno, nivelando para que quede repartido por igual. Cubrir con la otra lámina de pasta, recortar lo que nos sobre y cerramos la pasta de la parte inferior sobre ella, humedeciendo los bordes.

Luego, presionar bien para que no se abra y pinchar la superficie que pintamos con la yema desleída con una cucharadita de agua. Hornear durante media hora y, posteriormente, quince minutos más a 160 grados. Servir templado.

Quiche de setas, queso y orégano

Laura Vichera | 16 de julio de 2016 a las 8:13

  • 150 grs de harina
  • 130 grs de queso fresco para untar, tipo Philadelphia
  • 70 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • una clara
  • una pizca de sal y pimienta negra molida

PARA EL RELLENO

  • 400 grs de setas frescas variadas
  • 10 grs de morillas deshidratadas
  • 150 mls de leche evaporada
  • 100 mls de nata ligera
  • 2 huevos
  • una yema
  • queso Parmesano rallado
  • un diente de ajo
  • una pizca de orégano
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra molida

 

Es conveniente preparar la masa la víspera, sino, al menos, con cuatro o cinco horas de antelación. En un cuenco batimos el queso con la mantequilla, la clara, sal y pimienta.

Por último, incorporamos la harina tamizada, amasar a mano hasta obtener una masa ligera y sin grumos. Formar una bola, envolver en film y dejamos en el frigorífico que repose.

Para el relleno, batir los huevos con la yema, la leche y la nata. Agregar una cucharada de Parmesano rallado, sal, pimienta y nuez moscada. Reservar también en el frigorífico.

Una vez hidratadas las setas secas, las escurrimos. Limpiar las setas frescas y las cortamos en trozos de tamaño mediano. En un chorrito de aceite de oliva, rehogamos el diente de ajo muy picado, incorporar  las setas, orégano, sal y pimienta molida. Rehogar todo junto a fuego suave durante quince minutos. Precalentamos el horno a 180 grados.

Por último, estiramos la masa y cubrimos con ella un molde desmontable. Pinchar el fondo, presionar los bordes y cocer durante diez minutos.

Pasado este tiempo, rellenar con las setas y cubrir con la crema de leche y huevos. Hornear nuevamente durante cuarenta minutos. Servir templada y acompañar con una ensalada.