Archivos para el tag ‘judías verdes’

Ternera con alcachofas y champiñones

Laura Vichera | 11 de abril de 2017 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso
  • una docena de alcachofas pequeñas
  • 150 grs de judías verdes
  • 250 grs de champiñones pequeños
  • 2 cebolletas
  • 4 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • medio litro de caldo de verduras
  • un limón
  • una hoja de laurel
  • cúrcuma molida
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Para empezar, limpiamos las alcachofas dejando solamente los corazones y se dejan en agua con unas gotas de zumo de limón. Limpiar las judías verdes y se trocean. Limpiar también los champiñones y se dejan enteros o se cortan en dos, dependiendo del tamaño.

Luego, trocear la carne y la pasamos a un cuenco. En el mortero machacamos unos granos de pimienta con los ajos, el azafrán y la ralladura de piel de limón. Mezclar con la carne y reservar un par de horas en el frigorífico.

En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas picadas muy finas. Cuando estén blanditas, incorporar la carne, subir el fuego, mover para que todos los trozos queden bien sellados y mojar con el vino.

Cuando se haya evaporado el alcohol, incorporar el laurel, las judías verdes y las alcachofas bien escurridas. Damos unas vueltas, añadimos una pizca de sal, la cúrcuma y rehogar brevemente.

Pasados unos minutos, cubrir con el caldo, tapar la cazuela a medias y, cuando comience a hervir, bajar nuevamente el fuego. Cocer durante tres cuartos de hora.

Justo antes de apartar, añadimos los champiñones, sacudir la cazuela y dar un último hervor todo junto y sin tapar para que no quede demasiado caldoso. Acompañar con arroz blanco.

Verduras asadas con Parmesano

Laura Vichera | 10 de abril de 2017 a las 8:13

  • 250 grs de judías verdes redondas
  • una docena de espárragos verdes de calibre mediano
  • un trozo de calabaza de pulpa naranja, tipo Butternut
  • 150 grs de brécol
  • una zanahoria gruesa
  • 100 grs de queso Parmesano rallado
  • unas semillas de sésamo negro
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Vamos preparando todas las verduras: despuntar las judías verdes y, sin trocear, retirar las hebras, las enjuagamos y se dejan escurrir. Desechar la parte final de los espárragos y los dejamos enteros también.

Luego, separar el brécol en ramilletes, raspar y despuntar la zanahoria y la cortamos en bastones a lo largo. Retirar la corteza y las barbas a la calabaza y se corta en tacos alargados, de grosor mediano.

En una cazuela ponemos agua a hervir con un puñado de sal y escaldamos, en primer lugar, las judías verdes hasta dejarlas “al dente”. Se sacan, las escurrimos bien y las pasamos a un cuenco con agua helada. Hacemos lo mismo con los espárragos.

A continuación, cocemos al vapor y por separado los ramilletes de brécol, la zanahoria y también la calabaza. Deben quedar crujientes. Se enfrían igual que el resto de verduras y, bien escurridas, las dejamos sobre papel absorbente para que queden lo más secas posible.

Luego, precalentamos el horno a 200 grados y cubrimos una bandeja con papel sulfurizado.  En un cuenco mezclamos un chorrito de aceite de oliva con una pizca de sal, pimienta negra recién molida y unas cucharadas de queso Parmesano.

Por tandas, vamos “rebozando” las verduras y se colocan bien separadas sobre la bandeja. Gratinar diez minutos, el tiempo de que el queso funda y quede crujiente. Una vez hechas, se sacan a una fuente, espolvorear el sésamo y servir enseguida.

 

 

Ensalada templada de pollo

Laura Vichera | 1 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de pechuga de pollo de corral
  • 2 cogollos de lechuga
  • 4 champiñones hermosos
  • una docena de tomates cherry
  • una cebolla roja pequeña
  • una zanahoria grande
  • una docena de patatas pequeñas, de guarnición
  • un puñado de judías verdes redondas
  • un puñado de guisantes
  • ralladura y zumo de limón
  • unas hebras de azafrán
  • unas ramitas de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar el pollo y cortar en daditos. Lo pasamos  un cuenco y añadimos la ralladura de piel de limón, las hebras de azafrán y unas gotas de zumo. Mezclar bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico.

Sin pelar, lavamos las patatas y las cocemos al vapor hasta que estén “al dente”. Una vez frías, se pelan y las cortamos en rodajas gruesas o en dados. Luego, cocer las judías verdes, los guisantes y la zanahoria raspada y cortada en bastoncillos. Las mezclamos con las patatas y reservamos.

Para el aderezo, mezclamos en un bol un buen puñado de hojas de culantro muy picadas con algo más de ralladura de piel de limón, un pellizco de sal y pimienta. Agregar aceite de oliva y emulsionar.

Luego salteamos los trozos de pollo hasta dorar y saltear también los champiñones laminados y el resto de verduras. Agregar una pizca de sal y dejamos que tomen color.

Por último, cubrir el fondo de una fuente con las hojas de lechuga y repartir por encima la ensalada templada. Adornar con la cebolla cortada en tiras finas y los tomates cherry cortados en dos.

Justo antes de sacar a la mesa, aderezar con el aliño, mezclar bien y servir enseguida.

 

Terrina de merluza

Laura Vichera | 26 de enero de 2016 a las 8:13

  • medio kilo de merluza limpia (podemos también utilizar salmón, bacalao o rape)
  • una patata pequeña
  • un puñado de judías verdes redondas
  • un puñado de guisantes
  • una zanahoria grande
  • 2 cebolletas
  • unas ramitas de perejil
  • 5 huevos
  • 4 cucharadas de nata ligera
  • una pizca de pimentón
  • una cucharada de concentrado de tomate
  • sal y pimienta negra molida
  • mantequilla y pan rallado para el molde

 

En un cazo ponemos el pescado troceado y cubrir con muy poco agua. Cocemos durante quince o veinte minutos, apartamos y dejamos enfriar dentro del caldo. Luego, retiramos la piel y las espinas y lo desmenuzamos en trozos grandes.

Una vez limpias las verduras, cortamos la patata y la zanahoria en daditos. Trocear las judías verdes y enjugar los guisantes. Escaldar todas las verduras juntas en agua hirviendo hasta dejarlas “al dente”. Escurrimos y reservamos.

A continuación, rehogamos las cebolletas muy picadas en un poquito de aceite de oliva y cuando estén blanditas, incorporar las verduras, añadir las hebras de azafrán y una pizca de pimentón y damos unas vueltas todas juntas.

Luego, engrasar un molde alargado con una pizca de mantequilla y espolvorear con pan rallado. En un cuenco batimos los huevos con la nata, el concentrado de tomate y el perejil picado. Incorporar las verduras y el pescado y mezclar despacio.

Por último, volcar en el molde, sacudir para que no queden huecos y cocer al baño María durante una hora. Dejamos enfriar del todo dentro del molde. Servimos cortado en rodajas gruesas y acompañamos con una mayonesa casera.

.

 

Pastel de pescado y verduras

Laura Vichera | 28 de abril de 2015 a las 8:13

  • 400 grs de pescado variado: salmón, merluza, bacalao…
  • una patata grande
  • 2 zanahorias
  • un puñado de judías verdes
  • un puñado de guisantes (pueden ser congelados)
  • una cebolleta
  • 5 huevos
  • 4 cucharadas de nata ligera
  • 4 cucharadas de salsa de tomate casera
  • una hoja de laurel
  • unas ramitas de culantro
  • unos tallos de cebollino
  • sal y pimienta negra molida
  • algo de mantequilla y pan rallado para el molde

 

Con ayuda de un pincel, engrasar un molde con la mantequilla y espolvorear con pan rallado. Sacudir bocabajo y dejamos en el frigorífico mientras vamos preparando los ingredientes.

En una sartén, ponemos el pescado y la hoja de laurel. Agregar un par de cucharadas de agua, tapar y cocer unos minutos. Sacar un plato, dejamos enfriar y repasar para eliminar las espinas. Desmigar en trozos grandes.

Luego, pelar la patata, se corta en dados y hacemos lo mismo con las zanahorias. Limpiar las judías verdes y las troceamos también. Se escaldan todas juntas, con los guisantes, en agua hirviendo y se vuelcan luego en un escurridor.

En la sartén, calentamos un chorrito de aceite de oliva y pochar la cebolleta muy picada. Cuando esté blandita, incorporar las verduras, el cebollino y el culantro picados, subir un poquito el fuego y rehogar todo junto. Dejamos templar y precalentamos el horno a 180 grados.

En un cuenco batimos los huevos con la nata y la salsa de tomate. Agregar una pizca de sal y pimienta, incorporar las verduras y el pescado y mezclar despacio.

Por último, volcar en el molde y sacudir para que no queden huecos. Hornear al baño María durante una hora. Servir templado y acompañar con una mayonesa casera.

Salteado de ternera y judías verdes

Laura Vichera | 8 de abril de 2015 a las 8:13

  • 600 grs de ternera en filetes, babilla o falda
  • 250 grs de judías verdes, mejor de las redondas
  • un pimiento amarillo
  • medio pimiento rojo
  • 2 chalotas
  • unas semillas de sésamo
  • unas hojas de culantro fresco
  • unas cucharadas de salsa de soja
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpias de hebras, cortar las judías en dos o tres trozos a lo largo, las enjuagamos y se escaldan en agua hirviendo con un pellizco de sal, durante ocho minutos, lo justo para que se ablanden un poquito. Se sacan y las dejamos escurrir.

Luego, retirar los bordes de grasa de la carne, aplanar los filetes con una espalmadera y se cortan en tiras anchas que reservamos en un plato.  Retirar el tallo y las semillas de los pimientos, retirar también la parte blanca del interior y los cortamos en tiras finas.

En el wok o en una sartén amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y los rehogamos a fuego medio, unos diez minutos., sin dejar de mover para que se hagan sin dorarse.

A continuación, incorporar las tiras de carne y las doramos. Salpimentar y volcamos en un cuenco, todo bien escurrido.

En el jugo que nos ha quedado en el wok, rehogamos las chalotas cortadas en tiras finas, unos cinco minutos a fuego vivo. Incorporar las judías verdes y añadimos unas cucharadas de agua y de salsa de soja.

Cinco minutos después, añadimos la carne y los pimientos y el culantro muy picado. Rehogar todo junto y, antes de apartar, espolvorear el sésamo. Servir enseguida y acompañar con arroz blanco o fideos chinos.

 

 

 

 

Pastel de trucha y judías verdes

Laura Vichera | 2 de diciembre de 2014 a las 8:13

  • 3 lomos de trucha limpios
  • 400 grs de judías verdes redondas
  • 2 chalotas
  • 200 mls. de nata ligera
  • 4 huevos grandes
  • unos tallos de cebollino fresco
  • unas hebras de azafrán
  • pan rallado para el molde
  • sal y pimienta molida
  • aceite de oliva

 

Con ayuda de un pincel, engrasar ligeramente un molde con aceite de oliva y espolvorear con pan rallado. Sacudir bocabajo y dejamos en el frigorífico mientras preparamos todos los ingredientes.

Una vez limpias las judías verdes, sin trocear, las cocemos al vapor hasta dejarlas “al dente”. Se dejan enfriar en un escurridor . En una sartén, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar las chalotas muy picadas, a fuego muy suave.

Mientras, repasar el pescado para eliminar todos los restos de piel y las espinas. Enjuagar y secamos con papel de cocina. Con un cuchillo muy afilado, cortamos en daditos que reservamos en un plato.

En un cuenco batimos los cuatro huevos con la nata. Añadir un buen puñado de cebollino picado y el sofrito de chalotas cuando esté templado. Agregar las hebras de azafrán y también sal y pimienta negra molida. Precalentar el horno a 170 grados.

Sobre el fondo del molde, colocamos la mitad de las judías verdes, en fila, muy pegadas unas a otras. Sobre ellas, colocamos los dados de trucha y cubrimos con la otra mitad de judías, colocadas del mismo modo.

A continuación, napar con la crema de huevos y nata y sacudir el molde para que penetre bien entre las capas. Tapar con papel de aluminio y colocar sobre otra fuente con agua. Hornear al baño María durante una hora y dejamos enfriar del todo antes de desmoldar. Mejor aún, si lo podemos preparar la víspera.

Ensalada de judías verdes, espinacas y queso

Laura Vichera | 1 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 300 grs de judías verdes redondas
  • 150 grs de brotes de espinacas
  • 200 grs de queso fresco de cabra
  • un puñado de nueces peladas
  • unas semillas de sésamo
  • una cucharada de miel de romero
  • una cucharada de vinagre balsámico
  • una cucharada de pimentón, dulce o picante, al gusto
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar a preparar la ensalada, A continuación, limpiar las judías verdes, las despuntamos y se cuecen al vapor hasta que queden “al dente” y se dejan enfriar del todo.

A continuación, dejamos el queso en un escurridor, con un peso encima para que suelte el agua. A continuación, trocear las nueces y tostar las semillas de sésamo.

Luego, trabajar con un tenedor el queso bien escurrido y le añadimos la cucharada de miel y las nueces. Agregar también una pizca de pimienta molida y un pellizco de sal. Mezclar todo bien y dejamos en el frigorífico para que quede más  consistente.

En un cuenco, mezclamos el vinagre con un pellizco de semillas de sésamo y aceite de oliva en cantidad suficiente para la vinagreta. Emulsionar y dejamos reposar a temperatura ambiente.

Sobre una fuente colocamos las hojas de espinaca y sobre ellas repartimos las judías verdes. Luego, con la mezcla de queso, formamos bolitas que rebozamos en el resto de sésamo mezclado con el pimentón.

En el último momento, se colocan sobre las verduras y rociar con la vinagreta. Sacar enseguida a la mesa y acompañar con unas lonchas finas de pan tostado.

 

Salteado de judías verdes, panceta y sésamo

Laura Vichera | 3 de junio de 2014 a las 8:13

  • medio kilo de judías verdes redondas muy tiernas
  • 150 grs de panceta ibérica ahumada
  • una cucharada de semillas de sésamo
  • un trozo de pan del día anterior
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • una cucharada de vinagre de Jerez
  • una cucharadita de azúcar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Una vez despuntadas las judías verdes, se enjuagan y las cocemos al vapor, procurando no hacerlas demasiado, que queden “al dente”. Se sacan y se dejan en un escurridor mientras preparamos el resto de ingredientes.

Luego, cortar la panceta en lonchas gorditas y seguidamente en tiras que salteamos en una sartén, sin nada de aceite, hasta que queden bien tostaditas y crujientes. Se sacan a escurrir sobre papel absorbente y reservamos.

En el wok o en una sartén grande calentamos un chorrito de aceite de oliva y saltear los ajos sin pelar y machacados. Unos minutos después, cuando comiencen a tomar color, incorporar las judías verdes.

Sin dejar de mover, añadimos el azúcar, el vinagre y la salsa de soja. Añadir también una pizca de pimienta negra molida, tapar y dejar a fuego medio unos diez minutos, procurando que no se agarren.

Mientras, cortar el pan  en bastones gruesos que vamos friendo hasta que queden doraditos. Se escurren sobre papel de cocina.

Justo antes de apartar, destapamos para que reduzca el jugo de las judías verdes, probar de sal, añadimos los torreznos y espolvorear las semillas de sésamo. Servir enseguida antes de que se enfríe.

 

 

Bolsitas de salmón con verduras

Laura Vichera | 5 de marzo de 2014 a las 8:13

  • 8 filetes grandes de lomo de salmón fresco
  • 2 zanahorias medianas
  • un puñado de judías verdes planas
  • 2 chalotas
  • una cucharadita de harina
  • ½  vaso de vino blanco
  • un vasito de caldo de verduras
  • ralladura de piel y zumo de naranja
  • 2 cucharadas de nata ligera
  • sal y pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

Una vez repasado los filetes, eliminados los restos de piel y las espinas que puedan tener, los ponemos entre dos hojas de film transparente y se aplanan con el mazo.

Luego, salpimentar por ambas caras, se pasan a un plato, agregar una pizca de ralladura de piel de naranja y un par de cucharadas de zumo.  Tapar con film y dejamos en el frigorífico mientras preparamos las verduritas.

Una vez despuntadas las judías verdes, sin trocear, se cuecen al vapor con las zanahorias igualmente raspadas y enteras. Cuando estén “al dente”, se dejan enfriar y luego las cortamos en daditos pequeños. Precalentar el horno a 180 grados.

En una sartén con un hilo de aceite de oliva, pochamos a fuego muy suave las dos chalotas picadas muy finas. Unos minutos después, espolvorear la cucharadita de harina y cuando se tueste, incorporar las verduras y mojar con el vino.

Vamos moviendo para trabar todo bien y apartar del fuego. Dejamos enfriar un poquito y colocar unas cucharadas en el centro de cada uno de los filetes y se cierran, en forma de bolsita. Atar con hilo de cocina y se colocan en una fuente.

Alrededor, repartimos el caldo mezclado con las dos cucharadas de nata y, justo antes de sacar a la mesa, horneamos diez minutos. Servir enseguida y acompañar con arroz blanco.