Archivos para el tag ‘laurel’

Guiso de alcachofas con verduras

Laura Vichera | 7 de abril de 2017 a las 8:13

  • una docena de alcachofas medianas
  • 3 patatas no muy grandes
  • una zanahoria grande
  • unas ramitas de apio con sus hojas
  • una tacita de guisantes desgranados (pueden ser congelados)
  • un limón
  • una cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • caldo de verduras
  • unas hebras de azafrán
  • unas semillas de comino
  • una pizca de pimentón picante
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez retiradas las hojas exteriores de las alcachofas, cortamos las puntas y las cortamos en dos o en cuatro, a lo largo, dependiendo del tamaño. Las pasamos a un cuenco con agua fría y un chorrito de zumo de limón.

Luego, raspar la zanahoria y la cortamos en rodajas. Limpiar el apio, retirar las hebras y lo cortamos también en tiras. Pelar las patatas, las enjuagamos y se cascan en trozos medianos.

En una cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva y preparamos un sofrito con la cebolla y el ajo muy picados. Rehogamos a fuego suave y añadimos a continuación el apio y la zanahoria.

Unos minutos después, incorporar las patatas, las ramitas de tomillo, el laurel y los granos de pimienta rosa. Añadimos unas semillas de comino, los guisantes y las alcachofas bien escurridas.

Por último, espolvorear el pimentón y añadimos una pizca de sal y pimienta. Cubrir con el caldo, sacudir la cazuela y tapar a medias. Poner a fuego suave y cocinar durante treinta minutos aproximadamente. Servir enseguida.

Pollo en salsa diabla

Laura Vichera | 2 de febrero de 2017 a las 8:13

  • 4 muslos de pollo de corral completos; muslos y contra muslos
  • 150 grs de jamón serrano en un solo trozo
  • 3 chalotas
  • 3 dientes de ajo
  • una lata grande de tomates enteros pelados
  • caldo de ave desgrasado
  • 2 cucharadas de vinagre
  • una cucharada de concentrado de tomate
  • un par de cucharadas de harina
  • unas gotas de salsa Worcestershire
  • unas gotas de salsa Tabasco rojo
  • unas ramitas de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

Una vez separados los muslos de los contramuslos, le quitamos la piel al pollo y retiramos la grasa. Enjuagar cuidadosamente y secar con papel de cocina. Salpimentar y reservamos.

A continuación, en una cazuela, freímos los trozos de pollo, a fuego vivo hasta dorarlos. Se sacan bien escurridos a un plato.

Luego, añadir algo más de aceite a la cazuela y rehogar las chalotas cortadas en tiras muy finas. Cuando estén blanditas, espolvorear la harina y mezclamos bien hasta que quede tostada.

Unos minutos después, incorporar el concentrado de tomate y el vinagre. Agregar un par de vasos de caldo y dejamos que hierva. Incorporar los tomates bien escurridos y cortados en dados, los dientes de ajo muy picados y las hierbas atadas en un ramillete.

También añadimos una pizca de sal y pimienta y cocinar a fuego medio durante treinta minutos, aproximadamente y sin tapar para que la salsa vaya reduciendo.

Pasado este tiempo, retirar las hierbas y triturar. Volvemos a poner al fuego, agregar unas gotas de Tabasco y de salsa Worcestershire. Incorporar el pollo, los granos de pimienta rosa y el jamón cortado en daditos, sacudir la cazuela y cocinar a fuego suave durante media hora más. Acompañar con arroz salvaje.

Lomo con higos frescos y romero

Laura Vichera | 8 de octubre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de lomo de cerdo en una sola pieza
  • una docena de higos frescos
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de romero
  • una copa de Jerez Amontillado
  • un vasito de caldo de carne
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar, precalentamos el horno a 210 grados. Limpiar la carne de grasa y la atamos con hilo para que no se deforme durante el asado. Salpimentamos y, alrededor del lomo, debajo del hilo, vamos metiendo las ramitas de romero y las hojas de laurel.

Luego, colocar en una fuente, añadir un hilo de aceite de oliva por encima y hornear durante quince minutos aproximadamente, dándole la vuelta a media cocción hasta que la carne quede sellada.

A continuación, mojar con el Jerez y añadir también el caldo y unos granos de pimienta rosa. Bajamos la temperatura del horno a 180 grados y cocinar durante media hora más mojando con el jugo del fondo de la fuente.

 Mientras, lavar los higos y los cortamos en cuatro. Podemos quitarles la piel o no, según nos guste más. Cuando haya pasado el tiempo de horneado indicado, repartir los higos alrededor de la carne, mojar con el caldo y hornear diez minutos. Damos la vuelta al lomo y dejamos en el horno otros diez minutos más.

Acabada la cocción, dejamos reposar tapado para que la carne conserve sus jugos. Cuando el lomo esté templado, retirar el hilo y las hierbas y cortamos en lonchas finas. Acompañar con los higos, su salsa y una ensalada.

 

Albóndigas de lentejas y sésamo

Laura Vichera | 20 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de lentejas naranja
  • una cebolla roja
  • una pizca de culantro molido
  • una cucharadita de tahiné (pasta de sésamo)
  • pimentón picante
  • comino molido
  • una nuez de jengibre fresco
  • unas semillas de sésamo para rebozar
  • 2 hojas de laurel
  • unas hojas de perejil fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • 2 yogures naturales, tipo griego
  • un diente de ajo pequeño
  • zumo y ralladura de limón

 

Media hora antes de prepararlas, dejamos las lentejas en remojo en un cuenco con agua templada. Para preparar la salsa, triturar el yogur con el ajo y el limón y dejamos en el frigorífico.

En una cazuela amplia, rehogamos la cebolla, picada muy fina con un chorrito de aceite de oliva. Un par de minutos después, agregamos el jengibre pelado y rallado, el pimentón y el comino. Incorporar las lentejas bien escurridas, las hojas de laurel y cubrir con el doble de agua. Cocer a fuego medio durante media hora, moviendo de vez en cuando.

Cuando las lentejas estén untuosas y hayan absorbido el agua, añadir sal y pimienta y mover de nuevo. Retirar la hoja de laurel, dejamos enfriar y añadimos la cucharadita de tahine y el perejil. Debemos obtener una masa suave. Volcar en un plato, tapar con film y dejamos en el frigorífico durante una hora.

Luego, precalentamos el horno a 180 grados y forramos una bandeja con papel sulfurizado. Con las manos húmedas, vamos formando bolitas de masa, del tamaño de una nuez y las pasamos por el sésamo. Se van colocando sobre la bandeja y añadir un hilo de aceite de oliva.  Hornear durante veinte minutos. Servir las albóndigas recién hechas y acompañar con el dip de yogur.

Garbanzos y patatas en escabeche

Laura Vichera | 23 de febrero de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de garbanzos
  • 700 grs de patatas de guarnición
  • un puerro mediano
  • 2 cebollas moradas
  • 10 dientes de ajo
  • un pimiento seco
  • 3 hojas de laurel
  • una cucharada de pimentón picante
  • un par de cucharadas de vinagre de Jerez
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

La víspera preparamos las patatas. Sin pelar, las limpiamos muy bien y se pasan a una cazuela con las cebollas y la parte blanca del puerro en juliana fina, el pimiento seco troceado y las otras dos hojas de laurel.

A continuación, añadimos medio vasito de aceite de oliva, las otras dos cucharadas de vinagre, el pimentón y ocho dientes de ajo machacados con su piel. Agregar un vaso de agua, tapar y cocer a fuego suave hasta que estén tiernas. Cuando estén templadas, se pasan a una fuente, cubiertas con su adobo y dejamos reposar unas horas.

También la víspera, ponemos los garbanzos en remojo. En el momento de prepararlos, enjuagar los garbanzos y los cocemos en una olla con una hoja de laurel, la parte verde del puerro y unos granos de pimienta negra.

Por último, agregar sal y un hilo de aceite de oliva, cubrir con agua templada y cocer hasta que estén tiernos. Una vez hechos, y queden “al dente”, se escurren, retiramos el laurel y el puerro y los colamos. Dejamos templar.

En una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y doramos los otros dos dientes de ajo muy picados. Incorporar los garbanzos hasta que se vayan dorando.

Luego añadimos las patatas escurridas, damos una vueltas para que se mezclen con los garbanzos y mojar con unas cucharadas del jugo del adobo. Servir templado.

Crema de pescado con alioli

Laura Vichera | 1 de diciembre de 2014 a las 19:51

  • un kilo de mezcla de pescado para caldo: congrio, merluza, rascacio, salmonete
  • 2 cebolletas
  • un bulbo grande de hinojo
  • una zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • dos hojas de laurel
  • unas ramitas de perejil
  • unas hebras de azafrán
  • un par de cucharadas de concentrado de tomate
  • sal y unos granos de pimienta negra

PARA ACOMPAÑAR

  • 4 rebanadas de pan del día anterior
  • un huevo
  • un diente de ajo
  • aceite de oliva suave o de girasol

Un buen rato antes, preparamos el caldo. Limpiar y cortar el pescado en trozos grandes. Pelar las cebolletas, se cortan en gajos y limpiar también el hinojo y la zanahoria y los cortamos del mismo modo.

En una cazuela grande, calentar un chorrito de aceite y rehogar el pescado con las cebolletas, el hinojo y los dientes de ajo, a fuego medio, sin dejar de mover, para que todo vaya tomando color.

Luego, incorporar el concentrado de tomate y las hebras de azafrán. Añadimos también un manojito hecho con el laurel, el tomillo y las ramitas de perejil. Cubrir con litro y medio de agua templada y cocer durante tres cuartos de hora.

Mientras, preparamos el alioli y lo mantenemos en el frigorífico. Tostar las rebanadas de pan y reservar.

Una vez hecha la sopa, colamos el caldo. Desmenuzar el pescado y lo incorporamos de nuevo a la cazuela, así como las verduras. Triturar hasta obtener una crema fina, probar de sal y poner nuevamente al fuego.

Servir muy caliente y sobre cada uno de los platos colocamos una rebanada de pan con una cucharadita de alioli encima.

 

Escabeche de salmonetes con naranja

Laura Vichera | 20 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 12 lomos hermosos de salmonete
  • 6 chalotas
  • 2 naranjas
  • 2 dientes de ajo
  • unas cucharadas de harina
  • unas semillas de comino
  • 2 hojas de laurel
  • unos granos de pimienta de Jamaica
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de Jerez
  • 5 cucharadas soperas de vino blanco seco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Con mucho cuidado, enjuagar los filetes de salmonete, retiramos las escamas y las espinas que puedan tener y los secamos con papel de cocina. Salpimentar ligeramente y enharinar por la parte de la piel.

A continuación, calentar un hilo de aceite de oliva en la plancha y los asamos un par de minutos por cada lado. Se sacan procurando que no se nos rompan. Los colocamos en una fuente de barro o de cristal y reservamos.

Luego, pelar y picar en tiras finas las chalotas y los dientes de ajo. Calentar medio vaso pequeño de aceite de oliva y los pochamos, a fuego suave, con los granos de pimienta de Jamaica, las hojas de laurel y las semillas de comino.

Pasados unos minutos, añadimos el vino, el vinagre el zumo y la piel de la naranja en tiras anchas y llevamos a ebullición. Apartar en ese momento del fuego e incorporamos la otra naranja, pelada a lo vivo y cortada en trozos grandes.

Aún caliente, volcar sobre los lomos de salmonete, sacudir ligeramente para que todo quede bien trabado y dejamos enfirar del todo antes de meter en el frigorífico. Deben pasar al menos veinticuatro horas antes de consumir.

Servir a temperatura ambiente y acompañar con unas patatas al vapor.