Archivos para el tag ‘legumbres’

Ensalada de judías, bacalao y nueces

Laura Vichera | 10 de mayo de 2017 a las 8:13

  • 400 grs de judías blancas
  • 300 gramos de bacalao
  • un puñado de nueces peladas
  • ralladura de piel de limón
  • 2 hojas de laurel
  • unos granos de pimienta negra

PARA EL PESTO ROJO

  • una docena de orejones de tomate secos
  • 2 cucharadas de queso Parmesano rallado
  • un diente de ajo
  • 4 nueces
  • unas hojas de albahaca fresca
  • un trocito de guindilla
  • unas gotas de vinagre de Módena
  • aceite de oliva

 

La víspera, ponemos las judías en remojo. También hidratamos los tomates en agua templada. Cuando estén blanditos, se escurren, los secamos y se trituran con las nueces, el diente de ajo, la albahaca, unas gotas de vinagre, el Parmesano, un trocito de guindilla, sal y un chorrito de aceite de oliva.

Una vez triturados todos los ingredientes, cuando tengamos una pasta, vamos añadiendo algo más de aceite hasta obtener la textura deseada. Volcar en un tarro, tapar y dejamos en el frigorífico.

En el momento de prepararlas, enjuagar las judías y se pasan a una cazuela con las hojas de laurel, unos granos de pimienta y una pizca de sal y cocer hasta que estén tiernas. Las volcamos luego en un escurridor y dejamos enfriar.

Mientras, repasar cuidadosamente el bacalao para eliminar las espinas y los restos de piel y lo desmigamos en trozos no demasiado pequeños que pasamos a una ensaladera.

Una vez frías las alubias, las incorporamos también y añadimos las nueces troceadas, ralladura de piel de limón y tres o cuatro cucharadas de salsa pesto. Mezclamos despacio, con ayuda de dos cucharas, para que el pescado no se deshaga. Probar de sal, tapar y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta el momento de servir. Acompañamos con el resto de la salsa aparte.

Judías pintas con almejas

Laura Vichera | 1 de febrero de 2017 a las 8:13

  • 450 grs de judías pintas
  • ½ kilo de almejas hermosas
  • 2 chalotas
  • un pimiento verde
  • un puerro, la parte blanca
  • 2 tomates grandes y maduros
  • una hoja de laurel
  • caldo de pescado
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

 

Antes de empezar, dejamos las almejas en un cuenco con agua y un poquito de sal para que suelten la tierra. Después de haberlas tenido en remojo durante la noche, enjuagamos las judías.

En una cazuela grande, las ponemos con la hoja de laurel y unos granos de pimienta. Las cubrimos con agua fría y añadimos un chorrito de aceite de oliva.

Cuando empiecen a hervir, les cortamos el hervor tres veces con un poco de agua fría, para que no se arruguen y quitamos la espuma que vayan soltando. Tapar a medias y cocer hasta que estén tiernas.

Mientras, en una sartén amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las chalotas, el pimiento y el puerro picados muy finos.

A fuego suave, vamos pochando y cuando estén blanditos, incorporar los tomates rallados. Mezclar bien y dejamos que vaya evaporando el agua de vegetación.

En el momento en que el sofrito esté bien trabado, incorporamos las almejas bien lavadas, sacudir la sartén y tapamos hasta que se abran.

 Una vez tiernas las judías, escurrimos el agua de cocción y las dejamos en la misma cazuela. Añadimos las hebras de azafrán ligeramente machacadas, cubrir con el caldo de pescado y ponemos de nuevo al fuego.

Cuando comience a hervir, incorporar el sofrito y cocemos todo junto cinco minutos más. Rectificamos de sal y dejamos reposar fuera del fuego antes de servir.

Ensalada de garbanzos, espinacas y aceitunas

Laura Vichera | 19 de julio de 2016 a las 8:13

  • 250 grs de garbanzos lechosos
  • 2 manojos de espinacas
  • ralladura y zumo de limón
  • un puñado de aceitunas moradas
  • 3 dientes de ajo
  • un buen manojo de culantro fresco
  • unas ramitas de perejil
  • una hoja de laurel
  • una pizca de pimentón picante
  • una pizca de comino molido
  • unos granos de pimienta
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Enjuagamos los garbanzos y los ponemos a cocer con unos granos de pimienta y la hoja de laurel. Cubrimos con agua templada, agregar sal y un chorrito de aceite de oliva y cocemos en olla rápida. Una vez hechos, los volcamos en un escurridor y se dejan enfriar del todo.

Luego, limpiar las espinacas, retirar los tallos más duros y se pican muy menudas. Las enjuagamos y se pasan a una sartén, con un chorrito de aceite de oliva, los dientes de ajo y un buen puñado de hojas de culantro y perejil, todo muy picado.

Después de unos minutos a fuego suave, cuando se haya evaporado el jugo, incorporar el pimentón y el comino. Añadir también la ralladura de piel de limón y tres cucharadas de zumo.

Por último, incorporar los garbanzos, mezclar bien y  dejamos al fuego hasta que reduzca todo el agua de las verduras. Añadir sal y pimienta y volcar en una fuente.

Cuando la ensalada se haya enfriado, incorporar las aceitunas, con hueso o no, según nos guste más y añadir una pizca más de aceite justo antes de sacar a la mesa.

Crema de garbanzos y zanahorias

Laura Vichera | 9 de noviembre de 2015 a las 8:13

  • 350 grs de garbanzos, previamente remojados
  • 2 zanahorias hermosas
  • 100 grs de panceta ahumada, en una sola loncha (si es ibérica, mejor)
  • un puerro
  • unas ramitas de apio
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de verduras
  • unas cucharadas de nata ligera
  • unas hebras de azafrán
  • una hoja de laurel
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En una olla ponemos la parte verde del puerro, las dos zanahorias raspadas y cortadas en trozos grandes, los garbanzos remojados y escurridos, las ramitas de apio, limpias de hebras y un chorrito de aceite de oliva. Agregar también la hoja de laurel, una pizca de sal y pimienta y cubrir con agua templada. Cocer hasta que estén tiernos.

Mientras, en una sartén, preparamos un sofrito con el puerro picado en tiras muy finas, a fuego suave. Cuando esté blandito, incorporar los ajos laminados y las hebras de azafrán. Rehogar todo junto hasta que los ajos comiencen a tomar color y volcamos en un cuenco.

Luego, retirar la corteza a la panceta, cortamos en tiras y luego en daditos. En la misma sartén, sin nada de aceite, salteamos hasta que queden tostados y crujientes. Se escurren y los dejamos sobre papel absorbente.

Cuando los garbanzos estén tiernos, retirar parte del agua de cocción y retirar también la hoja de laurel. Agregar un par de vasos de caldo de verduras. La cantidad de caldo dependerá de cómo queremos la crema, más líquida o más espesa.

A continuación, añadimos también el sofrito de puerro y las cucharadas de nata. Triturar hasta obtener una crema fina que luego pasamos por el chino. Servir bien caliente, adornar con algunas hebras de azafrán y acompañar con los daditos de panceta.

Fabes con berberechos

Laura Vichera | 20 de mayo de 2015 a las 8:13

  • 300 grs de fabes
  • un kilo de berberechos
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates maduros
  • 1/2 pimiento rojo
  • un pimiento verde
  • un puerro pequeño
  • caldo de pescado
  • un vaso de vino blanco seco
  • una guindilla
  • una hoja de laurel
  • unas ramitas de tomillo fresco
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

La víspera, ponemos las fabes en remojo. Se enjuagan y escurren bien y las pasamos a una cazuela con la parte verde del puerro, entera y sin pelar, uno de los tomates enteros y un diente de ajo, también pelado y entero.

A continuación, agregar unos granos de pimienta y la hoja de laurel. Cubrir con agua fría y cortar un par de veces el hervor. Dejamos cocer una hora y media aproximadamente, a fuego muy suave.

Mientras cuecen las fabes, en un cuenco con agua fría dejamos los berberechos con un puñado de sal para que suelten la tierra. Luego, se ponen en una sartén con el vaso de vino blanco y esperamos que se abran.

En otra cazuela, calentamos un chorrito de aceite de oliva y vamos preparando el sofrito de verduras. Rehogar la parte blanca del puerro, la cebolleta y los pimientos muy picados.

Cuando estén blanditas, incorporar el otro tomate rallado y el diente de ajo. Triturar el sofrito y añadir el tomillo desmenuzado y la guindilla.

Una vez tiernas las fabes, se escurren y reservamos parte del agua de cocción. Se incorporan a la cazuela, añadir también los berberechos y el jugo de cocción colado. Agregar el caldo de pescado, sacudir la cazuela y cocer, a fuego suave, todo junto diez minutos más. Dejamos reposar antes de servir.