Archivos para el tag ‘manzana’

Falafel de lentejas

Laura Vichera | 27 de enero de 2017 a las 8:13

  • 180 grs de lentejas pequeñitas, tipo Verdina
  • una manzana pequeña y dulce, tipo Royal Gala
  • una chalota
  • un diente de ajo pequeño
  • pan rallado
  • media cucharadita de pimentón picante
  • una pizca de comino molido
  • unas hojas de culantro
  • unas hojas de hierbabuena
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez enjuagadas, cocer las lentejas en agua hirviendo con un pellizco de sal durante veinte minutos. Las volcamos en un escurridor y dejamos que se enfríen mientras preparamos el resto de ingredientes.

Luego, pelamos la chalota y el diente de ajo y los picamos muy menudos. Picamos del mismo modo las hojas de culantro y hierbabuena. Pelar la manzana, retirar el corazón y la rallamos.

En un cuenco volcamos las lentejas y las machacamos con un tenedor. Agregamos la manzana rallada, el comino y el pimentón y continuar mezclando hasta que tengamos una pasta.

A continuación, incorporamos el picadillo de chalota y hierbas, añadimos una pizca de sal y pimienta negra molida. Seguir mezclando con el tenedor hasta que tengamos una pasta amalgamada. Si quedara demasiado suelta, añadimos un poquito de pan rallado. Tapar con film y dejamos en el frigorífico durante media hora.

En el momento de preparar el plato, formamos bolitas del tamaño de una nuez y las vamos friendo por tandas en abundante aceite bien caliente hasta dorar.

Servir enseguida y acompañar con una salsa de yogur batido con comino y algo más de culantro y hierbabuena picada.

Lasaña alsaciana de jamón

Laura Vichera | 15 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 16 láminas de pasta para lasaña precocida
  •  2 manzanas pequeñas y dulces, tipo Royal Gala o Pink Lady
  • 8 lonchas grandes y finas de jamón de York extra
  • 2 cebolletas
  • 250 grs de queso cremoso para untar
  • 2 cucharadas de semillas de amapola
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 3 vasos de leche
  • queso tierno rallado
  • nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En una sartén, a fuego muy suave, rehogar las cebolletas muy picadas, moviendo para que se ablanden sin dorarse. Cuando estén bien pochaditas, las pasamos a un cuenco y reservamos.

A continuación, en la misma sartén o en un cazo, fundimos las dos cucharadas de mantequilla. Incorporar la harina y la tostamos bien, moviendo con unas varillas.

Poco a poco, vamos agregando la leche, sin dejar de mover, añadir la nuez moscada, sal y pimienta molida y cocer diez minutos más a fuego medio, hasta que vaya espesando.

Fuera del fuego, incorporar una pizca de queso rallado, rectificar de sal y pimienta y dejamos templar. Pelar las manzanas, retirar el corazón y se cortan en rodajas finas. Precalentamos el horno a 170 grados.

Sobre una fuente engrasada con algo más de mantequilla ponemos una primera capa de planchas de pasta y encima unas cucharadas de queso cremoso. Cubrimos con unas rodajas de manzana, unas cucharadas de cebolla caramelizada y unas semillas de amapola.

Por encima colocamos el jamón y así vamos repitiendo hasta acabar con todos los ingredientes. Napar con la bechamel y espolvorear con el resto de queso rallado. Hornear durante cuarenta minutos y gratinar diez minutos más. Servir recién hecha.

Ensalada de lentejas, manzana y ahumados

Laura Vichera | 9 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de lentejas verdes o pardinas
  • 8 lonchas de pescado ahumado: salmón, trucha, bacalao…
  • 2 manzanas de piel roja tipo Red Delicious, Pacific Rose o Royal Gala
  • una cebolla
  • una chalota
  • unas ramitas de apio
  • un diente de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • unas hojas de perejil fresco
  • una hoja de laurel
  • una cucharada de mostaza
  • una cucharadita de vinagre de manzana
  • una cucharada de zumo de manzana
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Media hora antes de cocinarlas, ponemos las lentejas a remojar en un cuenco con agua templada. Las enjuagamos y se pasan a una cazuela con el diente de ajo machacado, la cebolla, unas ramitas de tomillo y la hoja de laurel. Agregar un hilo de aceite de oliva y cocer hasta que estén “al dente”.

En un cuenco preparamos el aderezo con el que aliñaremos la ensalada: mezclar la cucharada de mostaza con el jugo de manzana, el vinagre, sal y pimienta negra molida. Agregar aceite de oliva y emulsionar. Tapamos con film y dejamos reposar a temperatura ambiente.

Una vez cocidas, volcar las lentejas en un escurridor, retirar la cebolla, el tomillo, el diente de ajo y la hoja de laurel y dejamos templar. Cuando se enfríen del todo, las mezclamos con el apio y la chalota muy picados.

Sin pelar, lavamos las manzanas, retirar el corazón y se cortan en daditos que incorporamos también a la ensalada. Aderezar con el aliño, añadir unas hojas de perejil picado y el pescado cortado en tiras. Rectificamos de sal, mezclar bien y dejamos reposar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Risotto tres quesos y manzana

Laura Vichera | 23 de julio de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de arroz de grano redondo
  • una manzana grande, tipo Royal Gala, Pink Lady o Ambrosía
  • 50 grs de queso Parmesano rallado
  • 50 grs de queso tierno de cabra
  • 50 grs de queso Gruyère o Emmental
  • unos tallos de apio con sus hojas
  • 3 chalotas
  • caldo de verduras
  • un vaso de vermú blanco seco
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra recién molida
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Para empezar, limpiar las chalotas y las picamos menudas. Retirar las hebras de los tallos de apio y se pican del mismo modo.  En la cazuela donde vayamos a preparar el risotto, calentar una de las cucharadas de mantequilla con un chorrito de aceite de oliva y rehogar las verduras a fuego muy suave, moviendo hasta que se ablanden.

A continuación, incorporamos el arroz y damos unas vueltas hasta que el grano quede transparente. Incorporar las hebras de azafrán y mojar con el vermú. Sacudir la cazuela y dejamos evaporar el alcohol.

Mientras, poner el caldo a calentar en otro cazo. Cortar los quesos en daditos y reservamos. Pelar la manzana, retirar el corazón y la picamos en daditos que incorporamos a la cazuela.

Cucharón a cucharón, vamos incorporando el caldo, para que el grano lo vaya absorbiendo y continuamos moviendo y añadiendo más caldo hasta que el grano esté “al dente”.

Justo antes de apartar, agregar los taquitos de queso y la otra cucharada de mantequilla. Mezclar bien, añadir algo más de pimienta negra por encima y el queso Parmesano rallado. Mover nuevamente para que quede bien cremoso y sacar enseguida a la mesa.

 

 

Trenza de manzana y arándanos

Laura Vichera | 5 de junio de 2016 a las 8:13

  • una lámina grande de hojaldre
  • 300 mls de leche condensada
  • 4 manzanas tipo Royal Gala o Pink Lady
  • una tacita de arándanos secos
  • zumo de medio limón
  • una cucharadita de canela en polvo
  • un huevo
  • un par de cucharadas de azúcar granulada

En primer lugar, preparamos el relleno, así damos tiempo a que repose una vez hecho. Pelar las manzanas, retirar el corazón y se cortan en daditos. Las pasamos a un cuenco y mezclamos con los arándanos y el zumo de limón.

En una sartén, volcamos las manzanas y los arándanos con la canela y la leche condensada. Arrimar a fuego suave y cocinar durante diez minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando.

Pasado este tiempo, apartar del fuego y dejamos enfriar. Luego, volcar nuevamente en el cuenco y dejamos en el frigorífico durante, al menos, una hora.

A continuación, sacar el hojaldre del frigorífico, lo extendemos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, formando un rectángulo grande. Precalentar el horno a 180 grados.

En el centro del hojaldre, a lo largo, volcamos el relleno, dejando los dos laterales libres. Luego, cortar estos dos laterales de pasta, haciendo tiras de unos seis centímetros a cada lado.

Una a una, vamos cruzando las tiras de piel, de un lado a otro, formando una trenza, sin apretar para no aplastar el relleno.

Por último, pintar con el huevo batido y repartir por encima el azúcar granulado. Hornear durante cuarenta minutos, vigilando para que no se dore en exceso.

Fuera del horno, dejamos enfriar sobre una rejilla y servir templada, acompañada de helado de vainilla o unas cucharadas de nata semimontada sin azúcar.

Gambas marinadas con salsa de yogur

Laura Vichera | 12 de marzo de 2016 a las 8:13

  • un kilo de gambones
  • medio pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • una lima
  • una nuez de jengibre fresco
  • una pizca de garam massala (mezcla de especias indias)
  • una pizca de pimentón
  • una pizca de cúrcuma
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA LA SALSA

  •  2 yogures naturales cremosos, tipo griego
  • ½ pepino
  • ½ manzana verde, tipo Granny Smith
  • algo más de garam massala
  • unas hojas de culantro fresco

Para empezar, limpiar las gambas dejándoles la cabeza. Retirar la vena dorsal, enjuagamos bien y dejamos en un escurridor. Luego, las secamos con papel de cocina y se pasan a una fuente donde podamos colocarlas sin que se amontonen.

A continuación, pelar y picar los dientes de ajo muy menudos. Limpiar el pimiento, retirar los filamentos interiores y lo picamos del mismo modo, en daditos muy pequeños. Incorporar el jengibre pelado y rallado, las especias, la mitad del zumo y ralladura de la lima. Agregar un hilo de aceite de oliva, mezclar y volcar sobre las gambas. Tapar con film y dejamos en el frigorífico durante media hora.

Mientras, preparar la salsa. Rallar la manzana y añadir el resto de zumo de lima. Picar el pepino en daditos pequeños, lo dejamos en un colador y espolvorear con sal. Dejamos que suelte el agua.

En un cuenco mezclamos los yogures con la manzana, el culantro muy picado, el garam massala y los daditos de pepino. Dejamos en el frigorífico.

En el último momento, ensartar las gambas en unas brochetas y las asamos un par de minutos por cada lado. Se sirven enseguida y acompañamos con la salsa y una ensalada o arroz Basmati.

Pastel de pollo y frutos secos

Laura Vichera | 8 de enero de 2015 a las 8:13

  • 5 contramuslos de pollo deshuesados
  • un puñado de nueces peladas
  • un puñado de piñones tostados
  • 4 orejones de albaricoques
  • una manzana pequeña, tipo Ambrosia o Royal Gala
  • miga de pan del día anterior
  • 4 huevos
  • un vasito de nata ligera
  • una copita de Jerez Amontillado
  • zumo y ralladura de naranja
  • una pizca de nuez moscada
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y aceite de oliva
  • pan rallado para el molde

Una vez limpios de piel y de grasa, cortar los contramuslos de pollo en trozos medianos. Se enjuagan, los secamos con papel absorbente y se pasan a un cuenco. Agregar una pizca de sal y pimienta negra, nuez moscada, unos granos de pimienta rosa y ralladura de piel de naranja.

Luego, agregar el zumo de media naranja y la copita de Jerez. Mezclar bien, tapar con film y dejar unas horas en el frigorífico.

En un cuenco, batimos los huevos con la nata y agregar también la miga de pan, los orejones de albaricoque cortados en tiras y añadimos igualmente, la manzana pelada y cortada en daditos.

A continuación, saltear los trozos de pollo bien escurridos. Rehogar hasta que estén bien doraditos y, cuando se enfríe, desmenuzar y mezclamos con lo que tenemos en el cuenco. Añadimos también las nueces troceadas y los piñones.

Sobre un molde que habremos engrasado con algo de aceite y espolvoreado con pan rallado, volcamos la mezcla y sacudir para que no queden huecos.

Por último, hornear al baño María durante una hora y cuarto aproximadamente a 180 grados. Comprobar que está cuajado y cuando se enfríe, dejar reposar en el frigorífico durante, al menos, veinticuatro horas. Acompañar con una ensalada.

 

Croquetas de pollo y manzana

Laura Vichera | 27 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • 200 grs de restos de pollo asado
  • 2 manzanas Royal Gala
  • 2 chalotas
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • unas cucharadas de harina
  • un vaso de leche
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • un puñado de kikos  (maíz tostado)
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

En el mortero, machacar los kikos y los mezclamos en un cuenco con el pan rallado.  Pelar las manzanas, retirar el corazón y las cortamos en daditos. Limpiar el pollo de restos de piel y cartílagos y lo picamos del mismo modo.

En una sartén grande, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar las chalotas picadas muy finas. Pochar a fuego suave y vamos moviendo.

Cuando el sofrito esté a punto, incorporar los daditos de pollo y manzana y rehogamos todo junto unos minutos. Dejamos que tome color y volcar en un cuenco.

Luego, en la misma sartén, fundir la mantequilla y espolvorear la harina. Tostamos bien para que luego no sepa a crudo. Vamos agregando poco a poco la leche, sin dejar de mover con varillas hasta que se nos vaya formando una bechamel, no demasiado espesa.

A continuación, incorporar el pollo y el sofrito de chalotas y manzana. Aderezar con nuez moscada, sal y pimienta, mezclar bien y, pasados unos minutos, volcar en una fuente y dejamos enfriar.

Cuando la masa esté completamente fría, vamos haciendo unas croquetas redondas, no demasiado grandes y las pasamos por huevo batido y luego por la mezcla de pan rallado y kikos. Se fríen por tandas, se escurren bien y acompañamos con una ensalada.

Etiquetas: , , ,

Albóndigas en salsa de puerros

Laura Vichera | 18 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • 600 grs de carne de ternera picada
  • una manzana pequeña, tipo Royal Gala
  • una cebolleta
  • un huevo
  • miga de pan mojada en leche
  • una cucharadita de pan rallado
  • unos pistachos pelados
  • sal y pimienta negra molida

PARA LA SALSA

  • 2 puerros, la parte blanca
  • una lata pequeña de leche de coco
  • una cucharada de curry, en polvo o en pasta
  • unas semillas de comino
  • sal y unos granos de pimienta rosa

En un cuenco desmenuzamos la carne y le añadimos la cebolleta y la manzana rallada. Incorporar los pistachos troceados, el huevo batido y la miga de pan muy poco escurrida. Agregar una pizca de sal y pimienta y si la masa estuviera demasiado blanda, espolvorear algo de pan rallado. Mezclar bien y dejamos en el frigorífico una media hora.

Para la salsa, calentamos un chorrito de aceite de oliva en una cazuela grande y rehogamos los puerros picados muy finos. Cuando estén blanditos, añadir la leche de coco, el curry, las semillas de comino y unos granos de pimienta rosa. Mezclar bien, bajar el fuego al mínimo y estofar durante veinte minutos.

Luego, formar las albóndigas y las pasamos por pan rallado. Se fríen en una sartén aparte, con un chorrito de aceite de oliva y, cuando estén doradas, se sacan a escurrir sobre papel absorbente.

Una vez hecha la salsa, vamos metiendo las albóndigas dentro y sacudir para bañarlas bien. Tapar y cocer a fuego muy suave quince minutos más. Acompañar con arroz Basmati.

Pechuga rellena en salsa de verduras

Laura Vichera | 25 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de pechuga de pollo de corral, sin trocear
  • un puerro
  • 3 zanahorias
  • una manzana pequeña, tipo Golden o Royal Gala
  • 3 cebolletas
  • 8 dientes de ajo
  • caldo de verduras
  • un vaso de Jerez Oloroso
  • salvia, romero y tomillo frescos
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Una vez deshuesada y sin piel, limpiar la pechuga de grasa y la atamos con hilo de cocina. Frotamos con uno de los dientes de ajo, sal y pimienta. Se coloca en una fuente, con las verduras atadas en un ramillete y añadir un hilo de aceite de oliva.

También añadimos los otros dientes de ajo machacados y sin pelar y mojar con el Oloroso. Agregar también un hilo de aceite de oliva, tapar con film y dejamos en el frigorífico durante unas horas.

Luego, calentar algo más de aceite en una cazuela grande, enharinar la pechuga y la freímos a fuego vivo, dándole la vuelta con cuidado de no pincharla, hasta que quede bien dorada por todos lados. Se saca y se reserva en una fuente honda.

A continuación, en el aceite que nos ha quedado añadimos la cucharada de mantequilla y, cuando funda, rehogar las verduras y la manzana, muy picadas, a fuego suave, sin dejar de mover para que se ablanden sin dorarse.

Pasados unos minutos, volcar las verduras alrededor de la carne y mojar con un par de vasos de caldo. Tapar con papel de aluminio y hornear a 170 grados durante una hora aproximadamente.

Una vez hecha la carne, la sacamos y, cuando se enfríe, cortamos en rodajas finas. Triturar la salsa y napar la carne cortada en lonchas finas. Acompañar con pasta hervida.