Archivos para el tag ‘masa quebrada’

Empanada de calabaza y anchoas

Laura Vichera | 17 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 2 láminas de masa quebrada
  • 300 grs de calabaza Butternut
  • ralladura de piel de naranja
  • una bola de queso Mozzarella fresco
  • 8 anchoas en conserva
  • un vaso de leche evaporada
  • 2 yemas
  • 2 cucharadas de nata ligera
  • 3 cucharadas de harina
  • una cucharada de mantequilla
  • una pizca de clavo, pimienta negra y nuez moscada molidas
  • un huevo y una cucharada de leche para pintar
  • algo de mantequilla para el molde

 

Sobre un molde desmontable, previamente engrasado, estiramos una de las láminas de masa procurando que los bordes sobresalgan. Presionar las paredes y pinchar el fondo. Dejamos en el frigorífico.

Una vez limpia la calabaza, la cortamos en daditos que asamos en el horno a 170 grados durante veinte minutos. Pasado este tiempo, machacamos ligeramente. Dejar en un escurridor para que suelte todo el agua posible.

Mientras, en una sartén, fundimos la mantequilla y espolvorear la harina. Tostamos bien y añadir poco a poco la leche, la ralladura de piel de naranja, la pimienta, la nuez moscada y el clavo. Vamos moviendo, a fuego suave y en momento en que comience a espesar, apartamos.

Fuera del fuego, dejamos templar e incorporar las yemas y la nata. Cuando todo esté bien trabado, agregar las anchoas bien escurridas y picadas, la Mozzarella en daditos y la calabaza. Precalentar el horno a 180 grados.

Sobre el molde repartimos el relleno, procurando que quede bien extendido. Cubrir con la otra lámina de masa quebrada y la recortamos para que quede más pequeña.

Por último, pegar los bordes de la masa inferior sobre ella y los pegamos con el huevo batido con la cucharada de leche. Pinchar la superficie y pintamos. Hornear durante cuarenta minutos, aproximadamente. Servir templada.

Empanada de carne, calabaza y apio

Laura Vichera | 5 de noviembre de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de harina
  • 100 grs de mantequilla fría
  • 60 grs de agua fría
  • unas semillas de sésamo

PARA EL RELLENO

  • 300 grs de ternera en filetes finos o, mejor aún, restos de carne asada
  • 400 grs de calabaza limpia
  • unas ramitas de apio tiernas
  • 2 huevos
  • unas ramitas de tomillo
  • unas ramitas de perejil
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Con antelación, preparamos la masa. Tamizar la harina en un cuenco y añadimos la pizca de sal y también las semillas de sésamo. Incorporar la mantequilla cortada en daditos y, poco a poco, vamos incorporando el agua.

Cuando tengamos los ingredientes bien trabados, formar una bola y dejamos en el frigorífico durante media hora.

Para el relleno, picamos la cebolleta y el apio en tiras finas y la calabaza en daditos. Si lo que vamos a utilizar son filetes de ternera, los limpiamos de grasa y se pican muy menudos, a cuchillo. Si es un resto de carne asada, la desmenuzamos.

En una sartén con un chorrito de aceite de oliva rehogamos las verduras a fuego suave. Cuando estén blanditas, incorporar la carne, el tomillo desmenuzado, sal y pimienta. Volcar en un cuenco y dejamos enfriar. Precalentar el horno a 180 grados.

Sobre un molde desmontable estiramos la mitad de la masa, procurando que sobresalga. A la mezcla de carne y verduras añadimos un huevo batido y rellenamos la base de la empanada, procurando que quede bien extendida.

Por último, estirar el resto de la masa y “tapamos”. Pegar los bordes de las dos masas y pintar con el otro huevo batido. Pinchar la superficie y hornear durante cuarenta minutos. Servir templada y acompañar con una ensalada.

Empanada de pollo con espinacas

Laura Vichera | 15 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 2 láminas de masa quebrada
  • 400 grs de pechuga de pollo de corral
  • 2 manojos de espinacas
  • queso tierno rallado
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • un huevo
  • medio vasito de leche evaporada
  • unas ramitas de perejil y culantro
  • ralladura y zumo de limón
  • una pizca de pimentón picante
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharadita de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Una vez limpias, picar las espinacas, las enjuagamos y se dejan escurrir. En una sartén, calentar un chorrito de aceite de oliva  con la mantequilla y, cuando funda, rehogamos la cebolleta muy picada. Pochar a fuego suave.

Pasados unos minutos, cuando esté blandita, incorporar las espinacas, una pizca de sal y perejil picado y rehogar todo junto hasta que reduzca el jugo. Agregar el pimentón y volcamos en un cuenco. Cuando se enfríe, añadir el queso rallado, mezclar y reservamos.

En la misma sartén, rehogamos los dientes de ajo muy picados con cuidado de que no se quemen. Incorporar la pechuga limpia y troceada, una pizca de sal y pimienta.

Luego, agregar unas hojas de culantro y perejil picado y también el pimentón. Añadimos la ralladura y zumo de limón, mover y dejar al fuego cinco minutos más. Volcar en el cuenco y mezclar con las espinacas y con la leche evaporada. Precalentar el horno a 180 grados.

Por último, forrar un molde con una de las láminas de masa, procurando que sobresalgan los bordes. Rellenar con la mezcla de pollo y espinacas y tapar con la otra hoja de masa quebrada. Cerramos, pegando los bordes y pintar con el huevo batido. Pinchar la superficie y hornear durante cuarenta minutos. Servir templada.

Empanada de pollo y espinacas

Laura Vichera | 15 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 2 láminas de masa quebrada
  • 400 grs de pechuga de pollo de corral
  • 2 manojos de espinacas
  • queso tierno rallado
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • un huevo
  • medio vasito de leche evaporada
  • unas ramitas de perejil y culantro
  • ralladura y zumo de limón
  • una pizca de pimentón picante
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharadita de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Una vez limpias, picar las espinacas, las enjuagamos y se dejan escurrir. En una sartén, calentar un chorrito de aceite de oliva  con la mantequilla y, cuando funda, rehogamos la cebolleta muy picada. Pochar a fuego suave.

Pasados unos minutos, cuando esté blandita, incorporar las espinacas, una pizca de sal y perejil picado y rehogar todo junto hasta que reduzca el jugo. Agregar el pimentón y volcamos en un cuenco. Cuando se enfríe, añadir el queso rallado, mezclar y reservamos.

En la misma sartén, rehogamos los dientes de ajo muy picados con cuidado de que no se quemen. Incorporar la pechuga limpia y troceada, una pizca de sal y pimienta.

Luego, agregar unas hojas de culantro y perejil picado y también el pimentón. Añadimos la ralladura y zumo de limón, mover y dejar al fuego cinco minutos más. Volcar en el cuenco y mezclar con las espinacas y con la leche evaporada. Precalentar el horno a 180 grados.

Por último, forrar un molde con una de las láminas de masa, procurando que sobresalgan los bordes. Rellenar con la mezcla de pollo y espinacas y tapar con la otra hoja de masa quebrada. Cerramos, pegando los bordes y pintar con el huevo batido. Pinchar la superficie y hornear durante cuarenta minutos. Servir templada.

Tarta de chocolate 100%

Laura Vichera | 26 de junio de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de harina
  • 60 grs de azúcar
  • una yema de huevo
  • 100 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • ralladura de piel de naranja
  • una pizca de sal
  • algo más de mantequilla y harina para el molde

PARA EL RELLENO

  • 200 grs de chocolate negro para fundir, 70% de cacao
  • 200 mls de nata ligera
  • 80 mls de leche
  • un huevo

 

Como esta masa debe reposar, la preparamos con cierta antelación. Tamizar la harina en un cuenco, hacemos un hueco en el centro y agregamos la mantequilla prácticamente fundida. Añadir también la ralladura de piel de naranja, la pizca de sal, la yema y el azúcar.

Vamos mezclando todos los ingredientes con los dedos hasta que queden bien trabados. Amasar luego hasta que la masa se despegue de las paredes del cuenco, formar una bola y envolver en film transparente. Dejamos reposar en el frigorífico durante media hora.

En otro cuenco, al baño maría, fundimos el chocolate. Aparte, en un cazo, calentamos la leche con la nata y dejamos templar un poquito. Poco a poco, las vamos incorporando al chocolate fundido, moviendo con varillas. Agregar el huevo batido y mezclar enérgicamente.

Luego, enharinar la mesa de trabajo y estirar la masa. La aplanamos con un rodillo hasta dejarla finita, de un grosor aproximado de medio centímetro. Engrasar un molde desmontable con algo más de mantequilla y espolvorear con una pizca de harina. Precalentar el horno a 180 grados.

Con cuidado de no romperla, colocamos la masa sobre el molde, presionando bien sobre las paredes. Pinchar el fondo y eliminar la masa sobrante por los bordes. Rellenar con la mezcla de chocolate y hornear unos cuarenta minutos, hasta que el relleno cuaje y la masa quede doradita.

Tarta de nueces al ron

Laura Vichera | 10 de abril de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de harina de repostería
  • 150 grs de mantequilla fría
  • un par de cucharadas de agua templada
  • una cucharadita de azúcar moreno
  • una pizca de sal

PARA EL RELLENO

  • 160 grs de nueces peladas
  • 2 huevos hermosos
  • 25 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 4 cucharadas de jarabe de arce
  • una cucharada sopera de ron pálido
  • una cucharadita de azúcar vainillada
  • 2 cucharadas soperas de harina de repostería
  • ½ cucharadita de canela molida
  • una pizca de nuez moscada
  • una pizca de sal

 

En primer lugar, preparamos la base de la tarta. Mezclamos la harina con el azúcar y la pizca de sal en un cuenco grande. Seguidamente, incorporamos la mantequilla cortada en trocitos pequeños y la trabajamos con la punta de los dedos, de modo que se nos vaya formando una masa arenosa.

Poco a poco, vamos incorporando el agua templada, mezclando hasta que vayamos teniendo una pasta lisa y sin grumos. Formar una bola, envolver con film transparente y dejamos en el frigorífico media hora como mínimo.

Mientras, picar las nueces en trozos grandes. En otro cuenco batimos los huevos con el jarabe de arce, el ron y la mantequilla fundida. Agregar la harina, el azúcar vainillada, la pizca de sal, nuez moscada y canela. Precalentamos el horno a 190 grados.

Sobre la encimera, estiramos la masa y forramos un molde desmontable, previamente engrasado y ligeramente enharinado. Presionar bien sobre el fondo y las paredes y repartimos las nueces por encima.

Por último, cubrimos con la crema y horneamos durante cuarenta minutos aproximadamente. Dejamos enfriar completamente antes de desmoldar.

Tarta de verduras con nueces

Laura Vichera | 17 de octubre de 2015 a las 8:13

  • una lámina de masa quebrada
  • 2 calabacines pequeños
  • 2 chirivías
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 huevos
  • una tarrina de queso para untar (natural, con queso azul o a las finas hierbas)
  • un vasito de nata ligera
  • unas semillas de sésamo negro
  • sal y pimienta negra molida

En primer lugar, forramos un molde desmontable con papel sulfurizado y colocar la lámina de masa encima. Presionar las paredes y pinchar el fondo. Dejamos en el frigorífico hasta el momento de hornear.

Luego, lavar los calabacines, los despuntamos y sin pelar, les sacamos tiras finas a lo largo, con ayuda de un pelador o, mejor aún, una mandolina. Raspar y despuntar las chirivías y las zanahorias y hacemos lo mismo.

A continuación, en un cuenco, batimos los dos huevos con la nata y la crema de queso con una pizca de sal y pimienta negra. Trabajar con la batidora hasta obtener una crema fina y sin grumos. Añadimos las nueces desmenuzadas y mezclar. Precalentamos el horno a 180 grados.

Para montar la tarta, ponemos dos o tres tiras de la misma verdura, una encima de otra y enrollamos. Se van colocando los cilindros sobre la base de pasta quebrada y los abrimos un poquito por arriba para formar una flor.

Vamos colocando los rollitos de verdura combinando los colores, muy juntos, para que no se abran. Con ayuda de una cuchara, repartimos la mezcla de queso y huevo dentro y alrededor de todas las “flores” y espolvorear las semillas de sésamo.

Por último, hornear unos cuarenta minutos y doramos ligeramente la superficie. Servir templada y acompañar con una ensalada de tomates y canónigos.

 

Tartaletas de nuez y vainilla

Laura Vichera | 23 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • una lámina grande de masa quebrada (o dos pequeñas)
  • 250 grs de nueces peladas
  • 3 huevos grandes
  • 120 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 mls de jarabe de caña de azúcar
  • 75 grs de azúcar moreno
  • esencia de vainilla, líquida o en polvo
  • algo más de mantequilla para los moldes

 

Antes de empezar, precalentamos el horno a 200 grados. Necesitaremos cuatro o seis moldes individuales o bien, un molde grande, si son desmontables, mejor. Los forramos con papel sulfurizado y los engrasamos ligeramente con mantequilla.

Luego, cubrirlos con la masa quebrada, presionamos sobre las paredes y pinchamos el fondo. Recortar la masa sobrante por los bordes y cubrir con más papel. Repartir algo de peso por encima y horneamos durante diez minutos, con cuidado de que no se quemen.

Mientras, mezclar la mitad de las nueces, sin trocear, con la mitad del jarabe de caña. Triturar la otra mitad de las nueces hasta dejarlas casi molidas.

En un cuenco, batimos la mantequilla con el azúcar moreno. Cuando tengamos una mezcla cremosa y bien trabada, incorporamos los huevos uno a uno, sin dejar de mover para que se integren bien.

A continuación, añadir la esencia de vainilla, el resto de jarabe de caña y las nueces molidas. Mezclar todo bien.

Pasados los diez minutos de horneado, sacar las tartaletas y dejamos templar. Sobre el fondo de pasta repartimos la crema que tenemos preparada.

Por encima, repartimos las nueces enteras bien escurridas y horneamos durante veinte o veinticinco minutos, hasta que la crema cuaje. Dejamos templar y pasamos luego al frigorífico.

Empanada de ternera con pimientos rojos

Laura Vichera | 30 de junio de 2014 a las 8:13

  • 2 láminas de masa quebrada
  • 300 grs de ternera en filetes finos
  • 100 grs de panceta ahumada, en una sola loncha
  • 4 pimientos rojos para asar
  • 2 cebolletas
  • 2 huevos duros
  • una pizca de orégano
  • una cucharada de mantequilla
  • una cucharada de leche y una yema para pintar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Un rato antes, forrar un molde desmontable con una de las láminas de masa, presionar y dejamos en el frigorífico. Lavar, secar los pimientos y los pintamos con aceite de oliva. Hornear a 200 grados hasta que la piel quede tostada. 

Cuando estén hechos, se sacan y los dejamos enfriar tapados con papel de aluminio. Una vez templados, se pelan, los cortamos en tiras y y colamos el jugo de cocción.

Con el mazo aplanar los filetes hasta dejarlos muy finos. Se pican luego a cuchillo y reservamos. En una sartén, sin nada de aceite, rehogamos la panceta picada muy menuda, hasta dorar ligeramente. Sacamos y se deja escurrir sobre papel absorbente.

En la misma sartén, calentamos la cucharada de mantequilla y sofreímos las cebolletas muy picadas. Cuando comiencen a tomar color, incorporamos la ternera y el jugo de los pimientos. Subir el fuego y saltear un par de minutos. Volcar en un cuenco y mezclar con la panceta y el orégano. Precalentamos el horno a 180 grados.

Sobre la base de masa repartimos el relleno y colocamos por encima las tiras de pimiento y los huevos cortados en rodajas. Tapamos con la otra lámina de pasta. Humedecer los bordes con un poquito de agua y cerramos. Pinchamos para que salga el vapor al cocer.

Por último, pintar con la yema de huevo batida con la cucharada de leche. Horneamos durante una hora aproximadamente. Acompañar con una ensalada.

Quiche de sardinas y tomate

Laura Vichera | 28 de junio de 2014 a las 8:13

  • una lámina de masa quebrada
  • 3 huevos grandes
  • una taza de leche
  • 2 latas de sardinas con tomate
  • 4 orejones de tomate seco
  • queso Gruyère o Emmental rallado
  • una cucharada de harina de maíz
  • unas semillas de hinojo
  • una pizca de pimentón picante
  • una pizca de nuez moscada
  • sal

 

Sobre el fondo de un molde desmontable estiramos la lámina de masa. Presionar sobre las paredes y pinchar el fondo. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

En un cuenco con agua templada dejamos los orejones de tomate en remojo para que se ablanden. Un ratito después, los escurrimos, se secan bien y los cortamos en tiras. Precalentar el horno a 180 grados.

Con cuidado, retirar la espina de las sardinas y se desmenuzan en trozos grandes. En un cuenco batimos los huevos con la taza de leche y añadimos una pizca de pimentón, sal y las semillas de hinojo.

También añadimos la cucharada de harina de maíz y unas cucharadas de queso rallado. Agregar la salsa de las sardinas y mezclar bien todos los ingredientes.

Sobre el fondo de masa vamos repartiendo las migas de sardina. Napamos con la crema que tenemos preparada y sacudir el molde para que todo quede bien trabado.

Por último, hornear durante cuarenta minutos hasta que quede bien cuajada y tome color. Servir templada o fría y acompañar con una ensalada de canónigos.

SUGERENCIA.-  Podemos sustituir las sardinas con tomate por atún con tomate o mezclar atún y anchoas.